Jugando por correo. The Russian Campaign

Todavía recuerdo la curiosidad que me producía leer en los libros de ajedrez las partidas que se jugaban por correo.Yo me imaginaba a Maestros (y no tan maestros) de países separados por océanos que esperaban con avidez ese movimiento, quizá definitivo, a la espera de poder ejecutar el golpe maestro, o por el contrario, sentir que su rival ha encontrado una debilidad en lo que parecía una posición inexpugnable.

tarjeta postal para juego de ajedrez por correo multilengua ¿cuando llevo el cartero la última?)

Los tiempos han cambiado, todavía se juega al ajedrez, supongo que menos, y los carteros ya no van a caballo ni en bicicleta ni llevan uniforme parapolicial. Y por no llevar, no llevan ni cartas, ni de amor, ni de ajedrez. Ahora sólo dejan en los buzones multas y facturas; se han convertido en pájaros de mal agüero. La tecnología nos permite ahora lo que antes era imposible comunicarnos más rápido y más lejos. Hoy en día jugar en vivo con otra persona se puede hacer gracias a la red, y jugar por correo, también. Supongo que antes parte del atractivo de jugar por correo al ajedrez era la posibilidad de entrar en contacto con lo exótico, ¿que pensaría un cubano jugando con un chino? ¿y un chileno? ¿y un danés? Quizás hoy hayamos perdido el concepto de distancia, y con el, el de exótico, de excepcional y todo eso. Pero jugar por correo es algo que se sigue haciendo. Y en los juegos de mesa también. Ahora la tecnica permiten mandar archivos que contienen los movimientos a la manera de un videojuego, cosa que antes solo podían hacer juegos como el ajedrez que podía reproducir sus movimientos por escrito con algo tan sencillo como un e5 (o P4R). Reproducir los movimientos de las 800 fichas de un wargame era algo imposible. Por no hablar de las tiradas de dados, algo he leído de veteranos de algun complicado sistema donde debían buscar un determinado periódico y de allí obtener el número (y así poder ser comprobado por el rival).
Hoy en día tenemos de todo (que dicha está de vivir en el primer mundo) en lo que se refiere a juegos de mesa, wargames y correo electrónico Para ser una pequeña comunidad (si la comparamos con otros hobbies, por ejemplo un hit mundial en ventas de wargames serían 5.000 unidades vendidas) no se puede quejar uno de la cantidad de recursos gratuitos (descontando el coste del ADSL, el computador y la corriente, claro)-. En los juegos de mesa, quizá por ser un mundo tan pequeño, pasa algo muy curioso, las principales editoriales, como GMT Games o MMP permiten, incluso fomentan (albergan los modulos en sus paginas web) la copia electrónica gratuita de su producto físico. Y no como copia de seguridad ni nada de eso, se hacen para que se juegue por correo o en vivo. Y cada vez hacen mejor los módulos, cosa que se comprueba fácilmente jugando al Twilight Struggle y su versión de vassal, que hace que las partidas vuelen, y se ahorre hasta un 30% frente al juego tradicional, en una mesa, cosa que antes no ocurría.

Así se ven los juegos de mesa en el monitor

Dos son las principales maneras de jugar por correo, por un lado tenemos Cyberboard y por otro Vassal. Cyberboard es el más tradicional y liviano, programas que ocupan muy poco espacio, fácil de llevar y con un catalogo amplisimo de juegos. Vassal, que utiliza tecnología Java, quizá sea más conocido por que da la posibilidad de jugar en vivo, pero también contempla la posibilidad de jugar por correo. La pega que se le pone a vassal es que es más fácil hacer trampas que en cyberboard. Por que lo de las trampas es una realidad para que negarlo, he de reconocer que yo alguna ya he hecho, incapaz de resistirme a la ira y frustración que me causaba la enésima tirada de dados nefasta y que mandaba mis planes al garete. Pero para evitar esas tentaciones están los servidores de dados que permiten que los jugadores reciban al mismo tiempo el resultado de la tirada de dados, ACTS, que es mucho más que eso, dispone de servidor de dados, pero hay muchos en la red. (que permiten cosas tan curiosas como tiradas de dados de 5 caras).

Y este el The Russian Campaign en su versión cyberboard

Así que hoy en día es relativamente fácil poder jugar por correo, casi a cualquier juego, sin problemas de espacio (no hay necesidad de recoger y volver a montar la partida), ni de tiempo (los despliegues suelen ser automaticas, tú eliges en que momento te haces tu turno de juego, etcetera. Por supuesto lo mejor sigue siendo jugar con la gente en persona, hablar con tus rivales, disfrutar de sus gestos, tomarte una cerveza y todo eso. Pero a veces las mejores partidas salen por correo, por que te concentras más por que te da más tiempo a pensar en tu jugada.

Lo curioso es la evolución de los juegos de mesa, al menos en el genero que más me suele gustar, los wargames, lo normal antes eran sesiones maratonianas (los de hoy también) pero con turnos largos para cada jugador, uno se aburría esperando y por eso mismo se disfrutan más por PBEM (el tipico acronimo yanqui, Play by E Mail, juego por correo electrónico).En la actualidad los juegos tienden a evitar esos turnos largos, a que el jugador en espera tenga oportunidad de participar en el turno del jugador activo. Y también los multijugador, para más dos jugadores, van ganado terrenos. Así los juegos al verse con mayores interrumpciones, con más jugadores lastran el juego por correo electrónico que no resulta tan fluido como antes. Y sin embargo, que experiencia más gratas son las partidas al Here I Stand (un juego para 6 jugadores en la epoca de la reforma protestante).

La imagén de la portada de la cuarta edición de The Russian Campaign

En cualquier caso, lo que yo tengo ganas ahora es de jugar al Russian Campaign, un juego, ya un autentico clásico, que cubre la Segunda Guerra Mundial desde la Operación Barbarroja hasta la caída de Berlín en 1945, el juego quizás sea un tanto abstracto, y prime aquello del calculo de probabilidades y la defensa del hexágono clave, pero es una gozada de jugar. Y sientes que estás luchando a las puertas de Moscú, odias a los Stukas y sientes el frio invierno. Es un juego tan popular dentro del mundo del juego por correo electrónico que tiene hasta su propio Campeonato del Mundo Pero lo mejor es que es muy divertdio y demasiado adictivo. Y digo demasiado por que a veces esperas en un estado de ansiedad nada bueno el turno del rival. ya se sabe que los wargames, con su factor suerte, el volumen de fichas son impredecibles y no se puede anticipar en demasía lo que va a hacer el contrario, así que normalmente sólo queda esperar y cruzar los dedos.

Jugar a The Russian campaign no tiene mayor dificultad que leerse el reglamento y equivocarse las primeras veces en la aplicación de las mismas. En seguida se domina, otra cosa es jugar bien, un novato normalmente no tiene nada que hacer contra un veterano (salvo aprender que no es poco, y el cambio que se da de una partida a otra es brutal). En cuanto a los medios para conseguirlos, pues en fin, la editora, la canadiense L2 Design, una editorial que tiene una actividad residual, que ya tiene el juego descatalogado, es de esas compañias que no permite la libre distribución de esos juegos, y solo permite el formato ADC2, que es un programa de pago, y nada barato, así que prohibe tanto el formato vassal como el cyberboard. Por cierto con la copia física de The Russian Campaign incluían el modulo para ADC2, pero era mucho más engorroso que el de cyberboard. ¿Y como lo sé si no se permite el cyberboard para este juego? Pues como siempre la respuesta está en la red, en ella se puede encontrar el modulo para cyberboard para Russian Campaign. Y por si alguien lo quiere,  dejo un enlace donde pueda descargarlo, pincha aquí.

El enlace, además del modulo para cyberboard, tiene las tablas de refuerzo, clima y terreno, imprecindibles para poder jugar -recordar que el programa de cyberboard debeís descargarlo antes y lo podeís hacer en su pagina web- Lo único que faltan son las reglas pero las colgare también en breve. Y, como advertencia a los despistados, estos juegos de tablero virtuales, son eso juegos de tablero, reproducen los mapas y fichas de juego, pero sólo eso. No hay ningun tipo de IA (Inteligencia Artificial) que juegue, que nadie espere encontrarse un juego de computador aquí, esto es mucho mejor. Y por supuesto, si alguien tiene ganas de jugar una partida a The Russian Campaign PBEM lo hare encantado, es más lo estoy deseando.  Mi correo electrónico es levmishkin72(arroba)gmail.com. Por si le sirve a alguien dejo el tutorial patetico que he hecho de como se instala y se crea una partida para Russian campaign en Cyberboard.

Y recuerdo una vez más el enlace de descarga del modulo

la página oficial de GMT Games y sus modulos gratuitos para cyberboard http://www.gmtgames.com/t-GMTCyberboard.aspx

la paígina de Limey Yank Games con miles de juegos, los más recientes y más clásicos, todos autorizados y gratuitos http://loakes.game-host.org/limeyyankgames/

Edito la entrada, se me olvido incluir el enlace a la guía de uso que escribió Perez Ron para la revista Ludo n07, el enlace directo de descarga es este http://www.box.net/shared/4unoc7dsqj