Foro de las Industrias Culturales. Barcelona 2010

Aleksey Zhavsky. La historía del arte narrativo (1920)

Artículo 16 de la Declaración Universal de la Unesco. Garantizar la protección del derecho de autor y los derechos con él relacionados, con miras a fomentar el desarrollo de la creatividad contemporánea y una remuneración justa de la labor creativa, defendiendo al mismo tiempo el derecho público de acceso a la cultura, de conformidad con el Artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Artículo 27 de los Derchos Humanos:

  • 1. Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.
  • 2. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora.

En estos momentos se está celebrando en Barcelona, el “Foro de las Industrias Culturales”, organizado por el Ministerio de Cultura y La Comisión Europea. Diversas personalidades del mundo de la divulgación, opinión, cultura y de la política se dan cita el 29 y 30 de mayo en Llotja de Mar en un foro que sirve como entrante a la reunión del 31 de marzo en Barcelona de los ministros de Cultura de los paises que conforman la Unión Europea. A esa reunión se la denomina “encuentro informal”  de ministros (yo pasaba por allí…) por lo que es de prever que no se tome ninguna medida inmediata, pero si que se den pasos para el futuro más inmediato.

Miremoslo por el lado bueno. Siempre habrá alternativas para el ocio y la cultura

Ayer habría el Foro como anfitriona  Sinde, la ministra del ramo en España, y lo hacía en un discurso, bastante vacío por cierto, donde hablaba vagamente de nuevos modelos, de la importancia de la cultura como pilar de la unión europea (sic) y sobre todo presentaba la nueva ley española sobre los contenidos digitales y su distribución como un logro de la legislación española a la hora de garantizar “que no se desperdicie el esfuerzo y el talento”.

Aquí el vídeo de la presentación del foro, por supuesto “pirata”, y la pena que da ver hablando a una burócrata y no a una entusiasta de la cultura.

Los derechos de autor, y la propiedad intelectual sobre los contenidos, ese va a ser el caballo de batalla de este foro. Desconozco los puntos de vista de los asistentes. Pero si la posición de nuestro gobierno y siguen golpeándose, y de que manera, con la misma piedra. Han reducido la cultura ha la gestión de derechos de autor. Un modelo de gestión que sirvió a una realidad histórica que me parece ya difunta.

Es cierto que tanto en la defensa como en el ataque a los derechos de autores normalmente se encuentran intereses creados y no se analiza como debiera la cuestión. Tal y como lo veo yo, no se trata de eliminar los derechos de autor, si no de universalizarlos, de hacer a cualquier productor en la modalidad que fuese y del bien que fuera acreedor a los mismos, pero bueno esa es otra historia.

Ya hablamos en su momento y en este mismo blog de los muy etéreos criterios que tiene el ministerio a la hora de calificar a algo como cultura, poníamos como grandes ejemplos; primero, como en su encuesta de hábitos culturales consideraba un habito cultural leer el Marca pero el Marca mismo no era un producto cultural, y segundo, el muy curioso método para calificar a  una industria como cultural o no, básicamente la Comisión de Cultura del parlamento da el o.k. a una proposición hecha por el lobby de turno. El año pasado la industria del vídeo-juego consiguió el reconocimiento como industria cultural por el parlamento, lo que implica que desde el productor, el editor, el distribuidor y el tendero gozaran de beneficios fiscales y crediticios que otras industrias no tienen. Todo ello por el carácter singular que merece a ojos de todo la Cultura. Por cierto me puse en contacto con los diputados, de todos los partidos, que componen la Comisión de Cultura pidiéndoles la consideración de Industria Cultural para los juegos de mesa. Como ciudadano, como consumidor que agradecería en su bolsillo que el IVA bajara del 16% al 4 %. Pero la comisión no atiende a ciudadanos, debe ser un lobby el que presente  un informe mascado donde ellos digan sí o no. Ellos no van a resolver las inquietudes de un ciudadano, ni mucho menos bajar a la calle para saber cuales son.

Así hoy vemos como la moda de Alta Costura, un lujo al alcance de muy pocos, goza de reconocimiento cultural, cosa que no pasa, por ejemplo, con los juegos de mesa.

Estos niños juegan, pero pierden el tiempo, no es cultura, mejor que jueguen con el PC.

Pero me he desviado del tema, lo que yo quería decir a Sinde, o recordarla mejor dicho, es que como ministra de Cultura, lo que debiera primar en su labor es el acceso universal a la Cultura. Y le voy a poner un ejemplo. De una industria cultural tan prestigiosa como es la del libro.

La historia de las industrias culturales es reciente, antes del siglo XVIII a penas si encontramos algunos testimonios de la misma en Inglaterra y Francia. Básicamente el libro era un producto caro lujosamente editado y destinado a las clases que sabían leer y con unos temas muy definidos.

Pero esto cambió, la necesidad de ampliar el mercado llevó a los editores a crear las asociaciones de lectores y bibliotecas de préstamo donde los lectores alquilaban los libros. esta medida amplio el mercado, nuevas clases burguesas y alfabetizadas accedían a los libros, y a cambio de una guinea podían leer. Y con los nuevos lectores llegaron nuevos temas.

La revolución industrial propició el abaratamiento del papel, con lo que los libros fueron más baratos todavía. Y con ello se rebajó el coste de producción. Pero los autores, y eso que los derechos de autor ya estaban vigentes en países como Inglaterra, seguían siendo unos muertos de hambre. Lo que hacía que generalmente los autores fueran personas con otra fuente de ingresos principal, como los aristócratas.

Lectura a "viva voz". Uno pagaba, muchos leían. Eran otros tiempos.

Pero todo el modelo cambió, las nuevas corrientes democráticas propiciaron la alfabetización general y la aparición de las bibliotecas públicas, los libros se prestaban ahora gratis. Junto a ello, los editores de mentalidad más moderna crearon el “libro barato” o “libro de bolsillo” De repente un mercado enorme de consumidores de cultura apareció. Y los autores empezaron a prosperar. Más bien aquellos que sabían conectar con el gusto del público. Muchos se llevaron las manos a la cabeza, pero el público no compra productos caros ni aburridos.

Hoy en día la biblioteca es un espacio central de cada ciudad y por así decirlo uno de los estandartes de la vinculación entre estado y cultura. Todos y cada uno de los municipios tienen (o

El estado asegura cultura gratuíta para todos.

desean tener) un centro cultural equipado con las ultimas tecnologías donde distribuir gratuitamente la cultura a sus vecinos.

Pero la revolución de Internet ha creado un nuevo espacio, el estado debiera crear su propio centro difusor de cultura gratuito, siempre teniendo presente la idea de alfabetización y acceso a la cultura. A cualquier forma de cultura. Me parece bien que regule el comercio cultural en la red, pero que Sinde no olvide que estos otros son los principios básicos de su Ministerio.

Si quiere definir a ese espacio virtual como “Biblioteca Pública virtual” que lo haga, pero que haga algo en ese sentido. Por ejemplo yo echo de menos en la página web del Ministerio un listado con todas la imágenes, películas, textos. partituras, etc que están liberados en la red de derechos de autor. Uno debe buscar mucho tiempo para averiguar si tal cartel está sujeto  o no a derechos de autor. No digo que sea fácil, pero desde luego medios tiene para hacerlo.

Con todo esto lo que quiero recordar a Sinde es que la Cultura es una cuestión material, que como tal evoluciona, en todas su formas, desde la creación, la elaboración y el consumo de la misma, y que puede ser regulado en parte, que la ideología en la Cultura solo sirve para la forma que tome la misma, y nunca debe esconder sus actuaciones en términos pretendidamente ideológicos. En definitiva Sinde se empeña en agitar los derechos del autor y su defensa como estandarte de su campaña y de sus decisiones, pero mientras no acompañe a sus discursos de otras lineas de actuación yo continuare pensando lo que la mayoria, que Sinde no hace sino dar cobertura a intereses ajenos al del ciudadano.

Quemados por el sol 2ª parte. Deisis y Fortaleza.

Me entero gracias a las estadísticas de este blog que está a punto de estrenarse  Quemados por el sol 2ª parte. 16 años después de Quemados por el sol, su director, y protagonista principal, Nikita Mijalkov vuelve a contar las desventuras del coronel Sergei Kotov, viejo bolchevique y héroe de la guerra civil rusa. Y lo hará en forma de dilogía: Quemados por el sol. Deisis y Quemados por el sol. Fortaleza. Deisis se estrenara el próximo 22 de abril y Fortaleza el 4 de noviembre del 2010.

Al final de Quemados por el sol asistíamos al descorazonador secuestro de Kotov por los agentes de la NKVD. Kotov era uno más de los miles de oficiales condenados por Stalin en la gran purga de 1937. En la película Kotov era presentado como un oficial carismatíco, adorado por su tropa y un excelente padre de familia. Una familia, por cierto, compuesta por lo que en aquellos tiempos y en la URSS, pasaría por “burgueses y artistas decadentes”  y sería quemada por el sol de la revolución.

Ahora, cuatro años después según la cronología de la serie, veremos a Kotov durante la Segunda Guerra Mundial (la Gran Guerra Patriotica 1941-1945) y los primeros años de la posguerra. Superviviente del gulag stalinista, Kotov ingresará en los batallones  penales del ejército rojo, en cierto modo similares a los que nos cuenta Robert Aldrich en Doce del patíbulo.

Una puntualización, estos batallones penales lo formaban oficiales condenados por delitos comunes y no por delitos “contra el estado”,  salvo la excepcional e petición personal del Comisario del Pueblo de Asuntos Internos Lavrenti Beria.  Supongo que Mijalkov se ha tomado una pequeña licencia, quizá inspirado en la biografía del Mariscal Konstantín Rokosovski. Los batallones de castigo podían servir para rehabilitarse (y  siempre que sobrevivieran a las extraordinarias tasas de mortandad que sufrían quienes se integraban en ellos,  en la vanguardia de las operaciones más mortíferas),  que o bien resultaran heridos de gravedad o mostraran un excepcional valor en combate. Desconozco si en la futura película Kotov llegara a conseguir el perdón del estado Stalinista.

Pocos detalles  puedo ofrecer de la película, que se mantiene casi en su totalidad el elenco de actores de la primera parte,  incluso Mitia, el traidor, que parece que sobrevivió a su intento de suicido, y que es una superproducción como las que habitúa a realizar Mijalkov; es la película más cara de la historia de Rusia, ha costado más de 55 millones de dolares, y un rodaje que ha durado más de 2 años, en Alemania y Rusia y en el que colaboró el Ministerio de Defensa de Rusia.

En youtube se pude ver ya algún trailer

Lo cierto es que, y más allá del despliegue de medios, se despierta el escepticismo.Me parece que Mijalkov se gusta a si mismo demasiado y que va a protagonizar en demasía una película supuestamente “coral”. Y que vamos a volver a ver Guerra y Paz esta vez ambientada en la Segunda Guerra Mundial.  Viendo la escena del ametrallamiento de prisioneros soviéticos por sus carceleros de la NKVD, tan academica y supuestamente realista,  me acuerdo de las palabras de Zizek, “no se puede representar  la barbarie desde la prosa, es una labor que corresponde a la poesía”.

Desconozcó los detalles de la fecha de estreno en España y que títulos le daran a ambas partes. En inglés se ha optado por llamarlas “Exodus” y “Fortress”. Aunque lo más correcto sería llamar a la primera parte Deisis, un elemento de la iconografia sagrada de la religión ortodoxa rusa que representa al Cristo Todopoderoso y al Juez rodeado de santos que elevan una plegaria intercediendo por el género humano (deisis, traducido del griego, significa ‘oración’, ‘ruego’).

Deisis; Santa María y San Juan Bautista interceden ante Cristo por la humanidad entera

Por cierto estos días se ha dado la noticia de la intención que el alcalde de Moscú, Luzhkov, tenía de colgar carteles de Stalin durante la celebración del 9 de mayo, el día de la victoria, en las calles moscovitas. “No soy un admirador de Stalin, pero soy un admirador de la historia objetiva”, declaraba Luzhkov, quien finalmente ha cedido a la presiones y no va a a colgar los afiches  de Stalin.  Retratos oficiales que no se ven en Moscú desde la desestanilización de mediados los años 50 del pasado siglo . Por lo tanto no es de extrañar que el próximo estreno de Quemados por el sol. Deisis haya levantado ampollas en ciertos sectores nacionalistas de la sociedad rusa, que ven en Stalin uno de sus mayores héroes. La memoria histórica, ellí como aquí, ayer como hoy, sigue siendo algo que suscita polémicas encendidas.

Balcanización. Bandas de Latón

Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra

Podeís respirar tranquilos no pienso hablar de la otra acepción, quizá la  más usual del termino, la que habla de “geopolítica” o de la fragmentación de un territorio en otros más pequeños. Balcanización así es como se conoce el fenómeno de la difusión e internacionalización de la música de los gitanos de los Balcanes. Música trepidante, que dispara la adrenalina y muy, muy divertida, con unas muy particulares señas de identidad que ya han hecho de ella una “marca” tan firme como puede serlo el folk celta, el jazz, el blues o el flamenco.

Cuenta una leyenda india que el pueblo gitano fue condenado a errar al quedarse dormido en el reparto de los territorios, pero que a cambio recibió de un Dios dones tan especiales como son la música y el arte. Y viajaron por desde la India hasta Europa y asentaron por todas partes, desde Inglaterra a España y por supuesto los Balcanes. Allí, junto al Adriático, vieron como crecían y caían los imperios; el romano, el bizantino, el otomano, el austro-húngaro.

Y fue de los otomanos de quienes tomaron una mayor influencia musical. Enrolados junto a los jenizaros en los ejércitos otomanos, aprendieron a usar los instrumentos de viento. Pero pronto vieron que las trompetas y tubas servían para algo más que marcar el ritmo de las marchas militares y anunciar el final de la batalla. Así se produjo la fusión de los ritmos de guerra jenizaros y la tradición melódica, más compleja, de los gitanos de los Balcanes. Los gitanos , grandes virtuosos y desconocedores de las notas, inventaron las “fanfarrias” y dieron un colorido sin igual a la música de bautizos, bodas, funerales y cosechas.

Banda militar Jenizara. Posiblemente el mejor invento otómano

Y paso el tiempo, y la música “balcánica” continuó, pero en el siglo XX empezó a declinar. En 1961 Tito, como siempre muy preocupado en lo que al folclore de su tierra se refiere, reaccionó a la denuncia que un funcionario del partido hizo del impacto que estaba sufriendo la cultura tradicional yugoslava con la inmigración masiva del campo a la ciudad, y organizó en la aldea de Guca el primer festival de música “étnica” con premio a la mejor orquesta y al mejor trompetista.

Guca, República de las trompetas. Promo del festival.

El festival de Guca todavía hoy existe, cuenta con un enorme prestigio y en los últimas años lo abre Dragan Jovanovic, el único sobreviviente de la primera edición del festival. Y cuenta una leyenda de reciente creación, que Bill Clinton, presidente de los EEUU y saxofonista aficionado, que ordenó detener los bombardeos sobre Serbia durante la guerra de los Balcanes para que Bovan Markovich pudiera tocar con tranquilidad.

Fanfare Ciocarlia, Foto: myspace.com / fanfareciocarlia

Pero no adelantemos los acontecimientos, la popularidad de la música balcánica llegaría primero de la mano de grupos de emigrantes, sobre todo en Francia, con el grupo Bratsch y los festivales de música etnica que proliferaron por toda Europa en los años 60 del siglo XX.

Sin embargo, y cuando este tipo de música ya empezaba a ser olvidados por los más jóvenes, el impulso definitivo llegó con el tandem Emir Kusturica y Goran Bregovic. Las películas de Kusturica, “El tiempo de los gitanos”, “Underground”con las partituras de Bregovic, en su mayoría instrumentalizaciones de canciones populares yugoslavas, rumanas y bulgaras, consiguieron llegar, y entusiasmar, a un público ávido de nuevas sensaciones, como diría el filosofo esloveno Slavoj Zizek , Occidente tenía de la guerra de los Balcanes y Yugoslavia -”una visión intemporal, un incomprensible torbellino de pasiones míticas, a diferencia de la vida decadente y anémica de Occidente.” y que tan bien supo vender Kusturica, añadiría yo

Paradojicamente los nuevos tiempos que llegaron han puesto en peligro a la música de los balcanes. Siguen llegando doctorandos de todas partes del mundo a estudiar su música, y cualquier sello discografico de prestigio cuenta en su catalogo con algún título de esta. Pero los más viejos ya están cansado de tocar, y los más jovenes marcharon a la ciudad o al extranjero en busca de alguna oportunidad. Todavía hay, como no, excelentes músicos en los banquetes de comunión, en las bodas y en los funerales, pero los campesinos ya no pueden pagar a los treinta miembros, o más, que componían las fanfarrias.

Bandas y tubos de latón y cobre. Músicos de oro.

Pero la música no ha terminado, pese a las dificultades de la región original son numerosos los grupos que han recogido el testigo, eso si adaptado al siglo XXI. Ahora se adaptan más a formaciones clásicas de el rock, cuatro o cinco miembros, a veces alguno más, incluso la figuras como las del DJ se atreven con esta música. Y no es raro encontrar que ahora se canta en inglés, tanto los grupos de los Balcanes como los formados por emigrantes en el extranjero. O en las lenguas nativas de grupos, en principio más o menos ajenos a la tradición cultural balcánica, que se han formado en diferentes paises del mundo.

Así hoy la “escena” musical de la balcanización se puede encontrar en Alemania, Francia, Bélgica, los EEUU -con el punk balcánico de Gogol Bordello, una banda formada por emigrantes del este europeo-, Holanda, Suiza, y, sobre todo, Rusia, con “Opa Novy God”, “Bubamara Brass”y Ucrania con “Top Orquesta”, “Raskardash”, Bugaz” y por supuesto Serbia con figuras como “Shazalakazoo”, “Fanfare Ciorcela”. No pretendo ser exhaustivo, ni mucho menos, con esta lista solo señalar como han proliferado los grupos de música balcánica. Y si alguien tiene curiosidad o quiere escuchar un poco más de esta música que sepa un poco por donde empezar.

Y nada mejor que terminar con un video de mis preferidos la banda “Opa novy god -Опа новый год”

-“

Las porquerías de Cabo Cañaveral

En una escena de la película de Billy Wilder “El apartamento” la casera de Woody (_Jack Lemmon) reprocha el mal tiempo reinante a “las porquerías que hacen en Cabo Cañaveral”. Una más de las genialidades del guión del tandem I.A.L. Diamond y Billy Wilder. Con tan sólo una frase nos transmiten de manera convincente el carácter tradicional, gruñón y escéptico de la buena mujer. Cabo Cañaveral en aquellos años -“El apartamento” está ambientada en el años de su realización, 1960- estaba muy de moda. La Unión Soviética y los EEUU estaban embarcados en la carrera espacial que terminaría 9 años más tarde con el hombre en la luna. Los americanos realizaron entre 1955 y 1961 23 lanzamientos (7 de la misión “Jupíter” y 16 de la misión “redstone”), que acapararon las portadas de los periódicos y de los noticieros televisivos. No es de extrañar, por tanto, que la casera de Woody mostrara su preocupación por el mal clima reinante atribuyendeselo a la megalomania humana.

La verdad es que es a mi se antoja genial, una sola frase y consigue dos cosas, hacer un perfil de un personaje y arrancar una sonrisa del espectador. Y todas la películas del tandem son así, maravillas que debemos preservar en la memoria.

Pero a lo que iba, hoy, y a diferencia de entonces, Cabo Cañaveral apenas si dice nada, hoy en día se le llama “Centro Espacial Kennedy” y antes fue “Cabo Kennedy” (1963-1973) en honor al presidente asesinado y gran impulsor del programa espacial americano. Quizá me equivoque, pero es posible que el chiste pase desapercibido a espectadores desprevenidos. En mi caso no ocurrió y creo que fue gracias a las novelillas de detectives juveniles que leí hace muchísimos años. Me parece recordar que en la serie “Los tres investigadores” aparecía en más de una ocasión”Cabo Cañaveral” o “Cabo Kennedy” y, siempre, una “Ene del Te” -cogí gusto a aquello de N. del T.- se explicaba que Cabo Cañaveral era como se conocía antes a Cabo Kennedy.

Supongo que pasara con casi todas las actividades, un montón de películas, con infinidad de libros, de cuadros. Un pequeño cambio, y, ¡zas! de repente se nos hurta algo que no se había tenido en cuenta.  ¿Cuantos detalles nos pasaran desapercibidos como el de Cabo Cañaveral?.

Supongo que es inevitable, pero siempre nos quedaran los historiadores… y los blogs… y Willy Wilder.

Khatyn 67 años después. Memoria y revisionismo

una aldea cercana a Dnipropetovsk quemada por la policia ucraniana.

Hoy 22 de marzo se cumplen 67 años de la masacre de Khatyn (o Jatyn). No ha sido poco lo que he leído todos estos días sobre esta aldea bielorrusa, y en demasiadas ocasiones me he encontrado con una historia sesgada, manipulada, incluso negacionista puesta al servicio de otros intereses que van más allá del recuerdo u la honra de las victimas. (Nota: Aún sabiendo que hago mal, que lo correcto es transcribir la aldea como Jatyn y no como Khatyn, respeto la transcripción anglosajona que tantos quebraderos ha dado en este caso y mantendré la forma  Khatyn a lo largo de la entrada).

¿Qué pasó en Khatyn el 22 de marzo de 1943?

Quizá lo primero sea conocer la versión que dieron los responsables de la matanza:

El Jefe de Distrito de las SS y de la policía de la región Borisov:

Por la presente  se informa:  El 22.03.43 entre Pleschanitsy y  Logoisk fueron destruidas las lineas de teléfono. Para proteger los equipos de reparación y la posibilidad de retirar los escombros en la carretera a las 9.30 horas se enviaron 2 pelotones del 118 º Batallón de la Policía bajo el mando de la policía secreta de Hans Woellke.

A aproximadamente 600 metros de la aldea de Big Bay se reunieron a los  madereros. Cuando se les preguntó si habían visto a los bandidos, respondieron de forma negativa. Cuando un destacamento recorrió otros 300 metros, se vieron bajo el fuego de una ametralladora pesada y de varias armas pequeñas. En la batalla cayó Hans Woellke y tres policías de Ucrania, otros dos policías resultaron heridos. Después de un breve pero feroz enfrentamiento el enemigo se retiró en dirección este (Khatyn), sufriendo muertos y heridos.

Después de esto, el comandante del pelotón detuvo el combate, porque  las propias fuerzas de combate no eran suficientes. En el camino de vuelta  los madereros fueron detenidos, porque se sospecha que están ayudando al enemigo. Varios de los trabajadores detenidos trataron de huir. Así, nuestro fuego mató a 23 personas. Los prisioneros restantes fueron llevados para ser interrogados al cuartel en Pleschinitsy. Pero debido a que su culpabilidad no se pudo probar  fueron liberados.

Para el enfrentamiento contra el enemigo se envió una gran fuerza, incluidas las unidades del batallón de SS Dirlewanger. El enemigo, por su parte fue a la aldea de Khatyn, conocida por su amistad con los bandidos. El pueblo fue rodeado y atacado por todos lados. El enemigo puso una resistencia tenaz y mantuvo el fuego desde todas las casas, así que tuvimos que utilizar las armas pesadas – cañones antitanque y morteros.

Durante los combates, junto con 34 bandidos murieron muchos residentes de la aldea. Algunos de ellos perecieron en las llamas.

12.04.43

Erich Körner, Mayor de la policía de seguridad.

En realidad lo que ocurrió fue que los alemanes irrumpieron en Khatyn, donde no estaban los partisanos y sus habitantes no sabían nada de lo ocurrido, les juntaron a todos en el granero y le prendieron fuego. 149 personas perdieron la vida, entre ellos 75 niños, algunos de ellos de pocas semanas de vida. Una historia similar a las de más 600 aldeas bielorrusas que corrieron su misma suerte.

Khatyn empezó a cobrar protagonismo a mediados de los años 60 del siglo XX. La política de Breznev de acabar con el nacionalismo ruso en la Unión Soviética propició que honores reservados a Rusia aparecieran en las repúblicas “hermanas” pero manteniendo el sufrimiento y la gran victoria contra el fascismo como hito de la identidad soviética . (Kiev fue reconocida como como ciudad héroe en 1961, Moscú, Leningrado y Stalingrado lo fueron en 1945;  Minsk debió esperar hasta 1973).

El partido comunista de Bielorrusia decidió hacer un gran memorial para honrar la memoria de los más de dos millones de bielorrusos muertos durante la Gran Guerra patriótica (uno de cada cuatro, aunque últimas investigaciones lo elevan a uno de cada tres), las 628 aldeas destruidas con todos su habitantes, los más de 4600 asentamientos destruidos con parte de sus habitantes, la represión y el genocidio sufrido durante los 3 años que duro la ocupación de Bielorrusia.

El complejo de Khatyn fue inaugurado el 5 de junio de 1969. Pero en occidente no empezó a ser conocido hasta que el presidente de los EEUU Richard Nixon lo visitara en julio de 1973. A partir de aquí comenzó el revisionismo.

Hans Willkie, el oficial asesinado en la cercanias de Khatym (Fotograma de Olimpia)

Revisionismo y negacionismo

La visita de Nixon a Khatyn, en el contexto de la distensión propiciada por Breznev, llevó a que algunos “expertos” occidentales vieran cosas que no sucedieron. Equivocadamente pensaron que Khatyn era Katyn, el lugar donde Stalin ordenó a la NKVD asesinar a más de 10.000 oficiales polacos prisioneros de guerra. Y también pensaron que la URSS de esta manera reconocía el gran crimen levantando un memorial en contra de las victimas de la guerra en un lugar tan especial. Nada de eso o era cierto, la Unión Soviética seguía negando su responsabilidad en la matanza de Katyn (solo lo haría en 1990), y Khatyn no era más que una coincidencia.

Rápidamente el revisionismo se puso a trabajar sobre el asunto, y los negacionistas aseguran desde entonces que Khatyn nunca existió, que fue una invención del régimen soviético para distraer  la atención de Katyn y de la masacre de los oficiales polacos. Esto es lo que afirma el revisionista y negacionista “Institute for Historical Review” los mismos que niegan la existencia del holocausto judío o la responsabilidad de Hitler en el genocidio judío. Lo que más pena da es que el padre de la teoría de la inextencia o negacionismo de Khatyn es Louis Fitzgibbon. este hombre fue desde 1971 hasta 1977  Secretario del Fondo Memorial de Katyn. También se desempeñó como presidente de la Comisión de Katyn Memorial en Londres, que organizó la erección de un obelisco dedicado a las víctimas polacas de que él y su esposa  habían diseñado.  Fitzfgibbon es autor del libro “Los 10.000 perdidos” que sirvió para que occidente supiera de Katyn y que no cayera en el olvido el crimen contra los oficiales polacos. Gracias al esfuerzo de Fitzgibbon los polacos obtuvieron su primer memorial, en Londres, pero su odio a los soviéticos le llevó a una postura muy parecida a la que combatía.

El memorial de Katyn en Londres y del que Fitzgibbon fue máximo responsable.

La teoría de la inexistencia de Khatyn es tan endeble e inconsistente como todas las teoría negacionistas. En este caso se basa en prejuicios solo comprensible por anglosajones. Efectivamente Khatyn no existía en los mapas anteriores a los años 70, (el del año 1956) pero es que fue una aldea destruida y no reconstruida. Y sobre todo es bochornoso basarse en la similitud fonética, Khatyn y Katyn se pronuncia en inglés de ila misma manera si el que lo lee no sabe como se transcribe del ruso (en ambos casos leerá Katyn), en castellano la diferencia está más clara (Jatyn y Katyn), en ruso Хатынь y Катынь. Pero es que de todas maneras, es una solemne tontería, es como decir que ha ocurrido algo en Palencia para desviar la atención sobre Valencia ¿qué clase de cortina de humo es esa?

Yo tengo mi propia teoría de por que Khatyn. De todas las aldeas que fueron destruidas y sus habitantes asesinados, no fue la más grande de todas pero es la que mejor comunicada está. A poco más de 40 kilometros de Minsk, muy cerca de la autopista que une Minsk con Vitebsk, todo ello hacía de Khatyn la candidata ideal para albergar el memorial.

Khatyn en la red viaria de Bielorrusia

Lo cierto es que hoy en día el negacionismo de Khatyn, al menos en circulos academicos, ha pasado a la historia. Sin embargo el revisionismo continua. Hace un par de años Belsat, la emisora pagada por el Departamento de Estado Norteamericano emitía via satélite un documental “La verdad sobre Khatyn” donde se señalaba como responsables últimos de la tragedia de Khatym a los partisanos, ya que estos sabían como se las gastaban los nazis con las poblaciones de los alrededores cuando algun ss moría en una acción partisana. Incluso se apunta a que el hecho de que el muerto fuera Hans Woelkke, medalla de oro en Berlín 1936 y estrella fugaz del film “Olimpia” de Leny Riefenstahl, y un favorito de Hitler, como un factor determinante en la respuesta de  la venganza fascista.  No me lo invento, de verdad que se dice eso, incluso historiadores se hacen eco de esta teoría sobre la responsabilidad última de los partisanos.

Durante el congreso de “memoria histórica en Ucrania” (donde también encontramos al Departamento de Estado norteamericano) de noviembre del 2009 y dentro del contexto de las pasadas elecciones de la duma ucraniana se ponía como ejemplo de manipulación de la memoria a Bielorrusia. No debían elegir 1944, el año que se expulso a los nazis, si no 1991, el año que se disolvió la Unión Soviética como fiesta y memoria nacional. En ese congreso Alexandra Goujon, historiadora francesa, acusaba de antisemita a Bielorrusia por equiparar el sufrimiento bielorruso al judío, de minimizar la colaboración entre nativos y las SS y se hace eco del disparate de la última responsabilidad moral de los partisanos en la matanza de Khatyn (el texto se puede descargar aquí).

SS alemanes y policías ucranianos

Supongo que lo correcto en la memoria es lo que hizo  Victor Yusenko, el presidente saliente de Ucrania, que concedió la medalla de honor a Stepan Bandera, líder ultranacionalista del URA, y de donde se nutrieron precisamente la mayor parte de colaboracionistas ucranianos, incluidos los que participaron en las atrocidades en Bielorrusia. O la memoria del Vaticano, que reclamó y consiguió la libertad de la división SS “Galitzia”, compuesta por ucranianos occidentales, prisionera y desarmada al final de la guerra  por ser “fieles católicos y buenos anticomunistas” pese a que el tribunal de Nurenmberg había declarado a cualquier SS criminal de guerra . O la memoria de Francia, muchos de los criminales ucranianos de los batallones de policía de las SS, tras ser liberada la Unión Soviética, fueron enviados a Francia para combatir a los partisanos franceses. Sin embargo se cambiaron de bando ante las negras perspectivas y cuando acabo la guerra, evitaron cualquier juicio enrolandose en la legión francesa. Fueron a luchar a Argelia, donde volvieron a dejar muestras de lo que eran capaces.

Me hago mala sangre, mejor lo dejo, y más allá de cualquier consideración política, que el 22 de marzo sirva para recordar a las victimas de cualquier genocidio, de eso se trata en el memorial de Khatyn, se puede visitar virtualmente pinchando aquí (las campana que suena cada 5 segundos, significa la frecuencia a la que moría un bielorruso durante la segunda guerra mundial).

Para terminar, una entrevista con Elem Klimov, el director de “Ven y Mira” habla de su película más famosa.

La voz de América. Tiempo de Jazz

Willis Conover, la voz del Jazz en la Unión soviética.

Volvemos con las cartas con historia, en esta oportunidad una del mazo del juego Twilight Struggle, el juego que simula la guerra fria que enfrento a la Unión soviética con los Estados Unidos de América. La carta en cuestión es “Voice of America” y que me permitira hablar, una vez más, de música en la URSS, esta vez Jazz y del cinismo que cubrió esta guerra donde unos decían luchar por la libertad y otros por el socialismo real.

la carta "Voice of America"

En el juego, “La voz de América” es una carta evidentemente norteaméricana, que se añade al mazo en el momento de la transición de “early war” a “mid war”. Es una gran carta para el jugador yanqui, no se elimina del juego al ser utilizada como evento, y permite retirar puntos de influencia soviéticos que de otra manera le resultaría muy complicado. Curiosamente, y contra lo que ocurrio realmente no está permitido jugarse sobre los países europeos. Y digo esto por que el principal objetivo de la Voz de America era la URSS, y luego, sus satélites.

La voz de América era, y es, una emisora de radio gubernamental que nació durante la Segunda Guerra Mundial y se utilizó sobre todó para dar cobertura informativa de los avances aliados en los territorios ocupados por los alemanes. Sin embargo el final de la guerra coincidió con el comienzo de la confrontación entre el bloque occidental y el bloque comunista. El telón de acero cayó, y el Departamento de Estado norteamericano pensó que la radio podía ser un arma tan eficaz como los misiles. Y oficialmente se declaro que su misión sería combatir la propaganda antiaméricana que el gobierno soviético hacía en la URSS.

En un primer momento se habilitó a buques de la armada como estaciones de radio “ambulantes” para conseguir transmitir a las regiones más alejadas. Pero Washington logró la colaboración de diferentes países europeos, entre ellos la España de Franco, donde instalar potentes equipos de transmisión. Al final de la guerra fría ya eran los satélites los encargados de transmitir los programas de “la voz de América”.

Es difícil de medir el impacto real de estas transmisiones, los boletines informativos, los testimonios de los avances capitalistas no impresionaron gran cosa a los ciudadanos soviéticos, al menos en los años 50 y 60 todavía estaban convencidos de que superarían a los norteamericanos y que si el régimen daba muestras de enfermedad, era cosa de una transformación desde dentro. Otra cosa era la música, buena parte de la programación de “La voz de América” era música de jazz, y eso volvía locos a muchos “ivanes”.

En radios como esta se escuchaba a VOA (fuente gulaghistory.org)

En palabras de Vladislav Zubok “La música y los programas radiofónicos norteamericanos ejercieron “suavemente” una enorme influencia en muchos jóvenes soviéticos. Antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial, el jazz y el swing norteamericanos habían sido objeto de repetidas prohibiciones en la Unión Soviética, y que se repitieron de nuevo cuando comenzó la Guerra Fría. Muchos jóvenes se acostumbraron a escuchar las transmisiones radiofónicas de la Voz de América de manera prácticamente exclusiva, debido a su programación musical. El número de aparatos de radio de onda corta presentes en los hogares soviéticos pasó de los quinientos mil en 1949 a los veinte millones en 1958. Al final de su vida Stalin ordenó que en 1954 quedara interrumpida la producción de aparatos radiofónicos de onda corta. Sin embargo, la industria soviética empezó a fabricar cuatro millones anuales de ese tipo de radios, principalmente por razones comerciales. Entre los programas más populares de la VOA destacaba Time for Jazz. Su pinchadiscos, Willis Conover, dueño de una fabulosa y profunda voz de barítono, se convirtió en el heróe secreto de muchos jóvenes de Moscú y Leningrado. Jóvenes que cantaban, sin entender buena parte de lo que decían, las canciones de Benny Goodman y Glenn Miller, y que escuchaban entusiasmados a Ella Fitzgerald, Louis Armstrong, Duke Ellington y las improvisaciones de Charlie Praker. Más tarde llegó Elvis Presley. Según distintas versiones, la VOA contaba con millones de radioyentes. En las tiendas no había discos de las estrellas de la música norteamericana, y conseguir uno se consideraba un verdadero milagro. A finales de los años cincuenta, las grabadoras empezaron a cambiar este panorama y permitieron un mayor acceso de la juventud soviética a la música occidental”. ( Vladislav Zubok, Un imperio fallido Ed. Crítica)

Poco puedo añadir yo a lo que dice Zubok, si acaso dejar constancia que Conover  también llevo éxitos como “Esta tarde vi llover” y enlazar con un par de “restos” documentales más:

manuscrito de Willis Conover de la programación Conover, Willis. Individual Program List 1967. UNT Digital Library. http://digital.library.unt.edu/ark:/67531/metadc108/. Accessed March 20, 2010.

U otro de sus programas, dedicado en exclusiva a Benny Goodman

Voice of America todavía existe hoy, su función sigue siendo la misma, se emite en 43 lenguas diferentes aunque no hay enemigos tan impenetrables como lo fue la Unión Soviética, en parte ayudado por las nuevas tecnologías, como los satélites e internet. No hace mucho se destruyeron las instalaciones que tenía Radio Liberty, la otra gran emisora anticomunista, que estaban en Cataluña.  La verdad es que desconozco el grado de colaboración entre VOA y Radio Liberty, pero apuesto que los grandes repetidores de Palls (Girona) sirvieron para llevar jazz hasta Moscú, mientras aquí, bueno mejor no hablar de lo que teníamos aquí.

Y al principio de la entrada hacía mención al cinismo, no sólo por colaborar con el Generalisimo, más bien por una cuestión que parece increíble. VOA, Voice of America, tiene prohibida su emisión en los EEUU desde 1952,en virtud a la ley Smith-Mundt, que prohíbe al gobierno federal el uso de los medios públicos como instrumento de propaganda en territorio norteamericano, a la vez que ampara la libertad de acción de las empresas privadas. Y aunque nunca ha sido reconocido oficialmente Voice of America era y es, propaganda. De hecho solo pueden acceder a sus contenidos congresistas, representantes de prensa, académicos y estudiantes con permiso para hacerlo.

Y para rematar la faena, hoy en día la Unión Europea tiene su particular “Voice of America”, se llama BelSat, y, como no podía ser de otra forma se encuentra en Polonia, el brazo del Departamento de Estado norteamericano en Europa, de hecho es financiado por el ministerio de exteriores polaco, la Unión Europea y el Departamento de Estado yanqui.. Su objetivo dar a conocer a Bielorrusia lo horrible de su régimen y las excelencias democráticas de Occidente.

Promo de Belsat

Promo de la Tv nacional de Belarús

Como se puede ver la guerra fría todavía no ha terminado en algunos sitios de europa (no digo nada de Cuba, o Venezuela, o China)