Reseñas y reseñas

who_done_it
¿Y quién mató a la capacidad crítica? ¿está realmente muerta?

“Es el hablar efecto grande de la racionalidad, que quien no discurre no conversa.” Baltasar Gracián.

Bruno Faidutti, conocidisimo y prolífico autor de juegos, como Ciudadelas y Mascarada entre otros muchos, dedica su última entrada a la reseñas, más exactamente a reflexionar sobre ellas y criticar de esta manera la crítica. Y como él mismo dice lo hace desde una posición excepcional, ya que puede hacerlo desde la condición de jugador, autor, editor y crítico. Ahí es nada.

Faidutti se congratula del estado actual de los juegos de mesa, cada vez más cerca de otras industrias culturales como el cine, la literatura o la música, que se traduce en la aparición de más autores, más editores y más jugadores. Pero también en la llegada de un nuevo actor, el crítico.

Y es a este el que dirige su mirada. ¿Cómo se está  haciendo la crítica a los juegos de mesa en estos tiempos? Faidutti, como yo, es hijo de otra época, y reconoce el placer ¿morboso? de leer críticas de libros no leídos (y juegos no jugados) y le llama mucho la atención lo que es una percepción que también comparto, que cada vez más se utiliza el vídeo sobre el texto escrito para conversar con y sobre juegos de mesa.

En cualquier caso entiende que hoy a cuatro maneras de entender las reseñas.

  • Paráfrasis. Cuando el reseñador se limita a reexplicar las reglas. Faidutti se pregunta que sentido tiene salvo en juegos cuyo reglamento está mal escrito y es particularmente obscuro. Yo he visto vídeo explicaciones hasta del dobble.
  • Descripción. En este caso habla de la descripción pormenorizada de componentes y mecánicas de juegos. Donde el perpetrador, con el ejemplo de W. Eric Martin, llega a presumir de la libertad de elección que proporciona al comprador al no introducir sesgo alguno. Faidutti, como con las paráfrasis se aburre mortalmente con la descripción de juegos.
  • Notas. Aquí Faidutti aprovecha para entonar el mea culpa de lo que ha estado haciendo hasta hace poco. Una nota, según él, es una interpretación errónea de un juego, no hay test o diagnostico posible de medir sus valores.
  • Crítica. Por su puesto está es la manera de reseñar que más le gusta a Faidutti, aquí es donde habla de “la sensación de no haber perdido el tiempo” Vuelve al ejemplo de los otros universos culturales, del placer de conversar con los amigos sobre películas y libros y se pregunta ¿por qué con los juegos no?  No le gusta lo que suele ver en Tric Trac y sí lo que ha encontrado en Drake´s Flames o en Shut Up & Sit Down.  Por decirlo de algún modo  no quiere hojarasca en forma de explicación de reglas, lo que quiere son opiniones bien escritas o expresadas y argumentadas. Literalmente se salta todo hasta llegar a la opinión final.

La reseñas en castellano

Si bien Bruno Faidutti habla de las reseñas del mundo de habla inglesa y francesa, creo que es perfectamente aplicable al mundo de los juegos de mesa en castellano. En general, y salvo honrosas excepciones, las reseñas que hacemos son una amalgama de los cuatro puntos anteriores; tienen paráfrasis, descripción, notas y crítica.

Desgraciadamente es la crítica a la que menos importancia se da. A veces se omite y otra se solventa de manera fulminante como si tratara solo de decir si un juego es bueno o es malo a partir de dos o tres detalles. Cuantitativamente y cualitativamente la crítica que se construye de los juegos de mesa es pobre, incluso superflua.

¿Por qué ocurre esto? Se me ocurren varias causas de esta pobreza crítica. Quizá influya el hecho de que repitamos modelos que vienen de fuera. Normalmente nos llega lo que más trascendencia tiene, y ya hemos visto que no es un fenómeno de aquí, que lo mismo ocurre en la crítica francesa e inglesa. Y emulamos lo que creemos que son los cánones y la trampa mortal que se está convirtiendo lo de “lo útil”. Es posible, ya digo que no es mi caso, que haya quien encuentre útil un “abriendo la caja/opening the box” o un “tutorial del pick a perro“. Como dice faidutti tiene que ser aburrido hacer algo pensando en que le será útil alguien, donde el dialogo está supeditado a variables pragmáticas, eludiendo lo que en el fondo son los juegos. Es posible que sean más vistas, más enlazadas y del agrado de una masa tibia de lectores/espectadores, quizá sea ese uno de los atractivos que lleven a hacerlas.

También está el hecho de que criticar un juego no es cosa fácil. Yo entiendo la crítica a un juego como un dialogo. Y que ese dialogo debe ser rico y abierto, que otro lector pueda incorporarse mentalmente ese dialogo con el juego y con el autor de la reseña. Para hacerlo hay que construir imágenes precisas que el lector pueda reconocer inmediatamente. Construir la imagen del tedio (“Ese dragón blanco que se va haciendo cada vez mas grande en la habitación que no queda más remedio que hablar de él”), del entusiasmo, en suma de la emociones que proporciona un juego no es tarea sencilla. Hoy por hoy prácticamente solo se puede encontrar en Chema Mapundi y Su Yeti, y, quizá un escalón por debajo, en Exito Crítico y El dado de Jack. En los tres casos reseñan para hacer tangible eso tan etéreo que son las sensaciones de juego. De acuerdo no es sencillo, o no todos tenemos la misma facilidad para hacerlo, quizá eso sea un handicap para empezar a hacer reseñas críticas (toma redundancia) pero desde luego también sirve para distinguir una buena reseña del montón.

Es probable que para hacer un buena reseña sea necesario tener un buen bagaje en nuestra mochila. Cuando más certeras sean las comparaciones, las relaciones con otros juegos, con otros artefactos culturales mejores serán. Pero también es cierto que cuanto más reseñas (recuerdo que es critique en francés) hagamos más fácil será crear esas imágenes para esas sensaciones que ahora tanto nos cuesta expresar.

Y una última cosa, como me empeño en demostrar, por ser una reseña o una reflexión no tiene que ser necesariamente divertido, y supongo que se puede hacer una paráfrasis desternillante. Ahí entran las personalidad de cada uno, de el chispeante y de los que somos plomizos.

La entrada de Bruno Faidutti, mucho más interesante de lo que yo haya dicho: http://faidutti.com/blog/?p=5318

 

13 thoughts on “Reseñas y reseñas”

  1. Creo que una parte importante de la crítica es si alguien la hace para mostrar su punto de vista de forma digamos, tajante o si espera que alguien, como dices, le de una réplica. Contar las reglas, componentes y demás da menos margen para la réplica que expresar a fondo tu opinión, sea la que sea, y estés de acuerdo o no.

    1. humm, no sé si es tanto una replica, como propiciar una reflexión en otra persona, o al menos intentarlo.
      Por otro lado, y si se me permite hablar de mi, yo prefiero la conclusiones debiles que las fuertes. Nunca estoy seguro de tener razón en nada. No sé si es fruto de la inseguridad o verdadero convicción en peligros de las afirmaciones fuertes. siempre encuentro motivos para cuestionarlas.

  2. A ver, yo también he leído el artículo original esta tarde…

    Faidutti categoriza los tipos de reseñas y luego dice LO QUE LE GUSTA.
    En su conclusión dice que muchos hacen una mezcla de introducción y opinión y que eso es coherente y lógico.
    Lo que pasa es que no le gusta que primen las descripciones a las opiniones (y que eso es lo habitual).

    A mí lo que me parece es que decir cómo es una reseña “correcta” es una auténtica estupidez.
    Personalmente me parecen soporíferas las reseñas descriptivas, de hecho no leo ninguna. Pero a muchos les pueden parecer útiles o incluso divertidas.

    Si encorsetamos cómo se debe hacer una reseña ¿dónde queda la creatividad o estilo de cada uno?

    Por último y aplicándome el cuento, cada vez me cuesta más escribir la parte descriptiva de las reseñas, porque me aburro solemnemente. Como ejemplo, esta tarde acabé de escribir la reseña de Mombasa que llevaba iniciada unos diez días y se me atascó por la parte descriptiva que nunca me apetecía escribir.

    No obstante tengo el gusto y el criterio como Faidutti, descripción necesaria, pero el foco en la opinión .

    Y eso es lo que humildemente se procura en la Ficha Negra.🙂

    1. bueno, sí, claro que es lo que le gustaría a Faidutti, lo deja bien claro. Pero no es solo eso. Yo creo que también es por el vaciado de contenido o significado que se le hace a reseña (que significativo que sea criitique en francés) ¿como se puede tomar por critica una descripción?. Y además tiene sesgo, por mucho que parezca que no.

      ¿son necesarias las descripciones en las reseñas? Yo creo que no, tan solo un somero resumen.

      Y sí blackmeeple también hace reseñasm y no malas. Pero he puesto los tres que he puesto porque a mi entender son los que mejor acercan las sensaciones que ofrece un juego. Quizá mañana cambie de opinión, pero hoy es la que es. No tiene mayor importancia.

      Lo que si la tiene es que no me gusta que a los tutoriales con una opinión irrisoria se les llame reseñas. Es la opinión critica lo que debe articular una reseña y no la descripción. Si yo escribo un poema no le puedo llamar novela. Y contribuir a la confusión me parece muy poco acertado.

  3. Yo también pienso así, para mí sí es necesaria la introducción y descripción, pero breve si puede ser y, sobre todo, que el foco esté en la opinión.
    Me ponía como ejemplo porque es lo que procuro (hay que predicar con él), pero eso no quiere decir que sea mejor ni peor.

    Hay reseñadores que a mí no me interesan en absoluto precisamente porque el foco lo ponen en lo primero, pero también hay gente que aprende a jugar con ese tipo de reseñas (cosa que no entiendo porque yo prefiero leer reglas).

    En definitiva, que estoy totalmente de acuerdo con Faidutti y contigo, pero que no somos nadie para decir qué es una RESEÑA CORRECTA.

    1. de acuerdo en todo, salvo que sí podemos decir que es una reseña correcta. ¿Podemos decir que un juego es correcto o no pero una reseña no?
      Además en la universidad me enseñaron lo que era una reseña (academica sí) y mis profesores se ponían malos cada vez que alguien les entregaba un resumen de 20 páginas en lugar de una reseña de un folio.

  4. Creo que debe haber sitio para todo. Máxime cuando no hablamos de críticos profesionales. Decir que una reseña es incorrecta o no creo que no tiene ninguna importancia. Da igual que se le llame reseña, crítica, presentación, etc. Total, una reseña, por definición puede ser tanto un análisis de algo como la mera descripción.
    Por otro lado no veo problema a poner nota. Sabemos que la nota es subjetiva, por lo tanto no es errónea, es subjetiva. De hecho veo una gran contradicción en poder hablar de las sensaciones que te produce un juego a modo de crítica pero que sea un error poner la nota.
    La nota creo que es la conclusión de la crítica.

  5. Para mí lo más preocupante de todo este asunto de la crítica en el mundo de los juegos de mesa no sólo es la falta de información crítica y argumentada, sino también el aliento consumista brutal que late detrás de todo ello.

    En el 99,99% de los casos parece más bien un ejercicio de autoafirmación sobre el acierto del que reseña a la hora de comprar/publicitar un juego. Como el niño que quiere enseñar su juguete nuevo a todos los de su clase y presumir de que él es el primero en tenerlo.

    Hay un artículo de hace un par de años en un blog yanqui que lo expresaba bastante mejor que yo, refiriéndose más en concreto a la surrealista moda de los unboxing. Pero vamos, que en la inmensa mayoría de los casos los argumentos de dicho artículo me parecen perfectamente extrapolables a casi todas las reseñas que leo, sean del tipo que sean:

    https://www.dropbox.com/s/oj6iwfkloxym7l0/Boardgame%20Unboxing%20Videos%20%26%20Consumer%20Culture%20%7C%20Games%20on%20Tables.pdf?dl=0

    Y es que me da la impresión que el mundo de los juegos de mesa ha ido más allá que el de otros productos de entretenimiento más tradicionales (como el cine, la música o la literatura) a la hora de mezclar la afición por algo y el márketing comercial más furibundo.

      1. Sí, desgraciadamente el blog ha desaparecido. Una pena, porque estaba bastante bien.

  6. Competitiveman:
    Este tipo de reflexiones nos vienen bien para que hagamos autocrítica, procuraremos tenerlo en cuenta a partir de ahora, para mejorar.

    Hypeman:
    ¡Normal que a Bruno le guste Shut Up & Sit Down, como a nosotros! Eso de que dialoguen le da un toque único.

    Roleman:
    ¡Shhh! Que van a pensar que somos la copia barata.

    Mechman:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s