Carta abierta sobre la colaboración o patrocinio

Me permito contestar, o aclarar, cierto comentario que me resulto molesto y que apreció en twitter. Habida cuenta que el twitter por la limitación de los 140 caractres no me resulta el mejor medio, utilizo esta tribuna. La intención, la mia no es iniciar una polemica personal, más bien poner las cartas sobre la mesa. Bien puede resultar que yo este equivocado en mi percepción, pero eso solo lo sabré exponiendo mi punto de vista al escarnio público. Y cobra mayor sentido habida cuenta que  que lo que ocurrió tiene mucho que ver con lo que se ha comentado en este blog esta misma semana sobre la relación de los blogs y páginas con los juegos de mesa

La polémica es sencilla, el telegrama zimmermann publica un parrafo que se pretende aclaratorio de su relación con DEVIR, en el mismo afirmo que  el blog no está patrocinado por esa misma empresa, pero si que esta si va a colaborar con el concurso que pretendo realizar en esa página. Y hay quien entiende, kabutor del podcast El tablero, que esa colaboración responde a lo mismo que se puede llamar patrocinio. Tal cosa no tendría mayor importancia si no fuera por otra polémica de esta misma semana y en la que me vi, que raro. envuelto. No creo que sea este el lugar para esa otra polémica , así que baste con decir que Kabutor pensaba que estaba haciendo exactamente lo mismo que a otros reprochaba.

Yo no lo veo así y no por capricho, entiendo que no es lo mismo colaboración (Que participa con otros en la consecución de un trabajo o un logro) que patrocinio (el convenio entre una empresa u organización, denominada patrocinador, y otra organización, denominada patrocinado, a fin de que éste presente la marca o el producto que desea promover la empresa patrocinadora). así pues para mi está muy claro el objetivo del telegrama zimmermann, y del concurso dentro del mismo. El concurso pretende que quien participe se interese por la primera guerra mundial o conozca un poquito de la misma. Yo entiendo que la colaboración con DEVIR hace más atractivo el concurso y me permitirá que gente que de otro modo no se hubiera acercado al Telegrama lo haga. Esa es la naturaleza de la colaboración, una o dos copias para el concurso del Senderos de Gloria. En ningún caso se hace cargo de los gastos que pueda ocasionar ese concurso como hosting yfuerza de trabajo (organizar el concurso, pensar las preguntas, publicitarlo en la red, responder a los participantes, aclararar dudas, etcetera, etcetera).

En si misma esta aclaración, casi de discusión bizantina, está destinada a Kabutor, pero es mucho más interesante plantearse que supone alcanzar acuerdos de patrocinio o colaboración. ¿me va afectar? ¿va a cambiar mi forma de contar las cosas? ¿va a cambiar el contenido de mi página? Y entiendo que cualquier respuesta es una respuesta legítima.  Quien quiera y pueda que se responda a esas preguntas. y valore si para él es más importante la difusión de una marca, la crítica o la promoción delos juegos e mesa. Que ponga en la mesa, (sobre su mesa, que es una cuestión personal), que es la importancia que da a lo que quiere contar y lo que quiere obtener de contarlo.

Por ejemplo, es verdad que El telegrama Zimmermann va a poner de relieve al juego Senderos de Gloria de DEVIR en las próximas semanas, como lo ha hecho con juegos de GMTgames y Clash of Arms, y es que  los juegos aunque a alguno le parezca mentira, los publican editoriales.Es algo inevitable y hasta cierto punto característico en el mundo del mercado de la cultura, que uno habla de lo que le gusta o interesa y al hacerlo promociona al que lo produce. Por eso pienso que es en cierto modo fácil alcanzar acuerdos de colaboración y no afectan a la independencia, que en mi caso yo si valoro,.

sobre el patrocinio más de lo mismo, el telegrama zimmermann es lo que es, y si mañana viene San Miguel a pagarme el hosting y la fuerza de trabajo por un cartelón en la portada, me lo pensaría…, dos segundos, Y si alguien descubriera que a partir de ese momento me dedico a revelar documentos inéditos que revelan que los soldados de la primera Guerra Mundial bebían cerveza San Miguel para refrescarse ya sabe lo que tiene que hacer y lo que pensar de mi. Otra cosa es que Clash of Arms Games, entienda que la labor que hago, tal y como la hago, le beneficie y no quiera perderla. Pero es es cuestión de cada uno, de lo que pretende, de como quiere hacer y del objetivo final.

No es más que eso, que uno debe tener claro lo que quiere hacer y a lo que pretende llegar, El telegrama zimmermann existiría y hablaría lo mismo del estreno del Senderos de Gloria hubiera o no colaboración de DEVIR para el concurso, hasta es más que probable que ese mismo concurso existiera, no es l aprimera vez que hago un concurso parecido con libros de mi colección particular como premio. El hecho de que este juego sea noticia en el ámbito de los juegos, no sólo me motiva a mi, seguro que propicia un mayor interés por mi blog.

En definitiva un patrocinio supone poner de relieve a determinada marca, por aquello de la independencia un blog de juegos de mesa debiera tener patrocinadores ajenos a los  juegos de mesa, pero claro las visitas que generamos son las que son y vienen de donde vienen. supongo que antes que patrocinio es mejor buscar anunciantes.

Y con todo esto llego a la conclusión de es importante distinguir entre colaboración y patrocinio. Para que cuando busquemos colaboraciones no nos cuelen un patrocinio, y además para poder valorar nuestro trabajo. dificilmente ninguna empresa de juegos pueda pagar lo que vale nuestro esfuerzo para hacer el blog, por lo que lo más prudente es trabajar con ellas en forma de colaboraciones. No tanto por satisfacer a los gurus de la independencia, si no por ofrecer al posible lector la visión más honrada posible, que de eso se trata.

Me dejo en el tintero una cuestión o varias, pero que quede claro, yo he metido la pata muchas veces, y la seguiré metiendo en tanto en cuanto no asuma “que en boca cerrada no entran moscas”, pero lo único que pretende es que nos paremos a pensar un poco en la cuestión que apuntaba esta semana la de  cuan poco naturales son las relaciones entre empresas y aficionados. Hay un prejucio mutuo que quizá coarte ciertos caminos.

El críticón. respondiendo preguntas (2ª y última parte)

Y continuamos respondiendo las preguntas, hoy terminamos con ellas. Poco a poco se va avanzando

  1. Formato: ¿merece la pena intentar buscar un formato más o menos común para la crítica?

Yo si creo que vale la pena detenerse en buscar alguno puntos en común, quizás el principal punto sería que toda crítica debe responder a la pregunta ¿es este juego divertido? cuantificar la diversión no tiene sentido, pero sí que se puede y se debe dejar claro cuando y como divierte ese juego.

También es necesario ponerse de acuerdo   en el que y el como debe valorarse, por ejemplo a pesar de que a mi no me interese x aspecto de los juegos, bien puede ser que a otros le interese. Aquí habría que ponerse de acuerdo en cosas tan tontas como calidad de los materiales, que criterio usar para decir que un juego está mal producido. Personalmente creo que no tienen la misma sensibilidad una persona que venga del wargame que otra que proceda del juego infantil. Los estandares son completamente diferentes, como Quevedo y Gongora, como Esparta y Atenás. Por eso es necesario no sé si fijar un canon o creo, que mejor, dejar claras las diferentes sensibilidades respecto a los materiales. Es complicado desde luego, pero no son tantas las cosas que exigen ese acuerdo común.

Todo esto no quita, ya lo he dicho antes, para que el formato sea más o menos libre. Debe ser la reseña el referente principal, eso lo tengo claro. Pero admito que los que tengan más talento u otras sensibilidades exploren otras posibilidades. ¿puede ser un open the box crítico? Tal y como se hacen hoy poco. Pero quien sabe si esa formula da un giro, o se reinvente aportando cosas que en principio pueden parecer muy lejanas. Tampoco la crítica debe ceñirse a un juego particular, bien cabe un reflexión más general, como una valoración del mundo del wargame, de las traducciones en España, de la posición del autor nacional, etc, etc, pero la verdad es que creo que debieran ser hechas con menor frecuencia que el examen de títulos concretos

  1. Visibilidad: como llegar a medios más generales y darse a conocer

La visibilidad, esta es complicada. Un ejemplo, muchos de los blogs de Planeta Lúdico ni siquiera enlazan con el Planeta Lúdico que los alberga y al que han pedido pertenecer. Deberían los blogs que participan en esto enlazar con este. Ahora bien no merece la pena hacer trabajo seo en la red para llegar más arriba en google. Eso es marketing. Más interesante es que los integrantes aprovechen jornadas para darse a conocer, tanto a aficionados o expertos.

 Con las redes sociales, tres cuartos de lo mismo, se puede realizar difusión de la labor de la crítica mediante labores de marketing online, pero no sé hasta que punto es interesante hacerlo. Yo creo que compete a otros hacer esa labor, más bien a aquellos usuarios que entiendan que se está ofreciendo un servicio de interés para la comunidad.

 Con todo es cierto que una de las aspiraciones debe ser intentar que la crítica sea tan vista y tenida en cuenta como la publicidad y el marketing, y algo tendrá que hacer a pesar de encontrarse en situación de clara desventaja.

 Por que la verdad, es que esa visibilidad es un gran problema, quizá al mayor que se enfrenta una aparición de crítica especializada que surja desde el aficionado más activo, como puede ser el blogger. Te cuento el porque

  1.  El apoyo de las editoriales: qué se quiere, por qué y para qué, y qué se ofrece a cambio

Las editoriales, ahí están. Pensar que independiente significa obviarlas no creo que sea demasiado positivo. Yo creo que se debe relacionar la crítica con ellas. Aunque solo sea para tener acceso a los juegos. Hasta donde yo sé las empresas dedican una parte de sus recursos a la promoción de los mismos.

Pero entiendo que es un punto conflictivo para algunos. Se puede pensar que recibir un juego condiciona la evaluación del mismo. Nada más lejos de lo que se pretende, se trata de que las empresas valoren y luego decidan lo que les de la gana sabiendo desde un principio que van a ser juzgadas por decirlo de algún modo, sin piedad. Y es precisamente lo que garantizara una naturalidad que hoy no existe en las relaciones entre aficionado e industria.

Y aquí está el gran problema de la visibilidad ¿de que le sirve o por que le va interesar colaborar a la industria con alguien que incluso puede permitirse el lujo de decir que su juego no le gusta?  Si esto fuera el sector del videojuego o del libro (del libro de las grandes editoriales) no habría problema alguno, el producto es visible y la crítica también y contribuye a la salud o la apariencia de salud del sector. Aquí entiendo yo que sean reacios a colaborar con la crítica. Pero también pienso que una delas maneras de salir del circulo endogamico es que este pequeño mundo pueda contar con una crítica sana, con un lugar al que un posible futuro aficionado o comprador lo coja con buen agrado.

Ya sé que es difícil, que son los tiempos que nos hacemos fans en facebook de las marcas, pero la industria ha de entender la labor que podemos desarrollar. Una crítica completa no es criticar los juegos que nos gustan y que nuestros bolsillos nos permiten. Me podre equivocar cuando compre un juego, pero mis escasos recursos para los juegos no los voy a dedicar a comprar un juego para reseñararlo, lo destinare a lo que entiendo yo que me pueda gustar, por lo que esa visión completa del trabajo de las editoras será imposible, Sí, la propia industria debe echar una mano a la crítica de sus juegos. Pero para para que esa colaboración tenga sentido y utilidad lo último que puede hacer la industria es condicionar esa crítica y la labor crítica lo último que debe pensar es en términos de agradecimiento y complacencia.

Un apunte, hablaba Werneck que en Alemania los organizadores del juego del año tejieron una red en torno a los periodistas independientes, pero yo lo que creo que más que esa independencia se valoro que pertenecían a medios de comunicación que todo el mundo conocía, lo que permitía a los juegos de mesa asaltar espacios para nosotros imposibles, radio, tv, prensa escrita. Y con ellos el acceso al gran público, eso convertía a la crítica en atractiva a los ojos de la industria por su capacidad de influenciar. Nosotros no tenemos esa influencia, hemos de ser consciente de este punto de partida. Pero ese también debe ser otro gran leitmotiv de la crítica, acercarse al gran publico sin perder un apice de su esencia.

Y hasta aquí las preguntas de nuestro amable lector. dan mucho que pensar, y dan ganas de emprender un camino. Yo casi tengo decidido que voy a hacerlo. Ojala que más gente me acompañe, tendría mucho más sentido  El proyecto está apunto de tomar forma en la cabeza. Y si al final me quedo yo solo me veo enviando una carta a las editoriales “hola soy Lev Mishkin y quiero hacer crítica de juegos”. Pero como decía el poeta “Caminante no hay camino, se hace camino al andar” y es eso lo que hace falta, emprender la marcha y hasta donde nos lleve. O dicho de otro de modo. y utilizando a otro clásico, la Odisea de Ulises, lo importante no es tanto el punto de partida y el punto final del viaje, si no todo lo que ocurre en el trayecto. No será el mismo Ulises el que termine la odisea que el la comienza. Algo se gana y se pierde en el viaje, pero así es la vida.

Y más sobre la crítica. Respondiendo a una carta (1ª parte)

 

Y continuamos con la serie. Hoy reproduzca la primera parte de unas preguntas que me ha echo llegar un amable lector. Las he divido en dos partes por que entiendo que son reflexiones que merece la pena trabajar sobre ellas. Invito a todo aquel que le interese a participar del debate, muy lejos de lo que pueda parecer esto no es comenzar la casa por el tejado, es todo lo contrario es poner las bases de algo. Ese algo cada vez lo tengo más claro incluso se puede empezar a vislumbrar en algunas de las repuestas. Pero para mi no tiene sentido lo que algunos esperan, que surja algo ya pulido donde no quede otra que adherirse o no. Y por supuesto vuelvo a repetir esto no es para que nadie se sienta obligado a participar, nadie será más listo, ni más guapo ni más alto por hacerlo.Tampoco hay un pastel para repartir, todo lo contrario. Pero es una vía que puede no llevar a ningún sitio, o enriquecer el mundo de los juegos de mesa y de los blogs. Yo sólo, con esta carta y con las intervenciones de Ferre y de Maquiavela en las dos entradas anteriores ya sé que de algo ha servido, he podido leer opiniones que de otra manera quizá no hubiera sucedido, y supongo que de eso se trata.
Pero vayamos con la carta

  1. ¿A quién se quiere llegar?

Esta pregunta no veo otra forma que responderla de forma global, no se trata de elegir como dicen algunos un “target” se trata de que cualquiera pueda leer una información crítica sobre un juego sin ser necesariamente un experto. Pero que también estos supuestos expertos o experimentados la encuentren de utilidad.

Quizá esto suponga un compromiso entre forma y contenido, quizá en ocasiones se deba recurrir a ejemplos y términos que a priori solo pueda entender un publico especializado. Pero nada que un hipervínculo pueda arreglar, y si no existe tal enlace se renuncia a lo fácil, y se explica pensando en un público general.

Esto es más difícil de lo que parece, por que habra quien no sepa incluso que es eso de “ mecánica de juego” pero seguro que se puede contar la misma sin hacer referencia explicita.

Pero esto no son más que ejemplos. El reto al menos así lo veo yo está en superar el estado actual de las cosas. En convertir a la crítica como otro lugar de referencia dentro del mundo de los juegos de mesa. una referencia para todo el mundo. Personalmente lo veo como algo muy saludable, hoy por las principales referencias vienen del marketing y de la publicidad.

  1. En función de lo anterior, qué forma y métodos se tienen a disposición (aquí habría que valorar la eficacia de cada forma, el ruido que puede tener y el trabajo que puede llevar)

Internet es un desierto hiperpoblado,  y realmente es difícil transcender ciertas barreras. Pero para que la critica hecha desde una comunidad tenga sentido por si misma lo que debe hacer es buscar su espacio propio y debe buscar ser una referencia, en ese sentido debe ser ambiciosa. Entiendo que lo adecuado es tener una página propia, que sirva como agregadora o receptora de esas críticas que aparecen en la web. Pero además la propia identidad de cada blog debe ser preservada al ser este uno de sus mayores valores. No se trata tanto de diluir esas identidades si no de dar mayor sentido y quizá mayor presencia a esas individualidades.

Asi yo entiendo como mejor solución una suerte de “Planeta Lúdico Crítico” el nombre es lo de menos, donde aquellos blogs que dediquen una parte de su esfuerzo o todo a la crítica al mundo de los juegos de mesa lo ocupen. Insisto no todo el contenido de ese blog si no aquel que está dedicado a la crítica, lo que hace que se exija un filtro. Hace poco alguien comentaba que agregadores como Planeta Lúdico quizás perjudicaban en algunas cuestiones, al ser un agregador de TODO lo que ocurre en la red lúdica. Por decirlo de algún modo el bosque no dejaba ver el árbol.

Evidentemente y como todo en esta vida las fronteras no son tan evidentes, y supongo que habrá veces que se cuele opinión que no se corresponda exactamente con la crítica. Volviendo a los ejemplos, no tiene mucho sentido, opinar sobre la labor de la asociación Jugamos todos desde un planeta dedicado a la crítica eso queda más para el blog personal. Tampoco creo que vayamos a ser capaces de realizar una crítica ejemplar desde el primer momento.

Por otro lado hay que estar atentos a otras formas de crítica que puedan escaparse a lo más trillado, es decir es perfectamente posible que una sesión de juego puede tener más valor como crítica que una reseña. O más difícil de percibir, encajar lo que Pere Pau llamaría pensamientos, en principio ajenos a juegos en particular pero que sí darían un cuerpo especifico al dichoso planeta.

En el fondo a idea que debe prevalecer es ofrecer un servicio de crítica orientado a lo que decía más arriba, un publico general, sin caer tentaciones de querer gustar a ese mismo público.

  1. Concesiones: de acuerdo al público al que se quiera llegar, ¿hay que hacer ciertas concesiones?

Concesiones, todas la de mundo, no se trata de hablar para otros críticos, ni de alabar el propio gusto. Lo que hay que hacer es desentreñar un juego, sea cual sea, te interese o no. Y que cualquier clase de jugador sepa ver inmediatamente a lo que se enfrenta. Ahí entra la habilidad de cada uno, de su capacidad para los guiños complices con quien se identifique más el autor. Pero otra vez debe prevalecer la idea de ser accesible a todo el mundo.

¿qué le va a parecer el público? si alguien es capaz de responder esa pregunta me imagino que será inmediatamente fichado por una editorial. Hay que hacer un esfuerzo por ponerse en la piel del mismo, pero no subyugarse al mismo. La cuestión debe ser ¿es este juego divertido?  ¿si no me llega a mi; puede hacerlo a otros? Otro ejemplo, hay juegos infantiles, algunos pensados para que los niños jueguen con los padres y otros pensados para jugarse entre niños. No podemos caer en el error de juzgar a los juegos infantiles como si fueran pensados para jugar con los padres.

 Una crítica accesible al publico, esto se responde en parte con la primera pregunta, es el reto, la clave de todo esto.

Y hasta aquí la primera parte, proximamente la segunda parte, no dejéis de decir lo que os sugiere,

Más sobre crítica de juegos de mesa

Sigo sin detenerme a reflexionar y profundizar sobre todas lo que implique una entrada como la de ayer. En cierto modo y medidad, se puede considerar que ha provocado cierto revuelo, a tenor de los comentarios que ha suscitado la entrada en el blog y en las redes habituales, mucho más que lo habitual. Pero lo habitual es tan poco que es mejor mantener los pies en el suelo.

Por que para hablar de verdaderos revuelos y escandalos es mejor que nos fijemos en otros sectores del ocio cultural. Como el de los videojuegos. Kabutor, el alma mater de El tablero me ha puesto al corriente de el debate que está teniendo lugar ahora mismo en Doritosgate y que ha salpicado a toda la prensa británica que trabaja en el sector del videojuego, como a vg247Es verdad que el mundo del videojuego me pilla bastante lejos, pero no tanto las reflexiones que se hacen en los dos enlaces. Por un lado se apunta a la necesidad de preparación del que trabaja en el sector y por otro a una cada vez mayor dependencia de la industria.

Sobre el primer punto la preparación, poco se puede decir, el mundo de los videojuegos es un mundo que se parece muy poco al de los juegos de mesa. No existe prensa profesional de juegos de mesa, no existe ni una sola revista en cualquiera de los formatos que pague a sus colaboradores, así que hablar de intrusismo laboral no tiene ningún sentido. Aunque sí se puede tomar algunas cosas, un blogger no es un periodista, en teoría no tiene la formación para crear contenidos. Por decirlo de algun modo la subjetividad y la pasión no son garantía de abordar de manera crítica casi nada. Esto es lo que dice la teoría por supuesto, todos sabemos como se encuentra el mundo del periodismo, y las cada vez mayores sospechas de no ser más que correas de transmisión de lineas editoriales o lo que es peor de intereses económicos.

Lo que nos lleva al segundo punto a la independencia de la industria, que a llevado a la revista vg427 a incluso redactar una serie de puntos públicos para evitar cualquier posible duda su independencia. Algunos de ellos no aceptar viajes, barras libres, regalos de más de 50 euros, aunque si que aceptaran los videojuegos, ellos afirman que necesitan jugarlos y que solo a través de las promos pueden obtenerlos. En realidad lo significativo de todo esto es la necesidad de hacerlo público, de adquirir un compromiso ético con los lectores. Así están las cosas en el mundo del videojuego.

Pero ¿tiene que ver algo esto con el mundo del juego de mesa en España? Yo creo que sí. Quizá más con el debate de fondo que otra cosa, pero tiene.

En primer lugar se me antoja curioso el resquemor que despierta cualquier iniciativa que pretenda tratar de tú a tú a la industria. Parece como si se le reprochara una busqueda del pelotazo. Vivimos en el país del idem, y me da la impresión que se tiende a pensar que es generalizado el pensamiento que en el fondo lo que se busca es prebenda,s o como diría la película “pequeñas gabelas” y no lo que se pone sobre la mesa.

También debemos tener en cuenta lo que dicen los profesionales de la información, de los deficts de la misma que podemos incurrir los que tenemos un blog y nos gusta hablar del mundo de los juegos. Debemos formarnos aunque sea de forma autodidacta. En su momento ya aprendimos las cuatro cosas técnicas que había que aprender para poner un blog en marcha y mantenerlo. De la misma manera que ya sabemos centrar una fotografía en el texto, o crear un hipervínculo o incrustar un widget molón, está bien que sintamos la necesidad de contar mejor las cosas. No estoy diciendo que debamos matricularnos en la universidad de periodismo, pero al menos estar atentos a aquellos, da igual el ámbito, que nos parece que sí saben.

Y en tercer lugar, la independencia, esto si que parece clave, es la que nos dara la credibilidad. Y hasta donde yo creo la que permitira que un blog o portal o pagina tenga mayor repercusión. Ayer todos sentimos bochorno por cierta entrada que apareció en los agregadores de noticias lúdicos. Esa entrada ha dejado muy tocado a ese medio. Y muy probablemente haya logrado el efecto inverso que deseaba. Pero los lectores ya solo acudirán allí buscando el morbo de noticias parecidas, nunca información.Garantizar esa independencia. no lo hace el dinero, Tom Werneck afirmaba esto en la charla de las DAU, esa independencia nace de uno mismo. Y habrá quien prefiera no serlo, pero otros se inclinaran por aquello del “pobre pero honrado”. La honestidad no viene del dinero, de ser un profesional de esto, es algo personal, pero es conveniente que pensemos que hay formas que pueden permitir que esa honestidad, esa independencia y esa credibilidad se pierdan por el camino probablemente sin que nos demos cuenta.

 

Y por supuesto esto es otra reflexión apresurada, antes de que Pedrote me mande el correo que me obligue a sentarme una temporada y me obligue a dar forma a lo que ¿todavía? no lo tiene. Me temo que habrá más entradas.Ya sabéis ciclotimico, histérico y obsesivo.

 

Crítica de juegos de mesa.Una reflexión apresurada

En el marco del festival de juegos de mesa han tenido lugar varias cosas, pero en estos momentos me quedo con una. Fruto de dos charlas, la estupenda y estimulante  presentación de Tom Werneck (que se puede escuchar integra en reservoir jocs) y la decepcionante reflexión  dedicada a la blogosfera (más por el naufragio de el insitituto de Estudios Solaristicos que por otra cosa), al menos para mi, han quedado clara una situación dentro de los juegos de mesa:

No existe, ni se le espera, un sólo blog dedicado a la crítica de los juegos de mesa

Por lo tanto y si tomamos como a Werneck como referencia, quien hablaba de la necesidad de una crítica caustica e independiente de los juegos de mesa, es un pequeño o gran desastre. La idea del ya venerable alemán, es que dentro del mercado capitalista la industria en su afán de optimizar recursos y maximizar los beneficios apuesta por conseguir lo máximo con lo mínimo , algo que según Werneck puede corregir la crítica especializada. De esa manera un premio como el Spiel des Jahres consiguió entre otras cosas, aumentar la calidad de los juegos de mesa. Por decirlo de alguna manera la credibilidad que consiguió el premio permitió que fuera la industria la que fuera detrás de los premios y no al revés.

No sé hasta que punto se corresponde al 100% con la realidad, si el Spiel des Jahres ha terminado, fruto de su importancia, convirtiéndose por si mismo en una marca y actuando más como herramienta de marqueting que de crítica. Pero no tiene demasiada importancia.

En esa todos los que tenemos un blog de juegos de mesa contribuimos a la difusión, y con ella quizá a la publicidad, pero una publicidad bien entendida, es una especie de boca a boca que siempre a funcionado en los mercado culturales. Nadie se pude llevar las manos a la cabeza, por que en la blogosfera se hable con pasión de lo que a uno le gusta o, más raro, de lo que a un le gusta.

Y si incluyo tanto el me gusta como el no me gusta como aproximaciones que se acercan pero no son críticas. Legitimas pero no lo que en última instancia necesita el mundo y el mercado de los juegos de mesa. Hoy por hoy lo que hace falta es un blog, o varios, que trabajen de manera crítica con los juegos. Que sepan aproximarse a los mismos más allá de fobias y filias personales. Conseguir eso no es fácil , hace falta un método, o métodos  estoy seguro que existen varios caminos para esa aproximación crítica a los juegos de mesa.

Con todo eso no quiero decir que esas aproximaciones críticas no hayan ocurrido, pero a sucedido de cuando, casi de manera excepcional será conveniente lo que la blogosfera dedicara parte de sus esfuerzos a la crítica, Más bien que mal ya cubre la promoción y divulgación, pero va siendo hora que se muestre capaz de hacer una análisis exhaustivo de todo lo que sale en el mercado. Medios tenemos poquitos, pero somos unos cuantos. Y lo que es a mi me parece un camino fascinante y fecundo.

 

Dos notas.

Una aproximación crítica puede llegar a serlo el Concurso interblogs sólo les falta poner condiciones rigurosas a lo que se considera el descubrimiento del años.

Hoy mismo he leído un ejemplo de mala crítica, para promocionar un juego que ni siquiera se ha jugado se vapulea otro.

 

 

El Instituto de estudios solaríticos en DAU

 

Ya lo hemos dicho durante toda la semana, hoy comienza el festival DAU en Barcelona.

Y allí estaré con Lluis de The Black Meeple ofreciendo cada uno su particualar visión de la blosgosfera, de la red y los juegos de mesa. ¿conseguiremos no aburrir al personal? ¿mis nervios me comeran vivo? ¿se revelara algun secreto importante? ¿daremos con la clave de la fortuna y el exito? No lo creo, la idea es ofrecer una reflexión y de alguna manera motivar a que la gente siga propciiando ideas en la red, divulgando y de paso sientiendo que lo que hace sí es importante. Incluso tendremos dos ilustres invitados que complementen y corrijan lo que nosotros podamos decir como son la gente de Token y Gamimg with my suegra

Esto ocurrira mañana sábado a las 16.30 horas en  Fabra i Coats, fábrica de creación.

Allí nos vemos

Ediciones Rotura en DAU. Entrevista con Arturo García.

Arturo Garcñia, 1936 Guerra Civil
Arturo García en plena faena (feria Jugar por jugar de Granollers)

Ya decíamos en la anterior entrada que los próximos 15 y 16 de diciembre se celebra el festival DAU de  Barcelona. Dentro del completito programa quiero destacar la presencia de la editorial Rotura, que esconde a Arturo García el editor y autor de 1936. Guerra Civil. No sé si está sumara la entrevista 1936 pero le he querido hacer una, para que le conozcáis un poquito más. Y sobre todo animaros a que aprovechéis que está en las jornadas y os juguéis una partida con él a su juego. Solo por eso las DAU se convertiran en unas jornadas inolvidables.

Arturo, eres ya un clásico de las ferias y festivales de juegos de mesa. ¿a cuantas has acudido?
¡Pff! Espera que mire mis notas y cuente…
Suman 39 eventos. He usado mi hoja de cálculo de gastos, con lo que igual alguna cosa por Madrid se me ha escapado al no implicarme gastos (recuerdo unas jornadas en un hotel organizadas por Generación-X, por ejemplo), así que seguro que he superado los 40 eventos.

¿Y siempre con el mismo juego?
Sí, siempre con “1936 guerra civil”, mi único juego creado y (auto)editado.
Para mí es muy difícil hablar “un poco de él”. Me podría pasar horas haciéndolo. 🙂 (esto último no hace falta que lo pongas ^_^)
“1936 guerra civil” se puede ver de varias formas. Es un juego, con las connotaciones lúdicas que ello implica. También es una obra en torno a la guerra civil –al igual que puede haber películas o libros– en un intento de ofrecer una visión panorámica del conflicto usando al máximo todo el potencial gráfico (cartelería y fotografía) que se encuentra en los archivos históricos, sin entrar a juzgar o explicar sino tan sólo a mostrar los elementos que tuvieron un papel en la contienda. Y también es una aventura personal, no planteada como negocio sino como reto de sacar adelante una tirada de 1936 ejemplares numerados.

¿qué se va a encontrar aquel que pierda el miedo en las jornadas DAU y se siente en la mesa de Ediciones Rotura? ¿qué es lo que haces en las demostraciones de “1936 guerra civil”? ¿enseñas a jugar? ¿lo vendes? ¿cuánto puede durar una sesión contigo?
La duración de las demostraciones que hago está sujeta al tiempo disponible de la persona o personas interesadas. Puedo ofrecer una visión general del juego en 10-15 minutos o podemos estar una hora y media jugando una partida completa. O algo intermedio. El juego no lo vendo yo porque decidí que no iba a hacerlo; yo lo promociono pero luego son las tiendas las que lo venden.

¿Cuantas demostraciones de “1936 guerra civil” habrás hecho? ¿tienes algún recuerdo especial de alguna de ellas?
Más de 400 (el dato se puede consultar en la ficha del juego en la BGG, aunque igual me falta alguna por poner). Recuerdo una en Lucca (Italia) en la que tuve que ir saltando entre el castellano, el inglés, el francés y el italiano según mis oyentes iban entrando y saliendo de la mesa. Fue estresante aunque también divertido. También recuerdo con cariño la que hice al nieto del general Rojo.

¿Usas la misma copia de demostración que en la primera ocasión? Si es así ¿cuando el juego termine su vida comercial ¿piensas donar esa baraja a un museo o evento tipo la subasta benéfica de Ayudar Jugando?
Para las demostraciones uso el mismo ejemplar desde el principio, aunque le he tenido que reemplazar la caja (se termino por resquebrajar) y algunas cartas (que en un momento dado desaparecieron mientras me ausenté de mi mesa en unas jornadas). Pero el grueso de las cartas, los tableros y los manuales vienen siendo los mismos desde el principio. Y tras más de cuatrocientas partidas, se conservan bien (precisamente no les he puesto fundas para ver el deterioro). No sé lo que haré cuando se venda toda la tirada. Lo de Ayudar Jugando es una idea, ya les doné unas láminas del juego usadas durante el proceso de fabricación hace un par de años.

La verdad es que eres una rara avis dentro del mundo de los juegos de mesa. Es algo que ganamos todos los que hemos podido asistir a una de tus demostraciones. Pero ¿no sería más cómodo para ti fiarte al marketing on-line y el supuesto poder de las redes sociales tipo Facebook o Twitter ?¿o hasta para eso hace falta ser un “grande”?
Intento hacer mis demostraciones lo más amenas posibles. Con más de 400 a mis espaldas ya me salen de forma casi automática. He intentado hacer uso de Internet y de las redes sociales para promocionar el juego. Por eso grabé unos vídeos en los que presento y explico el juego. A Twitter llegué tarde, pues ya no suceden tantas cosas alrededor de mi juego como al principio. En Facebook tengo vinculado el número de fans a la publicación de ampliaciones gratuitas para descargarse por Internet. Mi experiencia es que si yo no me implico en la promoción personalmente, nadie (o casi nadie) lo va a hacer por mí. La promoción es fundamental para cualquier producto, independientemente de la calidad que tenga. Y la promoción es tiempo, esfuerzo y dinero, con lo que para alguien que se ha autopublicado como es mi caso no es sencillo.

1936. La Guerra Civil trata un tema que enciende pasiones pero yo tengo mis sospechas de que no está bien visto jugar con según que bando. Me parece que tú te ofreces para jugar con los nacionales ¿has encontrado quien haya insistido en que prefería que jugaras con los republicanos? Me parece también que has recorrido buena parte de la geografía española ¿encuentras diferentes maneras de acercarse al juego según el territorio? ¿y los catalanes en particular?
Yo suelo jugar con el bando nacional porque, como bando sublevado, empieza la partida. Desde el punto de vista de enseñar a jugar a alguien prefiero tener yo la iniciativa, me resulta más eficiente a la hora de explicar. En general todas las personas que se han acercado a “1936 guerra civil” en un evento de juegos son conscientes de que no deja de serlo y que, por tanto, una cosa son las ideas políticas que uno pueda tener y otra lo que ocurra durante la partida y con qué bando juegue cada uno.

No he encontrado diferencias en la aproximación al juego desde un punto de vista geográfico, más allá de cierta curiosidad o conocimiento de algunos personajes o eventos vinculados con el lugar en cuestión. No digo que no existan esas diferencias, pero a mí las personas a las que he ido enseñando con el paso del tiempo no me las han transmitido de manera significativa.

No voy a preguntarte por tu bando preferido si no por tus cartas ya sean de eventos o personajes del juego. ¿tienes alguna a la que tengas especial cariño?
Yo sí tengo un bando con el que me identifico. Aunque más que el bando al completo, con una de sus facciones y no tanto con las otras. Pero como no me preguntas por ello, no te digo cuál es. 🙂

No le tengo un cariño especial a ninguna carta como elemento del juego. Sí le puedo tener simpatía a algún personaje o a algunos símbolos que aparecen en el mismo.

Y siguiendo con las cartas, las imágenes que ilustran cada una de las cartas se corresponde con una fotografía real. ¿de dónde las sacaste? ¿qué tiempo te llevo solamente el buscar esos fotos?
Todas las imágenes están sacadas de diferentes archivos. La mayoría provienen de la Biblioteca Nacional de España (Madrid) y del Archivo General de la Administración (Alcalá de Henares). La mayoría de imágenes son fotografías, pero también hay carteles. A la búsqueda de imágenes le dediqué muchas jornadas de mis vacaciones y días libres allá por los años 2002-2003 (sobre todo, también en los años posteriores). Yo creo que me debí de ver más de 100,000 imágenes entre los distintos archivos que visité. Me hice con una colección de reproducciones de algo más de 1000 y luego finalmente seleccioné 252 para el juego editado.

Y para terminar Arturo García y los juegos de mesa

¿te consideras un autor de juegos de mesa o autor del “1936 guerra civil” a secas’
Mientras no se demuestre lo contrario, lo segundo. Como casi cualquier aficionado (me atrevería a decir), tengo ideas para juegos anotadas en cuadernos (físicos o digitales), pero ninguna ha pasado de los primeros niveles de conceptualización salvo “1936 guerra civil”.

¿cuales son tus juegos preferidos?
Con los amigos suelo jugar a juegos como 7 Wonders, Dominion, Saboteur, La Resistencia, Bohnanza, Dixit, Ra… De vez en cuando algún Caylus, Puerto Rico o Alta Tensión… También me gustan juegos como el Ubongo, el Catán o el Carcassone. Todos muy alejados de lo que es “1936 guerra civil”. Tengo una colección de entre 150 y 200 juegos.

¿como ves el mundo de los juegos de mesa?
Sin duda mejor que hace unos años. Pero en España aún no hay masa crítica para que de verdad haya industria y sigue habiendo mucho voluntarismo (y me ahí me incluyo). Ojalá siga creciendo la afición. También veo un riesgo porque me da la impresión de que se editan muchos juegos y no sé si hay mercado para todos ellos, lo que podría suponer que alguna editorial desapareciera en algún momento (no tengo datos, sólo una percepción). El hecho de que cada cierto tiempo cierre una tienda física tampoco es buena señal.

¿A quien regalarías estas navidades el “1936 guerra civil”?
Independientemente de las fechas y de costumbres que pueda compartir o no, creo que las personas que aprecian mi juego son tanto los jugadores que buscan un juego rico en detalles y profundo (que no complejo, aunque aparente serlo) con el que disfrutar muchas horas como aquellas personas interesadas en la historia y en particular en la guerra civil, que pueden disfrutar de toda la ambientación (las imágenes, los textos históricos que acompañan a las cartas, etc). Una persona en la que se den ambas circunstancias lo disfrutará doblemente, pero se puede disfrutar del juego lúdicamente obviando su ambientación histórica (he conocido casos) y también se puede disfrutar como una “mini enciclopedia” obviando su parte lúdica (también he conocido casos).

¿que tema te gustaría ver en un juego de mesa (y no me vengas con la guerra civil)?
No echo en falta ninguna temática en especial. Los eurogames nos han enseñado que lo que sostiene un juego es, sobre todo, su mecánica. Hemos podido jugar a buenos juegos con temáticas de lo más curioso que a priori no nos habrían llamado mucho la atención.
Y eso ha sido todo. Muchismas gracias Arturo y los que puedan que lo disfruten en DAU, a él y a su juego. Incluso de sus anagramas y sus juegos de palabras y de números, que mira que le gustan.

MI copia (dedicada) de 1936 Guerra Civil