MicroDonaciones. Valorar los contenidos

Coger el toro por lo cuernos significa moverse, y moverse implica acción, con lo que eso conlleva, riesgos.

Estos días Nacho Muñiz, de la editorial Edge, ha estado reivindicando el valor de los contenidos en la red, sobre todo en lo que a los juegos de rol se refiere, pero creo que su reflexión se puede aplicar a toda la red.

Nacho ha escrito una serie de entradas en su blog, Flattr: Micro donaciones para creadoresMás cultura libre. Por qué donar dinero a un creador de contenido.

El resumen es claro, los contenidos creados en el mundo de los juegos de rol son de calidad y pueden y deben ser valorados económicamente por sus consumidores. Y para ello se ha optado por un formato que se adapta a las necesidades de independencia y de llegar a los consumidores de esos contenidos, en concreto de la plataforma Flattr. La idea es muy sencilla que todo el mundo se sienta libre de dar valor a los contenidos que más le gustan dándoles un pequeño espaldarazo económico (tan pequeño que se habla de micro) .

Pero ¿qué es Flatrr? pues algo así como una plataforma que te permite hacer algo que no tenías pensado. Pagar por lo que haces habitulamente gratis. Hay que crearse una cuenta, gratuita, que te permitirá pagar la cantidad que tu quieras al mes a los contenidos que tu quiera. Un ejemplo, si cargas tu cuenta con 5 euros para cada mes, y pinchas el botón en 10 lugares distintos, donaras 50 céntimos (en realidad el 90%) a ese creador, si pincharas en 100 lugares que entiendes merecedores de tu crédito serían 5 céntimos para cada uno de ellos. No es gran cosa y se trata de dar la vuelta a algo que parece dificil, pagar por algo que haces ahora gratis. Complicado. Pero ¿te gustaría pagar una cerveza a ese que te ha traducido un reglamento? ¿al otro que te ha hecho un reseña interesante? ¿al de más allá por su constancia? ¿ a ese que se empeña en hacer una y otra vez videos cada vez más espectaculares? Flatrr es un poco como eso, una mezcla de una caña. un más uno o un like. No es gran cosa para el que lo da, pero si son muchos puede ser muy importante para el creador. La dificultad es crearse una cuenta, llevar un monedero para algo que hasta ahora no te había echo falta.

Pero somos un país de hidalgos, un país de Quevedos y no de Gongoras, el rechazo de Quevedo por las cuestiones pecuniarias tiene poco de socialista y mucho de orgullosa hidalguía. Aquí vemos que eso del dinero y las donaciones es más pasar el cepillo en la misa que otra cosa; Nos gustamos más pobres, perfumados, muertos de hambre y henchidos de orgullo de nosotros mismos. Por eso nos gusta tanto la palabra independencia, quizá porque nos sabemos tan pobres y mezquinos que nos compran con 4 pesetas que nadie nos ofrece.

Sinceramente yo creo que quien lo desee también debiera buscar vías de financiación de su web también con la publicidad, y que tal cosa no compromete en absoluto la dichosa independencia. Ahora bien el problema real es que si hablamos, por ejemplo, de juegos de mesa y juegos de rol tal publicidad de existir no puede aportar gran cosa. Hablamos de un mercado muy pequeño, y desde la presunción, que no el conocimiento, el volumen de ventas que se genera desde un blog de rol o de juegos de mesa me parece a mi que es muy escaso como para que se pueda ofrecer gran cosas a los mismos desde tiendas y editoriales. Hablo de esa publicidad claro, el adsense de google solo sirve para manchar las webs (a menos que tengas un mínimo de 100.000 visitantes diarios).

Así que abrir las webs a las donaciones debe ser considerado, valorado y en última instancia me atrevo a decir que aceptado e incorporado por todas aquellas que lo deseen. sin vergüenza alguna. No creo yo que se trate de un tema de independencia, ni de compararse con otro contenidos como los que se generan en los llamados main streams. Se trata, como dice Nacho Muñiz, de cambiar el paradigma de consumo. A el le gusta la palabra libre, a mi se me atraganta un poco. Y en cierta manera se enfrenta al concepto gratuidad, algo sagrado para muchos de los que habitan y consumen en la red.

En cualquier caso para que el mundo del rol ha acogido la idea con cierto entusiasmo, el directorio de los que han decidido incluir el botón de flattr crece día a día. Y es bueno que nos vayamos acostumbrándonos a ver ese botón cada vez por más sitios, y que empecemos a considerar la posiblidad de hacer nosotros lo mismo, pero ya no tanto en nuestra web si no en nuestro navegador. Hoy por hoy y quizá durante un largo tiempo, la iniciativa flattr se va a ver expuesta al problema de la endogamia, creadores de contenido que donan a otros creadores de contenido y a su vez reciben donaciones de otro creadores de contenido. En realidad ese no es el objetivo, es el consumidor el que debe incrustar su botón flatrr en su navegador. Y tal cosa no va a pasar enseguida, solo en la medida que nos vayamos acostumbrandonos a verlo y tomarlo en serio. A que esto de dar un valor microeconomico a los contenidos es algo legitimo y que no estás leyendo ni a un pedigüeño ni estás siendo un benefactor.

Ahora mismo las webs de rol que están incoporandose al programa de donaciones están dejando muy claro para que los necesitan, y me gusta leer cosas como para café. No se trata de vender el oro y el moro. Crear contenidos, es una actividad humana propia de todas las culturas, solo que nunca fue tan fácil como ahora, y es evidente que no todas las webs tienen ni la mismas necesidades, no es lo mismo un podcast que un blog escrito, ni el mismo talento. Es evidente que la calidad es un atractivo y me parece fenomenal que esto se un factor jerárquico a la hora de recibir donaciones.

Ahora bien que nadie se piense que esto de las donaciones le vaya a suponer algún ingreso económico o que esta circunstancia le suponga la motivación para empezar a crear contenidos en la red. En el mejor de los casos servirá para que alguno aligere la cuenta de gastos, como que se cubra una pequeña parte del pago del dominio de propio, el viaje a la jornadas x o un micro nuevo. y que nadie se espera donaciones por contar cuatro cosillas. Mi impresión es que las donaciones las recibirán, y son los que las deben recibir, aquellos blogs o webs que hacen algo más allá de lo personal, que la reflexión personal, el diario, salvo que este escrito de una manera digna del Pulitzer debe y se quedara fuera. Lo que se agradece, lo que se valora es el contenido que se ha creado pensando más allá de uno. Lo que decía antes, las reseñas, las entrevistas, los reglamentos, las traducciones, las guías de estrategia etc.

Como ejemplo, este blog nunca incluirá el botón de Flattr, por que no lo merece, pero otros dos blogs míos, el telegrama zimmermann, la carta china (aunque este ya este difunto) si les veo dignos de tal botón, por que están más definidos, más pensados en el lector que en el que lo escribe. Me da igual que con mayor o menor acierto, que nadie usara luego el botón de Flattr, lo que quiero hacer entender es que los contenidos importan y se deben valorar por los demás siempre cuando hayan sido destinados a más que para uno mismo.

Y aquí lo dejo, al menos por hoy, ahora lo que toca es pensar en lo que comenta Nacho Muñiz en los enlaces de más arriba. Y rastrear el directorio de los adheridos para ver, barro para casa, si las webs de juegos de mesa están muy lejos de las de rol y plantearse hacer algo parecido, por supuesto siempre hablando de quien sienta la inquietud de monetarizar un poco su esfuerzo.

 

 

11 thoughts on “MicroDonaciones. Valorar los contenidos”

  1. Me gusta la idea. No creo que si lo hiciese en mi blog me fuese a hacer rico, pero sí que creo que es interesante la aportación. Y el debate. No creo que haya nada gratis y creo que es bueno acostumbrarnos a pagar. es más. Creo que es mucho mejor pagar nosotros a que esté subvencionado por el estado. Yo pago lo que a mi me apetece (pero eso sería otro debate). Lo que no entiendo es la diferenciación: Porqué no añadir aquí el botón? Porqué no pagarte a tí? Me puede parecer más interesante y sugestivo este blog que la Carta China o o El Telegrama Zimmermann y preferir invitar al autor de este blog y no invitar al autor de los otros. Soy yo, el lector, el que debe decidirlo, no el autor del blog. Y si algún día conincidimos… Está invitado al café😉

    1. je, en este caso porque soy yo el autor y el que decide si pone o no el botón. Pero esto es una locura mia lo reconozco.

      Estoy a punto de poner el botón, explicando mis razones y motivos para hacerlo. Es importante. Ahora solo queda que -haya publico interesado -que se enetiendan mis razones -que se tenga dinero.

      Un calculo aproximado me hace pensar que este blog puede ingresar entre 50 centimos y 2 euros y medio al mes. No es mucho pero da para ese café a cuenta de los lectores.

  2. Hola Lev,
    En primer lugar agradecerte el artículo que acerca el tema a los juegos de mesa, que era mi siguiente paso (ya están empezando a unirse webcomics, que era otro). Cuantos más donantes/creadores metidos en el tema, más probable que esto tenga sentido.

    Te comento unos detalles.
    Sobre lo que dice Alejandro Farnesio, estoy totalmente de acuerdo debe ser el lector quien decide a quien quiere donar. Otra cosa es que alguien quiera enviarte 20 euros y tu los rechaces, que estás en tu derecho, y es parte de ese español hidalgo y orgulloso que no acepta el reconocimiento económico.

    Sobre el tema de la cultura libre-gratis, el tema semántico viene de la incorporación de estos términos desde el idioma inglés, donde libre y gratis se escribe igual.

    Para mi libre es que sea de libre acceso, y que independientemente de la capacidad económica de quien consume, pueda acceder. Esto es valido para un texto en la web como para un juego, como para cualquier tipo de cultura. Toda la cultura debería ser accesible para todo el mundo.

    Todos sabemos que lo que no puede ser es gratis, y no voy a entrar a explicar por qué no; sería demasiado largo.

    ¿La solución? Si algunos pudientes actuaran como mecenas, para que el creador cobrase, este podría liberar su trabajo. Para mi, este es sin duda el futuro de la cultura y de los creadores. Hace algo más de un año escribí un articulo ( http://nachoocejo.blogspot.com.es/2012/07/crowdfunding-o-el-viaje-sin-retorno-de.html ) dedicado al crowdfunding, crowdsourcing y demás bichos por el estilo, donde hable por primera vez de Flattr, pero también hablaba de otra iniciativa que me gusta aún más, es http://unglue.it/ esta gente hace exactamente eso. Le preguntan a sus usuarios que libros quieren liberar, una vez decidido, le preguntan al autor cuanto $$$ quiere por liberarlo, y entre todos suman y si alcanzan esa cantidad el libro pasa a ser de libre distribución.

    Esto creo que explica muy bien la diferencia entre libre y gratis. No es gratis por que se ha pagado al autor, pero si es libre, por que tras cobrar este lo libera.

    En el caso de Flattr hablamos de micro-donaciones, pero que creo que tienen la ventaja de que el contenido al que donas, es gratis, el autor no limita el contenido a quien le dona, si no que lo ofrece a todo el mundo, y eso la verdad es un gesto que honra a todos los creadores de contenido, por mucho que se escriba por ego o por lo que sea, compartir conocimientos es compartir algo muy importante, más que el dinero.

    Espero que pronto algunos podcast del mundillo de los juegos de mesa se unan a esta iniciativa, y también blogs portales o cualquier otro medio.

    Los que lo veáis con sentido, además de uniros, donar, y quién sabe, tal vez recibir donaciones, os agradezco que como dicen los yankis, “difundáis la palabra”, como ha hecho Lev aquí.

    Podeís contactar conmigo para incluiros en el directorio de medios con flattr y en el diario que publicamos con los contenidos de esas webs aquí: nachomo @ gmail.com

    Gracias

    1. Gracias a ti, tú lo tienes bastante más claro que yo. Yo voy poco a poco asimilandolo.

      Quizá la idea fundamental sea esa que dices, que lo primero es convertirte en “donante” y tener muy en segundo plano la posibilidad de ser “donado”

  3. La verdad es que sí. Si no estás dispuesto a donar, no tiene mucho sentido apoyar una propuesta así, salvo que creas que todo el contenido de internet es basura, salvo el tuyo que merece todo el apoyo, que hay a quien le pasa, aunque sé que no es tu caso😛

  4. Buenas. Interesante artículo. Lo cierto es que ya conocía esta herramienta, pero (siempre hay un pero) me hecha mucho para atrás ese 10% que se quedan los de Flattr. Que parece poco, pero no lo es, porque haciendo un poco de matemáticas. Si yo pincho en 20 sitios cada mes (poca cosa), cada autor está recibiendo un 4,5% de mi aportación mensual… y los de la web un 10% y cuanto más pincho… más se agrava esta situación, con 50 sitios estamos hablando de un 1,8% frente al 10%… y yo entiendo que la web de Flattr requiera un trabajo de mantenimiento y etc., pero no puedo evitar imaginarme a dos espabilados que han encontrado la idea genial para quedarse con un euro de cada uno y forrarse.

    1. es cierto, es necesario tener en cuenta los números. Tal y como se dice por otro sitio lo de Flattr es circunstancial, y juega con la ventaja de ser lo único que hay.

  5. Hola,
    Sí es importante tener los número en cuenta, pero realmente creo que es un poco confusa la explicación de cgbernardino.
    Si tu configuras en flattr un presupuesto mensual de 5€ ellos se llevan 0,5, es indiferente en cuantos botones pulses, no veo qué “agrava” el que pinches en más o menos botones. Si pinchas en uno, la web se lleva 4,50 y Flatrr 0,5 si pinchas en 5 cada web se lleva 0,9 y Flattr… pues lo mismo, 0,5.
    Lo único que implica pinchar en muchas webs es que las aportaciones a cada uno son menores. Yo aporto 5 € al mes y lo que procuro es no pincha cada mes en demasiados contenidos, par que lo que llega a los autores no sea tan poco.

    Por otra parte, cuando compras un libro, al autor le llega entre un 7% y un 10%, así que la verdad esta distribución del dinero, de 90% para el autor 10% para la plataforma de pago, me parece mucho más equitativa.

    Por otra parte, también está bien usar otros métodos como paypal (se queda con un 4% si no recuerdo mal), aunque el botón de flatrr me sigue pareciendo un buen punto de partida ya que el donante hace una aportación mensual en flattr, y de la otra forma tiene que ir haciendo aportaciones desde paypal, lo que sospecho, le llevará a hacerlo con menor frecuencia.

    Buen aporte🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s