Exit: La cabaña abandonada. Pasatiempos Reunidos

-Esto… ¿canción canaria? tres letras y empieza por I

-Puf ¿no tienes otra más fácil?

– Manuscrito en el que se ha borrado, mediante raspado u otro procedimiento, el texto primitivo para volver a escribir un nuevo texto. No tengo aún ninguna letra

-Palimpsesto, ves esa era fácil

Exit. la cabaña abandonada (Devir, 2017) es un juego de Inka y Markus Brand inspirado en las escape rooms que parecen haber proliferado en los últimos tiempos en nuestras ciudades.

En la cabaña abandona los jugadores partirán de un escenario clásico de serie B; esto es un  coche estropeado y la posterior busqueda de ayuda que les lleva a una solitaria cabaña en medio del bosque que se convierte en una pesadilla al quedarse atrapados en ellas. Sólo la resolución de los diferentes enigmas que ira proponiendo el juego llevara a la salida y la victoria en el juego.

Es pues Exit un juego coorperativo. Los jugadores deberán mostrar su ingenio y destreza mental para acertar a ver las soluciones e incluso en ocasiones los propios enigmas.

El legado legacy. pero aquí no es más que la escusa para romper el juego

El juego se resuelve linealmente, un misterio resuelto abre la caja de otro misterio y así hasta la resolución del último. No es un juego especialmente difícil, además cada misterio tiene un par de pistas y la propia resolución, lo que evita el quedarse atascado.

Por supuesto la clave y la diversión del juego está en esos misterios y enigmas. Una escueta presentación en un carta que sirve para velar un tanto lo que debemos encontrar (tres números o tres colores) en un pequeño libro de juego. en ese libro y algunas cartas se desarrollara buena parte del juego, allí estarán esos enigmas. Enigmas que se parecen mucho a los tradicionales pasatiempos de los periódicos y revistas. Sopas de letras, cruzadas, dameros, series de números, laberintos, puzzles, etc. resolverlos nos darán lo que necesitemos para pasar de prueba.

Quizá haya quien piense que la palabra misterio o enigma se merezca algo más que un pasatiempo tradicional. Es posible. Pero realmente lo que destaca es como están integrado todos de una manera lineal siguiendo un hilo conductor. Y no sólo eso, todo el juego forma parte del rompecabezas, todos los componentes del juego forman parte del misterio al que dedicaremos una u dos horitas.

Exit. La cabaña abandonada es un reto agradable de jugar, tan agradable como un buen crucigrama blanco en una tarde de domingo. Con la ventaja de que se puede jugar con más gente, aunque no mucha más gente, dos o tres jugadores, con más personas bien puede ocurrir que los últimos jugadores vean que cae en sus manos un misterio ya resuelto.

Pero, en cualquier caso, es divertido compartir pensamientos, esquemas mentales y aproximaciones para resolver los diferentes enigmas. Y cuenta con la gran ventaja de que al terminar el juego uno se va con la felicidad del misterio resuelto.

Sin embargo es un juego que no deja el suficiente poso como para calificar la experiencia ni  como memorable, ni mucho menos como irrepetible (De hecho la propia editorial ha sacado un buen puñado de títulos de la linea, Y lo que nos esperan. Exit es un juego para jugar de manera ocasional. para tener una copia en casa esperando una situación propicia que merezca la pena su juego y destrucción.

Y es que yo llevo muy mal lo de destruir el juego. ya sé que el propio juego alienta a hacerlo. Inspirado en los legacy el juego propone que pintarrajees y cortes los componentes. Pero a diferencia de esos legacy, eso no resulta en nada en el juego, no hay ningún aporte a la narrativa del juego, solo la comodidad de no tener que andar buscando un cuaderno ni formas de salvar el juego y sobre todo al indice de ventas. Y todo por cuatro chuminadas.

Ya sé que el juego es injugable por uno mismo, pero eso no evita que uno piense que sea un buen juego para pasar a otro que lo pueda disfrutar. Me ha dejado, incluso dado, libros de 10, 15 euros después de leídos ¿porque no hacerlo con juegos? y ya sé que se puede reciclar pero el proceso me hace pensar en aquello del consumo responsable, que este juego podía perfectamente ser reutilizable. Hay otros que lo permiten, pero la decisión de este, premeditada, es que no lo sea. Pero bueno, que sepa cualquiera, que con muy poco, con un cuaderno donde pintar las soluciones, con un móvil para fotografiar las páginas y resolver allí las pruebas se soluciona y ni caso al consejo de destruir el juego, no aporta nada más que inutilizar el juego.

¿Me comprare otro exit? no lo sé, de momento ya he tenido suficiente con una experiencia, que tampoco ha sido para tirar cohetes. El hecho de la nula inmersión temática, de la escasa angustia por resolverlo, ya que uno no se siente amenazado ni por el tiempo, ni por el juego ni por nada y de saber ya de manera aproximada lo que me voy a encontrar juegan en su contra y prefiero dedicar el tiempo con quien juego con regularidad a otros juegos. Sin embargo sí que le veo como un juego para acudir a una sobremesa que se presupone aburrida. Sacar el pequeño juego y pasar un buen rato resolviendo pasatiempos en común.

En cualquier caso un juego correcto por 15 euros. Entretenido e indigno ganador de premios al juego más duro y seguro que superventas. Pero vale la pena probarlo, una vez.

Un juego irrepetible….
… como muestran estas imagenes
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s