Flattr en el Instituto de Estudios Solarísticos. Se aceptan (micro)donaciones.

Se aceptan donaciones.

Esta es una entrada seria, en realidad casi todas las de este blog lo son, pero en esta ocasión un poquito más. Merece la pena pararse un poco más en detalle y explicar por que finalmente me decido por incrustar un botón  de la plataforma de microdonaciones Flatrr en este blog y pedir y aceptar donaciones.

¿por qué lo hago? con esta pregunta en realidad lo que pretendo es tanto responder por mi interés particular en solicitar donaciones  como al posible interés más genérico de otros que lo hagan en un futuro.  En realidad este blog al menos, tiene pocos gastos objetivo;, dominio y alojamiento gratuitos, entradas que escribo yo mismo, fotografías mías o tomadas de la red, plantilla gratuita, etcétera. En realidad los gastos vienen de la electricidad que consumo en el hogar y la tarifa plana de internet que evidentemente nos se utiliza solo para esto y del desgaste de mi cada vez achacoso computador. Nada excepcional dentro de cualquier consumidor normal de la red. Luego está la otra parte la del tiempo, ganas y talento que dedico al blog. Esto es lo que me convierte en creador de contenidos, de cuarta categoría, pero creador de contenidos. Realmente pienso que los contenidos genuinos son los que se deben beneficiar de plataformas como Flattr, y en realidad está más pensada para ellos, son los vídeos, las canciones, los libros o los juegos de los autores. En este sentido yo no puedo si no ver mi contenido como algo secundario frente al contenido más concreto y directo.  Pero también es cierto que la opinión, la crítica, la divulgación juegan un papel, menor si se quiere, en el mundo de la cultura, y no faltan los sitios donde creador, dinamizador, divulgador y crítico conviven. Si hasta la tertulianos ganan dinero en las televisiones y radios generalistas por decir cosas que harían temblar de vergüenza al mayor de los caraduras. En definitiva monetarizar el blog.

Muy bien ¿pero para qué quiero el dinero? ¿por qué pedirlo? La verdad sea dicha, ahora mismo estoy sin blanca, pero entiendo que es una circunstancia está que no debe ser tenida en cuenta a la hora de valorar nada. Pero es cierto que:

  • mi computadora cada vez me da más fallos,
  • que me encantaría ir al Festival de Juegos de mesa de Córdoba (a disfrutar por supuesto),  a las jornadas Jesta (a disfrutar y a algo más)
  • que me encantaría tener un dominio propio
  • que me encantaría dejar de robar imágenes y fotografías y poder pagar aunque sea un poquito a colaboradores
  • que otra parte de mi actividad en la red sí que me da gastos (el Telegrama Zimmermann)
  • que me gusta el café
  • que me gustan los juegos de mesa, que me gusta pensar y leer sobre ellos. Que me gustaría entenderlos, en cierto sentido me encantaría formarme como teórico de los juegos. Entiéndase bien esto, para comprender los juegos, no para decidir sobre ellos. Y eso exige comprar juegos y comprar libros que machacar con el lápiz.
  • Que quiero aprender a reseñar. A mi entender las reseñas son hoy por hoy uno de los mayores activos con que puede contar un blog de juegos de mesa. Es un bien que demandan los jugadores. Y su practica es una de las mejores vías para llegar al punto anterior.

Y ahora volvamos a la tierra, a la dura realidad, según mis cálculos los ingresos de este blog rondaran entre los 50 céntimos y los 2 euros y medio por mes. No es gran cosa, así para viajar a Córdoba creo que alrededor de 18 euros habré conseguido cuando llegue el momento.Evidentemente con estas cifras no me puedo permitir hacer cosas demasiado diferentes de las que ya hago. Estará el aliento que me den esas donaciones, que no es poca cosa, pero a efectos prácticos no veo yo gran cosa..

Y sin embargo, aún sabiendo las limitaciones reales de esto de la donaciones, hay que pedirlas, anunciarlas e implicarse en ella. Ya llegara el día en que no haga falta, pero de momento ese día está lejos, y por eso es necesario todo esto.

Porque en realidad esta entrada es una trampa, el verdadero interés no está en anunciar que voy a aceptar donaciones si no en que voy a dar donaciones. Ahí está la clave, en dejar claro que hoy por hoy para que las microdonaciones lleguen a ser algo primero deben pasar por la fase evidente de darlas. De nada sirve pensar que vas a ser receptor de las mismas, está muy bien como una ilusión, como una posible motivación. Pero lo que realmente importa es adquirir conciencia, todos, creadores de contenidos y consumidores de contenidos, que para que esto tenga sentido lo primero que debemos hacer es ser capaces de dar valor al contenido que hacen los demás, antes que al propio. Hasta que no se logre eso de que nos acostumbremos a dar valor al contenido libre que hacen los demás, esto de las donaciones será una milonga que no pasara de la endogamia. Como en aquel pueblo del comic de Lucky Luke donde los chinos de la lavanderia se gastaban el dinero en los restaurantes y viceversa. Se necesita flujo que diría Nacho, es indispensable. Y eso solo será posible dejando nuestras pequeñas miserias que como humanos casi todos tenemos. Evitemos pequeñas envidias o politiqueos del tipo este me dona, yo le dono. Dona a quien quieras y cuanto quieras, y siempre por que crees que en tu particular manera de entender las cosas crees que se merece esa donación.

El monedero en la red.  así es el difícil reto es que te acostumbres a donar. Y utilizo la segunda persona del singular pero me incluyo. Esta entrada tiene mucho de apelación e interpelación, pero a mi también. Es difícil, muy difícil que pasemos la mayoría de nosotros a hacer algo que ya hacíamos antes de manera gratuita. Pagar por leer, donar por leer; ningún contenido va a estar restringido, no va a haber ninguna recompensa concreta para aquellos que donemos frente a los que no lo hagan. Es una cuestión de voluntad, y de conciencia; de entender las cosas, como el consumo de contenidos de otra manera. Pensadlo, tenedlo en cuenta y haced lo que os plazca.

Sobre Flatrr. Luces y sombras.

Flattr es la plataforma que ha elegido Nacho Muñiz y compañía para empezar con esto de las donaciones, no de manera exclusiva y probablemente de manera circunstancial.  Pero es necesario una plataforma para hacerlo, una herramienta sencilla y flattr lo es, no creo que nadie vaya a llamar a nadie exigiéndole en nº de cuenta para hacerle un ingreso. El hecho de que exista una plataforma en la red que permita las microdonaciones agiliza mucho el proceso y por la tanto facilita que estas, las donaciones, sucedan. Pero para que funcione exige que tanto el donante como el receptor estén registrados en Flattr. Este es un handicap, por lo menos ahora, quien sabe en el futuro. Es evidente que la persona que mayor motivación sienta por registrarse en Flattr es el que se vea como posible receptor aunque sea a largo plazo, no digo que todos los casos sean así, algún consumidor habrá, pero esta circunstancia nos devuelve al punto de la endogamia. Creadores donando a otros creadores. Es evidente que también los creadores son consumidores, así que se entienda que insista en esto; en que es esencial que nos veamos en este punto de partida como consumidores antes que como receptores para que esto funcione.

Una vez registrados en Flattr, que da la posibilidad de hacerlo como creador, donante o ambas, (que sí, que insisto a los creadores deberían hacerlo en ambas categorías), tendremos que dar el nº de visa. Allí se ingresara el dinero quien lo reciba o en esa tarjeta se cargara la cantidad que destinemos para el mes. Esa cantidad es un fijo que ponemos nosotros. Y que se repartira Flattr (el 10%) y los creadores de los contenidos que hayamos clikado su botón de Flattr (o flattreado). Es un poco como dar al botón de me gusta. Pero ¡cuidado! cuando más lo uses más devaluaras la donación, salvo para Flattr que tiene su porcentaje asegurado.

Un ejemplo si se asignan 5 euros para tus donaciones en un mes, Flatrr se llevara 50 céntimos, quedando 4,50 euros a repartir entre tus creadores. Si clickas diez contenidos, serán 45 céntimos para cada uno, si son 100 los donados no llegara a los 5 céntimos. La comisión es alta, es cierto, Flattr se asegura de que o seleccionas muy pocos o sera la plataforma la parte que gane más con tu desembolso.

Pero en cierto modo esto exige prudencia y que nadie se vuelva loco a la hora de dar donaciones, el plazo para calcular los ingresos es un mes natural. Y si alguien ha clickado en exceso los primeros días y llegan de repente contenidos de calidad excepcional se va a encontrar con que les va a dar menor valor que el que le gustaría.

Tiene algo de juego esto de donar en Flattr, es recomendable esperar a finales de mesas antes de donar, o de dejar para otro mes lo que se ha visto demasiado tarde para no devaluar las donaciones. Pero todo es va un poco en contra de la propia filosofía de la red y del propio Flattr, que propicia el instante, el aquí y ahora. ¿Quién se acuerda del contenido de un blog a un mes vista? quizá la mejor manera de utilizar Flattr es marcarse un limite estricto, cada uno sabe el suyo, y decidir donar 0,5 euros, 1 euro, 100 euros a uno, dos, tres, cuatro, cien webs de contenidos. que haga la cuentas para que esto sea posible. Por ejemplo uno que quiera donar 100 euros a un solo blog le exigiria hacer un solo clik y un ingreso de unos 112 euros (recuerdo que el 10% de la donación va para Flattr ) o el que quiera donar 1 euro a tres blogs durante el mes, debiera ingresar unos 3,40 euros y no olvidar que solo puede hacer 3 cliks si no quiere que el pago al creador sea menor. Son diferentes maneras de entender las donaciones en Flattr que cada uno elija la que más le apetezca en función del tamaño de su bolsillo y de su carácter, más selectivo, más ametralladora. Pero es necesario tener presente como funciona, para que funcione bien y nadie se lleve sorpresas.

Lo de antes es un claroscuro sobre Flattr, la parte más positiva de la plataforma es que su integración es muy sencilla, que se me permite valorar los contenidos por si mismos como por otra cuestiones, como la constancia, el empaque, lo que cada uno quiera valorar. Flattr es muy discreto pero se implementa tanto en las entradas como en las barras laterales lo que permite que se valore tanto un contenido o como un aspecto más general (salvo en wordpress.com, que su legendaria alergia los scripts hace que la instalación natural del botón de donación solo pueda hacerse en las entradas).

Por otro lado está el aspecto del ingreso mensual de Flattr, que obliga en cierta manera a ser constante en las donaciones. Esto igual es disuasorio para alguno, nada asegura que todos los meses vayas a encontrar contenidos que te satisfagan. Tómalo como una apuesta personal que puedas retirar en cualquier momento, pero si tal cosa ocurre ahora mismo, si ya tienes la impresión de que te cuesta encontrar contenidos dignos de valorar no te metas en esto de Flattr. Quizá lo veas diferente más adelante.

Y esto último es muy importante, a todos los que estén usando la plataforma Flatrr les interesa que se estén creando contenidos dignos de mención y donación, si no es uno es otro el que hace que la llama permanezca viva y el interés por la donación no decaiga. Por eso es muy importante el directorio de paginas que se acogen a Flattr que ofrece Nacho Muñiz. Allí de momento encontramos webs y blogs de juegos de rol, pero también webcomics y alguna cosa más transversal e inclasificable como Santiago Eximeno. Y es un buen sitio para que estén los juegos de mesa.

El llamamiento

Porque está larga entrada también es eso, un llamamiento a la blogosfera de los juegos de mesa, a que participen de este hito en el consumo de contenidos. Ya digo que está dirigido tanto a los consumidores como a los creadores. Y a participar en ese mismo directorio de Nacho Muñiz. Es una forma de acabar un poco con la endogamia, y el hecho de que sea a traves de Flattr tiene un cosa buena, es una herramienta que podemos promocionar para nosotros mismos que puede, como creo que sera, beneficiar a otras webs. Una vez metidos en la dinámica nos daremos cuenta de lo gratificante que resulta donar a aquellos que creemos se lo merecen y de lo bueno que es contar con una herramienta sencilla que permite hacerlo. Que a fin de cuentas de eso se trata todo esto del Flattr. así que ya sabes si tienes un blog dedicado a los juegos de mesa, estás creando contenido, o si lo lees, o lo escuchas o lo ves, lo estás consumiendo. Dale un valor, participa en las microdonaciones.

Unos pocos enlaces de interés

Flattr: Micro donaciones para creadores

Más cultura libre. Por qué donar dinero a un creador de contenido

Directorio de blogs y webs que participan en Flattr

MicroDonaciones. Valorar los contenidos

Flattr (el sitio indispensable, aquí es donde se crea la cuenta gratuita que permite donar y recibir donaciones)

2 thoughts on “Flattr en el Instituto de Estudios Solarísticos. Se aceptan (micro)donaciones.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s