Zapatero o donde diablos esta el dichoso mapa del que hablaba Wilde.

Un mapa del mundo que no incluye Utopía no es digno de echarle una mirada. Oscar Wilde

Era Ernst Bloch el que distinguía entre impulso utópico y utopía. O eso creo. El impulso utópico es una caracteristica del ser humano, para demostrarlo, y entre miles de ejemplos diferentes, decía algo así como que desde pequeños deseamos lo que no tenemos. Sin embargo la utopía, tal y como ha aparecido normalmente en la literatura, ha sido, lejos de un impulso, algo mucho más reglamentado y organizado. La utopía tenía respuestas y soluciones para todo. Allí donde había una fractura aparecía una ley universal que lo resolvía todo. (no siempre ha sido de esta manera, encontramos excepciones tan memorables como el “haz lo que quieras” de la abadía de Thelema, o “Cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades” del programa de Gotha.)

Hoy Zapatero ha renunciado a su impulso utópico ” o como salir de una crisis sin hacer nada de nada”. La estrategia de finjamos que no pasa nada y miremos al otro lado, a la que por otra parte nos adheríamos todos por simple esperanza, ha demostrado ser un callejón sin salida. Ahora nos queda la utopía, Zapatero llama al orden y al mercado. España será ese país que quieren que sea en Bruselas y Washington. Ahora ya la bolsa sabe a que atenerse y se las promete felices. Y como todos sabemos las bolsas no buscan otra cosa que la prosperidad y felicidad universales, debemos brindar con cava. La humanidad se ha vuelto a salvar en el último momento por tan peculiar séptimo de caballería. En cuanto a los indios ¿a quien le importan los indios? En España los indios son los funcionarios, personas tan improductivas como médicos, bomberos, policias, maestros, profesores, vedeles, inspectores de hacienda, etcetera, un despilfarro, un lujo asiatico. No son inversores, no generan riqueza; son un gasto que lleva a la ruina, como las pensiones o los parados que no supieron hacerse banqueros. Mejor nos reconvertimos en indígenas baratos dispuestos a que el mercado goce de salud, no pidamos algo tan indigno como un sueldo digno, no molestemos, no pensemos proyectos personales que no tengan en cuenta la salud del mercado.

En algún momento España equivoco el camino, hay que devolverla a su lugar natural

Se veía venir dirán los agoreros y pronosticadores. La sensanción de estrategia de avestruz del gobierno de Zapatero era demasiado evidente. La ausencia de un proyecto real daba tanto pánico que casi lo mejor era pensar ojala que “Zapatero este bendecido por la suerte que suelen tener los de su gremio”. Queda claro que un país del bienestar en un sistema competitivo y de libre mercado no es una gran ventaja, es una rémora de un pasado no muy lejano que hay que extirpar,. Ahora ya sabemos que los gobiernos de los estados no deben preocuparse de los ciudadanos, que será el mercado el que les asigne su posición natural. Todos sabemos que la tarta es muy grande y hacen falta muchas manos para sostenerla, para que los campeones del mercado se lleven su parte, de la que por su puesto son los legítimos acreedores. Y España no es competitiva, todavía, hoy se abre el camino al nuevo orden, a la nueva sociedad, esto ya no es crisis, es simplemente una nueva etapa de la historia. Debemos ser consciente de ello, el estado desaparece, su brazo largo ya no es tan largo y sus labores empiezan a ser anecdóticas pero ahora que estamos en el camino correcto ¿quién lo va a echar de menos salvo los indios?. La mejor manera de crear riqueza es creando pobreza, en ello estamos, y que no nos den ninguna pena, es por nuestro bien, el de todos.

En fin, mal están las cosas, casi me dan ganas de abandonar mis impulsos utópicos y salir corriendo a buscar ese mapa que según Oscar Wilde merecería semejante nombre. Allí vería Utopía y desde luego sería un buen destino para abandonar esta sociedad  gobernada desde la estupidez y la maldad (en mi casa me enseñaron que el que hace daño para obtener un beneficio propio es malo, son cosas de un educación anacrónica lo sé).

Es hora de volver a escuchar a Leonard Cohen

Anuncios

5 comentarios en “Zapatero o donde diablos esta el dichoso mapa del que hablaba Wilde.”

  1. Me ha encantado tu entrada.

    Me gusta cómo has logrado plasmar lo que mucha gente piensa, de una manera u otra, sobre lo que está pasando.

    Como dices, empezamos “una nueva etapa de la historia”.

  2. hola makarren me alegra que te guste la entrada, aunque yo no este muy satisfecho. Sabía lo que quería contar pero no como. No soy funcionario, pero ahora mismo trabajo 10 horas para cobrar 8, he visto cosas legales en el mercado laboral que no doy credito.
    Es una nueva etapa, que se va a aparecer mucho a lo que pasaba hace 200 años, por increíble que parezca. Y lo peor es que no pasa nada ¿a que punto nos han llevado?

  3. Y la cosa seguirá por este camino hasta que el mundo se divida entre los que no tengan nada que perder y los que si. Y todos sabemos cómo acaban esas cosas.

    1. acaban de muchas maneras, pero lo normal suele ser una guerra, y a veces esta no termina como se espera.
      Lo único que se es que hace 18 meses en las librerias se vendía de nuevo “El Capital” de Karl Marx, había cierto interés por saber como funcionaban las crisis de abundancia, y que propuestas podían salir de la izquierda. Hoy no es raro que lea “si la bolsa va bien, España va bien”, hemos aceptado que no hay alternativas. Tienen un cheque en blanco.

  4. Los paises en crisis tenemos tantas cosas afines, mientras exista clase media con television y futbol, dificilmente podra haber un avance significativo, en esto nos llevaron ventaja nuestros ancestros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s