Juegos de mesa. Un producto cultural (2ª parte)

Es hora de continuar con lo que ayer emprendimos, pero antes dos puntualizaciones; en primer lugar la entrada de ayer ha tenido una repercusión inesperada, más de 200 visitas al blog, y un hilo descacharrante, per también agotador, en la bsk, un gran foro sobre los juegos de mesa y afines, donde y ,como anecdota ,el juego repetido hasta la saciedad ha sido el mítico tragabolas. Y en segundo lugar, constatar lo mal que explico, o mi escaso poder de convición, que no han conseguido elevar (o rebajar según se mire) al tragabolas a la condición de producto cultural.

Y es que parece que la palabra cultura es objeto de controversia, tiene unos matices y, sobre todo, un prestigio que hace muy díficil a según que productos merecedores de la etiqueta de cultural. Pero yo ayer me fijaba el proposito de considerar a los juegos de mesa merecedores de esa categoria, sin entrar a juzgar en ningún momento la calidad como juego, o su ausencia, de cualquiera de ellos. Como no se me ocurriría decir que determinado libro de determinado autor no es un producto cultural por que responde a un estudio de mercado y esta mal escrito.

La colección de Schoringer de mudanza (juegos de costa Rica) foto tomada de la BGG

En los juegos de mesa como en los libros, las películas o la televisión hay de todo y para todos los gustos, aunque por supuesto abunda la morralla. No en vano están sujetos a las mismas presiones del mercado, salvo por una cuestión muy importante, existe un alto porcentaje de aficionados dedican su tiempo a esto, lo que hace que a veces entre más en el terreno de la artesania que de la industria.

Pero continuo con una reflexión más de Donald Sasoon:

“la cultura guarda relación con el dinero, pero no sólo con el dienro. La cultura puede ser fuente de placer y deprestigio. Ésta es la razón de que ciertas personas prefieran ser escritores antes que contables, y de que a algunos editores les guste más publicar libros que fabricar destornilladores, pese a que muchos de ellos podrían hacer mucho más dinero si se dedicaran a la contabilidad o la fabricación de destornilladores”

Ayer lo dejabamos citando a algunas de las principales editoriales de este país, mi corazón me dice que se tienen que sentir plenamente identificados con estas lineas, por que si no no se entiende.

“El mundo de la producción cultural se halla rodeado por una considerable cantidad de riesgos. LAs películas, tan caras, son una operación e elevado riesgo, pero también lo es dedicarse a escribir novelas. Los productores de cine empiezan con una idea, mientras que los editores intervienen en una fase posterior, ya que proceden a selccionar una obra de entre el gran número de las que aún no han sido publicadas, aunque con frecuencia se encuentren ya escritas. ¿lograraran vender el suficiente número de ejemplares como para obtener beneficios? ësa es su apuesta. Son considerables los gastos que conlleva la producción de un sólo ejemplar: hay que corregir, maquetar e imprimir el libro, para luego coemrcializarlo y distribuirlo. De todas las novelas que se publican, sólo lagunas obtienen beneficios y de éstas, son muy pocas  las que generan enormes ganancias. Unas proporcionan un rendimiento a corto plazo, otras a largo plazo, cuando la inmortalidad llama a las puertas del autor, ya muerto, e incluso hay otras que dan réditos en metalico a generaciones de editores”

Y probablemente sea esta la clave del mercado cultural, una tarta muy apetecible que puede dejar mucho dinero pero que es casi imposible saber como llegar a ella. Editar un juego, como editar un libro, es un salto al vacio.

Y eso si hablamos de editores por que aún es peor el mundo del autor. Un mercado tan pequeño como el español parece que no permite apuestas arriesgadas, aunque a veces sucede, vease el España 1936 de Antonio Catalán y editado por Devir. Pero en general el autor debe conformarse con pasear sus obras por internet y conseguir que un puñado de los aficionados más entusiastas se descarguen los archivos e impriman sus juegos en casa. En España no hay ningún diseñador de juegos profesional, aunque bueno pocos hay en el mundo se me ocurren ahora mismo Knizia, Wallace, Kramer y para de contar.

Como en tantos otros ambitos culturales, el mundo de los juegos de mesa sufre eso de “muchos serán los llamados y pocos los elegidos”. Sasson en “Cultura” afirma que muchos de los escritores de literatura infantil ingleses fracasan, aún siendo uno de los sectores con mayor número de ventas. Cifras escalofriantes, en el 2004 un 7%, todas mujeres, no cobraron nada por sus obras, el 49 5 menos de 15.000 libras, el 26% entre 15.000 y 30.000, el 17 % más de 30.000, entre ellos J.K. Rowling, la autora de Harry Potter la mujer más rica del Reino Unido.

Así no es de extrañar el panico de las madres cuando sus hijas les dicen “quiero ser artista”. Ya digo yo que si mi hijo me dice “quiero ser diseñador de juegos de mesa” le mando a la mili para que vea lo que es la vida.

Empiezo a recordar las palabras  de Borat sobre la díficultad de leer este blog, por lo obscuro, el formato y mi peculiar estilo. Voy terminando pués, quizá finalice abruptamente, no sé si se habran dado los datos suficientes como para poder ver a los juegos de mesa como un producto cultural, tan noble o tan plebeyo, como cualquier otro.  Siento que me dejo un montón de aspectos sobre los quería hablar. Quién sabé quizá esto tenga una tercera entrega y al fin y al cabo esto es un blog y tengo todo el espacio que quiera.

Aunque los seriales hace tiempo que dejaron de estar de moda.

edito ahora sé que va a haber 3 entrega, lo que no sé es cuando por que lo que más necesito en estos momento es aclarar mis ideas y saber exactamente que es lo que quiero contar. Espero que no suponga molestia.

Juegos de mesa. Un producto cultural 1ª Parte

Juegos de mesa. Un producto cultural 3ª Parte

Anuncios

6 comentarios en “Juegos de mesa. Un producto cultural (2ª parte)”

  1. Antes que tu estilo esta tu capacidad de abrir reflexiones sobre los juegos y, para mí, esto es un valor añadido del blog.
    Reflexiones que nos llevan a otros temas no menos importantes como la relación de la cultura con el sistema ecónomico actual, la busqueda del reconocimiento por parte del artista,etc.
    En todo caso, manifestar mi agredicimiento por compartir tus reflexiones.

    1. Esa reflexiones son fruto de una necesidad. Yo conformo un mundo a través de los textos, películas, televisión, internet, y por supuesto juegos de mesa. Pocas certezas, muchas dudas, y a veces pensamientos que me atrevo a considerar estimulantes. Por eso los vierto aquí. Lo ideal sería que se estableciera un debate minimante serio que nos permitiera extraer alguna conclusión decente para evitar discutir siempre sobre lo mismo.
      Y un placerte tenerte por aquí.

  2. el juego de mesa como entretenimiento lúdico que plantea mundos paralelos, o ejercicios mentales para el desarrollo de una estimulante partida es ya de por sí cultural. El juego existe desde los albores de la humanidad y probablemente la aparición de los primeros juegos implicaba un desarrollo intelectual del hombre , que ya pasaba de cubrir sus necesidades de comer, dormir,fornicar a otras más elevadas como el ocio. Buen tema para un blog , enhorabuena por tu trabajo.

  3. Desde luego. Es espectacular como crece la industria del ocio y la cultura conseguidas las vacaciones pagadas, las jornadas de 40 horas semanales y el alfabetismo universal.
    Y gracias por tu comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s