Rasputitsa. Un mar de lodo (1ª parte)

Una de las caracteristicas de los wargames es su preocupación por reflejar en mayor o menor medida, con mayor o menor acierto, las circunstancias más significativas que rodearon a un conflicto.

Así casí todos los wargames tienen un apartado dedicado al clima atmosferico y su incidencia en el juego. Por supuesto los juegos cuya tematica es el frente oriental durante la Segunda Guerra Mundial no pueden obviar este tema. Tanto “el general invierno” como el barro aparecen reflejados en todos los juegos. En general la nieve y el frio afecta sobre todo a los invasores nazis, mientras el barro díficulta las operaciones de ambos bandos.

No es de extrañar, cuando los “civilizados” alemanes invadieron la Unión Sovietica, armados con la mejor tecnica militar, acompañados de la mejor tecnica civil, no dudaron en fotografiar con sus buenas camaras un país campesino, atrasado. Pocas carreteras buenas, multitud de caminos polvorientos, que en los deshielos de las primaveras de 1942, 1943 y 1944, y en menor medida, el otoño de 1941, 1942 y 1943, les hizo conocer la raputitsa, el mar de lodo en que se convertían Rusia, Ucrania y Bielorrusia.

Vassili Grossman dice poco antes de la Operación Bagration cuando acompañaba como reportero al ejercito rojo:

Avanzar en el barro requiere un enorme esfuerzo físico. cantidades de combustible que de otro modo habrían bastado para avanzar cientos de kilómetros se quemaban en unos pocos centenares de metros. […]

Toda la estepa estaba llena del rugido de vehículos y tractores que tratan de salir del barro. Las “carreteras”  tienen cientos de metros de anchura. […]

Por fin el sol calienta cada vez más y tras los camiones aparecen ya lígeras nubes de polvo. Un delgado y atezado capitán con un capote cubierto de salpicuduras de barro pardo y rojo aspiraba con delicia ese polvo: “Oh, imagine lo espantoso que tenía que ser el lodo para que el polvo -ese azote de la guerra- ahora nos parezca más agradable que todas las flores de la primavera. Para nosotros, el polvo huele muy bien hoy”

Extractos del diario de Vasili Grossman y de su obra “Estrella Roja” obtenidos de “un escritor en Guerra” Ed. Crítica, páginas 324-325

5 thoughts on “Rasputitsa. Un mar de lodo (1ª parte)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s