1989 Dawn of Freedom. El tiempo de las campanillas

Leo en la BSK la noticia del proyecto de un nuevo juego 1989: El amanecer de la libertad. Aunque parece que no será un juego nuevo, sino una expansión del Twilight Struggle (Conflicto crepuscular) del que ya hablamos en este mismo blog.

No sé como tomarme esta notica Twilight Struggle es un gran juego, más allá de sus defectillos, que consigue de largo lo que pretende; esto es que dos jugadores, cada uno en el papel de una de las dos “superpotencias” compitan por lograr la hegemonía mundial. 1989 se presenta también como un juego para dos jugadores; de un lado el “democrata”  y de otro el “comunista”. La promoción del juego incide en la lucha por un sociedad civil que quedara fuera del control del partido comunista.

Más allá de los maniqueismos que se puedan establecer en la presentación de buenos y malos, de los atractivos de occidente y las penurias del bloque del este, es muy interesante que sigan apareciendo juegos de este tipo, que se intente plasmar en un tablero conflictos de orden cultural, político y simbólico. Es un reto superar al enfrentamiento de ejércitos desplegados en un mapa, tal y como hacen los clásicos wargames, donde la fidelidad al terreno y al orden de batalla pueden hacer más fáciles las cosas. Un conflicto, o evento histórico, como el derrumbe del muro de Berlín, del Pacto de Varsovia, o de la propia Unión Soviética se me antoja más difícil de reflejar. No sé como resultara en esta ocasión, el hecho de que el punto de partida de 1989 sea un juego de dos jugadores levanta mis dudas. No existió tal competencia en el derrumbe del mundo del “socialismo real”, el barco estaba podrido, tanto económicamente como ideologicamente la URSS y su imperio estaba en quiebra, y todavía resulta sorprendente (al menos a mi) como desde el 8 de noviembre de 1989 (la caída del muro de Berlín) hasta el 25 de diciembre de 1991 (la disolución formal de la Unión Soviética) apenas si hubo represión. Hay una imagen bastante gráfica, La figura impotente del otrora todopoderoso secretario general de la Unión Soviética, en este caso Mijaíl Gorbachov en el kremlin, que ni siquiera fue invitado a Belovezhskaya Pushcha, donde los presidentes de la republicas de Ucrania (Leonid Kuchma), Bielorrusia (Stanislav Shuskevich) y Rusia (Boris Yeltsin), todos ellos antiguos miembros del PCUS, dejaron fuera de circulación a Gorbachov y su partido. De cualquier manera sí que es cierto que los what if (“que hubiera pasado si”) tan gratos para este tipo de juegos son multiples en este evento histórico. 1989 es un año crucial, y la verdad es que uno alberga dudas si fue inevitable y puro determinismo histórico o el ser humano volvió a demostrar que el presente y el futuro está en sus manos.

Desgraciadamente todavía hoy la mayor parte de los análisis que se se han hecho de la caída del comunismo lo han interpretado desde el revanchismo ventajista del ganador, para hablar de la historia de la URSS por lo visto es tan permitidos los epítetos y adjetivos calificativos que en cualquier obra con pretensiones “científicas” estarían fuera de lugar.

No sé si el juego 1989, que realmente no habla de la caída de la URSS si no de sus satélites, sera un gran juego, lo que esta claro es que parece confirmar el interés por una nueva senda en los juegos de mesa, los juegos de simulación política (Twilight Struggle, 1960 Making of a president, no lo son tanto los clásicos Kremlin o Junta) en los que, con muy buen criterio, van introduciendo las circunstancias culturales que los rodean, o por lo menos eligen temas donde el peso de la cultura popular es más evidente a nuestros ojos. En este sentido, y dentro de lo poco que se conoce del juego, recuerdo que es un proyecto y todavía falta mucho tiempo para verlo en el mercado, me ha llamado mucho la atención una de las cartas del juego “mi primer plátano”

"Mi primera banana". La libertad de movimiento permite a los alemanes orientales ir de compras a Alemania Occidental.

Evidentemente no sólo hace falta libertad de movimiento, también hace falta un bolsillo lleno, pero de esto y otras cosas, como la desaparición de productos emblemáticos en la vida cotidiana de la RDA (vease la comedia “Good Bye Lenin) solo lo tuvieron en cuenta más tarde. El reclamo occidental, la posibilidad de experimentar y desarrollar nuevas formas de vida estaban ahí, y desde luego que hacen muy bien incluyéndolas en el juego.

También las lineas promocionales de GMT Games que dedican al juego resaltan una factor con el que estoy parcialmente de acuerdo ” Por un lado encontramos a los estudiantes fascinados por el estilo y la cultura pop de occidente” Desde luego los jovenes lo pasaban mal en el este; los coros del ejercito rojo, las danzas cosacas, las películas de la Gran Guerra Patriótica, los divos de la música ligera como Pugacheva, tenían más de tortura que de satisfacción. El régimen no encontraba, ni propiciaba, formas de acercarse a este sector tan importante de la población. Dean Reed “El Elvis Rojo” solo satisfacía a las autoridades del partido. En la Unión Soviética sus jovenes estaban más pendientes de las películas de Bruce Lee  y de las cassettes clandestinas de rock de grupos y cantantes tanto extranjeros como patrios.

Ya digo que el fenómeno de la caída está por explicar. Probablemente sea una suma de un montón de aspectos. Posiblemente uno de las formas de ilustrar la sociedad soviética, al menos a sus jóvenes, sea la música rock que estos escuchaban y de la que eran verdaderos entusiastas. No sé como sería en los países del Pacto de Varsovia, pero en la URSS, el rock era un movimiento liberador que, y a pesar de su origen, no les acercaba necesariamente a Occidente.

Yana Dguialeva

El rock soviético es un tema fascinante que daría para varias tesis doctorales (seguro que existen), a principios delos 80 estaba prácticamente prohibido, con conciertos en apartamentos y cuando la URSS desapareció los conciertos eran ya multitudinarios y la estética se había impuesto a casi todos los jóvenes soviéticos. Aunque son tres figuras las que creo yo que reflejan mejor su importancia y sus expectativas, a saber Viktor Tsoi (1962-1990) Alexander Bashlachiov (1960-1988) y Yana Dgialeva (1966-1991). Los tres murieron muy jóvenes, Tsoi en accidente de tráfico,  Balsahchiov y Yana se suicidaron. Etiquetados como estrellas del punck-rock soviético encajan mejor dentro de la categoría de poetas roqueros, al menos a mis oídos. Textos desgarrados por el nihilismo, con abundantes tacos (un desafio en la formal sociedad soviética) por todo lo caduco y sin sentido que les rodea pero más preocupados por reflejar sus sentimientos que por lanzar himnos o estribillos anti todo. Cuando murió Tsoi, una verdadera tragedia nacional, Komsomolskaya Pravda publicó

Tsoi significa para la juventud de nuestra nación más que cualquier político, escritor o celebridad. Esto se debe a que Tsoi nunca mintió ni se vendió. Fue y seguirá siendo él mismo. Es imposible no creer en él… Tsoi es el único artista de rock que no ha diferenciado su imagen de su vida real, vivió como cantó… Tsoi es el último héroe del rock.

Por cierto no faltan las voces que dicen que murieron en el mejor momento, viendo lo que llego después, habrían sufrido más todavía.

El último heroe “Kino” (el grupo de Tsoi)

Sin embargo, y en mi caso, es en Balshachiov donde yo encuentro a mi particular “último héroe”, en cierto modo es un continuador de Dostoievski, del hombre del subsuelo, y del ruso que debe ubicarse entre occidente y oriente. Su canción “El tiempo de las campanillas” es difícil de apreciar, pero wikipedia (en versión inglesa) le dedica un artículo excelente. Esa canción creo yo que refleja todo lo que ocurriría un poco después en 1991.

Hemos viajado en el calor y en el frio.

Soportamos todo y quedamos libres

Devoramos la nieve con gachas de abedul

Y crecimos hasta la altura de los campanarios.

“El tiempo de las campanillas”

Aquí está el enlace a la excelente entrada de Bashlachiov en wikipedia inglesa

http://en.wikipedia.org/wiki/Alexander_Bashlache

Y para finalizar el entierro de Bashlachiov

7 thoughts on “1989 Dawn of Freedom. El tiempo de las campanillas”

  1. no olvides los juegos de la misma temática “Free at last”, “Campaign MAnager 2008”, “Founding Fathers”,…

  2. Como curiosidad, una amiga checa me contó que al día de su fiesta nacional le llamaban popularmente “el día del plátano”, ya que Cuba les enviaba un cargamento con el que a cada checho (checoslovaco, de aquella) le correspondía una pieza que se repartía en colegios y fábricas.

  3. Muy interesante lo de los rockeros soviéticos.

    Lo cierto es que da vértigo pensar piensa en los cambios y transformaciones siderales por los que ha pasado Rusia en menos de 100 años. No creo que haya ninguna otro país en el planeta que haya experimentado nada parecido. Desde luego, no en Europa o en el resto del mundo occidental.

    En cuanto al TS y el 1989, y sin entrar a juzgar sus virtudes y carencias como juegos, yo soy de la opinión que como simulaciones dejan muy mucho que desear.

    Para empezar porque su premisa básica no es sino un fiel reflejo de la tendenciosa y chiripitiflaútica “teoría del dominó”. Y para continuar, porque el “armamento” social y político de los dos bandos fue mucho más complejo, variopinto y asimétrico de lo que pueden reflejar los OPs y una serie de eventos bastante abstractos en su mayoría.

    Mi sensación es que ambos juegos son simples temáticos de los de toda la vida (lo cual no es poco en los tiempos que corren) que han sabido elegir temáticas muy atractivas y “tomar prestado” el sistema básico de juegos tan sólidos como el We the People o el Hannibal, al cual han aportado un par de hallazgos de diseño interesantes (como la activación de eventos del contrario y las tiradas de golpe de estado/realinamiento). Pero poco más.

    En ese sentido me parece que juegos como Ici c’est la France, Liberia: Descent into Hell, o el Labyrinth que está cocinando también la propia GMT tienen mucha mejor pinta como simulaciones de conflictos políticos modernos. Además de aportar soluciones de diseño más originales y refrescantes.

    1. ejem, empiezo por el final. No creo que twilight struggle sea una gran simulación de la guerra fría. Sin embargo encaja muy bien con el tópico generalizado de la guerra fría. Dos países disputándose el mundo en una loca partida, y es fácil, al menos para mi, dejarme llevar y luchar por el dominio mundial.
      En cambio ese tópico de disputa no lo tengo del derrumbe soviético. Me cuesta más ver el atractivo de la mecánica del ts trasplantado a este tema.
      Lo que a mi me alegra es que este sea un camino que se transite cada vez más. Ya darán con las teclas adecuadas, espero, para satisfacer mayor exigencias en lo que a simulación se refiere. Y si juegos que se atreven a tratar estos temas tienen éxito lo harán más fácil. Personalmente no espero gran cosa de 1989, pero he de reconocer que sí siento curiosidad por ver los eventos de las cartas, ojala aparezca alguno de los roqueros de esta entrada.

      De lo juegos que mencionas, he de reconocer que no conozco ni uno.

  4. A mí también me alegra mucho que cada vez haya más diseñadores lanzándose a la simulación de conflictos no militares, o que al menos mezclen lo más posible lo político y lo militar.

    En cuanto a mis exigencias como simulación, tampoco te creas que son muy elevadas. Pero es que una cosa es el tocino y otra la velocidad.

    No sé si m’explico…🙂

  5. Hay algunos foristas que dicen tontadas, la realidad en esos paises socialistas fué y sigue siendo mejor que lo que ocurre ahora en pleno siglo XXI 2010 con miseria hasta los topes, hambre, desigualdad social, miseria, sin techo, sin medicina, sin salud, sin educación, sin nada…hasta cuando? prefieren eso o lo poquito que hubo antes. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s