Desencanto

Por no decir otra cosa.

Ciclicamente tengo problemas en el trabajo, demasiado a menudo ocurre la ampliación encubierta a través de las horas extras de la jornada laboral hasta las 10 horas, y hacen de mi alma picadillo. Supongo que me humillo.

Así que esta semana, y quizá la que viene, tendre díficultades para actualizar el blog. Me gustaría poder hablar de cosas nuevas, y alguna pendiente, pero de momento toca esperar. Para mi es un esfuerzo escribir; o lo hago con ganas o no escribo más que sandeces.

Por hoy lo dejo con un pequeño texto de Ernst Bloch en “El principo Esperanza”

El látigo del hambre

Volvamos a un trozo de tierra más simple. Al suelo a nuestros pies, un suelo duro la mayoría de las veces. En la vida social vive el dolor que más clama por alivio y con más precisión sueña con él. El hambre obliga al trabajo, pero este trabajo consume a su manera exactamente lo mismo que el hambre. El empresario, afanado por el lucro, no sabe lo que es este trabajo, el trabajo de siervo; como tampoco lo saben, por otras razones, ni el artista ni el investigador. Porque este trabajo es servidumbre, una servidumbre impuesta en provecho de fines ajenos. Esta servidumbre sólo la conocen el proletariado y el empleado. El trabajo se ha hecho, además, más monótono que antes, cuando todavía se podía producir un objeto con todo cariño. Un objeto que daba al artesano el goce de haberlo producido, y de haberlo producido tal y como debía ser. El obrero, en cambio, que por la división del trabajo pierde, cada vez más, de vista su objeto, sólo hace día a día la misma parte del mismo tornillo, y la hace sin amor, con un odio que sólo mitiga el hastío, siempre con el mismo movimiento. De siempre se ha deseado terminar con el trabajo forzoso o, por lo menos, acortar el tiempo que impone. Sin embargo, las gentes dependientes de otros no han conseguido esto nunca, o no lo han conseguido durante mucho tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s