Una nominación, un premio.

Recientemente, y a través de los canales habituales, se ha dado la noticia de que España 1936, diseñado por Antonio Catalán y editado por DEVIR figuraba entre los nominados a los premios ORIGIN en la categoria mejor juego de simulación histórica.

La verdad es que hasta está nominación, ni los más recalcitrantes de hobby estabamos al día en lo que eran esos premios, algo sabíamos es cierto, como lo sabíamos de los Charles S. Roberts, de los International Gamers Award, pero no mucho. Y eso que el diseño gráfico del bilbaíno Nicolas Eskubi ha sido ya acreedor de varios Charles S. Roberts.

Los ORIGIN son uno de los premios que da la industria norteaméricana del juego de mesa y del rol, GAMA,  desde 1974, un poco como los oscars, la industria se otorga a si mismo prestigio para conseguir prestigio y ventas. Pero este es un mundo de cifras más pequeñas, sin estrellas ni retransmisiones mundiales -aunque seguro que tiene una ceremonia de entrega de premios, hoy en día no hay estado ni municipio, ni entidad privada, que no celebre una gala- y creo que la dotación del premio consiste en descargarse de la red un bonito logo para que el editor adorne la caja del juego. Por supuesto eso funcionara allí donde se conozcan los premios. Aquí supongo que a la gente que no sepa de esto, la inmensa mayoria, le sonara como a esas medallitas que aparecen en las bebidas alcoholicas de alta graduación, un misterio y no una garantia de nada.

Es igual España 1936 ha conseguido algo muy díficil, como es que los americanos se fijen en él. En España no ha pasado de unos resultados discretos, pero curiosamente la aventura internacional no le ha ido nada mal. En nuestro país un producto de esas carcteristicas se caracteriza por la invisibilidad, se distribuye en tiendas especializadas -parece que el Corte Ingles que suele trabajar con Devir se nego a vender España 1936 por su tema, la guerra civil- donde lo encontramos quienes ya sabemos de este tipo de juegos. Y quizá haya sido uno de los puntos debiles de España 1936, un juego de conceptos muy originales y diferentes a los habituales. Los jugadores más habituados a los wargames, que de nuestra afición minoritaria casi hemos hecho un acto de fe, somos gentes conservadoras y vemos las innovaciones con desconfianza, sobre todo si están destinadas a simplificar; como a los americanos nos gusta “cuanto más grande, más largo y más azucar, mejor”. En cambio el otro sector de publico especializado, llamesmole, por convención, aficionado a los eurogames, se ha encontrado con un tema como es la guerra, una duración más larga de lo habitual y que es solamente para dos jugadores.

Aún con todo esto España 1936 ha conseguido llamar la atención incluso aquí y concitar cierto consenso sobre su calidad. Como se puede constatar siguiendo el hilo del foro de la bsk, donde no le dejan de llegar las felicitaciones a su diseñador Antonio Catalán. Y digo esto por que en ese mismo foro los premios ORIGIN a penas si despertaban ningún interés antes de esta noticia, o, como antes señalaba, un diseñador como Nicolas Eskubi que ha sido premiado con el Charles S. Roberts por sus trabajos en A victory Lost (2006)y Fire in the Sky (2007) para la norteamericana Multi Man Publishing, sólo consiguió el afecto de unos pocos de los más “grognards”.

Portada de Nicolas Eskubi para Fire in the Sky

Portada de Nicolas Eskubi para Fire in the Sky

En cambio a Antonio le dedican atenciones toda clase de jugadores. Y yo creo que es una muestra más de que el esfuerzo que supuso para Antonio Catalán este juego SÍ que iba en la dirección que el pretendía. Y que ha conseguido buena parte de lo esperado. Ahora sólo queda que funcione el boca-oreja que hablabamos en otro sitio. Y que este premio ha servido para reactivar.

Por cierto hay ocasiones que me dan ganas de convertirme en acerrimo liberal.