¿Para qué sirve un juego de mesa?

Antes de intentar responder a mi pregunta, una aclaración; esta entrada no es más ni menos que la continuidad de la anterior, es decir que sigo con el tema de las tetas. Perra que me ha dado. Si antes escribía deprisa y corriendo, ahora también así que me dejare cosas por decir y mi habitual y confuso estilo lo complicara todo aún más. Pero vamos allá.

Pensando un poco friamente el quid de la cuestión, del tremendo error de poner el grito en el cielo por el sexismo de un juego de mesa parte de una posición de partida erronea de jugamos Todos.  Más o menos lo que dicen en ese ya famoso artículo:

cuando llevamos años luchando en positivo por el respeto a los juegos de mesa y a las personas que los crean, por un ocio inteligente, igualitario, cultural y divertido, por integrar a todas las personas en la afición a los modernos juegos de mesa.

Aquí es donde yo difiero totalmente. Los juegos de mesa no son una creación humana que difiera gran cosa de otra. Sus valores son los que son, que no son poca cosa, pero vienen dados como juegos. Es verdad que pueden ser muy divertidos, es verdad que pueden resultar estimulantes es verdad que propician la sociabilidad. Pero nada más, que no es poco. Pensar en un juego como portador de valores se me hace cuesta arriba, es convertir un juego en un panfleto, me da igual lo bientencionado que sea el tema. Pero nadie será nunca mejor persona por jugar a juegos de mesa. Nadie tendra más cultura por jugar a juegos de mesa y nadie sera más listo por jugar a juegos de mesa.

Están muy bien, pero no son más que una opción dentro del mercado. Conozco juegos de mesa aburridos, sin sustancia, como conozco películas o libros o series de tv. Y todas ellas pueden o no tener un mensaje dentro. Pero de verdad si me encuentro con una novela pretendidamente inteligente o cultural, incluso igualtaria (aquí pienso que me gusta Ursula K. Leguin) huyo de ella como de la peste.

Quizá el error de Jugamos Todos sea de ver al juego de mesa como un juguete, un artefacto que en manos infantiles puede causar un estropicio. Pero en general entiendo yo que tanto webs como blogs y tiendas online se dirigen a un publico adulto. Y como mucho las últimas quieren vender un juego pero ni por un momento creo que piensen que son capaces de meter un gol ideológico a nadie.

Un ejemplo, los wargames. Que me suelen gustar y mucho. Facilmente se puede construir un discurso pacifista contra ellos. Y es verdad que con ellos de historia se aprende más bien poco, si acaso los ordenes de batalla de las guerras más famosas y de los líderes. Pero hay quien le puede servir como estimulo para profundizar, o hay quien se lo pase bien simplemente exprimiendo la mecanica de juego y demostrando su buen hacer con las fichas. Incluso hay quien puede sentir que de verdad esta mandando al Afrika Korps o a las Waffen SS o al ejército rojo. ¿Qué más da? ¿Voy a poner el grito en el cielo por eso? ¿Acaso creo que solo yo soy capaz de distinguir la linea entre el bien y el mal?.

Insisto los juegos no son más que juegos. Jugar está muy bien, y debiera tener el suficiente prestigio en la sociedad del ocio.Los de Jugamos Todos deberían saberlo. Tanto apoyo a juegos como «La danza del huevo» (¿un juego inteligente?) o el premio del JdA que penaliza a los juegos más pesados en favor de los pretendidamente familiares. Convertir a los juegos en portador de grandes verdades ajenas a ellos o en parapeto de causas más o menos nobles es un grandisimo error y no va a ayudar nada en lo que parece que pretende Jugamos Todos, su difusión.

No es todo lo que quería decir, pero sí casi todo. El tiempo apremia y esta entrada debe ser terminada antes de que comience la jornada de huelga. Creo que es suficiente, aunque me temo que tan inconexo y mal expresado como siempre. Y ahora que lo pienso temo no haber respuesto a la pregunta, por si acaso; un juego de mesa sirve para divertirse.

 

Más tetas. Lo politicamente correcto y los juegos de mesa

No es la primera vez que hablo de tetas en este blog. Pero hoy aprovecho esta pequeña y casi abandonada tribuna para dar un tirón de orejas a cierta manera de percibir las cosas que tiende a tener lo que se puede denominar como «nueva izquierda» o lo que es lo mismo, arremeter contra lo politicamente correcto, contra las abstraciones intelectuales que se olvidan de que la izquierda tiene una base real y organica y se dedican a pontificar y establecer nuevas maneras de hablar que serían dignas sucesoras de las disquisiciones teológicas del viejo Bizancio.

En Bizancio discutían sobre el sexo de los ángeles. Ahora discutimos por el sexismo en los juegos de mesa.

Todo viene a cuenta de la entrada de Jugamos Todos, donde arremeten contra un juego Titty Graby lo que es peor contra la repercusión que ha tenido en diferentes blogs y tiendas online. Por lo visto se debe cuidar muy mucho lo que se dice y lo que se vende no vayas a ofender a ninguna inquisición. El caso es que este juego debe ser una copia del Jungle Speed, solo que en lugar de lanzarse los jugadores en pos de un totem es una teta de plastico. Una gamberrada que se aprovecha de la mecanica del jungle speed. Supongo que el plagio es el mismo que existe entre el Trivial Pursuit y sus miles de imitadores.

Pero a los de Jugamos Todos no sólo le fastidia el posible pagio. También les molesta, y mucho, que se juegue con una teta. que haya quien lo encuentre gracioso. Por que por lo visto atenta contra la dignidad de la mujer, la cosifica y la convierte en un objeto. En fin. Cualquiera que vea la teta de plastico del juego vera que que no hay más cera que la arde, que es todo una humorada y que hay que ser muy sensible para ofenderse con el jueguecito.

 El famoso totem de Jungle Speed se ha cambiado por un pecho de mujer de plástico. Los duelos se resuelven, exactamente igual queJungle Speed, a favor de quien tenga más rapidez metiendo mano abalanzándose sobre el pecho de plástico – Risitas por jugar con una teta…  La figura femenina y la mujer como objeto total.

En fin si ahora que todos lo que disfruten tocando tetas, y me señalan que no sólo son hombres, están convirtiendo a la figura femenina en objeto. Si ya te digo que para esta nueva izquierda todo lo que insinue materia y corporalidad ¿se dice así? es condenable. supongo que solo vale la sexualidad desde la mente. Y que miedo me da esta. Sospecho que las perversiones las alberga la mente y no el cuerpo que tiende a conformarse con el viejo uno-dos, uno-dos.

¿Pero que clase de moralidad es esta, que no permite reírse de los lugares habituales del sexo?. ¿Qué clase de puritanismo es este?

Si el jueguecito fuera una apología de las operaciones esteticas de mama, de los implantes de silicona hasta lo compartiría. hay si estaríamos hablando de como se transforma la imagen de la mujer en función de lo que espera del hombre. Pero por abalanzarse sobre un pecho, por estrujar una teta, por mordisquear unos pezones, dios me libre, cada uno se divierte con su cuerpo como le da la gana. Y da igual que tenga unos pechos arrugados como pasas o firmes como el granito.

Pero criticar a un juego donde aparecen unas tetas y encima invocando principios de la izquierda, como la igualdad lo entendería. Así espero que se entienda que lo «de vergüenza» que es como títulan su artículo es exactamente lo que siento, pero no por la aparición del juego si no por el artículo. En última instancia no hace si no confirmar lo que temo. Hay ciertos discursos, el de la nueva izquierda entre ellos, que toman a sus semejantes por imbeciles, los toman por incapaces de ver las cosas como deben verse.

 

En fin a la mierda lo politicamente correcto. Y dejenme decirlo, me gustan las tetas y me gustan las mujeres, pero aún  me gusta más que no me tomen por idiota. Nada más me voy a ver las inmensas tetas de la estanquera de Amarcord.

SPACE-BIFF!

Fiercely Independent. Independant? Crap.

mimesis.cat

filosofia, cultura y entretenimiento

The Players' Aid

Board Game Reviews, Reports, and Reflections.

Cesta de patos

Un poco de todo, mezclado: la vida, que dicen...

Hexagon Chronicles

Jugando a Wargames, entre otras cosas

Muchachita Lúdica

Reseñas de juegos de mesa

La Gaceta de los Tableros

Blog con reseñas y noticias sobre juegos de mesa

SLAVYANGRAD.org

No Limit to Our Anger (c) V. M. Molotov

La Orquesta Roja

Palabra clave: Wargame

1DD4

Cuatro jugadores, cuatro caras, cuatro puntos de vista.

EbaN de Pedralbes

Blog personal para mis frikadas

BUHOJUEGOS

Blog de Videojuegos

El jugad0r

"Por fin he regresado al cabo de mucho tiempo de ausencia. Años hace ya que nuestra gente está en Roulettenburg. Yo pensaba que me estarían aguardando con impaciencia, pero me equivoqué".

Por qué pierdo

Diario de una loser

el blog friki de Darth Txelos

las andanzas esporádicas de un friki sin tiempo para serlo

La Última Rápida

Juegos de mesa

Revista TOKEN

Visita nuestra nueva web: revistatoken.com

Punto de Victoria

Blog sobre Juegos de Mesa