Más y peor sobre Flattr

Mr freeman, hasta las pelotas.

Sirva este entrada para varias cosas; en primer lugar polemizar de la mejor de las maneras con el blog “mundos de cartón” a raíz de su ultima entrada “No te vistas pero ahí te digo que está la ropa”, reivindicar la valoración económica de los contenidos que se vienen en la red, tratar de explicar un poquito más lo que es flattr, e intentar que se descarte de una vez por todas twitter como lugar de discusión.

No pretendo tener razón absoluta en lo que digo, es decir, mi intención es explicar mi punto de vista, no tanto para convencer si no para desterrar ciertas interpretaciones, y ver con otros ojos otros cuestiones.

El lucro

En mi primer lugar está por supuesto los contenidos, el hecho de que un creador de contenidos, un escritor, un músico, un ilustrador, un artista pero también un bloggero, un podcasters, un editor, incluso un memero (el que hace los memes) todos son maneras de crear. Todos tienen derecho a que sus contenidos se valoren. Quizá, solo quizás, hoy en día se consumen más contenidos en formatos heterodoxos, entradas de blogs, tweets, fotos de instangram, memes de facebook, podcasts que en otros formatos más ortodoxos que ocupan el mercado como libros, películas, dvds y demás. En realidad poco importa que sean más o menos, el caso es que la red ha brindado la oportunidad de crear contenidos a mucha más gente de la que lo hacía antes. Y con esa oportunidad se están abriendo camino nuevos contenidos y nuevas formas de consumirlos.

El debate no es que sea mejor o peor leerse don quijote de la mancha que 354.670 tweets seguidos. El debate es aceptar que es tan legitimo creador Don quijote de la Mancha que el tuitero Manolo a la Bartola.

Y a estas alturas todos sabemos que los ruinosos periódicos no van a comprar el el canal de youtube o el blog de nadie. Aquí de lo que se trata es que de los creadores que quieran exploren vias de financiación o monetarización que más les plazca. Sin pensar que tal cosa les convierte en mendigos o que dicho fin está reservado a la más preclaras mentes.

En el fondo este es una guerra que ha ocurrido en el mundo de la cultura, desde el panteón se han condenado siempre las formas de cultura que no respondían a los cánones. Novelistas, cuentistas, músicos, pintores, escritores han visto como sus obras han sido condenadas, adjetivadas e incluso han llegado provocando escándalos mayúsculos.

Pero toda esa pelea está presente en nosotros, nos cuesta aceptar y entender lo que pasa alrededor nuestro. ¿Cómo no interpretar de esta manera todo lo que se está leyendo estos días en torno a flattr? Mucho más que la plataforma en si se está enjuiciando el derecho de los contenidos a monetizarse. A parece el lucro de por medio. Y con él el juicio moral.

Lucrarse con una afición personal está muy mal visto, a menos que tengas un nombre. Y para tener un nombre hay que ser alguien en alguna de las categorías artísticas. Literatura, Pintura, Arquitectura, etcetera. Allí ya no es afición personal es expresión artística la coartada que convierte al lucro en las gabelas que necesita todo artista. (artista, creador no son sinonimos pero se acercan)- ¿como no va a ganar dinero con sus contenidos Leon Tolstoi, Picasso, Rodin? Da igual que lo tuyo se consuma, tú eres un aficionado, tú no tienes costes, tú eres un altruista., ni te lo plantees.

A nadie se le ocurre pensar que un autor cuando su juego, su libro su contenido está pensando “yo no quiero que se juegue, quiero que se compre” ¿por qué pensar que cuando alguien pide dinero por su entrada está diciendo yo quiero tu dinero no quiero tus comentarios? ¿por qué pedir dinero, por qué pedir una donación, por qué pedir que valores tu consumo en un blog ha de ser diferente? ¿de verdad alguien piensa que el botón de flattr en este blog significa eso? Es una manera mezquina de acercarse a la cuestión.

El dinero contamina tanto aquí como fuera. ¿He de pensar que cualquier producto comercializado es una maniobra para substraer el dinero de mi bolsillo sin consideración alguna? ¿he de pensar que todo autor con un libro o un juego publicado lo único que buscaba era mi dinero? ¿he de pensar que satisfacerme no merece ningún valor? ¿es mejor trabajar en una fabrica de municiones que escribiendo libros? Son preguntas que no deben hacerse, implican un juicio moral que no tengo muy claro en función de que ¿ amor a la humanidad? ¿sentido de la justicia?

Que quede claro toda creación humana es cultura, todo es interpretable de ser considerado como contenido, y evidentemente no todo tiene el mismo valor. ¿Y quien le da ese valor.? Tú mismo, de muchas maneras o de ninguna, no veo que eso sea peor que la gran academia del saber o la del mercado.

Así que en definitiva, yo sí creo que los contenidos virtuales creados por aficionados son susceptibles de se valorados, que no se le debe caer a nadie los anillos por pedir ayuda, o pagos, o donaciones. Tampoco se debe llevar las manos a la cabeza si nadie le hace caso, hay mil y un motivos para decir no a una donación.

Y por cierto no creo que nadie consiga lucrarse de una iniciativa como estas, pero solo por lo pequeño del público. Si alguien lo consiguiera desafiando cualquier lógica y muchos prejuicios, olé sus huevos.

 

Sobre Flattr

ya hasta me da pereza seguir hablando de esta plataforma. Pero no puedo dejar de lado dos cosas. Por un lado es cierto que tal plataforma es lógico que despierte escepticismo, sobre todo por la devaluación de la donación y la endogamia de la misma, y por otro sobre lo concreto de una donación en flattr

Personalmente entiendo que no hay nada más concreto que un contenido ya hecho, que pagar a posteriori es mucho más concreto que cualquier proyecto, por detallado que este. Flattr permite ambas opciones, permite pagar al que pide ayuda por un determinado proyecto, y permite pagar por un contenido consumido. Entiendo que haya quien prefiera unos sobre otros, pero es falso que se adapte mejor una plataforma que otra a estas cosas.

Pero para donar y ser donado cada uno tiene su película en la cabeza, cada uno debe expresar que quiere de una donación, desde aliento, a lucro pasando por material, que sé yo. Y cada uno sabrá que es lo que le empuja a donar, me imagino que cada uno tendrá su propia idea.

 

Twitter

Twitter es una porquería para discutir, anda que no hay blogs, este mismo, o foros, la bsk, o páginas donde se ha intentado desarrollar la cuestión. Pero parece como si prefiriésemos la sentencia a la reflexión o al debate.

 

Me dejo muchas cosas, demasiado, pero hasta yo estoy cansado de discutir de esto de manera tan poco provechosa. La entrada fue comenzada en un arreón y terminada solo por honestidad. Así que ni se te ocurra flattrear esto.

Y que coño está entrada es una porquería, me doy cuenta ahora que en ningún momento he hablado del pesado del acordeón en el metro que pasa luego la boina. ¿es lo mismo, no es lo mismo? Pero me he olvidado. Para otro siglo.

 

5 thoughts on “Más y peor sobre Flattr”

  1. Iñaki. Yo creo que se ha hablado demasiado de esto estos días y no da para tanto el tema.

    El que pretenda cobrar por su trabajo que lo haga. El que quiera poner un banner de flattr en su blog, que lo haga.

    Para mí, evidentemente no estamos ante un caso de mendicidad. Como dices, y estoy de acuerdo contigo, “Todos tienen derecho a que sus contenidos se valoren”.

    El problema en sí no es si se está mendigando o no. El problema es algo más sociológico, algo más de nuestra sociedad: la banalización de contenidos y de conocimientos.

    Y justamente tú lo haces en este post: “El debate es aceptar que es tan legitimo creador Don quijote de la Mancha que el tuitero Manolo a la Bartola”. Pues no. por ahí, no.

    Vamos, el quid para mí no es que se pida dinero, es que se crea que lo que se hace uno mismo merezca ser remunerado. En algunos casos sí lo merecerá, pero en muchísimos otros, la MAYORÍA, desde luego que no (y me refiero a los blogs y webs sobre juegos).

    En resumen, que no es un problema de querer lucrarse (contra el vicio de pedir la virtud de no dar), ni de mendigar, sino de tenerse en (demasiada) buena estima a uno mismo.

    1. Pero ¿por que demasiada? ¿volvemos al que se ha creido este?

      En cuanto a cervantes yo tengo muy claro que yo le daría a el la pasta si viviera y la tuviera. Porque yo he leído el quijote. ¿pero que pasa con el que no le ha leído y sí lee los tweets humoristicos de chiquitor de la bartola? ¿está mal que valore algo que usa frente algo que no ha leído como el quijote? ¿por que los usuarios no pueden pagar por según que contenidos?
      yo es que creo que es necesario acabar con la percepción de alta cultura o cultura de las elites. Pero eso ya digo que es otro debate.

    2. Y una cosa desde el mismo momento que pongo el btón flattr entiendo que puedo ser remunerado., sí, ya estara la realidad para imponerse, no obligo a nadie a remunerarme. solo digo que si lo que hago crees que tiene un valor monetario que puedes y quieres darme lo hagas. A mi me ayudas con algo que quieres hacer. Y si no lo haces pues no pasa nada, entiendo perfectamente que nada de lo que hay aquí no tenga ningún valor para la inmensa mayoría. Pero yo no me dirijo a ellos.

      Y ahora dime que los que creen que este blog o algunos de sus contenidos tienen un valor estan contribuyendo a la cultura de los superficial, que estan enterrando a los que se lo merecen por culpa de los aficionadillos ¿tú crees que están haciendo eso sinceramente’

  2. “Y ahora dime que los que creen que este blog o algunos de sus contenidos tienen un valor están contribuyendo a la cultura de los superficial, que están enterrando a los que se lo merecen por culpa de los aficionadillos ¿tú crees que están haciendo eso sinceramente’”

    La respuesta es No.

    Yo no he dicho eso. Yo creo que todo el mundo es libre de gastarse el dinero en lo que quiera y que donar a un blog no significa financiar lo superficial. No demos la vuelta.

    No hablo de cultura de élites. Y yo no soy quien para decir qué es un buen contenido y qué no. Pero veo la ingente cantidad de blogs que publican un post cada tres meses, otros que publican sin estructura, con contenidos que no son más que anécdotas personales, con faltas de ortografía, etc., y me doy cuenta de que estamos pidiendo subvención cuando no hay un mínimo de calidad que subvencionar.

    Hay otros muchos que sí, claro que sí. Y por eso hablo de elitismos, sino de mínimos.
    Esto va un poco ligado con el tema blogsofera: ¿cómo vamos a hacer una blogosfera si no hay unos mínimos de calidad. Mutatis mutandis,¿ cómo vamos a pedir dinero si no hay unos mínimos de calidad?

    Y en definitiva, señalar también que puede ser que alguien goce con algún blog y algunos contenidos que a mí no me interesen un pimiento. Vamos, que cada cual se gaste el dinero en lo que quiera. Igual que nosotros (yo mismo) nos lo gastamos en juegos, música o cualquier otra afición que a otros les puede parecer una tremenda gilipollez.

    Y ya no doy más el coñazo que esto no da para más.

    Hasta la próxima polémica, Iñaki🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s