El críticón. respondiendo preguntas (2ª y última parte)

Y continuamos respondiendo las preguntas, hoy terminamos con ellas. Poco a poco se va avanzando

  1. Formato: ¿merece la pena intentar buscar un formato más o menos común para la crítica?

Yo si creo que vale la pena detenerse en buscar alguno puntos en común, quizás el principal punto sería que toda crítica debe responder a la pregunta ¿es este juego divertido? cuantificar la diversión no tiene sentido, pero sí que se puede y se debe dejar claro cuando y como divierte ese juego.

También es necesario ponerse de acuerdo   en el que y el como debe valorarse, por ejemplo a pesar de que a mi no me interese x aspecto de los juegos, bien puede ser que a otros le interese. Aquí habría que ponerse de acuerdo en cosas tan tontas como calidad de los materiales, que criterio usar para decir que un juego está mal producido. Personalmente creo que no tienen la misma sensibilidad una persona que venga del wargame que otra que proceda del juego infantil. Los estandares son completamente diferentes, como Quevedo y Gongora, como Esparta y Atenás. Por eso es necesario no sé si fijar un canon o creo, que mejor, dejar claras las diferentes sensibilidades respecto a los materiales. Es complicado desde luego, pero no son tantas las cosas que exigen ese acuerdo común.

Todo esto no quita, ya lo he dicho antes, para que el formato sea más o menos libre. Debe ser la reseña el referente principal, eso lo tengo claro. Pero admito que los que tengan más talento u otras sensibilidades exploren otras posibilidades. ¿puede ser un open the box crítico? Tal y como se hacen hoy poco. Pero quien sabe si esa formula da un giro, o se reinvente aportando cosas que en principio pueden parecer muy lejanas. Tampoco la crítica debe ceñirse a un juego particular, bien cabe un reflexión más general, como una valoración del mundo del wargame, de las traducciones en España, de la posición del autor nacional, etc, etc, pero la verdad es que creo que debieran ser hechas con menor frecuencia que el examen de títulos concretos

  1. Visibilidad: como llegar a medios más generales y darse a conocer

La visibilidad, esta es complicada. Un ejemplo, muchos de los blogs de Planeta Lúdico ni siquiera enlazan con el Planeta Lúdico que los alberga y al que han pedido pertenecer. Deberían los blogs que participan en esto enlazar con este. Ahora bien no merece la pena hacer trabajo seo en la red para llegar más arriba en google. Eso es marketing. Más interesante es que los integrantes aprovechen jornadas para darse a conocer, tanto a aficionados o expertos.

 Con las redes sociales, tres cuartos de lo mismo, se puede realizar difusión de la labor de la crítica mediante labores de marketing online, pero no sé hasta que punto es interesante hacerlo. Yo creo que compete a otros hacer esa labor, más bien a aquellos usuarios que entiendan que se está ofreciendo un servicio de interés para la comunidad.

 Con todo es cierto que una de las aspiraciones debe ser intentar que la crítica sea tan vista y tenida en cuenta como la publicidad y el marketing, y algo tendrá que hacer a pesar de encontrarse en situación de clara desventaja.

 Por que la verdad, es que esa visibilidad es un gran problema, quizá al mayor que se enfrenta una aparición de crítica especializada que surja desde el aficionado más activo, como puede ser el blogger. Te cuento el porque

  1.  El apoyo de las editoriales: qué se quiere, por qué y para qué, y qué se ofrece a cambio

Las editoriales, ahí están. Pensar que independiente significa obviarlas no creo que sea demasiado positivo. Yo creo que se debe relacionar la crítica con ellas. Aunque solo sea para tener acceso a los juegos. Hasta donde yo sé las empresas dedican una parte de sus recursos a la promoción de los mismos.

Pero entiendo que es un punto conflictivo para algunos. Se puede pensar que recibir un juego condiciona la evaluación del mismo. Nada más lejos de lo que se pretende, se trata de que las empresas valoren y luego decidan lo que les de la gana sabiendo desde un principio que van a ser juzgadas por decirlo de algún modo, sin piedad. Y es precisamente lo que garantizara una naturalidad que hoy no existe en las relaciones entre aficionado e industria.

Y aquí está el gran problema de la visibilidad ¿de que le sirve o por que le va interesar colaborar a la industria con alguien que incluso puede permitirse el lujo de decir que su juego no le gusta?  Si esto fuera el sector del videojuego o del libro (del libro de las grandes editoriales) no habría problema alguno, el producto es visible y la crítica también y contribuye a la salud o la apariencia de salud del sector. Aquí entiendo yo que sean reacios a colaborar con la crítica. Pero también pienso que una delas maneras de salir del circulo endogamico es que este pequeño mundo pueda contar con una crítica sana, con un lugar al que un posible futuro aficionado o comprador lo coja con buen agrado.

Ya sé que es difícil, que son los tiempos que nos hacemos fans en facebook de las marcas, pero la industria ha de entender la labor que podemos desarrollar. Una crítica completa no es criticar los juegos que nos gustan y que nuestros bolsillos nos permiten. Me podre equivocar cuando compre un juego, pero mis escasos recursos para los juegos no los voy a dedicar a comprar un juego para reseñararlo, lo destinare a lo que entiendo yo que me pueda gustar, por lo que esa visión completa del trabajo de las editoras será imposible, Sí, la propia industria debe echar una mano a la crítica de sus juegos. Pero para para que esa colaboración tenga sentido y utilidad lo último que puede hacer la industria es condicionar esa crítica y la labor crítica lo último que debe pensar es en términos de agradecimiento y complacencia.

Un apunte, hablaba Werneck que en Alemania los organizadores del juego del año tejieron una red en torno a los periodistas independientes, pero yo lo que creo que más que esa independencia se valoro que pertenecían a medios de comunicación que todo el mundo conocía, lo que permitía a los juegos de mesa asaltar espacios para nosotros imposibles, radio, tv, prensa escrita. Y con ellos el acceso al gran público, eso convertía a la crítica en atractiva a los ojos de la industria por su capacidad de influenciar. Nosotros no tenemos esa influencia, hemos de ser consciente de este punto de partida. Pero ese también debe ser otro gran leitmotiv de la crítica, acercarse al gran publico sin perder un apice de su esencia.

Y hasta aquí las preguntas de nuestro amable lector. dan mucho que pensar, y dan ganas de emprender un camino. Yo casi tengo decidido que voy a hacerlo. Ojala que más gente me acompañe, tendría mucho más sentido  El proyecto está apunto de tomar forma en la cabeza. Y si al final me quedo yo solo me veo enviando una carta a las editoriales “hola soy Lev Mishkin y quiero hacer crítica de juegos”. Pero como decía el poeta “Caminante no hay camino, se hace camino al andar” y es eso lo que hace falta, emprender la marcha y hasta donde nos lleve. O dicho de otro de modo. y utilizando a otro clásico, la Odisea de Ulises, lo importante no es tanto el punto de partida y el punto final del viaje, si no todo lo que ocurre en el trayecto. No será el mismo Ulises el que termine la odisea que el la comienza. Algo se gana y se pierde en el viaje, pero así es la vida.

Anuncios

4 comentarios en “El críticón. respondiendo preguntas (2ª y última parte)”

  1. Yo ya me anime y he escrito una sugerencia al Diari Ara que alguna vez ha hablado de los juegos de mesa y tiene sensibilidad por la cultura. Les he animado a escuchar el discurso de apertura de Dau. Quizas deberiamos probar a invitar a todos los diarios

  2. Ya sé que es difícil, que son los tiempos que nos hacemos fans en facebook de las marcas, pero la industria ha de entender la labor que podemos desarrollar. Una crítica completa no es criticar los juegos que nos gustan y que nuestros bolsillos nos permiten. Me podre equivocar cuando compre un juego, pero mis escasos recursos para los juegos no los voy a dedicar a comprar un juego para reseñararlo, lo destinare a lo que entiendo yo que me pueda gustar, por lo que esa visión completa del trabajo de las editoras será imposible, Sí, la propia industria debe echar una mano a la crítica de sus juegos. Pero para para que esa colaboración tenga sentido y utilidad lo último que puede hacer la industria es condicionar esa crítica y la labor crítica lo último que debe pensar es en términos de agradecimiento y complacencia.

  3. También soy consciente de lo que he estado escribiendo esta misma semana en otro blog, de acercarse de una manera crítica a los juegos de mesa, de no ser simplemente una herramienta de transmisión. La verdad es que no fácil conciliar lo uno con lo otro, la visión crítica con la promoción. Pero se intentara, En cierto modo y como dicen los puestos en la materia, esto no deja de ser hype, o el dejarse llevar por los deseos. así que tratare por algunos medios de matizar este hype por bienintencionado que sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s