1936 Guerra Civil. Un juego de Arturo García

Aprovechando que mañana se cumplen 70 años del final de la guerra civil española quisera saldar una cuenta pendiente de este blog, como es la de saludar la existencia de un juego llamado 1936 Guerra Civil.


1936 Guerra Civil es un juego diseñado y autoeditado por Arturo García que vio la luz allá por el año 2006 fruto de una pasión y una labor de investigación y desarrollo de años.

Como bien dice el nombre del juego,  1936 nos da la oportunidad de reproducir el conflicto que acabó con la Segunda República y determinó el destino de España durante más de 40 años. La guerra civil sigue siendo hoy uno de los temas narrativos más habituales dentro del cine, la novela y la televisión.

Por supuesto con los juegos ocurre algo parecido al resto del mercado editorial, en el año 2007 vió la luz España 1936 de Antonio Catalán y editado por Devir. Y está previsto el lanzamiento de otros dos juegos, probablemente para el proximo año, Triumph of Fascism del norteamericano David Dockter y Crusade and Revolution del donostiarra David Gomez Rellloso ( este, a pesar de ser diseñado en castellano será publicado en ingles por una de las grandes editoriales del mundo de los wargames).

Pero centremosnos en 1936 Guerra Civil que es, en cierto modo, un juego atípico. 1936 es, sobre todo, un juego de cartas para dos jugadores, donde los cuatro tableros incluidos tienen una mera función administrativa como marcadores de la situación de la partida. Pero las protagonistas indiscutibles son las cartas. Nada menos que 252 cartas incluye el juego, 126 para el bando nacional y 126 para el bando republicano.

Esas cartas pueden ser de

  • Personaje (desde tan conocidos como LLuis Companys a protagonistas menores como el Obispo de Salamanca Pla y Daniel)

  • Gestión (eventos como el billete repúbliacano de dos pesetas, la aparición de la radio oeste, la publicación del diario «El Pensamiento Navarro», Carta Pastoral, etc…)

  • Ejército (como el batallón Lincoln, la Columna Libertad, la Divisón Littorio, la 1ª Bandera de Navarra, etc, etc.)

  • Objetivo, bien militares o políticos ( de los primeros ejemplos son Belchite, Madrid, Teruel,en cuanto a los políticos, la inflación, la profanación de templos, los nacionales)

Además cada carta señala la facción o facciones de su  bando a la que está adscrita.

Dentro de los nacionales están:  Militares, Monárquicos, Iglesia, Proetctorado de Marruecos, Bando Nacional, Falangistas, Carlistas, Ayuda Internacional, Ayuda Internacional Alemania, y ayuda Internacional Italia.

Dentro del bando repúblicano: Repúblicanos, Comunistas, Miliatres, nacionalistas Vascos, POUM, Bando Repúblicano, Socialistas, Anarquistas, nacinalistas Catalanes, Ayuda Internacional, Ayuda Internacional Soviética y Ayuda Internacional Brigadas Internacionales.

y será con esas cartas con las que juguemos nuestra partid. Cada carta tiene unos efectos sobre el juego, bien a favor de nuestro bando bien en perjuicio de nuestro rival. Esos efectos van desde el campo dilomatico hasta el militar psando por el ecónomico. La vistoria se obtendra consiguiendo cumplir  nuetros objetivos, que pueden ser militares o diplomáticos, o impidiendo que el rival cumpla los suyos.

La ecónomia no es por si misma ningún objetivo, pero habida cuenta que utilizar las habilidades o propiedades de la carta cuesta recursos siempre sera una opción a tener en cuenta, pudiendose mejorar nuestras condiciones o empeorar las de nuestro enemigo.

Otra consideración es que el mazo de juego debe ser diseñado por cada jugador antes de comenzar a jugar. Seleccionando del bando con el que vayamos a jugar las cartas que más acordes vayan con la estretegia que pensemos en emplear.

Es muy probable que aquellos que esten familiarizados con el sistema de juego de «Magic. The Gattering» encuentren más de una similitud, consumo de recursos, girar las cartas, cartas de combate, cartas queaumentan o disminuyen los efectos, etc… Es evidente que Magic es una influencia y hara que el salto a los que lo conozcan menos duro de lo que suele ocurrir con aquellos que son totalmente ajenos al mundo de las juegos de cartas coleccionables.

Y es que el punto negro de este juego es este,  la apariencia de complejidad que tiene. Quizá por los multiples codigos empleados en la carta, quizá por emplear mecánicas de juego que son totalmente desconocidas para una gran parte de la población. Normalmente se tiene la sensación primera de que es un juego que te sobrepasa. Es cierto que es un juego exigente, pero tiene dos puntos a su favor. Uno es su excelencia como juego, una vez dominado, fluye y transmite, y el otro su diseñador, Arturo García, empeñado en que la gente conozca su juego lo compre, y, sobre todo, lo juegue. Tiene una página web de promoción y apoyo a los jugadores noveles, para aquellos que se pierdan en su, un tanto confuso, libro de reglas, esta aquí. Pero lo mejor son sus demostraciones de juego. Periodicamente Arturo recorre la geográfia peninsular acudiendo a todos los actos que tienen algo que ver con los juegos de mesa. Un prodigio de didáctico, a la par que divertisimo, por ver como funciona de bien el juego, y por reirte con Arturo, con sus apreciaciones y sus juegos de palabras asombrosos.

Por otro lado si no se tiene la oportunidad de asistir a una de esas mágnificas demostraciones, no hay nada más recomndable que buscarse un buen amigo y comenzar los dos desde cero, siguiendo los mazos prediseñados que ofrece el reglamento. Con el tiempo ya seremos capaces de diseñar nuestro propio mazo. Y de dejar llevarnos por nuestras partículares obsesiones. Anda que no disfruté yo aquella partida con La Pasionaria como Presidente de la República, agotando los plazos para que la sublevación triunfase.

Otra cosa es el llamado transfondo histórico del juego, que normalmente es lo que más me interesa de estos juegos. Como no iba a tenerlo 1936 tratando los temas que trata. Lo mejor que es no repara en los tópicos, que el aútor ha investigado, ha buscado la manera más coherente, con el juego y con la historía, de introducirlo. Y todo encaja a las mail maravillas.

Un juego que me permito recomendar a todo el mundo. Y si alguién me hace caso, y se siente abrumado cuando vea el juego, que no desista, que no se deje llevar por una primera impresión, que lo pruebe con alguién, o que busque a Arturo, en la red, o en alguna de sus demostarciones.

Y me permito hacer publicidad gratuita, ya que es una autoedición con todas las díficultades que el mercado editorial impone a este tipo de aventuras. Cómo sé que Arturo no va a hacer ninguna fortuna de todo esto y su objetivo es otro, espero que comprendaís esta salida de lugar.

El juego se puede comprar, hasta donde yo conozco, en Barcelona, en la tienda JugarXJugar (Avg. Gaudí, 39 tfno. 93 436 64 47. Un paseo y una visita que yo recomiendo a todos los vecinos de la ciudad condal y alrededores.

o en las tiendas online

La PCra

Planeton Games

Draco Tienda

Más que Oca

Aunque creo que todos los puntos de distribución vienen en la propia página web del juego.

1936 Guerra Civil

¡Thalassa, thalassa! (¡El mar, el mar!). Historias de la historia

¡El mar! ¡El mar! Y se pasaban la consigna de boca en boca. Entonces empezaron a correr todos hasta los de retaguardia, y las bestias de carga, y los caballos eran espoleados. Cuando todo el mundo llegó  a la cima, inmediatamente se abrazaron unos a otros, incluidos los generales y los capitanes, con lagrimas en los ojos.

La anábasis de Jenofonte X. An. IV 7 extraído de Historias de la Historia de John Burrow (Barcelona, 2008)

Una de las grandes ventajas de la era de la red global es que sin ser un profesional de la cultura, ni de la historia, ni de la comunicación, tan sólo un parado más del mundo de la construcción, a pesar de saber más de los antiguos griegos que de piropos lapidarios, se dispone de un pequeño pulpito donde acometer sus  delirantes observaciones sobre las historias, que no Historia, de la Humanidad.

Uno se piensa que tiene la libertad de escribir sin plazos acuciantes, sin una jerarquia academica que acogote los temas y enfoques, sin la obligación de ser un verdadero crítico y permitirte el lujo de leer, comentar y jugar desde la epidermis y el corazón, no desde un sistema que encorseta. El placer de poder discutir o emocionarse con los personajes de las historias, reales o no, y de no intentar trascenderles, que sean ellos quien lo hagan. Todo ello hace del blog una herramienta gozosa para aficionados como yo.

Y es que esta pretenciosa introducción viene motivada por que ayer, por fín, termine un gran libro: «Historias de la Historia» de John Burrow (Crítica, 2008). Un libro que etiquetan como historia intelectual, aunque quizá seámás apropiado la de historia de la historiografía occidental, si es que entiendo bien el termino. Aunque bien pensado la historiografía no deja ser una parte importante de la historia intelectual, pero sin olvidar nunca que sólo eso, una parte.

No es mi proposito reseñar este libro, aunque creo que es necesario señalar un par de cuestiones antes de ir al mar, al meollo de esta entrada. La primera es el amor que destila el libro por todo lo que trata. Verdadera pasión por los autores más clásicos, desde Heródoto hasta Gibbon, pasando por Plutarco, Clarendon y Carlile. Es probable que fruto de la  educación del autor que le ponía en contacto con estos autores y sus obras de primera mano.

Sin embargo, y por lo que a mi respecta, mi contacto con ese tipo de autores no suele pasar de comentarios o extractos en libros similares a este. Que yo recuerdo tan sólo he leído algun que otro capítulo de la «Historia» de Herodoto y «La Guerra del Peloponeso» de Tucidices. Quizá algún opusculo de algún historiador romano. Pero autores como Jenofonte, Tácito, Flavio Josefo, incluso Gibbon, Buckhardt o el propio Marx me han llegado comentados por otros.

La diferencia en esta ocasión es que la obra no se conforma con ser una catalogo o exihibición de erudición. El autor no duda en señalar un sus preferencias, cosa que en absoluto me disgusta, ni tampoco lamenta perdidas catástroficas de información. Pero, sobre todo, elabora una linea coherente de lo que ha sido la historiografia europea hasta el siglo XX. Quizá esta parte, la dedicada al pasado siglo, sea un tanto difusa, más convencional, quizá por que los historiadores contemporaneos le resulten menos gratos que los «antiguos», quizá por sus enormes proporciones que rompen el placido transcurso del libro y obligan más que a profundizar a citar y reconocer.

En cualquier caso un libro que me ha vuelto a poner en contacto con el pasado a conocer nuevos, para mi, historiadores y recuperar por olvidados o desconocidos episodios o historias de la historia que tanto tienen que ver en la manera que tenemos los europeos de enfrentarnos, o de desentrañar la realidad que vivimos.

Pero yo lo que quería destacar, al menos hoy, era uno de los episodios del libro «Historias de la historia», como es la Anábasis de jenofonte, también conocida como La expedición de los diez mil. Crónica relatada por uno de sus protagonistas, Jenofonte, el caudillo del ejército mercenario griego atrapado en medio del imperio persa.

Lo cierto es que la marcha de los 10.000 porel imperio persa, ha resultado para mi mucho más interesante que la defensa del paso de las Termópilas de  los ahora famosisimos 300. Pero vamos, nada que Hollywood no pueda remediar y hacer que me interese por las dos historias por igual.

El  ejercito de Jenofontes era un ejército de mercenarios griegos contratado por Ciro el Jovén en su insurrección contra Artajerjes II. La derrota de Ciro y posterior ejecución  de los líderes griegos tras la batalla de Cunaxa llevó a los mercenarios griegos a emprender su regreso a casa dentro de una tierra hostil y exótica. Jenofonte así lo relata en su Anábasis.

Episodio de la retirada de los 10.000 Jean Adrien Guignet (1816-1854)
Episodio de la retirada de los 10.000 Jean Adrien Guignet (1816-1854)

El momento que describe el comienzo de esta entrada, cuando los griegos avistan el mar (thalassa en griego), es el climax de esta obra histórica. Vislumbrar el Mar Negro suponía, tras casi tres años y cuatro mil kilometros recorridos, el final de las penalidades de los diez mil y el regreso a Grecia.

Una odisea, una peripecia vital de esas que tanto gustan de descubrir en nuestras acomodadas y rutinarias existencias. Burrow contempla la crónica de Bernal Díaz del Castillo de la toma de Technotitlán como una «anábasis» hispana. Y seguro que es relativamente  fácil rastrear anábasis en todas la culturas e historiografías nacionales del mundo occidental. Por supuesto algunas con mayor interés que otras.

Y sin embargo, yo echo de menos, aunque seguro que existe, la crónica de la anábisis de la legión checoslavaca. Ya he hablado con anterioridad de este fascinante episodio del siglo XX. Un acto fundacional de Checoslovaquía pero qué, ahora, sé que comenzó con una anábasis. La legión checoslovaca se merece esa narración. Ojalá que ya esté escrita y pueda encontrarla.

Para quién no lo conozca, la legión checoslovaca fue un ejercito armado por el Imperio Ruso durante la Primera Guerra Mundial en su lucha contra el Imperio Austro Hungaro. Con el estallido de la  revolución rusa, el posterior tratado de Brest Litovsk y la guerra civil rusa se vieron obligados a regresar a su patria atravesando la inmensa Rusia desde Occidente a Oriente luchando, eviatando o pactando según fuera preciso con los rojos o los blancos. Como el ejercito de Jenofonte fue un ejercito invicto que luchaba contra poderes locales o se aliaba con ellos, como ellos a pesar de sus victorias sufrieron lo indecible. No puedo sino imaginarme que cuando esos soldados checoslovacos divisaron el Pácifico que baña Vladivostok no hicieron otra cosa que estallar en gritos de Moře!, Moře! ( «El mar, el mar»)

Vladivostok, el final del trayecto
Vladivostok, el final del trayecto

Y si alguién está interesado, ya traté a la Legión Checoslovaca, aunque muy pobremente para lo que se merece, en:

la Legión checoslovaca en Triumph of Chaos

La Legión checoslovaca en los juegos de mesa.

Pasando página.

No hace mucho este blog sufrió un parón, del que todavía no se ha terminado de reponer, debido a mis vicisitudes del mundo laboral. En aquel momento me sentí obligado a levantar otro blog «diario de un ERE» que dinamizara un poco las reivindicaciones de la empresa que trabaja. Aquella historia terminó en enero. Pero me quedaba una espina clavada. Los días previos a la ejecución del ERE los emplee en entrevistar a mis compañeros. La mayoria no sabía si sería despedido o no. Hasta ahora no he sido capaz de subir  a youtube los videos de las entrevistas. Fue un reportaje de aficionado, hecho con una camara de fotos de «turista». Y el «documental» apenas si lo he editado. Me daba dolor enfrentarme a él. Así que lo he subido a la red poco más que en bruto.

Personalmente me sirve para cerrar definitivamente esa parte de mi vida, la de trabajador en Cerámicas Sugrañes-Rosa Gres, para pasar una página que me ha dejado más cicatrices de las que en principio esperaba tener.

Ahora tengo otro problema con la administración que espero resolver pronto. No son momentos especialmente buenos para mi, en lo que a los juegos se refiere. Sobre todo para encontrar fuerzas o momentos que dedicar a un hobby tan gratificante como pueden ser los juegos de mesa. Lo intento pero me cuesta tanto que no me lo puedo permitir.

Otra vez una entrada personal. Para pedir disculpas a los posibles lectores. ya llegaran mejores tiempos.

Hoy lo que quiero es que, a quién le interese, echeís un vistazo a algo que ha ocupado mi vida estos últimos meses, como es el pseudo-documental que os he colgado más arriba. Quizá a alguién le sirva de ayuda.

Un saludo, y si hay suerte os reseño enseguida el Talismán (aunque fuera una enorme decepción) y dejo de hablar de mi vida.

La burocracia y los ineptos del MAP (Ministerio de Administraciones Públicas)

El cabrón del burócrata ha mancillado el aparato soviético. ¡Echadlos sin piedad comandos proletrios!
El cabrón del burócrata ha manchado el aparato soviético. ¡Echadlos sin piedad, comandos proletarios!

Hoy el cartero ha traído malas noticias. Un pequeño sobre lacrado con la resolución contraria al permiso de residencia de mi mujer. Ellá es bielorrusa, y madre de dos preciosos niños. Ni que decir tiene que ha sido una noticia mla, por inesperada y sus consecuencias que no nos atrevemos a calacular.

Después de cinco años casados, tocaba solicitar la residencia permanente, que nosotros imaginabamos como un mero tramite. Pero no la solicitud, ha sido rechazada, mejor dicho ni siquiera ha sido tramitada. En virtud del artículo 8.2 del real Decreto 240/2007 tal solicitud debe hacerse de manera presencial y no por correo cretificado como hicimos nosotros.

Como se ve bastante mal, pinchad en esta foto si quereís leer la resolución completa:

Pero lo más grave es que ese error, que ahora pende sobre nuestras cabezas, ha sido provocado por el propio ministerio. En su página web, para facilitar los tramites, una vez introducidos los datos del solicitante salta automaticámente la siguiente ayuda:

Y todavía hay más. Por supuesto las malas noticias nunca vienen solas. La carta ha llegado hoy 10 de marzo, último día de plazo que tenía mi mujer para entregar la documentación «in person». Que casualidad, que frialdad matemática. Mañana mi mujer sera una «irregular» o «ilegal» o como se quiera llamarlo. No tenemos especial miedo a que la echen del país, al fin y al cabo tiene descendencia hispana. Pero si tememos por su empleo. De momento va optar por no comunicar nada a sus superiores. Aunque, ¿quién sabe? quizá haya una inspección de trabajo en su empresa esta misma semana, y el desenlace sea rápido. Mejor eso que la angustia que ahora mismo le ocupa sus pensamientos.

Por supuesto mañana me toca una jornada «ministerial», si no me hacen caso y no tramitan el expediente, juro que me quedare a gusto. Aunque lo que realmente preveo es un día de nervios, desencuentros, rabia, fustración y al final, sólo al final, alivio por que admiten nuestra petición. pero habra que sudarlo. Y eso que mejor no cuento lo que han sido nuestras constantes llamadas de hoy. Nadie ha conseguido decir lo mismo que su compañero, nadie nos hadicho lo que tenemos que llevar. Incluso ha habido quien ha pensado que le estabamos tomando el pelo.

así que perdonadme por esta digresión tan personal, pero tenía que soltarlo, y a ser posible manchando al MAP y su servicio de extranjeria. Y mi pequeño altavoz público es este, así que perdonadme por contaros mi penas. Para que no sea todo negativo deciros que hoy me he acordado de todos esos grandes satiricos de Swift a Quino, de Rabelais a Lem, de Cervantes a los Stugratski. Sobre todo de estos dos hermanos de Leningrado y su «Leyendas de la trika», donde reflejaba en todo su explendor la burocracia, donde la realidad y las personas eran postergadas por las leyes, los sellos y la estulticia de los burocratas.

Y así que ya veís tras el ERE, el apellido de mi hija (esa es otra historia, la pobre se ve obligada a llevar el apellido de alguién que no es de su sangre) y esto, que ganas tengo de ver a un político para comentarle cuatro cosillas sobre sus herramientas de trabajo.

SPACE-BIFF!

Fiercely Independent. Independant? Crap.

mimesis.cat

filosofia, cultura y entretenimiento

The Players' Aid

Board Game Reviews, Reports, and Reflections.

Cesta de patos

Un poco de todo, mezclado: la vida, que dicen...

Hexagon Chronicles

Jugando a Wargames, entre otras cosas

Muchachita Lúdica

Reseñas de juegos de mesa

La Gaceta de los Tableros

Blog con reseñas y noticias sobre juegos de mesa

SLAVYANGRAD.org

No Limit to Our Anger (c) V. M. Molotov

La Orquesta Roja

Palabra clave: Wargame

1DD4

Cuatro jugadores, cuatro caras, cuatro puntos de vista.

EbaN de Pedralbes

Blog personal para mis frikadas

BUHOJUEGOS

Blog de Videojuegos

El jugad0r

"Por fin he regresado al cabo de mucho tiempo de ausencia. Años hace ya que nuestra gente está en Roulettenburg. Yo pensaba que me estarían aguardando con impaciencia, pero me equivoqué".

Por qué pierdo

Diario de una loser

el blog friki de Darth Txelos

las andanzas esporádicas de un friki sin tiempo para serlo

La Última Rápida

Juegos de mesa

Revista TOKEN

Visita nuestra nueva web: revistatoken.com

Punto de Victoria

Blog sobre Juegos de Mesa