Notas para pensar

KMO_041591_00609_1h

Hay libros que se leen furtivamente. El lector es consciente de que los libros revelan algo de quien los lee. Leer en público una novela romántica para mujeres publicada por Harlequim o Mills&Boon, por ejemplo en un tren, puede despertar la compasión e incluso el desprecio; la inteligencia y la cultura de la lectora se ponen en duda. Del mismo modo, un joven que hojeara una revista “de desnudos”, aunque tuviera las pretensiones intelectuales de Playboy, y se detuviera a observar las fotos con una sonrisa de satisfacción podría quedar en entredicho y recibir censuras. Donald Sasoon, Cultura, pág 1290

Sigo pensando en pokemon go. Trato de ser indulgente conmigo mismo. Intento rebatir a aquellas voces, mías y ajenas, que me acusan de elitismo, snob, aristócrata, o policía del pensamiento y del ocio.

No lo consigo, no consigo despegarme de la terrible idea de que quizá este equivocado. Busco consuelo en Donald Sasson, solo en él he encontrado una visión material y no idealizada de la cultura. Por supuesto, no lo encuentro. Parece como si me dijera que me fijo en lo que no importa, que no acierto a ver que no se trata de si está bien o está mal lo que hacen mis congéneres. Creo que me está diciendo que hago las preguntas equivocadas. Pero el muy … no me dice cuales son las correctas. Creo que nunca seré capaz de hacerlas.

El párrafo de arriba. La primera vez que lo leí me deje llevar y no le preste demasiada atención. Un rato después volví atrás y lo leí de nuevo. Era verdad, yo he juzgado en el metro, en el autobús, donde fuera a la gente por los títulos de sus libros. Es más, en las raras ocasiones que me encontraba que alguien forraba su libro para ocultar el título le condenaba con el perjuicio de la duda.

Pero es peor aun, sin bastarme con escrutar los títulos de mis compañeros de transporte publico, yo he exhibido, como un estúpido pavo real, mis libros. Que imbécil, que arrogancia más idiota.

Quiero pensar que el mundo del juego es una actividad de masas más tardía. Que ha llegado cuando la aristocracia parece que no pesa en el mundo. Que su origen más humilde lo va a salvaguardar de miradas tan estúpida como la mía.

Anuncios

2 comentarios en “Notas para pensar”

  1. Coño, una foto de gente en el metro ¡leyendo libros!. ¿De qué época es? Hoy en día es casi imposible conseguir una foto así. El 95% estaría con el móvil en la mano (o serían actores contratados para la foto).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s