Lujuria

Hoy toca una entrada pecaminosa y si no lo creeís, consultar en la R.A.E las 2 acepciones de lujuria.

Tras dar por terminada la crisis de trabajo que me ha tenido atrapado en la fábrica, dejando en barbecho el blog, y peor aún, secando mis pocas neuronas que aún me quedan, decidí gastarme unos buenos dineros en auto homenajearme, no vayan a creerse los administradores de la bsk que son los únicos que merecen un reconocimiento a su esfuerzo.

Y lo cierto es que lo he hecho de la manera más fácil, tal y como suele ser norma en estos tiempos; compras y más compras. Hasta 4 juegos me he comprado:

Tal y como se ve en las imagenes son

Men of Iron. The Rebirth of Infantry que recrea algunas de las batallas más famosas (desde el punto de vista anglosajón) del siglo XIV.

Here I Stand. Wars of Reformation, el gran juego multijugador de los últimos años, el ascenso de los absolutismos, la crisis religiosa, el descubrimiento del nuevo mundo y mucho más todavía en este maravillosos juego.

1914: Twilight in the East. The Eastern Front in World War One. Con este juego cubro una ( de las muchas) ausencias en mi ludoteca, las primeras campañas de la Primera Guerra Mundial en el Este de Europa.

Stalingrad Pocket (2nd Edition). The Wermacht´s greatest disaster. No hay mucho que explicar sobre la más importante batalla de la Segunda Guerra Mundial. Un juego asequible y que espero me abra la puerta a cotas mayores (como la serie OCS de The Gamers)

Lo cierto es que es mucho dinero (salvo el Men of Iron comparado de 2ªmano por 16 euros) son pedidos para hacer una vez en la vida ( o eso digo ahora). Pero antes de ponerme a parir (“la vergüenza nos salvara) tengo que explicar por que esta entrada se llama lujuria.

Abrir la caja de un juego es uno de esos raros placeres que confirman que el coleccionismo de juegos ( o acumulacionismo, como acertadamente lo denomina wkr) es una categoría de fetichismo. Para ilustrarlo os pongo unas fotos, donde la mayoría no verís más que papel y cartón sin embrago otros, ay lo que vemos.

Son todas fotos del 1914:Twilight in the East, verdadero monstruo

Supongo que os sabra a poco. El juego es precioso.

Ahora bien uno puede preguntarse si no es inmoral comprarse algo cuya función es jugarse en solitario, o por medio del correo electrónico, donde no hay perspectiva de una partida en vivo (face to face que dicen los yanquis) en los proximos tiempos. De hecho el Here I Stand solo me lo he comprado por ser el juego que más estoy jugando últimamente, y por que debe tener un lugar en mi colección ( que se va a comer el polvo dicho sea de paso). Lo cierto es que la satisfacción que espero de esos juegos vendra por jugarse en solitario, por leer sus reglamentos ( otro de esos placeres perversos) y por tenerlos.

Pero que nadie se crea que cuestiono (demasiado) mis compras. La imagen de la cabecera es una ilustración de Gustav Dore de la creación de Rabelais, Gargantua. Verdadero gigante desmedido y lujurios (en la comida, en el juego, en la cama, etc, etc.) que nunca cayó en el error de tomarse en serio así mismo. Así tomesmolo como lo que es, un placer que puede colmar algunas necesidades.

Anuncios

10 comentarios en “Lujuria”

  1. Te comprendo. Yo me compré el Here I Stand hace casi un año, y todavía no lo he probado (6 jugadores con tiempo y ganas… pufff). Lo compré porque sabía que debía tenerlo.
    La ilusión de recibir el paquete como un niño el dia de navidad. Abrirlo. Su olor. Varios días destroquelando.
    Es un vicio caro si tenemos en cuenta que probablemente salga a la mesa dos veces en toda nuestra vida… ¡pero qué vicio!
    ¡Viva la lujuria!

  2. Mi innato “contrismo” me lleva a rebelarme contra ese fatalismo que leo entre líneas. ¿Cómo decís que no es posible jugar en vivo a lo que sea? ¿Lo habeis intentado? ¿Lo habeis intentado “de verdad”?

    Es verdad que no hay tiempo para todo, pero a uno o dos juegos a los que realmente querais jugar, es una cuestión de disciplina y de ponerle ganas y empeño hasta encontrar jugadores (que seguro que los hay dispuestos en tu entorno) y un sitio y fecha adecuados.

    No digo que sea fácil, pero seguro que ponemos más empeño en otras cosas menos gratificantes y las sacamos adelante, ¿por qué no íbamos a poderlo hacer con algo que nos gusta?

    Hay gente que no compra juegos si no disponen de módulos de CB, VASSAL o equivalente para poderlos jugar. Yo no me planteo esa disyuntiva y así me va, esperando que el cartero traiga ese paquete que satisfaga mi lujuria por un corto espacio de tiempo.

  3. Yo el “Twiligth of the East” lo tengo en el punto de mira desde hace tiempo, al igual que el “Here I stand” (este me “corre menos prisa” porque ya está en el Club). De todas formas, me parecen estupendos los autohomenajes, yo me dio uno el otro día cogiéndome el Valor of the Guards de ASL :-))

  4. Buena compra, si señor.
    Stalingrad Pocket 2 es el mejor SCS que he jugado (y la gente parece coincidir en esa opinión) por el equilibrio entre jugabilidad y realismo. La pega es que sólo tiene Cyberboard.
    Twilight in the East lo tengo en el punto de mira, tambien, pero como tengo sin estrenar el Great War in Europe: Deluxe, no me he decidido.
    Men of Iron tiene buena fama, aunque no lo he jugado: aun tengo por estrenar el Lily Banners; y del Here I Stand… no puedo decir que me guste. 😉

  5. Me declaro lujurioso de los juegos y de alguna cosa más.
    HIS y MoI los tengo por estrenar (aunque a ambos creo que no les queda mucho…) y ese Stalingrad Pocket me está buscando y algún día me encontrará. (El monster ese es demasiado para mí…)

  6. El HIS va a ser una de mis próximas compras durante mi visita a Madrid a finales de mes. Todavía tengo por decidir el segundo juego (me obligué a comprarme solo dos juegos durante el viaje, va veremos si podré cumplirlo).

    Ni que decir que espero ansiosamente futuras reseñas sobre los cuatro juegos.

    Hasta otra.
    Ferran.

  7. hola lev soy chema si te miras este mensaje mirate a la vez tu correo electronico que tienes en la bsk.

    merci nos vemos

  8. Yo me compro uno o dos juegos de GMT al año (aquellos que tras jugarlos me gustan, no suelen ser muchos) y los tengo todos sin destroquelar y algunos sin abrir. ¿Eso es lujuria?

  9. Hola. Yo tambien tengo el HIS i el 1914. Me los compré por cubrir un periodo histórico que no tenía en mi ludoteca. Del primero, hace tiempo, hicimos una toma de contacto (3 jugadores, 2 potencias por bando) y del segundo, lo máximo que he hecho ha sido destroquelarlo y imprimirme la última versión de las reglas (creo que son de abril). Cuando los compré fuí consciente que la duración de las partidas podria ser un inconveniente como para jugarlos frecuentemente, pero me daba igual. Si no se podia jugar la campaña completa, se jugarian escenarios y listos (es la excusa que me puse). Ahora sólo me hace falta ver alguna reseña del 1914 y la traducción de las reglas del mismo (que mi ingles no es muy fluido y el de mis compañeros tampoco) y ya seria perfecto.

    Nos vemos en la BSK!

  10. Saludos Lev: ¿Dónde te metiste? Queria saber qué tal estaba el Stalingrad Pocket y si hay algun juego no muy complejo sobre Kursk…. y asequible de precio, calro….
    Salud!

    PD: ¿Tienes mi e.mail?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s