Lena Mogucheva. Una estrella que se apagó.

La red es extraodinaria. Te permite acceder a un montón de cosas que de otra manera permaneceran ocultas por la cultura oficial, la industrial, la publicidad y la propaganda. Bien es cierto que, en ocasiones, es necesario saber que tales cosas existen para perseverar en la busqueda hasta encontrarlas, o de tener cierta habilidad e intuшción con los enlaces, o de dominar más o menos algún otro idioma que el propio.

Hoy, por fín, en mi casa hemos logrado saber que fue de Lena Mogucheva ( Elena Igorievna Mogucheva, Елена Игоревна Могучева ), solista del Gran Coro Infantil, Большой Детский Хор, de la Unión Soviética, nacida el 8 de mayo de 1970.

Ya he hablado con anterioridad de mi amor por las canciones soviéticas infantiles, en una entrada que ha tenido un inexperado exito, raro es día que no se visita, por lo tanto no creo que sea neceario volver a repetir lo que allí se dijó. Y ahora con la excusa perfecta de la pequeñaja, raro es el día que Lena o Serguey Paramanov, Inna Kurilova y Dima Golov, mis otros solistas preferidos aparecen en la pantalla del computador.

El caso es que tanto mi mujer como yo nos preguntabamos que fue de aquellas pequeñas estrellas, si habrían conseguido seguir en el camino de la canción rusa conviertiendose en divos como lo fueron Alla Pugacheva, Levchenko o Liudmila Sienchina o Tolkunova, o por el contrario se habían pasado a formulas comerciales más acordes con los nuevos tiempos. También pensaba que el cambio de voz les habría llevado en algun caso a abandonar la carrera músical no sin amargura. Me imaginaba, casi sin esfuerzo, a alguno de ellos ahogando sus penas en vodka, olvidados por el gran público, cargando como una cruz lo que fue su efimera popularidad. Buscabamos, casi siempre en vano, nuevas canciones de estos niños prodigio para nuestra pequeña colección.

Pero ahora ya sabemos que fue de Lena Mogucheva, Lena murió el 19 de agosto de 1999, hace ya casí 10 años, victima de lo que parece una terrible y desconocida enfermedad; pyelonephritis. Es sorprendente el impacto que ha causado esta viejisima noticia en nuestro hogar. Pero nosotros sólo teníamos su imagen infantil, su voz, sus canciones.

En la web algo, muy poco, se puede encontrar de ella, un par de comentarios levemente hagiógraficos, algunos de ellos teñidos de religiosidad ortodoxa. Por lo que he podido saber Lena fue una niña timida a la que su popularidad siempre le incomodó. Terminó sus estudios de filología eslava con matricula de honor, parece que lo primero para los soviéticos era la educación en aspectos más prácticos. El cambio de regimén no fue a la que peor trato ya que pudo encontrar un buen trabajo. Y lo que quería, era lo quería cualquier joven, viajar, conocer y profundizar en sus relaciones con el mundo. Sin embargo su sueño se truncó y murió con cuando contaba con tan sólo 29 años.

Que sirvan todas estas lineas para honrar su memoria y como homenaje. Yo os dejo con 3 videos, aunque uno de ellos ya fue colgado en una ocasión anterior, pero, hoy por hoy es lo único que he encontrado de ella.

Пропала собака. El perro perdido

Висит на заборе,  Colgando en la verja
Колышется ветром, mecida por el viento
Колышется ветром  Mecida por el viento
Бумажный листок.  Una hojita de papel
Пропала собака.  Perro perdido
Пропала собака.  Perro perdido
Пропала собака   Perro perdido
По кличке Дружок. De nombre "amiguito"
Пропала собака. Perro perdido
Пропала собака. Perro perdido
Пропала собака Perro perdido
По кличке Дружок. De nombre "amiguito"
Щенок белоснежный, Perrito blanco como la nieve
Лишь рыжие пятна. Sólo una mancha roja
Лишь рыжие пятна Sólo una manncha roja
И кисточка-хвост. Y la cola como un pincel
Он очень занятный. Es muy divertido
Он очень занятный, Es muy divertido
Совсем ещё глупый Todavía totalmente tontorrón
 Доверчивый пёс. Este perro confiado
Он очень занятный. Es muy divertido
Он очень занятный,Es muy divertido
Совсем ещё глупый Todavía totalmente tontorrón
Доверчивый пёс. este perro confiado.
А дождь-забияка Y una lluvia traviesa
Листочек заплакал lloró sobre la hoja
И буквы, и строчки  y las letras y las lineas
Заплакали вдруг.exclamaron de repente
Найдите собаку! ¡Encuentren al perrito!
Найдите собаку!!! ¡¡¡Encuentren al perrito!!!
Вернись поскорее, Vuelve pronto
Мой маленький друг! Mi pequeño amigo
Найдите собаку! ¡Encuentren al perrito!
Найдите собаку!!! ¡¡¡Encuentren al perrito!!!
Вернись поскорее, Vuelve pronto,
Мой маленький друг! Mi pequeño amigo

Ejem la traducción es más o menos mia, por dios que complicado resulta.

Песня Красной Шапочки. La canción de caperucita roja.

y una última canción, aunque en este caso Lena aparece sólo un poquito, como parte del público de Tolkunova, una de las divas de las que antes hablabamos, y que Lena no pudo ser.

Носики-Курносики. Nosik-Kurnosiki

Y eso es todo, como siempre sucede en estos casos, pediros perdón por meteros temas o gustos que quizá son demasiado personales. Pero aunque sea sólo por las canciones espero que continueís pasando por el Instituto de Estudios Solarísticos.

Canciones (y algun vals)

Chiburashka

A raíz de un hilo abierto en la bsk, donde se discutía de la frivolidad, el cinismo y no sé cuantas más cosas todavía, colgué un par de videos con canciones infantiles de la era soviética. Más oportuno será hacerlo aquí, pero presentandolas debidamente. Y nada mejor que con un texto de Fredric Jameson incluido en el libro “Las semillas del tiempo”.

Utopía, modernismo y muerte

Que hay una literatura o cultura del Tercer Mundo, es algo que se ha dicho o se ha dado a entender con frecuencia, y probablemente de modo abusivo; que de esto se siga la existencia de una cultura del Primer Mundo es algo que se ha admitido a menudo; pero que hubiera podido concebirse cualquier cosa parecida una cultura del Segundo Mundo es algo que se ha ignorado, si es que no se ha rechazado apasionadamente. Y sin embargo, me parece que la existencia de algo así como una cultura genuinamente socialista, una lietratura socialista basada en una formación socialista caracteriológica y pedagógica, es algo que tendrá que reconocerse cada vez más, ahora que han desaparecido de todo el Este Soviético las instituciones y los istemas de propiedad socialistas (de los que se suponía que una cultura pseudosocialista era una simplisima cubierta idógica y directiva política). empezaremos a descubrir, y de hecho ya lo estamos haciendo, que la gente formada en una sociedad que no es de mercado, ni de consumidores, ni de consumo, no piensa del mismo modo que nosotros. En efecto, si resistimos a la tentación (que resurge por todas partes) de atribuir a tales diferencias a los viejos estereotipos del nacionalismo y de las particularidades étnicas -en este caso, las difrencias debidas a alguna Weltanschauung propiamente eslava- podríamos incluso descubrir los rudimentos y formas nacientes de una nueva forma de cultura socialista, que es enormemente diferente del “realismo socialista” y guarda una relación intima con algún lejano futuro de la historia humana que el resto de nosotrs no está en condiciones de anticipar” Las semillas del Tiempo. pág. 73 Fredric jameson.

Así, más allá, de Stalin, de la corrupción, del fracaso de la Unión Sovietica, la cultura socialista tuvo su efimero lugar. Jameson se refería en concreto a la terrible experiencia de Chevengur, la novela utópica de Platonov. Pero incluso en la televisión de la era de Breznev, en la era del comunismo “amortizado”, se podían ver destellos de socialismo “genuino”. Sobre todo en los progamas infantiles, donde a los niños se les dirigía un mensaje ajeno al negocio y al beneficio, sólo se les transimitia el gozo de la inocencia.

Como prueba os dejo algo tan manido como son los videos de you tube, pero creo que merecen la pena.

El primero Buratino, la versión cinemátografica de la novela de Aleksey Tolstoy inspirada en Pinocho. ( y donde aparece el gran Nikolai Grinko, el mismo de Solaris, Andrei Rubliev, Stlaker, Elektronik, etc, etc).

También Caperucita Roja interpretado por la niña prodigio Lena Mogucheva.

O Cucu

Y hay más pero tengo que parar, inundaría la página, quien sabe más adelante.

Y como regalo 2 valses sovieticos de regalo

Uno pareció en una película (en realidad solo es media) de Stanley Kubrik. Es de mi bienamado Dmitri Shostakovich, su vals numero 2 para una suitte de Jazz

Y el otro es de una infame película sovietica (nadie es perfecto),” Мой ласковый и нежный зверь”, algo así como” mi dulce y querida bestia”, pero el vals, del moldavo Euvgeny Doga es enorme. (también apareció en la ceremonia inaugural de lLos JJ OO de Moscú en 1980) pero esa es otra historia).

Con estos videos espero que quede claro que Jameson no se quivocaba con esa afirmación de que la cultura sovietica guarda una relación intima con algún lejano futuro de la historia humana que el resto de nosotrs no está en condiciones de anticipar.