No es el juego, eres tú.

commandments7

De un tiempo a esta parte llevo leyendo mantras en el mundo de los juegos de mesa del tipo “No existe juego malo” “todo juego tiene su grupo, lugar y momento” La idea que se traslada es que, efectivamente, no hay juego malo que tal apreciación es un acto subjetivo en cierta manera irresponsable.

También leo a cierto agudo comentarista de las redes apuntar a una cierta tendencia en los reseñadores más habituales a mostrarse insatisfechos con sus ultimas experiencias. Se preguntaba si tal cosa no sería debido a un bagaje lúdico que suponía no sé muy bien si una perdida de la inocencia o el establecimiento de odiosas comparaciones.

Este mismo comentarista, @vilvoh, apuntaba al hecho de que no existe juego objetivamente malo. No le falta razón; Si nos preguntan por un juego objetivamente malo, creo que buscaríamos imediatamente un juego que causara el rechazo en la mayoría de la comunidad. No me extrañaría que nos decantáramos por juegos franquicia del tipo de los que hacen Justin Bieber o de los que de cuando en cuando obsequia la prensa deportiva. No haber jugado nunca al Barça Trivia o al Justin Bieber Alway Be Mine no creo que suponga ningún debe en lo certero y apropiado de la eleccion de juegos malos. Pero claro, no dejan de ser excreciones del marketing, que tienen mucho más que ver con el mundo que los propicia que con los juegos de mesa.

Lo pienso fríamente y estoy dispuesto a aceptar que objetivamente no existe el juego malo, ni siquiera lo es el Talisman. Lo que ocurre es que no existe el jugador objetivo. Esto es, el jugador neutro de sonrisa transparente que juega todo lo que se ponga delante sin ser capaz de contextualizarlo ni de disfrutarlo ni sufrirlo.

Y sin embargo, y a pesar de todo, sigo pensando que cada cual debe dar su opinión sobre cualquier juego, que es una perdida de tiempo inutil pararse a pensar en cosas como que “mi grupo de juego no es el correcto” o “todos los juegos son güenos”. Imposible, estamos en el terreno de los artefactos culturales, me he comparado entradas para el cine, libros y exposiciones que han resultado experiencias desalentadoras, soporíferas e incluso enervantes. No veo ningún motivo para que la industria de los juegos de mesa este tocada por una varita y cualquier cosa que aparezca en el mercado se merezca una consideración que no va en mi experiencia con el propio juego. Ya sé que es industria del entretenimiento pero exactamente igual ocurre con el cine o la literatura. Y no sé porque precisamente en la sociedad del ocio y del entretenimiento hemos de pasar por conformistas.

“La culpa no es del juego es tuya” es el mensaje en ultima instancia, el hecho de no estar a la altura del juego, de no haberlo sabido descifrar, cada vez es más habitual. Y, oh paradoja, cada vez lo escucho más en los juegos más idiotas. En principio podía parecer que tal cosa debería ser escuchada en la parte más snob de la afición, aquella que presume de jugar de los llamados juegos duros. Sin embargo está ocurriendo lo contrario, que precisamente se apela a esa condición de inaccesible con los juegos chorras. Ya no sólo es que cada cual disfrute con lo que quiera y pueda, que estoy muy de acuerdo, es que los juegos que menos ofrecen son los que se hacen pasar como los más exclusivos.

Lo siento pero si para jugar a un juego y ver lo bueno que es necesito tener un chistoso que hace gracias sentado enfrente vaya mierda de juego. Si la diversión consiste exclusivamente en su factor más estentóreo, la carcajada, yo me bajo. Me voy al circo a ver a los payasos, o al teatro, o que se yo. El chiste, que no el humor, abunda en esta sociedad, no lo busco en los juegos porque no lo echo de menos.

Hay juego malos, juegos peores, juegos reguleros, buenos juegos y juegos excepcionales. Hay generos y subgeneros. Hay calidad y no tanta calidad. Y sobre todo cada uno de nosotros tiene su propio gusto. Un gusto que no es mejor ni peor en términos éticos o morales. Que hay es donde entraría con cierto sentido lo de bueno y malo. Un gusto que se trabaja o que se conforma con lo que vino de nacimiento, allá cada cual. Algún día aprenderemos a aceptar que ese juego que tanto nos gusta es malo, y ese que odiamos es bueno. Ese día sabremos que no somos perfectos y nuestro gusto tampoco y por lo tanto renunciemos a el a la hora de medir un juego.

Anuncios

15 comentarios en “No es el juego, eres tú.”

  1. 😉 , si renunciamos a medir, no habria crítica, ni gusto. No confundas el gusto con la calidad del juego. Desde el momento que se edita el juego es bueno, aunque sea para el editor, el autor o “alguien”. De todas maneras el gusto es intirnseco a la cr´tica y la opinion, y creo que no es justo decir “esto es malo”, si no esto no me gusta “por esto o aquello”.

    1. sería un error que el consumidor debiera pensar como un editor. Esperan cosas muy diferentes, uno espera que funcione en el mercado y otro en su mesa de juego.

      1. Igual que en la política y en la vida. Tus espectativas son unas y la realidad otra. La sociedad de consumo vende “espectativas”, si no tuvieras ilusión de que aquello es para tí, ni siquiera lo mirarias. Cada uno hace su trabajo, por ello falta el “crítico” que diga esto no me ha gustado por esto o por aquello y esto gustara (según su opinion) a esta gente o aquella, luego estan las “expectativas” y el caso que se haga a la crítica, pero todo funciona igual siemrpe.

  2. Igual soy un poco redundante, pero.

    Yo soy de la opinión de que la crítica cultural del juego de mesa se diferencia de la del cine, la literatura o la música en que un juego de mesa requiere por norma general interacción y transferencia múltiple entre varias personas. Un mismo juego para dos jugadores cambia dramáticamente cambiando a sólo uno de ellos (estoy pensando en mi mismo jugando a Twilight Struggle con mi esposa, que dibuja gatitos para ganarse la vida, o con mi amigo Diego, que busca puzzles que le fuercen a ser cada vez más listo).

    El grupo y el contexto de las personas que lo juegan es importante, y por eso, estando de acuerdo en que no, ningún jugador que traiga buena intención a la mesa tiene jamás la culpa de que un juego no cumpla su trabajo de divertir/entrenar/crear lazos/lo que sea que quiere hacer, sí que matizaría tu opinión con la de que SI que es importante que quienes analizamos juegos podamos diferenciar un juego mediocre (que desde luego que existen) de un juego que puede ser estupendo y no funcionar en determinados grupos o personas (por ejemplo… Pandemic Legacy… guiño guiño codo codo).

    ¡Buen artículo de cualquier modo!

    1. pero esa es otra parte que ya creo que se ha hablado en este blog. No basta con decir un no me gusta hay que contar los motivos. La gente no es idiota y se dara cuenta de que los motivos le atañen o no.

  3. ¿Te ha influído en tus líneas mi entrada del otro día? La de “Tipos de Jugadores”. Yo creo que sí. Ya me dijiste en los comentarios que te había dejado turulato. Hoy soy yo el que no comparte la visión. Te cuento…
    1º. Vamos al párrafo que empiezas con un “La culpa no es del juego es tuya”.
    Que haya cierta reivindicación de los juegos más idiotas/chorras/ligeros o comolosquieras llamar en mi opinión es hasta necesaria. Porque cada vez los juegos de corte medio-duro parecen arrasar en los medios de la afición. Y cualquiera sabe que el postureo jugón hoy día va relacionado con estos juegos. Todo lo contrario a los denostados fillers.
    Además, ¿cuántos blogueros hay que defiendan a capa y espada los fillers y ligeros y no los discriminen como hacen otros? si no lo hace el menda quién lo hace? xD
    Ahora, yo ni de coña vengo a decir que los juegos que “menos ofrecen” (como tú los llamas, que ya de por sí vaya forma curiosa de catalogarlos) son más exclusivos. Lo que vengo a decir es que NO SON MENOS que otros.
    2º Vamos al siguiente párrafo. Uno muy cortito en el que dices que lamentas si no tienes a algún compi chistoso en la partida. Aquí sí que me he sentido aludido, creía que te referías (aunque lo hayas hecho de forma inconsciente) en parte a la actitud de los jugadores Pasionales que definía hace poco. Si dices que “te bajas” ante esa forma de diversión, me parece cojonudo (claro, ¿qué iba a decir un Analítico como tú? :P), pero es TU caso (como bien expones en tu blog, qué mejor lugar por otra parte), y habrá otros que no se quieran bajar, o incluso que quieran subir.
    Que vayas al circo o no para divertirte lo veo genial, pero que hay juegos que dependen de la actitud o el humor de los que están sentados en la mesa es una realidad como un templo. Véase Cosmic Encounter o Sheriff de Nottingham, x ej.
    (como también hay juegos de corte duro que serán más disfrutables con Analíticos. Y no es mejor ni una cosa ni la otra. Simplemente cada uno preferirá lo suyo).

    Terminando ya. Hay juegos buenos y juegos malos. Por supuesto. Pero malos hay realmente pocos. Muchos menos de los que decimos en los medios. Lo que hay es mucha tontería, mucho prejuicio y mucho postureo.
    Así que al “La culpa no es del juego, es tuya”… no podría estar más de acuerdo.

    PD: Perdona por el tocho y gracias no obstante por esta entrada-reflexión 😉

  4. Yo creo que todo viene de plantear la pregunta como “Este juego no es para ti” aunque últimamente tengo la sensación de que la gente califica como malos aquellos juegos que no se ajustan a lo que ellos esperan o piden al juego. Es normal

    Compara Monroe la crítica de juegos de mesa con la de otros medios, y destaca, con bastante acierto, que la diferencia es que los juegos de mesa te piden que pongas de tu parte. Un libro lo lees, una peli la ves. Si, puedes empatizar y reflexionar, pero eminentemente se trata de disfrutar y dejarte llevar por la mera observación. Un juego de mesa necesita que tú lo pongas en juego, que apliques las reglas, que lo lleves adelante y lo desarrolles. Si ese esfuerzo no se ve compensado de alguna manera (diversión, reto mental, aprendizaje) siempre te verás frustrado y lo considerarás malo.

    Pensad por ejemplo que también ocurre con determinados libros, que tienen su edad y momento, en que te cautivan más, y cuando a posteriori los relees, piensas ¿cómo narices me dejé cautivar por esto? ¿Dirías que ese libro es malo? ¿Renegarías de él?

    1. lo primero el chiste fácil “te tocas con un libro o una película, es que es buena” lo segundo es cierto que que novelas y películas son productos culturales pero no identicos a los juegos, que la interacción entre el juego y el jugador es tan importante como la que haya entre jugadores y el juego, y entre los propios jugadores. Y sí me gusta esa parte que comentas de compensación para que el jugador se vea o no frustrado.

      Lo que no entiendo es el ejemplo, yo a día de hoy echo pestes de manzinger z y eso que la disfruté. Pero ahora sé que ví y que deje de ver y me hubiera gustado otra referencia.

  5. Yo con la edad más crítico y capullo me vuelvo, parezco un puto cascarrabias, y sin embargo con los juegos me pasa al contrario, que a casi todos les saco el lado bueno, me cuesta criticarlos, será por tener una actitud paternalista hacia mi afición favorita, hasta me molesta oír críticas duras hacia juegos que ni siquiera he probado. Creo que me lo tomo demasiado en serio, eso o directamente que estoy tonto……me inclino más por esta segunda opción.

  6. Estupenda entrada. Yo ya he manifestado mi opinión en varias ocasiones y no me importa volver a hacerlo. Yo estoy convencido de que existen juegos buenos y malos (que me aspen si dungeon rolls no es un juego malo). El problema básico viene de la siguiente paradoja, sea un juego bueno o malo (de manera objetiva) lo único que se puede vertir sobre eso no es más que una opinión subjetiva (como la que acabo yo de plasmar sobre Dungeons roll). Entonces, por más vueltas que le des, nunca puedes encontrar la “auténtica solución”. Yo recientemente he elaborado un Top 5 con los 5 mejores juegos de mesa modernos que conozco. Evidentemente y, intentando ser lo más objetivo posible, no me queda más remedio que agarrarme a mi criterio, algo totalmente subjetivo. Para mí, por desarrollar ese ejemplo, un buen juego de mesa o los mejores juegos de mesa, son aquellos en los que el balance reglas/profundidad es lo más bajo posible, es decir, que con las mínimas reglas posibles, ofrezca la mayor profundidad. No es por tanto de extrañar que la mayor parte de esos juegos pudieran ser del tipo “abstracto” pero ¿quién dice que yo esté en lo correcto o no? Simplemente otra opinión que, para unos será más válida y, para otros, no lo será. Mención aparte merece el postureo emergente, pieles final busca puntillas etc. Por ejemplo, si entras en mi blog espero que entiendas que no voy a decir en cada frase, en mi opinión, según yo lo veo… y demás coletillas repetitivas y exasperantes, se sobreentiende que es un blog de opinión y que lo que allí queda plasmado no pretende ser otra cosa que una opinión del autor de dichas líneas. De tal manera que si yo digo que Stone Age es el mejor eurogame, no faltará gente que me saque una calculadora, un histórico de rankings etc y me rebata con “datos” (Lol) mi opinión. Amigo, claro que es rebatible, todos somos adultos y eso ya lo sabemos. Y en cuanto al postureo pues bueno, ahí está. A mí no se me caen los anillos de decir que Virus! es un pedazo de juego (básicamente porque le he visto hacer reír a mucha gente) o que Carcassonne es la elegancia hecha juego (aunque a mí me cueste disfrutar una partida del mismo).
    Y hasta aquí el comentario, yo me encuentro bastante en acuerdo con lo expuesto en la entrada y me encanta poder debatir sobre el tema 🙂
    ¡Nos leemos!

  7. Algún día aprenderemos a aceptar que ese juego que tato nos gusta es malo, y ese que odiamos es bueno. Ese día sabremos que no somos perfectos y nuestro gusto tampoco y por lo tanto renunciemos a el a la hora de medir un juego.

    Falta una “N ” en tanto, pone tato…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s