12 razones para estar contra el marketing 2.0 y atacarlo.

Así, aunque no lo parezca, nos habla el marketing.

Ya lo he comentado en otras ocasiones, cada vez que intento satisfacer la necesidad de saber más sobre la comunicación en la red termino visitando las páginas de los supuestos gurus del marketing.  No tengo muy claro como pero el caso es que he estado leyendo sobre ese repugnante termino que es “personal branding” o “marca personal”.

La sensación después de leer un par de articulillos es la de siempre, estos del marketing son los campeones de llamar a las cosas por otro nombre; de hacer pasar a las cosas por lo que no son y a veces ni lo parecen. En realidad no tiene nada de extraño, hasta el propio nombre que gastan “marketing”, han conseguido que suene diferente de lo que realmente son, propaganda, o incluso ni eso, solo una mera estrategia comercial. Estoy seguro que ellos, “los expertos del marketing” se llevarán las manos a la cabeza al escuchar este habitual reproche, y afirmaran que tal cosa no es así, que realmente dan un valor añadido a un producto comercial, y además que valor, el de la humanidad. Y es que ese es su juego adaptar la publicidad para que parezca que el consumo de una marca sea una necesidad humana.Y no les saques de ahí.

Si fueran inofensivos lo dejaría ir pero son todo lo contrario. Son perjudiciales para la humanidad, para su manera de relacionarse, de entender del mundo, Mucho se ha escrito como la sociedad contemporánea del llamado primer mundo se ha visto mediatizada por el discurso publicitario. Como gracias a el conceptos como “la marca” y ciertos valores más que dudosos se han consolidado entre nosotros.

Nunca lo dirán públicamente pero el marketing está considerado como una profesión para “Astutos”, de como utilizar las herramientas, que generalmente no pasan de la adulación más o menos elaborada para conseguir el objetivo final, que compremos lo que sea y además lo amemos. Para que engañarse, a los del marketing les importa un carajo que el producto de su campaña sea una mierda, lo que les importa es que se les pague y bien. Y para ello no dudan en utilizar sus recursos con los potenciales clientes y con las potenciales empresas que los contratan (es una percepción mía que el marketing es un ente autonoma a pesar de que existen departamentos del mismo en muchas empresas). Sus recursos, tan miserables como una lectura parcial e interesada de la psicología y la antropología les permite tratar a la humanidad como estupidos que responderá a los impulsos que las estrategias comerciales planteen. Y vaya que si les va bien, por lo que creo es una profesión demandada y harto competitiva. Supongo que su éxito  será cada vez mayor a medida que estemos cada vez más contaminados por la palabrería del marketing, lo que no sé es si ya hemos alcanzado el punto de no retorno, y si somos capaces de ver o imaginar un mundo en otras claves que las que nos propone el marketing.

Quizá sea cierto que la red fue un hallazgo revolucionario, un lugar de encuentro para la humanidad donde compartir desinteresada y altruistamente. No necesariamente información pero si cultura en cualquiera de sus formas. Pero por lo que veo hoy está sujeto a las presiones del marketing, y no por que sepa como hacer las cosas, si no más bien para que atendamos a sus consejos de hacer las cosas. Se dirigen a nuestra conducta, a nuestra manera de contar las cosas, a lo que debemos dar importancia. Las consecuencias son obvias, que la red sea un mercado más y se comporte como tal. Parece como si digan que la actividad humana solo tiene sentido en cuanto a su capacidad de “monetarizarla” (otro de esos términos estúpidos que surgen del marketing).

No he titulado por error a esta entrada 12 razones para estar contra el marketing, pero no pienso darlas; sólo hay una y es necesario explicarla con todos su matices, me falta conocimiento para hacerlo de manera apropiada. Pero es una manera de denunciar como se escribe desde el punto de vista del marketing, a modo de mandamientos, de verdades reveladas en el monte Sinaí, que no admiten ni necesitan de aparato crítico, ni de reflexión siquiera, sentencias que se deben seguir sin cuestionar al profeta, al Oraculo de Delfos. Lo dicen los gurus del marketing y punto; lo que buscan es que el producto se venda, cualquier otra consideración sobra. Y si aparece cualquier voz en contra se apela al relativismo moral, al utilitarismo en última instancia.

Pero es que yo soy un santurrón y encontrarme con cosas como “marca personal” o “social branding” me revuelven el estomago. Es más que probable que como siempre el marketing no invente nada nuevo que acuñe un termino para algo que ya existe; que en el fondo no sean más que servicios de representación, que alguien pique el anzuelo y sienta la necesidad de contratar servicios de profesionales y les gestionen su proyección publica. ¿Ampliar el espectro de quien necesite un relaciones públicas para gestionar su imagen y por lo tanto el mercado?. Pero los riesgos de sus técnicas están ahí, proseguir la senda de las relaciones de mercado (ellos lo llamaran sevicios), donde la percepción de la persona, de su humanidad se pierda. Haciendo prospecciones de futurologo, términos como autor pueden caer en desuso frente a marca personal, o aquello de comunicarse con personas frente a relacionarse con marcas, por que el objetivo es claro obtener un rendimiento económico. Los que dominan el mercado estarán encantados, si algo les desconcierta son las relaciones humanas, y si estas desaparecen para convertirse en lo que el marketing desea habrán ganado.

Y para terminar dos frases contra el marketing una de Tarkovski en la película Sacrificio “Dicen los sabios que es pecado todo lo innecesario, en ese caso vivimos en la civilización del pecado” Yo añadiría que es la civilización del marketing.

Y de otra película de Bryan Singer Sospechosos habituales “El mejor truco del diablo es habernos echo creer que no existe”, que se puede parafrasear “El mejor truco del marketing es habernos echo creer que sirve para algo”. Y es que en última instancia el marketing se sirve a si mismo, marketing del marketing y todos como tontos siguiéndolo a pies juntillas, peligroso enemigo.

 

P.s. A veces después de tanto tiempo me da por pensar que Lev Mishkin es ya una marca, pero no lo és, es mucho más, es un homenaje al personaje de Dostoievski, es un mote de guerra, muy sentido, que sirve para contar mis cosas en la red. Si algún día veís una marca y no una persona detrás de este blog avisadme.

P.s.s supongo que habrá que dedicar una entrada a “12 maneras de combatir el marketing”

 

 

20 thoughts on “12 razones para estar contra el marketing 2.0 y atacarlo.”

  1. Interesante tu entrada Lev. Supongo que internet es un canal más de difusión de las “marcas” tal como las describe Naomi Klein.
    Yo cada vez me refugio más en la “anticuada” lectura y presto menos atención a la red. Me supera el exceso de velocidad, la cacofonía repetitiva y el mensajeo post, pre o inmediatamente redentor y/o apocalíptico de unos y otros. Cualquier discusión se convierte en un torrente de aportes wikipédicos,. Cualquiera opina y desopina y “todo vale”. Ya no hay expertos, todos lo somos
    Además nos escondemos. Va muy bien la red para ello.
    Cualquiera es escritor, artista, filósofo o lo que se “quiera” ser. A fuerza de prometernos que todo es posible, que todo es alcanzable, nos venden carretas de mierda. Igual es problema es mío y resulta que soy “lento”.
    Si te sirve yo no veo una marca, más bien recuerdo un tipo largo que fumaba rápido y con el que charlé en no recuerdo que encuentros lúdicos.
    Saludos

    1. Y tan rápido que fumo.
      Gracias por la referencia a Naomi Klein, como no podía ser de otra manera, descubro gracias a ti, que, y como no podia ser de otra manera, todo lo que yo pueda llegar a decir ya está dicho hace mucho tiempo y mejor.

  2. Para mi es de admirar las fuerzas y las ganas que le pones al blog. Releyendo lo que he escrito me hubiera gustado no parecer tan pedante y mostrar, de manera más clara, que tu blog es interesante y sincero (te lo dice un ex-fumador de tres paquetes diarios ; ) ).

    1. Oh ni mucho menos pedante. Y dejemos el peloteo.
      Tu referencia a Naomi Klein, me ha abierto la referencia de no logo que ahora estoy mirando (bendita red). Y como las marcas se apoderan de los espacios públicos. En el fondo es mucho más serio de lo que parece.

  3. Siento que das en el clavo, pero al definir que es pecado todo lo que no es necesario, realmente entramos en un gran problema, por que entramos a la tarea de distinguir entre lo necesario y lo vacio, de momento me quedo con la comida, las amistades y el rol😄

  4. lev, ya te respondere con más calma cuando no este en un portátil🙂 , pero basicamente es “como todo” . Hay marketing bueno y malo…¿quien es más culpable el que dispara un arma, o el que la fabrica….?

    ACV 8)

  5. Pues esta vez discrepo contigo. El ser humano tiene una gran necesidad de identificarse con algo o con alguien y al mismo tiempo necesita sintetizar ideas en palabras, símbolos o marcas. Y una vez que conocemos ambas necesidades… simplemente necesitamos que alguien se dedique a fabricarlas para que las adoptemos.
    Da igual que sea la cruz de Cristo, la Bandera Roja, la Ikurriña, la senyera, la estrella de David, Lev Mishkin o la botella de Coca-Cola. De nuestra personalidad (y de nuestra capacidad de crearla a base de imitar a los demás) depende que esas mismas “marcas” tengan identidad propia o sean simplemente símbolos que utilizamos para sintetizar información.
    Y sí. Lev Mishkin (al igual que Farnesio o cualquier otro nombre de guerra) es un “personal branding” (un signo de calidad -buena, regular, mala o neutra- pero calidad- personal), con el que buscamos por un lado unirnos a algo (a un personaje, a una actitud, a una tradición) y por otro transmitir algo al mundo (quienes somos o quienes queremos ser y cual es nuestra posición en el mundo). Y así se mantendrá como “personal branding” hasta que nos conozcamos personalmente y tu persona sustituya a Lev Mishkin en mis conversaciones en la red y en mi imaginario.
    Otra cosa es que no nos guste, pero para gustos…

  6. Muy duro estas siendo, ahora que lo leo con calma… lamentablemente el sistema capitalista es el que gano la 3ª guerra mundial y el mercantilismo y el feudalismo desaparecieron hace siglos… la humanidad ahora mismo funciona asi y tu discurso es demasiado “bonismo de ixquierdas”.
    Lamentablemente si un avance de la humanidad no se puede “monetizar”, no funciona, ni se puede difundir, si no fuera asi, ahora mismo estarias hablando en una plaza de un pueblo ante 10 vecinos y tu mensaje nunca hubera llegado hasta aqui, porque no existiria ni el medio, ni las herramientas (internet/ordenador).
    Tu eres “una marca” y “un guru” y en los momenos que corren hay que utilizar las herramientas que tenemos para intentar que “nuestra aprotación a la sociedad” (buena o mala), se conozca. Precisamente creo que la red 2.0 nos ayuda cada día más a todos, para no comprar siempre “la misma mierda que nos intentan vender”, ahora por lo menos tenemos algún sitio para comparar y poder hablarlo….

    “Si algún día veís una marca y no una persona detrás de este blog avisadme”…. pues quedas avisado, estas vendiendo una imagen y un pensamiento utilizando una “marca personal” y tecnicas de marketing. Creo que confundes las herramientas con el uso que se hace de ellas. Por ejemplo si yo no explicara mi trabajo en la red ¿Podria realizar más trabajo, ser reconcido por ello y intentar mejorlo?. Creo que no.

    Un saludo y un abrazo (como siempre🙂
    ACV 8)

    1. No creo que este utilizando herraminetas de marketing, no escribo sentencias, procuro dejar claro que es mi pensamiento y por lo tanto rebatible. Escribo más de 400 palabras por entradas. No estructuro las mismas.
      ¿qué tecnica de marketing empleo? ¿por qué esto es una marca personal y no el pensamiento de una persona? La marca personal es más coherente que una persona fija una imagen y trata de vender un producto. Yo creo que me expongo, de llegar a algo más que mi propio pensamiento

      1. Hacer “marketing” no necesariamente implica hacer sentencias… muchas veces se dice más y se influye más creanto “tendencias”, y sin duda tu creas una tendencia con tus post y tu intento de movilizar a los blogueros con un fin, que en el fondo no es otro que cambiar la manera de relacionar a los bloguers con las editoriales y los productos. ¿cual es el fin?, crear algo que es más justo y equitativo para tí, o la gente que piensa como tú. Si nos ceñimos a la definición de marketing “Ciencia/arte que intenta mejorar la relación, en todos sus aspectos, entre el que ofrece algo y el que lo recibe”, esto es marketing, tu creas algo y esperar que alguien lo reciba con beneficio para ambas partes. Este beneficio no tiene porque ser económico “simplemente”. Tu has creado un perfil propio, se te conoce, esto no es “un título”? , una marca?.

        Si nos ceñimos al concepto marca: “….El aspecto psicológico, al que a veces se refieren como imagen de marca, es una construcción simbólica creada dentro de las mentes de las personas y consisten en toda la información y expectativas asociadas con el producto o servicio…”. Tú ofreces algo que la gente “consume” y esta bajo tu “nombre”, lamentablemente eres una marca, como cualquier otra, sin lucro, pero tan reconocible como Green Peace o la Madre Teresa de calcuta… y volviendo a mi primer post… ni es bueno, ni es malo, todo depende como se utilice el marketing.

        ACV 8)

      2. No creo que sea eso cierto, si acaso es la aspiración del marketing, que todo se tome por tal. ¿Cuando Carl Sagan hacís Cosmos? hacía marketing o divulgación?

        Es cierto que estamos expuestos a contradiciones, pero yo no propongo crear tendencias, lo que intento es llevar a la reflexión. Sólo eso.

      1. Para odiar el marketing con fundamento también hay que conocerlo. Tus palabras me recuerdan al reproche del envidioso que no soporta el éxito del vecino, al fundamentalista que está en contra de los que representa el cambio. No sólo no das razones, sino que tampoco ningún argumento fundamentado. El marketing tiene muchas muchísimas cosas malas, porque es una disciplina que se apoya sobre las tendencias humanas.
        Por cierto, tu título “12 razones…” es una técnica de marketing muy usada para captar la atención y, como hacen en marketing, el título no se corresponde con el contenido del post.

      2. creo que lo decía en el post, y envidia ninguna, más bien rabia, por eso mismo que dices por sacar provecho de lo malo por jugar con la gente a través de mentiras.

  7. Muy buen Post! Concuerdo con lo que decís y la realidad es que también estoy cansada de encontrarme con esto del marketing innecesario. Lo que más me molesta son esos artículos que publican como por ejemplo: los 7 tips para hacerte rico en 5 mese o las 10 cosas que debes realizar para llegar a ser exitoso en tu personal branding o los pasos que debes seguir para lograr ser feliz y así miles de ejemplos que son muy inciertos, te lavan el cerebro con sus párrafos que, hablando en serio, uno llega a creer que es verdad. Lo gracioso de todo esto o mejor dicho lo estúpido de esto, a lo que llaman trabajo, es que dicen ayudarte con los post que di de ejemplo y mientras lees esa porquería que ellos escriben, “expertos”, se llenan los bolsillos de dinero por lo recaudado de su blog.
    Vaya trabajo de bien!

    (Bueno me sirvió un poco para desahogarme, aclaro que hay redes sociales que están infectadas de esto entre ellos Google Plus o Twitter, entre otras, pasan las horas y es ver como los “Expertos del Marketing” dicen que es mejor para nosotros y como obtenerlo, todo una mier#%&)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s