Polonia. El campo de juego de Dios.

Polonia está de moda. En estos días se está celebrando la feria de Essen, el centro mundial de los juegos de mesa, las editoriales presentan sus novedades y los aficionados se lanzan ávidos sobre ellas. Lo de todos los años, Reiner Knizia presenta su colección de juegos de mesa para lego, Friedemann Friese su última vuelta de tuerca del Funkenschlag el Fabrikmanager, la editorial Cosmos su última ampliación para sus juegos estrellas Carcassonne y Dominion. Muchas novedades, muchas promociones y muchas y muy guapas azafatas que deslumbran al aficionado. Y sin embargo lo que me llama la atención es Polonia, el país centroeuropeo, el país de Wojtila, Madam Curie y Chopin.

Efectivamente Martin Wallace, uno de los creadores de juegos más importante del momento si no el que más, ha hecho del libro de Norman Davis -un historiador británico que puede ser a Polonia lo que Raymond Carr y Paul Preston a España- “Background´s God. History of Poland” el leiv motiv de su último juego, concretamente de su primer volumen  que cubre aproximadamente del año 1000 hasta el tercer reparto de Polonia en 1795.

De la particularmente azarosa historia de Polonia, da cuenta este curioso video que algún polaco ha hecho. Resulta chocante ver como se han movido las fronteras de Polonia en los últimos 1000 años.

Pero lo que realmente más me ha sorprendido es la presencia de editoriales polacas presentando sus productos. Hasta cinco he contado yo, y aunque puede parecer que son pocas, España, que yo sepa, tan solo cuenta con las “heroicas” novedades de la recién creada editorial Nestor Games, con una linea  basado en los  conocidos como “juegos abstractos”, y austeros, añadiría yo. Muy lejos del despliegue de tema, colorido y diseño que han hecho de varios juegos polacos de lo más interesante al aficionado medio a los juegos de mesa.

Y si me reconozco como sorprendido es por una cosa, Polonia hace tan sólo 20 años que dejo atrás la etapa de país satélite de la Unión Soviética. Los juegos de mesa, tal y como los conocemos aquí, eran prácticamente desconocidos y la gente que jugaba en su ocio se decantaba más por los tradicionales juegos de cartas.  Sin ir más lejos no sería hasta 1988 que Hasbro consiguiera publicar su versión soviética del monopoly (Pepsi Cola logró introducirse en el mercado soviético en 1972), aunque es cierto que existían versiones “comunistas” del mismo.

Primer Monopoly en la URSS, 1988

Primer Monopoly en la URSS, 1988

En definitiva Polonia tras la caída del muro aparece como otro país del bloque comunista dispuesto a ser colonizado por los hábitos culturales de occidente con la grave desventaja de encontrarse en una fase de tremendo ajuste, que pauperrimizaron los niveles de vida, alejándolos de la posibilidad de adquirir esas practicas culturales con las que quizás habían soñado.

Es cierto que todo es una suposición mia, pero me imagino que los polacos llegaron a los juegos de mesa de la mano de los juegos de rol, varios de sus juegos están inspirados en los “universos” de algunos juegos de rol polacos, como el Stronghold y el Neurosima, y supongo que el rol llegó a mitad de los noventa acogidos con entusiamo por los jovenes polacos, el rol puede ser muy barato, y que no tardarían en adaptar los sistemas extranjeros al rico mundo de la fantasía medieval polaca. Después llegarían los “juegos alemanes”, los “eurogames” y ya parece que ha sido la consigna “vamos a hacer el juego que nos gustaría jugar” y vamos a hacerlo bien, y vamos a llamar la atención del mundo (de los juegos de mesa).

Así 20 años después de la aparición de la República de Polonia parece que las cosas han empezado a cambiar. Sin ser ni mucho menos un país rico Polonia demuestra ser un país creador, al menos en los juegos de mesa, aunque supongo que lo serán también en otros campos, no me cabe en la cabeza que sean unos excéntricos que solo dediquen tiempo a crear juegos de mesa. Pujanza creo que se le llama, todo lo contrario que ocurre en este país. A pesar de estar en la era de la red, parece como si los Pirineos hayan dejado una huella difícil de superar.

Las editoriales en Essen

Portal Games De la mano de esta editora nos llega Stronghold un juego que simula el asedio a una gran fortaleza y Neuroshima Hex Duel.

Quizá no me equivoque si digo si que Stronghold está entre los tres juegos que más expectación han levantado. Una hábil campaña de la editorial informando con dosis pequeñas y regularidad quizás hayan sido las responsables. Como el propio tema del juego. Está ubicado en el mundo de “Monastyr” un juego de rol de Portal Games.

Wolf Fang P.H. Otro juego polaco inspirado en una particular fantasia medieval es 7. Desconozco los detalles del juego, más allá de que es cooperativo, que estupendas señoritas lucen palmito y que curiosidad, el de la página web de Wolf Fang P.H. es el juego español Mecanisburgo del líder de Aviador Dro, Servando Carballar.

Egmont Polska Una editorial enfocada a literatura y comics juveniles e infantiles se decide a dar el salto a los juegos de mesa con su Mali Powstancy: Warszawa 1944 (Pequeños Insurgentes: Varsovia 1944). Para mi es muy significativo el hecho de que una editorial que cuenta en sus productos a Asterix y la factoría Disney amplié el catalogo con juegos de mesa autóctonos. Pequeños Insurgentes es un juego que sirve para recordar la insurreción de Varsovia contra los nazis y la desidia interesada soviética a través de los correos que llevaban los niños entre los insurrectos. No sé que tal estará, pero el tema me parece precioso para un juego.

Kuznia gier. Una compañia veterana que presenta Kingpin, con semejante nombre solo podía ser un juego de mafia, y efectivamente lo es, aunque no aperece el famoso gordo de los comics marvel, pero si una estetica derivada de los comics de Daredevil. Un juego que enfrenta a las mafias italiana, rusa y japonesa por el control de una ciudad. Una edición internacional, inglés, alemán y polaco; una cuidadosa presentación que se puede ver aquí, y que confirma la vocación internacional de sus juegos.

Gry Leonardo Presenta su segundo juego, otro wargame, Orzel i Gwiazda ( “El aguila y la estrella”), pero no al uso, como tampoco lo fue su primer intento Anibal Barca. A “El aguila y la estrella” ya lo presentamos en este mismo blog, y espero hablar de él con mayor profundidad en un futuro. Pero me alegra saber que los polacos se fijan en su historia para hacer sus wargames, y que un juego como España 1936 de Antonio Catalán, o al menos eso parece, les haya gustado y posiblemente influido a la hora de hacer “El águila y la estrella”.Para uno que se hace por aquí resulta que se convierte en referencia.

Sesión de playtesting El aguila y la estrella. Observese la caja de España 1936

Sesión de playtesting "El aguila y la estrella". Observese la caja de España 1936

Y con esto termino este rápido repaso al mundo de los juegos de mesa en Polonia. Para mi una realidad que desconocía y que, por muchos motivos, me gustaría conocer mejor. Entre otra cosas como han llegado hasta este momento, aparentemente tan dulce.

dobranoc!

6 pensamientos en “Polonia. El campo de juego de Dios.

  1. Mismamente, la fantasía polaca (espada y brujería) está teniendo amplia e importante repercusión en el panorama internacional: The Witcher de Sapkowski. Incluso el imaginativo experimento conocido como De Profundis y editado aquí por Edge es de autor polaco. En el terreno de los videojuegos, también se demuestran ampliamente la validez de nuevos planteamientos en torno a antiguas repúblicas soviéticas como Ucrania (Stalker) y otras (el estudio Haenimont en Bulgaria, del que buena parte de los juegos de estrategia más vendidos en España salen).
    Algo se cuece en el Este, y por lo menos, está hecho con ilusión,primando la originalidad y su particular modo de ver las cosas, algo que en Occidente parece que estamos olvidando ante la comodidad del corta-pega del ámbito anglosajón.
    Saludos!

    • La literatura fantástica (medieval o científica) ha sido siempre tratada con gran consideración en el este de Europa. Aunque yo creo que han ido incorporando ciertos cliches occidentales siguen manteniendo cierto estilo propio. Con todo esta entrada es un poco hagiográfica y me he abstenido de hablar de algún negro nubarrón que cubre Polonia.
      No tenía ni idea de lo de Devir, gracias por la información y el comentario

  2. No se como tomarme este comentario…

    “Pero me alegra saber que los polacos se fijan en su historia para hacer sus wargames, y que un juego como España 1936 de Antonio Catalán, o al menos eso parece, les haya gustado y posiblemente influido a la hora de hacer “El águila y la estrella”.Para uno que se hace por aquí resulta que se convierte en referencia.”

    Si ha bien o mal ;), Por lo consideras una buena o mala iniciativa …. :)
    Un saludo
    ACV – Antonio Catalán

    • No es malo, y como me imagino que no estas en tu mejor momento en lo que a los juegos de mesa se refiere, tomatelo como un halago. Si decía que para uno que hay, lo decía por la relación cantidad/influencia. Has llegado, por lo menos, a EEUU (también lo hemos visto en la sede de Blizzard, la compañia de World of Warcraft) y a Polonia. Y eso no lo puede decir mucha gente.

  3. Bonjour, Nos félicitations sur votre grand travail et j’ai eu beaucoup d’interret sur “La marcha de hielo” ou mon père était.
    Tout autant l’histoire de la Pologne , mère patrie de nos ancêtres maternel. Merci de nous avoir aidé à rentrer dans l’histoire.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s