Ideología, cine y pornografía.

Es lo que tiene ser un excéntrico, no contar con el carnet de conducir, le expone a uno a entretenerse con la publicidad de las marquesinas. Esta misma tarde podía contemplar dos carteles de estrenos cinemátograficos. Dos comedias, por lo que parecía, que establecían un dialogo ilustrador de los tiempos que corren, los tiempos de la crisis, la justificación y la esperanza pueril.

En frente de mi podía ver el cartel de Ejecutiva en apuros, intitulada “Su carrera le llevara donde menos lo espera”.

Y como respondiendo a esa incertidumbre de la pobre chica, otro cartel con una proposición indecente ¿Hacemos una porno? que se autodescribe como “En tiempos desesperados, medidas desesperadas”.

Desde luego ignoro el contenido y la calidad de ambas películas, como tampoco exagero si no han despertado mi animo para ir al cine tanto tiempo después. Pero ahí está Hollywood adaptandose a los tiempos que corren, dando esperanza y lustre a determinadas profesiones. Supongo yo que la mejor salida a cualquier ejecutiva en apuros es hacerse estrella fulgurante del porno, sobre todo si luce el palmito de la chica del cartel. Seguro que ella no iba a tener problemas de paro.

Pero lo más grave no esto, sé que soy un moralista, pero me preocupa de un tiempo a esta parte como la prostitución va encontrandose cada vez más normal y legitima. Y aunque no hablo de los fichajes del mundo futbol, lo del Cristiano y el Real Madrid es una obsecenidad que bien cabría aquí. Despedidas de soltero, pornografía amateur, modelos aspirantes a amigas de primeros ministros decadentes. Una suerte de sodoma y gomorra que encuentra en los medios de comunicación, como el cine y la televisión, su mejor herramienta pedagógica. Parece como si ningun padre se escandalizara de que su hija fuera portada de interviu, o que se acueste con el futbolista de turno y lo cuente con pelos y señales.

Yo lo tengo muy claro, sé está diciendo a un sector de la población muy determinado (las mujeres) que una salida profesional como puede ser cualquier otra es la prostitución. Eso sí no te llamaremos puta, serás una “star” del porno, una dama de compañía o cualquier otro eufemismo. Pero a diferencia de antes, cuando las marcaban, cuando se las obligaba a mostrarse como putas para evitar equívocos, cuando la luz roja te decía donde entrabas, ahora podrán pasar desapercibidas, y los machos podremos pensar cuando veamos alguna señorita estupenda, que son todas unas zorras. Una vez más la equivocada democracia, lejos de intentar desestigmatizar a las mujeres que se ven obligadas a prostituirse, lo que se hace es elevar de grado la prostitución. Y todo eso nos lo van metiendo por estos ojitos que se nos van a comer los gusanos.

Supongo que hoy estoy de mal humor y me he dejado llevar por mi puritanismo, pero no puedo dejar de coincidir con Zizek cuando observa que el hombre “mortifica a la mujer” que el individuo con el par  x es mujer en tanto que el individuo xy ha si lo ha creado, un lugar donde desplegar nuestros fantasmas, deseos, pesadillas y, sobre todo, como receptora de la culpa.

Y si alguien tiene interés en el cine y las putas, que no deje de ver la maravillosa película de Jean Luc Godard Vivre sa vie (Vivir su vida) 1962. Donde deja muy clarito lo que es una puta, es aquella persona que no puede decir que no, y que su posición en la sociedad no es más que la de una mercancía, por mucho que algunas de ellas quieran pensar que el poder está entre sus piernas.

Anuncios

2 comentarios en “Ideología, cine y pornografía.”

  1. Leyendo tu comentario me ha venido enseguida a la cabeza la excelente “Full Monty”, en la que todo el humor del mundo no oculta -mas bien potencia- que, detrás, hay una historia tremenda de paro y desesperación.

  2. Hola Fremen, ¡bienvenido!
    Pues sí Full Monty toca con mucha mala leche y buen humor el mundo del erotismo comercial dando lugar a una gran película. Eso sí yo no me veo haciendo un full monty, ni siquiera bailando, por todo el dinero del mundo. Más que una cuestión de ética en mi caso es vergüenza encorsetadora.
    No conozco las dos películas de la entrada pero seguro que se les escapa el componente social que sí tiene Full Monty.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s