Más sobre crítica de juegos de mesa

Sigo sin detenerme a reflexionar y profundizar sobre todas lo que implique una entrada como la de ayer. En cierto modo y medidad, se puede considerar que ha provocado cierto revuelo, a tenor de los comentarios que ha suscitado la entrada en el blog y en las redes habituales, mucho más que lo habitual. Pero lo habitual es tan poco que es mejor mantener los pies en el suelo.

Por que para hablar de verdaderos revuelos y escandalos es mejor que nos fijemos en otros sectores del ocio cultural. Como el de los videojuegos. Kabutor, el alma mater de El tablero me ha puesto al corriente de el debate que está teniendo lugar ahora mismo en Doritosgate y que ha salpicado a toda la prensa británica que trabaja en el sector del videojuego, como a vg247Es verdad que el mundo del videojuego me pilla bastante lejos, pero no tanto las reflexiones que se hacen en los dos enlaces. Por un lado se apunta a la necesidad de preparación del que trabaja en el sector y por otro a una cada vez mayor dependencia de la industria.

Sobre el primer punto la preparación, poco se puede decir, el mundo de los videojuegos es un mundo que se parece muy poco al de los juegos de mesa. No existe prensa profesional de juegos de mesa, no existe ni una sola revista en cualquiera de los formatos que pague a sus colaboradores, así que hablar de intrusismo laboral no tiene ningún sentido. Aunque sí se puede tomar algunas cosas, un blogger no es un periodista, en teoría no tiene la formación para crear contenidos. Por decirlo de algun modo la subjetividad y la pasión no son garantía de abordar de manera crítica casi nada. Esto es lo que dice la teoría por supuesto, todos sabemos como se encuentra el mundo del periodismo, y las cada vez mayores sospechas de no ser más que correas de transmisión de lineas editoriales o lo que es peor de intereses económicos.

Lo que nos lleva al segundo punto a la independencia de la industria, que a llevado a la revista vg427 a incluso redactar una serie de puntos públicos para evitar cualquier posible duda su independencia. Algunos de ellos no aceptar viajes, barras libres, regalos de más de 50 euros, aunque si que aceptaran los videojuegos, ellos afirman que necesitan jugarlos y que solo a través de las promos pueden obtenerlos. En realidad lo significativo de todo esto es la necesidad de hacerlo público, de adquirir un compromiso ético con los lectores. Así están las cosas en el mundo del videojuego.

Pero ¿tiene que ver algo esto con el mundo del juego de mesa en España? Yo creo que sí. Quizá más con el debate de fondo que otra cosa, pero tiene.

En primer lugar se me antoja curioso el resquemor que despierta cualquier iniciativa que pretenda tratar de tú a tú a la industria. Parece como si se le reprochara una busqueda del pelotazo. Vivimos en el país del idem, y me da la impresión que se tiende a pensar que es generalizado el pensamiento que en el fondo lo que se busca es prebenda,s o como diría la película “pequeñas gabelas” y no lo que se pone sobre la mesa.

También debemos tener en cuenta lo que dicen los profesionales de la información, de los deficts de la misma que podemos incurrir los que tenemos un blog y nos gusta hablar del mundo de los juegos. Debemos formarnos aunque sea de forma autodidacta. En su momento ya aprendimos las cuatro cosas técnicas que había que aprender para poner un blog en marcha y mantenerlo. De la misma manera que ya sabemos centrar una fotografía en el texto, o crear un hipervínculo o incrustar un widget molón, está bien que sintamos la necesidad de contar mejor las cosas. No estoy diciendo que debamos matricularnos en la universidad de periodismo, pero al menos estar atentos a aquellos, da igual el ámbito, que nos parece que sí saben.

Y en tercer lugar, la independencia, esto si que parece clave, es la que nos dara la credibilidad. Y hasta donde yo creo la que permitira que un blog o portal o pagina tenga mayor repercusión. Ayer todos sentimos bochorno por cierta entrada que apareció en los agregadores de noticias lúdicos. Esa entrada ha dejado muy tocado a ese medio. Y muy probablemente haya logrado el efecto inverso que deseaba. Pero los lectores ya solo acudirán allí buscando el morbo de noticias parecidas, nunca información.Garantizar esa independencia. no lo hace el dinero, Tom Werneck afirmaba esto en la charla de las DAU, esa independencia nace de uno mismo. Y habrá quien prefiera no serlo, pero otros se inclinaran por aquello del “pobre pero honrado”. La honestidad no viene del dinero, de ser un profesional de esto, es algo personal, pero es conveniente que pensemos que hay formas que pueden permitir que esa honestidad, esa independencia y esa credibilidad se pierdan por el camino probablemente sin que nos demos cuenta.

 

Y por supuesto esto es otra reflexión apresurada, antes de que Pedrote me mande el correo que me obligue a sentarme una temporada y me obligue a dar forma a lo que ¿todavía? no lo tiene. Me temo que habrá más entradas.Ya sabéis ciclotimico, histérico y obsesivo.

 

10 thoughts on “Más sobre crítica de juegos de mesa”

  1. El correo ya está, pero no esperes fuegos artificiales. Se trata de ordenar un poco el tema y preguntarse qué es lo que se quiere hacer (lo más importante), qué medios hay ya, y qué cuestiones hay que tener en cuenta. Preparar un proyecto, vaya.

  2. Creo que lo más sencillo es que el que hace la reseña indique el origen del juego: comprado, regalo de mi cuñado que es el representante de Devir, mathtrade, me lo ha mandado CGE por un sorteo… Etc. Así sabrás a qué atenerte.

  3. Hay una premisa que parece que el lector ignora en el mundo de la prensa especializada: motor (coches, motos), videojuegos, hardware, gadgets, moda, etc. No puedes hablar mal de lo que anuncias, porque en el caso de que lo hagas es muy posible que corten el chorro. ¿Es por tanto la información que aportan veraz? Pues en un alto porcentaje de artículos ni de coña.

    Si es cierto que no podemos trasladar la situación al mundillo minoritario del que hablamos. Aunque en menor medida ocurrirá lo mismo. Dudo que una editorial X, ceda un juego que probablemente pongas a caer de un burro. La editorial espera una conversión monetaria de su “inversión” a través de unas criticas favorables.

    ¿Que queda entonces? El equipo de visludica comentaba en uno de sus últimos podcasts que probablemente se lancen a comprar para poder probar y dar su opinión en los programas siguientes sobre novedades, y que es muy posible que vendan poco después.

    1. me resulta complicado buscar una respuesta coherente. Puedo caer en idealizaciones y hablar de algo que no esta ocurriendo por muy deseable que suceda. Pienso un poco más y te respondo.

  4. ¿Qué es crítica?

    Decir “me gusta” o “yo creo” es otra manera de aseverar y, en defiitiva, de ser crítico.
    A mi modo de ver, ser crítico no significa afirmar tajantemente “esto es bueno” o “esto es malo”. eso sólo son formas.

    Los blogs sí que hacen crítica desde la opinión y la subjetividad.

    Crean hype, ergo en el fondo, critican y su labor influye.

    Otra cosa es que no exista (por lo general) crítica negativa.
    Algunos blogs sí la hacen directamente y otros la hacemos indirectamente. Por ejemplo, en la Ficha Negra no hago críticas negativas de juegos. Si algo no me gusta de un juego, lo digo.

    Para ser un buen informador no se requiere ser profesional en el sentido de periodista o individuo remunerado.

    A mi modo de ver, lo que necesita un blog para tener calidad y, por ende ser difusor, crítico y útil para los juegos de mesa, son dos cosas: PREPARACIÓN y PASIÓN.

    La preparación supone estructura, contenidos, capacidad de narrar y escribir correctamente. Da forma a la pasión.

    La pasión está implícita en casi todos los blogueros y debe ser plasmada con la preparación.

    No creo que sea más complejo que esta fórmula.

    Seguiremos…

  5. Tom Werneck fue muy tajante en el uso del término “profesional” al identificarlo como garante de independencia. La crítica profesional, creí entenderle, es uno de los mejores instrumentos para evitar el adagio empresarial de máximo rendimiento con mínima inversión. La crítica forzará , según él, a mejorar la calidad de los juegos. También fue claro al señalar que la independencia del crítico es económica (no trabaja para la industria, ni depende de ella) y que su actividad crítica se desarrolla en medios de comunicación tradicionales (habló, concretamente, de prensa, revistas y televisión). No se pronunció claramente, pero me dió la sensación que no estaba muy cómodo con la web ni con la crítica gestada entre los aficionados. Parecía que se distanciaba de esos medios si bien admitió que los tiempos y las culturas de cada país son diferentes y pueden propiciar caminos distintos (no sé si aquí se podría entrever un poco del prejuicio mediterráneo vs. norte que se aprecia en otros ámbitos). En cualquier caso me parece que Tom Werneck hablaba en un sentido programáticos: de la manera que a él le parecía correcta para que sentar las bases de una crítica creible y eficaz (en el sentido que antes mencionaba) . Otra cosa, no creo que sea ingenuo al respecto, es que esos supuestos críticos independientes no lo sean tanto. Habría que remitirse a la trayectoria de cada crítico para valorar su “veracidad”. Yo dudo que la industria no interfiera o no lo intente pero eso no impide que haya que partir de un lugar lo máximo neutral posible. Me parece que eso es difícil de conseguir desde los blogs aunque no tengo, en absoluto, claro el tema.

  6. En mi opinión, tanto blogueros como críticos tienen cabida; hablando en general, los primeros desde el punto de vista más subjetivo que objetivo, más desde la pasión que desde el análisis meditado; los segundos, nuevamente en general, viceversa.

    Hay una corriente bastante extendida que sostiene que todo crítico debe ser subjetivo, correinte con la que no estoy en absoluto de acuerdo. Una cosa es que en tanto que personas llevemos siempre e inevitablemente nuestra subjetividad a cuestas y otra es que no seamos capaces de atemperarla y aplicar criterios objetivos con los que evaluar la calidad de un juego (tener un criterio implica crítica, no es por nada que tengan ambas palabras indéntica raíz). Por ponerlo más llanamente, para obtener un punto de vista subjetivo ya tengo a mi grupo de juego y a mis conocidos a través de internet y de las que conozco más o menos sus gustos lúdicos (tanto en sentido coincidente como no coincidente)… en definitiva, una opinión subjetiva me la puede dar cualquier persona.

    Pero de un crítico me espero otra cosa. Al igual que en una crítica cinematográfica me espero también otra actitud. Quiero que me analice la película desde varios puntos de vista que normalmente no va a ofrecerme un conocido: aspectos técnicos, históricos, artístisticos y de vanguardia. Y que lo haga de forma clara, con criterio, dejando aparte sus propios gustos personales en lo que pueda. Os pongo un ejemplo personal: hace mucho tiempo estaba discutiendo con un músico sobre música clásica del S.XX y XXI, comentaba esta persona, ante mi asombro, que era incapaz de entender la música dodecafónica, la serial y, en general, todas aquellas músicas que se salían de “lo establecido” (las comillas son mías). Yo le comenté que entendía que no le gustara; a mí sí… es lo que tienen los gustos personales. Pero también añadí que, como músico, decía muy poco de él no entenderla, que ese, entre otras cosas, era su oficio, que debía ponerse a ello, llegar a entenderla, porque si no, ¿qué sucedería cuando tuviera que interpretarla?. Si no lo hacía era porque sus gustos personales se interponían en su profesionalismo.

    A la crítica le pasa muchas veces lo mismo: el gusto personal se adueña de la posición crítica y en más ocasiones de las que serían deseables (y deseables serían ninguna) ésta está dirigida por una impresión inicial personal.

    1. gracias ferre otra gran aportación. No sabes de la utilidad que me están resultando estas dos últimas entradas.
      Y sí yo también veo ahora lo que no veía antes, la “necesidad” de tener un criterio o metodo que te permita evaluar cualquier juego. incluso que el no te gusta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s