Una nominación, un premio.

Recientemente, y a través de los canales habituales, se ha dado la noticia de que España 1936, diseñado por Antonio Catalán y editado por DEVIR figuraba entre los nominados a los premios ORIGIN en la categoria mejor juego de simulación histórica.

La verdad es que hasta está nominación, ni los más recalcitrantes de hobby estabamos al día en lo que eran esos premios, algo sabíamos es cierto, como lo sabíamos de los Charles S. Roberts, de los International Gamers Award, pero no mucho. Y eso que el diseño gráfico del bilbaíno Nicolas Eskubi ha sido ya acreedor de varios Charles S. Roberts.

Los ORIGIN son uno de los premios que da la industria norteaméricana del juego de mesa y del rol, GAMA,  desde 1974, un poco como los oscars, la industria se otorga a si mismo prestigio para conseguir prestigio y ventas. Pero este es un mundo de cifras más pequeñas, sin estrellas ni retransmisiones mundiales -aunque seguro que tiene una ceremonia de entrega de premios, hoy en día no hay estado ni municipio, ni entidad privada, que no celebre una gala- y creo que la dotación del premio consiste en descargarse de la red un bonito logo para que el editor adorne la caja del juego. Por supuesto eso funcionara allí donde se conozcan los premios. Aquí supongo que a la gente que no sepa de esto, la inmensa mayoria, le sonara como a esas medallitas que aparecen en las bebidas alcoholicas de alta graduación, un misterio y no una garantia de nada.

Es igual España 1936 ha conseguido algo muy díficil, como es que los americanos se fijen en él. En España no ha pasado de unos resultados discretos, pero curiosamente la aventura internacional no le ha ido nada mal. En nuestro país un producto de esas carcteristicas se caracteriza por la invisibilidad, se distribuye en tiendas especializadas -parece que el Corte Ingles que suele trabajar con Devir se nego a vender España 1936 por su tema, la guerra civil- donde lo encontramos quienes ya sabemos de este tipo de juegos. Y quizá haya sido uno de los puntos debiles de España 1936, un juego de conceptos muy originales y diferentes a los habituales. Los jugadores más habituados a los wargames, que de nuestra afición minoritaria casi hemos hecho un acto de fe, somos gentes conservadoras y vemos las innovaciones con desconfianza, sobre todo si están destinadas a simplificar; como a los americanos nos gusta «cuanto más grande, más largo y más azucar, mejor». En cambio el otro sector de publico especializado, llamesmole, por convención, aficionado a los eurogames, se ha encontrado con un tema como es la guerra, una duración más larga de lo habitual y que es solamente para dos jugadores.

Aún con todo esto España 1936 ha conseguido llamar la atención incluso aquí y concitar cierto consenso sobre su calidad. Como se puede constatar siguiendo el hilo del foro de la bsk, donde no le dejan de llegar las felicitaciones a su diseñador Antonio Catalán. Y digo esto por que en ese mismo foro los premios ORIGIN a penas si despertaban ningún interés antes de esta noticia, o, como antes señalaba, un diseñador como Nicolas Eskubi que ha sido premiado con el Charles S. Roberts por sus trabajos en A victory Lost (2006)y Fire in the Sky (2007) para la norteamericana Multi Man Publishing, sólo consiguió el afecto de unos pocos de los más «grognards».

Portada de Nicolas Eskubi para Fire in the Sky
Portada de Nicolas Eskubi para Fire in the Sky

En cambio a Antonio le dedican atenciones toda clase de jugadores. Y yo creo que es una muestra más de que el esfuerzo que supuso para Antonio Catalán este juego SÍ que iba en la dirección que el pretendía. Y que ha conseguido buena parte de lo esperado. Ahora sólo queda que funcione el boca-oreja que hablabamos en otro sitio. Y que este premio ha servido para reactivar.

Por cierto hay ocasiones que me dan ganas de convertirme en acerrimo liberal.

Juegos de mesa. Un producto cultural (3ª Parte)

Los artefactos culturales tienen un valor simbólico, definen identidades, proporcionan prestigio y fama, dan empleo, informan y entretienen. Y, sobre todo, nos ayudan a pasar el tiempo. El hecho de que deba emplearse tanto esfuerzo en la procura de algo aparentemente tan trivial -trivial al menos si lo comparamos con asuntos de peso, como la guerra y la paz, la lucha contra las enfermedades y la obtención de alimento y cobijo- es el sello de la civilización.

Donald Sasoon

Volvemos a la carga con el tema estrella de la última semana, los juegos de mesa como producto cultural. En principio lo que más preocupaba eran cuestiones semánticas, incluso barajaba la idea -que de momento no descarto definitivamente- de enviar un cuetionario a diferentes blogs propios y ajenos al mundo de los juegos de mesa, tratando de saber  si consideraban como un producto cultural a los mismos.

Por otro lado necesitaba dar mi propia definición de los mismos. Con los juegos de mesa, con su definición, me pasa como con la ciencia ficción, termino amplio, rico pero que como etiqueta queda un poco a gusto del consumidor. Afortunadamente para todos renuncio a darla, por lo menos hasta que no me lea Dialéctica de la ilustración de Thedor Adorno, solo decir que muy a mi pesar debo reconocer la condición posmoderna de todo ese debate sobre lo cultural, como termino, o lo de juego como artefacto o como acción, que conlleva a una confusión entre los que hemos opinado en la bsk en el hilo dedicado a este tema.


Y lo que me ha librado del colapso ha sido la feliz idea de dirigirme al Ministerio de Cultura (así con mayúsculas) para saber si por lo menos allí encontraba una definición satisfactoria de cultura, o de industria cultural, o de producto cultural. No halle nada de eso, pero si un montón de información estimulante, incluida una humorística «encuesta sobre los hábitos y costumbres  culturales» de los españoles. Allí pude comprobar que el Ministerio de Cultura (con mayúsculas) considera como actividad cultural escuchar musica en directo o reproducida mecanicamente, ir a los toros, visitar un yacimiento, pasarse por el museo, leer casi cualquier cosa -no aparecen las facturas-, la televisión, el cine, el teatro etc. Pero no, no aparecían los juegos de mesa como actividad cultural. Lo que me pareció muy mal es esa curiosa distinción que hacían con las revistas, por lo visto las hay culturales y las hay que no lo son. Pero en cualquier caso incluso leyendo una revista no cultural estaremos incurriendo en una actividad cultural. Con lo que deduzco o bien la cultura no la da la el producto en si, o bien estan tan perdidos como yo a la hora de categorizar a un producto como cultural o no.


Visto que las costumbres y actividades no me eran propicias, consulte la base de datos para ver cuales son los productos culturales que se exportan desde nuestro país o a nuestro país. Estos son:

  • Audiovisuales: películas, discos y cintas
  • Libros y prensa: libros, diarios y revistas
  • Artes plasticas: Pintura, grabados, esculturas y antigüedades
  • Música: Musica manuscrita e instrumentos

Lo cierto es que estás estadisticas son del curso 2006/2007 recientemente se han incorporado la industria del video juego, ahora vamos con ello, y parece que va a hacerlo la industria de la moda al selecto club de industrias culturales.

Pero todavía quedaba lo mejor, la sección enlaces de interes del Ministerio de Cultura (así con mayusculas) proporciona 2 links a concepto de industrias culturales.


Mi decepción fue tan grande como mi sonrisa sarcastica cuando comprobe que uno de los enlaces no funcionaba:



y el otro, el otro convirtió mi sonrisa sardónica en puro regocijo, mejor lo veís por vosotros mismos.

Vamos que si me diera por ser de esos de las conspiraciones, pensaría que el ministerio me oculta algo sobre las industrias culturales, aunque más bien piense que son tan chapuceros como Mortadelo y Filemón, los dos grandes agentes de información.

Descartado el Ministerio de Cultura (con mayusculas, observese) como fuente de información, aunque no como fuente de humor, probe con un resultado de mis pesquisas (gracias San Google); tenía noticia ahora,de un extraodinario suceso, el pasado 25 de marzo el congreso de los diputados aprobó la consideración de industria cultural para la industria del video juego.

Lo cierto es que esa noticia que me viene al pelo y  debe ser analizada un poco más permorizadamente. Pero en la proxima entrega de este serial. El humor no debe ser concentrado en una única entrada.

Juegos de mesa. Un producto cultura. Primera parte

Juegos de mesa. Un producto cultural. Segunda Parte




Juegos de mesa. Un producto cultural (2ª parte)

Es hora de continuar con lo que ayer emprendimos, pero antes dos puntualizaciones; en primer lugar la entrada de ayer ha tenido una repercusión inesperada, más de 200 visitas al blog, y un hilo descacharrante, per también agotador, en la bsk, un gran foro sobre los juegos de mesa y afines, donde y ,como anecdota ,el juego repetido hasta la saciedad ha sido el mítico tragabolas. Y en segundo lugar, constatar lo mal que explico, o mi escaso poder de convición, que no han conseguido elevar (o rebajar según se mire) al tragabolas a la condición de producto cultural.

Y es que parece que la palabra cultura es objeto de controversia, tiene unos matices y, sobre todo, un prestigio que hace muy díficil a según que productos merecedores de la etiqueta de cultural. Pero yo ayer me fijaba el proposito de considerar a los juegos de mesa merecedores de esa categoria, sin entrar a juzgar en ningún momento la calidad como juego, o su ausencia, de cualquiera de ellos. Como no se me ocurriría decir que determinado libro de determinado autor no es un producto cultural por que responde a un estudio de mercado y esta mal escrito.

La colección de Schoringer de mudanza (juegos de costa Rica) foto tomada de la BGG

En los juegos de mesa como en los libros, las películas o la televisión hay de todo y para todos los gustos, aunque por supuesto abunda la morralla. No en vano están sujetos a las mismas presiones del mercado, salvo por una cuestión muy importante, existe un alto porcentaje de aficionados dedican su tiempo a esto, lo que hace que a veces entre más en el terreno de la artesania que de la industria.

Pero continuo con una reflexión más de Donald Sasoon:

«la cultura guarda relación con el dinero, pero no sólo con el dienro. La cultura puede ser fuente de placer y deprestigio. Ésta es la razón de que ciertas personas prefieran ser escritores antes que contables, y de que a algunos editores les guste más publicar libros que fabricar destornilladores, pese a que muchos de ellos podrían hacer mucho más dinero si se dedicaran a la contabilidad o la fabricación de destornilladores»

Ayer lo dejabamos citando a algunas de las principales editoriales de este país, mi corazón me dice que se tienen que sentir plenamente identificados con estas lineas, por que si no no se entiende.

«El mundo de la producción cultural se halla rodeado por una considerable cantidad de riesgos. LAs películas, tan caras, son una operación e elevado riesgo, pero también lo es dedicarse a escribir novelas. Los productores de cine empiezan con una idea, mientras que los editores intervienen en una fase posterior, ya que proceden a selccionar una obra de entre el gran número de las que aún no han sido publicadas, aunque con frecuencia se encuentren ya escritas. ¿lograraran vender el suficiente número de ejemplares como para obtener beneficios? ësa es su apuesta. Son considerables los gastos que conlleva la producción de un sólo ejemplar: hay que corregir, maquetar e imprimir el libro, para luego coemrcializarlo y distribuirlo. De todas las novelas que se publican, sólo lagunas obtienen beneficios y de éstas, son muy pocas  las que generan enormes ganancias. Unas proporcionan un rendimiento a corto plazo, otras a largo plazo, cuando la inmortalidad llama a las puertas del autor, ya muerto, e incluso hay otras que dan réditos en metalico a generaciones de editores»

Y probablemente sea esta la clave del mercado cultural, una tarta muy apetecible que puede dejar mucho dinero pero que es casi imposible saber como llegar a ella. Editar un juego, como editar un libro, es un salto al vacio.

Y eso si hablamos de editores por que aún es peor el mundo del autor. Un mercado tan pequeño como el español parece que no permite apuestas arriesgadas, aunque a veces sucede, vease el España 1936 de Antonio Catalán y editado por Devir. Pero en general el autor debe conformarse con pasear sus obras por internet y conseguir que un puñado de los aficionados más entusiastas se descarguen los archivos e impriman sus juegos en casa. En España no hay ningún diseñador de juegos profesional, aunque bueno pocos hay en el mundo se me ocurren ahora mismo Knizia, Wallace, Kramer y para de contar.

Como en tantos otros ambitos culturales, el mundo de los juegos de mesa sufre eso de «muchos serán los llamados y pocos los elegidos». Sasson en «Cultura» afirma que muchos de los escritores de literatura infantil ingleses fracasan, aún siendo uno de los sectores con mayor número de ventas. Cifras escalofriantes, en el 2004 un 7%, todas mujeres, no cobraron nada por sus obras, el 49 5 menos de 15.000 libras, el 26% entre 15.000 y 30.000, el 17 % más de 30.000, entre ellos J.K. Rowling, la autora de Harry Potter la mujer más rica del Reino Unido.

Así no es de extrañar el panico de las madres cuando sus hijas les dicen «quiero ser artista». Ya digo yo que si mi hijo me dice «quiero ser diseñador de juegos de mesa» le mando a la mili para que vea lo que es la vida.

Empiezo a recordar las palabras  de Borat sobre la díficultad de leer este blog, por lo obscuro, el formato y mi peculiar estilo. Voy terminando pués, quizá finalice abruptamente, no sé si se habran dado los datos suficientes como para poder ver a los juegos de mesa como un producto cultural, tan noble o tan plebeyo, como cualquier otro.  Siento que me dejo un montón de aspectos sobre los quería hablar. Quién sabé quizá esto tenga una tercera entrega y al fin y al cabo esto es un blog y tengo todo el espacio que quiera.

Aunque los seriales hace tiempo que dejaron de estar de moda.

edito ahora sé que va a haber 3 entrega, lo que no sé es cuando por que lo que más necesito en estos momento es aclarar mis ideas y saber exactamente que es lo que quiero contar. Espero que no suponga molestia.

Juegos de mesa. Un producto cultural 1ª Parte

Juegos de mesa. Un producto cultural 3ª Parte

Juegos de mesa. Un producto cultural (1ª Parte)

Nota: la mayor parte de esta entrada esta inspirada por la (re)lectura de «Un mundo de lectores» en Cultura de Donald Sasoon, ed. Crítica 2006

El pásado sábado tuve la oportunidad de ir por vez primera la biblioteca Tecla Sala de Hospitalet de Llobregat. Y fuí allí a compartir una sesión vespertina de juegos de mesa con viejos conocidos de la bsk. La verdad es que esta biblioteca es de esas que impresiona. Grande, con amplios y diversos espacios, llamemoslos culturales,  una amplia oferta…. sensacional en una palabra. Junto a los eternos libros, estaban los ya habituales comics y los más recientes DVDs y la conexión wifi. Mágnifícas instalaciones para que negarlo. Y ahora, con discreción, poquito a poco, estan incorporando a su patrimonio los juegos de mesa.

Pero no voy a hablar de Tecla Sala y su ludóteca, aunque quizá tenga, en breve espacio de tiempo,  sus lineas aquí. Me gustaría más detenerme en algunas consideraciones que se me ocurrieron cuando volvía a casa en esa soledad multitudinaria de los trenes de  los sábado noche.

¿Y por qué no iba a tener su espacio en una bibloteca los juegos?  ¿Acaso lo excepcional noes que todavía no lo tengan? Es cierto que son desconocidos para un amplio sector de la población, pero a mi entender cumplen perfectamente todos lo requisitos que ha de cumplir un artefacto cultural para tener su sitio en una biblióteca.

Y seguro que los pedagogos se llevan las manos a la cabeza, pero mi juicio está más enfocado por su posición en el mercado -por el interés que pueden llegar a despertar a un público que vive entregado a la sociedad del ocio y todavía no sabe muy bien que hacer con su tiempo libre- que a un pretendido, y para mi dudoso, potencial educativo.

Bien han hecho las biblotecas de las ciudades más grandes incorporando a sus fondos comics, película e internet. Productos que en otro momento no pasarían el filtro del prestigio. Y es para celebrar es que los juegos de mesa lleguen a las bibliotecas.

Pero me desvió de lo que realmente quiero hablar. Junto a la bonita experiencia lúdica del fin semana estos días se está hablando bastante de la próxima aparición de un juego editado en castellano 1960. Carrera hacía la Casa Blanca del que ya comentamos algo aquí. Las cifras de la edición, 2.000 ejemplares, y cierto excepticismo por la aventura de Gabinete Lúdico, tan lejano del fervor propiciatorio de la edición en castellano de Agrícola han vuelto a bajarme a la realidad.

Pero ¿cuál es esta realidad? Lo cierto es que sólo puedo hablar de impresiones, hechas mayor o menor fortuna, si no desafortunadas. No manejo apenas si unas pocas cifras. Pero algo conozco de este hobby y de lo que se podría considerar un primo más o menos lejano, los libros.

Como los libros, y cito ahora a Donald Sasoon, » A diferencia del detergente, los bancos, las bebidas, los ordenadores o incluso algunas películas, pocos libros se benefician de una gran campaña publicitaria. Los editores se fían del boca-oreja, de las reseñas, de los debates y de las menciones o citas en la prensa» Si bien estos dos últimos puntos no sirven para los juegos de mesa por inexistentes, la cita es perefectamente aplicable a este submundo. Por otro lado, los juegos de mesa no gozan del prestigio del libro, del mismo Donald Sasoon «A los lectores les horroriza vivir en un país donde el 20, el 30 o el 40 por 100 de la población nunca lee. Los no lectores también sufren porque saben que tener libros en casa es un signo de estatus social, y cuando les preguntan por el motivo, adoptan un tono contrito: que si no tienen tiempo, que si están demasiado cansados después de un largo día de trabajo, que si se pondrán al día durante las vacaciones… Consideran los libros como una actividad más de ocio. Y no se equivocan». Pero aún así los libros no son un negocio, solo los superventas.

Con todo hoy en día hay en España 4 editoriales de juegos consolidadas, Devir, EDGE, Asmodee Iberica (la antigua Cromola) y Homoludicus, varias de recien creación (Gabinete Lúdico, Bellica Third Generatio) y varios juegos autoeditados como el 1936 . Guerra Civil de Arturo García, o aventuras como la de José carlos de Diego y su «El club de los martes» Lejos quedan los buenos tiempos de CEFA y la mítica NAC.

Sin embargo casí todo el catalogo de las grandes editoriales proviene del extranjero, no me atrevo a dar un porcentaje, pero seguro que es altisimo. Las cifras del mercado español parece que aconsejan que el editor apueste «sobre seguro» con los productos más vendidos allende nuestras fronteras. Mientras que en paises como Alemania los editores de juegos, como los de los libros publican un gran numero de títulos buscando ese superventas.

En cuanto a los temas de los juegos, dice Sasson que los editores de libros saben «la gente quiere libros que les ofrezcan consejos, libros sobre política, libros sobre sexo con un contendio aceptable, thrillers y novelas de aventuras, y que muchos de los que han visto una película querrán leer la novela en que se inspiró». En cierto modo analogo, los editores ya saben que la gente prefiere determinado tipo de jugo, su numero de jugadores, su tema, la calidad de componentes, etc.. Por ejemplo sabe que vendera mucho más un juego ambientado en la Segunda Guerra Mundial que en la Primera Guerra Carlista. O que la fantasia medieval, y la space opera atraen mucho más público que los origenes de la Humanidad. Quizá aquí haya que hacer algún comentario, auqnue dada la politica editorial de esconder los fracasos quizá meta la pata. Puede parecer que el consumidor patrio traga con lo que salga al mercado. Por ejemplo, a pesar de su exito en casi todos los paises «Los pilares de la Tierra», el libro, que también hay versión para jugar en tablero, en Francia apenás si se vendió. Hasta donde yo sé no hay nada similar en los juegos de mesa.

(tengo que dejarlo aquí por hoy, miro el calendario y veo que es Sant Jordi, una buena excusa para compraros «Cultura. El patrimonio común de los europeos» Lo único malo del libro es la traducción del título realmente sería «La cultura de los europeos. De 1800 a el Presente» y su precio, demasiado caro, no es ningún best seller.)

Juegos de mesa. Un producto cultural. Segunda Parte

Juegos de mesa. Un producto cultural. Tercera Parte

Lena Mogucheva. Una estrella que se apagó.

La red es extraodinaria. Te permite acceder a un montón de cosas que de otra manera permaneceran ocultas por la cultura oficial, la industrial, la publicidad y la propaganda. Bien es cierto que, en ocasiones, es necesario saber que tales cosas existen para perseverar en la busqueda hasta encontrarlas, o de tener cierta habilidad e intuшción con los enlaces, o de dominar más o menos algún otro idioma que el propio.

Hoy, por fín, en mi casa hemos logrado saber que fue de Lena Mogucheva ( Elena Igorievna Mogucheva, Елена Игоревна Могучева ), solista del Gran Coro Infantil, Большой Детский Хор, de la Unión Soviética, nacida el 8 de mayo de 1970.

Ya he hablado con anterioridad de mi amor por las canciones soviéticas infantiles, en una entrada que ha tenido un inexperado exito, raro es día que no se visita, por lo tanto no creo que sea neceario volver a repetir lo que allí se dijó. Y ahora con la excusa perfecta de la pequeñaja, raro es el día que Lena o Serguey Paramanov, Inna Kurilova y Dima Golov, mis otros solistas preferidos aparecen en la pantalla del computador.

El caso es que tanto mi mujer como yo nos preguntabamos que fue de aquellas pequeñas estrellas, si habrían conseguido seguir en el camino de la canción rusa conviertiendose en divos como lo fueron Alla Pugacheva, Levchenko o Liudmila Sienchina o Tolkunova, o por el contrario se habían pasado a formulas comerciales más acordes con los nuevos tiempos. También pensaba que el cambio de voz les habría llevado en algun caso a abandonar la carrera músical no sin amargura. Me imaginaba, casi sin esfuerzo, a alguno de ellos ahogando sus penas en vodka, olvidados por el gran público, cargando como una cruz lo que fue su efimera popularidad. Buscabamos, casi siempre en vano, nuevas canciones de estos niños prodigio para nuestra pequeña colección.

Pero ahora ya sabemos que fue de Lena Mogucheva, Lena murió el 19 de agosto de 1999, hace ya casí 10 años, victima de lo que parece una terrible y desconocida enfermedad; pyelonephritis. Es sorprendente el impacto que ha causado esta viejisima noticia en nuestro hogar. Pero nosotros sólo teníamos su imagen infantil, su voz, sus canciones.

En la web algo, muy poco, se puede encontrar de ella, un par de comentarios levemente hagiógraficos, algunos de ellos teñidos de religiosidad ortodoxa. Por lo que he podido saber Lena fue una niña timida a la que su popularidad siempre le incomodó. Terminó sus estudios de filología eslava con matricula de honor, parece que lo primero para los soviéticos era la educación en aspectos más prácticos. El cambio de regimén no fue a la que peor trato ya que pudo encontrar un buen trabajo. Y lo que quería, era lo quería cualquier joven, viajar, conocer y profundizar en sus relaciones con el mundo. Sin embargo su sueño se truncó y murió con cuando contaba con tan sólo 29 años.

Que sirvan todas estas lineas para honrar su memoria y como homenaje. Yo os dejo con 3 videos, aunque uno de ellos ya fue colgado en una ocasión anterior, pero, hoy por hoy es lo único que he encontrado de ella.

Пропала собака. El perro perdido

Висит на заборе,  Colgando en la verja
Колышется ветром, mecida por el viento
Колышется ветром  Mecida por el viento
Бумажный листок.  Una hojita de papel
Пропала собака.  Perro perdido
Пропала собака.  Perro perdido
Пропала собака   Perro perdido
По кличке Дружок. De nombre "amiguito"
Пропала собака. Perro perdido
Пропала собака. Perro perdido
Пропала собака Perro perdido
По кличке Дружок. De nombre "amiguito"
Щенок белоснежный, Perrito blanco como la nieve
Лишь рыжие пятна. Sólo una mancha roja
Лишь рыжие пятна Sólo una manncha roja
И кисточка-хвост. Y la cola como un pincel
Он очень занятный. Es muy divertido
Он очень занятный, Es muy divertido
Совсем ещё глупый Todavía totalmente tontorrón
 Доверчивый пёс. Este perro confiado
Он очень занятный. Es muy divertido
Он очень занятный,Es muy divertido
Совсем ещё глупый Todavía totalmente tontorrón
Доверчивый пёс. este perro confiado.
А дождь-забияка Y una lluvia traviesa
Листочек заплакал lloró sobre la hoja
И буквы, и строчки  y las letras y las lineas
Заплакали вдруг.exclamaron de repente
Найдите собаку! ¡Encuentren al perrito!
Найдите собаку!!! ¡¡¡Encuentren al perrito!!!
Вернись поскорее, Vuelve pronto
Мой маленький друг! Mi pequeño amigo
Найдите собаку! ¡Encuentren al perrito!
Найдите собаку!!! ¡¡¡Encuentren al perrito!!!
Вернись поскорее, Vuelve pronto,
Мой маленький друг! Mi pequeño amigo

Ejem la traducción es más o menos mia, por dios que complicado resulta.

Песня Красной Шапочки. La canción de caperucita roja.

y una última canción, aunque en este caso Lena aparece sólo un poquito, como parte del público de Tolkunova, una de las divas de las que antes hablabamos, y que Lena no pudo ser.

Носики-Курносики. Nosik-Kurnosiki

Y eso es todo, como siempre sucede en estos casos, pediros perdón por meteros temas o gustos que quizá son demasiado personales. Pero aunque sea sólo por las canciones espero que continueís pasando por el Instituto de Estudios Solarísticos.

SPACE-BIFF!

Fiercely Independent. Independant? Crap.

mimesis.cat

filosofia, cultura y entretenimiento

The Players' Aid

Board Game Reviews, Reports, and Reflections.

Cesta de patos

Un poco de todo, mezclado: la vida, que dicen...

Hexagon Chronicles

Jugando a Wargames, entre otras cosas

Muchachita Lúdica

Reseñas de juegos de mesa

La Gaceta de los Tableros

Blog con reseñas y noticias sobre juegos de mesa

SLAVYANGRAD.org

No Limit to Our Anger (c) V. M. Molotov

La Orquesta Roja

Palabra clave: Wargame

1DD4

Cuatro jugadores, cuatro caras, cuatro puntos de vista.

EbaN de Pedralbes

Blog personal para mis frikadas

BUHOJUEGOS

Blog de Videojuegos

El jugad0r

"Por fin he regresado al cabo de mucho tiempo de ausencia. Años hace ya que nuestra gente está en Roulettenburg. Yo pensaba que me estarían aguardando con impaciencia, pero me equivoqué".

Por qué pierdo

Diario de una loser

el blog friki de Darth Txelos

las andanzas esporádicas de un friki sin tiempo para serlo

La Última Rápida

Juegos de mesa

Revista TOKEN

Visita nuestra nueva web: revistatoken.com

Punto de Victoria

Blog sobre Juegos de Mesa