Reseña de Russian Railroads.

Era una noche de agosto, estrellada pero oscura. Por el hecho de que antes, yo nunca en mi vida me había hallado en una situación tan peculiar, como en la que había caído ahora por casualidad, esa noche estrellada me parecía apagada, inhóspita y más oscura de lo que era en realidad. Estaba en una línea de la vía férrea, que recién sólo se construía. El terraplén elevado, preparado a medias, las pilas de arena, barro y grava, las barracas, los huecos, las carretillas dispersas por algún lugar, las elevaciones planas sobre las covachas, en las que vivían los obreros, todo ese yeralásh, pintado por la tiniebla de un color, le otorgaba a la tierra cierta fisonomía extraña, salvaje, que recordaba los tiempos del caos. En todo lo que yacía ante mí había tan poco orden, que en la tierra excavada de un modo disforme, que no se parecía a nada, como que era extraño ver las siluetas de los hombres y los esbeltos postes de telégrafo; los unos y los otros estropeaban el conjunto del cuadro, y no parecían de este mundo. Había silencio, y sólo se oía cómo sobre nuestras cabezas, en algún lugar muy alto, el telégrafo zumbaba su canción aburrida. Antón Chejov Las Luces

FQZL5tHPEws
Terespol, Imperio ruso, 1866

Russian Railroads es un juego editado originalmente en 2013 por Hans im Glück y en 2015 en castellano por DEVIR y diseñado por Helmut Ohley y Leonhard “Lonny” Orgler, conocidos por otros juegos de mesa ferroviarios de la serie 18XX.
En Russian railroads (RR) tomamos el papel de magnates de la industria que debemos gestionar nuestras lineas férreas y factorías que compiten contra otros magnates en la Rusia prerrevolucionaria de finales de siglos XIX y principios del XX .
RR es un juego más que notable a niveles de producción y diseño gráfico, buenos materiales e ilustraciones que sirven para imprimir tema al juego y que la satisfacción de los sentidos de los sentidos al jugar este asegurada.

IMG_0423
RR es un juego que ronda los 90 minutos donde los jugadores alternaran sus acciones hasta completar los 6 o 7 turnos que dura la partida. Las acciones serán básicamente; avanzar el recorrido del ferrocarril desde Moscú hasta su destino final; e lejano Vladivostok, la sede imperial de San Petersburgo o la capital de la pequeña Rus, Kiev, comprar locomotoras o industrias, contratar ingenieros o conseguir más trabajadores.
Para hacerlo los jugadores competirán en un tablero común que reflejan las diferentes acciones que se pueden realizar en cada turno de juego y un tablero individual, pero idéntico para cada jugador, que refleja sus progresos en la construcción de las tres lineas de ferrocarriles y la industrialización.

IMG_0415
Los puntos de victoria se obtendrán fundamentalmente del alcance y calidad de las vías, del nivel de industrialización logrado y de las bonificaciones que se hayan obtenido.
RR es lo que se conoce como un juego de colocación de trabajadores, los jugadores compiten por obtener las mejores acciones a sus intereses (o por impedir que lo hagan su rivales) colocando sus trabajadores en las casillas que representan las acciones; ya que solo el primer jugador que la elija podrá colocarse en ella, trasladando inmediatamente su resultado al tablero individual.
El juego reside en esencia en la evaluación y optimización de las decisiones cuando tomemos una acción y no otra, conseguiendo puntos de victoria y/o preparando el camino para conseguir aún más puntos de victoria, porque otra cosa no, pero lo que da este juego es puntos de victoria, la duda está en saber si serán suficientes para alcanzar la victoria.

IMG_0440

En mi casa nos gustan los trenes, soñamos con viajar algún día en el Transiberiano y amamos a Chejov. Chejov junto con Primo Levi, que también viajo por las rusias en tren, forman la dupla humanista que nos inspiran. Y en los relatos de Chejov se habla mucho de los trenes, de lo que supusieron en ese inmenso y exótico mundo que era la rusia imperial, que llegaba desde Varsovia a Samarkanda, Baku o Sajalin. En ninguna otra parte del mundo una ciudad de provincias era tan ciudad de provincias y una capital de imperio tan capital de imperio, en ninguna otra parte los fucionarios del imperio resultaban tan funcionarios. En los cuentos de Chejos el vodka puede hacer que un recién casado extravié a a su mujer en un cambio desafortunado de trenes o que un ingeniero reflexione a propósito de lo circunstancial y efímeros de los afanes humanos en plena construcción del ferrocarril.

bk_l_2_10_b
Russian railroads, como el  buen eurogame que es, no tiene nada de eso. Resultada disparatada la premisa argumental que cuatro lineas con el mismo destino se construyan a la vez, o eso de mejorar vías por colores, donde uno no puede menos que imaginar que se llega a construir las vías del transiberiano en mármol.
Sin embargo el tema consigue dar color a un juego que de otra manera quizá resultara áspero en las estanterías de las tiendas y ludotecas particulares. Así que las acciones sean llamadas “avanzar vías”,  “contratar ingenieros”, “la medalla de kiev” y sobre todo que haya fichas de locomotoras de vapor consiguen el efecto que se buscaba; Un juego de mesa con trenes no puede ser un mal juego de mesa.

IMG_0425

RR está en principio destinado a jugadores con cierto bagaje y está claro que llamar la atención en el mundo de los euros cada vez resulta más complicado y algunos entornos históricos muy trillados, sin embargo los trenes de vapor siempre funcionan, es difícil que ningún jugador con cierta experiencia no preste cierta interés en RR.
Sin embargo el juego, como ya se ha dicho, no va de establecer las mejores lineas y gestionarlas para conseguir los mayores ingresos. Aquí los jugadores ya tienen las lineas asignadas, y son siempre las mismas y pueden llegar a dar los mismos beneficios y réditos, lo que se trata es de lograrlos.
En realidad el juego casi se puede reducir a un juego matemático donde conseguir multiplicadores, se empieza en 1×0 en cada vía y se trata de lograr el 10×10. Las locomotoras aumentan el primer factor y los raíles el segundo. Cuanto mejor locomotora mejor factor, cuanto mejor raíl mejor factor. Y las matemáticas nunca engañan, mejor 5×5 que 10×1.
Por eso el objetivo de cada jugador es trazar un plan que le permita hacer el mayor numero posible de puntos cada turno con unas pocas y simples cuentas mentales. O ni siquiera ellas. Me gusta más dejarme llevar por el juego. Trazar un plan que intuyes, sin certeza alguna, que te dará la partida. Intentar comprar los mejores materiales, alcanzar las mejores bonificaciones y progresar lo más lejos posibles en tus vías. Exactamente igual que el resto de jugadores.
Por supuesto tal propósito no es posible, y así este juego proporciona una sensación muy curiosa, dedicarse a todo es una derrota segura y centrarse en un solo aspecto no te da la victoria. El equilibrio, que es el que parece que da la victoria se obtiene de una manera oscura, en función de como vayan las cosas y será el jugador que mejor interprete como lograrlo el que se haga con la partida. Porque el juego es flexible, y permite ciertos cambios en las estrategias iniciales, que si bien marcan la partida no la definen por completo. Se puede remontar o consolidar la victoria, incluso hundirte aun más en el lago Baikal.
Me agradaba en el Agricola lo que Exito Crítico definía como un sistema de puntuación opaco; solo al final de la partida se revelaba lo bien, o mal, que habías hecho las cosas. En RR ocurre algo parecido, aquí se está permanente puntuando, pero sólo al final, y contrastando con la puntuación de los demás, se ve lo bien que se han hecho las cosas. Me gusta que sea así, que el juego tenga mucho de la intuición del jugador por proveerse de puntos de victoria más que de calculo exhaustivo de lo que va haciendo cada jugador. Me gusta lo grato que resulta el RR, donde casi cada acción da puntos, donde no hace falta fijar la vista en lo que hace el otro jugador para disfrutar de la partida, me gusta disfrutar de los pequeños planes para conseguir más vías, mejores locomotoras y más acciones en cada turno. Por encima del resultado final el RR es una experiencia placentera de juego, pequeñas acciones que se resuelven en un periquete a la que cada jugador trata de dar su propio sentido.
En definitiva Russian Railroads es un juego de inmersión, mecánica más que temática, pero inmersión. El RR te atrapa y hasta hay quien lo califica de adictivo; un juego que se juega rápido y donde están pasando cosas todo el tiempo y que tras la partida deja muy buenas sensaciones.
Un buen eurogame, de esos que cuando lo juegas te hace pensar por esto me gusta jugar.

 

Página en la BGG https://boardgamegeek.com/boardgame/144733/russian-railroads

Reseña en Misut Meeple http://misutmeeple.com/2014/07/resena-russian-railroads/

Reseña en Muchachita Ludica https://muchachitaludica.wordpress.com/2015/06/12/russian-railroads/

Reseña en Eban de Pedralbes https://eban666.wordpress.com/2015/12/09/russian-railroads/

Reseña en The Black Meeple http://theblackmeeple.blogspot.com.es/2014/05/resena-russian-railroads.html

Reseña en El Doble de Uno http://eldobleuno.blogspot.com.es/2015/02/russian-railroads-resena.html

Video Tutorial Oceano de Juegos https://www.youtube.com/watch?v=GnT2AmYVdXg

 

7 thoughts on “Reseña de Russian Railroads.”

  1. Leyendo la reseña, me dan ganas hasta de volver a jugarlo😛 La verdad que me dejó superfrío cuando lo probé. ¿Un juego de trenes sin poder trazar las rutas? Me decepcionó un poco porque esperaba otra cosa. Luego seguro que es buen juego porque a un montón de gente le gusta

  2. Para mi, es lo mejor en cuanto a colocación de trabajadores de los últimos tiempos. Las primeras partidas es como dice Lev, las gana quien sabe interpretar mejor que es lo que va a dar mas réditos. Con la práctica deja de ser una intuición para convertirse en un cálculo mental con proyección a futuro brutal.

    El truquete de usar una ficha adicional para ir marcando la ganancia efectiva de puntos por ronda. Para jugadores inexpertos es una ayuda de peso que permite evaluar a corto, medio y largo plazo si lo que intentamos desarrollar va a darnos puntos suficientes para reducir o aumentar distancias en el total.

    El timing también tiene un peso brutal,ya que cada estrategia depende muy mucho de cuanto logramos “activarla”. Así, por ejemplo, la Medalla de Kiev es un bonus brutal si se logra activar en las dos primeras rondas. Pero para ello es necesario que el resto de jugadores colaboren, pues si no toman locomotoras, un único jugador no es capaz de llevar una locomotora de nivel 4 a la segunda rama para conseguir el bonus de la locomotora de 9. En resumen, que esa incertidumbre que le sienta tan bien al juego se mantiene aún conociendo todas las posibilidades.

    Una maravilla. Grandiosa reseña Lev.

    P.D.: gracias por el enlace :p

    1. Hola Misut, tengo que reconocer que tengo un poco de miedo que llegue el día que que la intuición deje paso al conocimiento. ahora estoy en esa fase que permite disfrutar de la sorpresa por decirlo de algun modo. Es como si el russian railroads pasara a jugarse a un modo más competitivo y por lo tanto más seco y menos amable que como lo estoy haciendo ahora, un poco como jugar por jugar. Cuando pase eso ya te contare mis sensaciones.

  3. Excelente juego y excelente reseña. Después de varias partidas, he comprobado que cuanto más juego más me gusta. En las primeras no me enteraba de nada y no conseguía enlazar bonus. Ahora ya empiezo a ver distintas estrategias y con varias se pueden ganar. En las primeras rondas los puntos por industralización pueden ser importantes, después pierden cierto valor y son las vías las cruciales. Si se consigue avanzar en la Transiberiana con vias de color madera y puedes colocar dobladores, son muchos puntos si ademas consigues el bonus de aumentar el valor de la vía puede darte la partida en el último turno. También como dice iMisut si consigues la medalla de Kiev puedes sacar muchos puntos.

    A pesar de que juegues principalmente con tu tablero personal no debes perder de vista a los demás jugadores para no dejarles a sus anchas con su estrategia, debes marcarlos de cerca. Entorpecerles sus acciones. Es decir tiene bastante interacción indirecta. Al final de cada ronda debes quedarte con la puntuación parcial de esa ronda para ver si recortas, pierdes o aumentas la ventaja en el marcador.

    Lo dicho excelente juego y excelente reseña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s