Guias de estrategia de consumo

 

Deception Technology

Hace pocos día Ethelberto publicaba una entrada digna de otros tiempos, una pequeña guía de estrategia para un juego, en concreto el Maria. Consejos de un jugador más o menos experimentado s para que los más novatos sepan moverse en la niebla. Me gustan ese tipo de entradas, excepcionales, a contracorriente, que animan a profundizar en un juego, a comparar con las propias si las hubiera, a refutarlas a validarlas. A detenerse un rato delante del juego, a jugarle más de una partida.

Vivimos tiempos en que hablar de juegos está capitalizado por la presentación de novedades, o, peor aún, del anuncio de novedades. Es lógico que capten la atención, pero no lo es tanto que sea toda la atención. ¿por qué ocurre eso? Acaso los juegos son tan mediocres que son incapaces de atraer nuestra atención más de dos partidas. No sera, por el contrario, que es culpa nuestra ¿que somos incapaces de disfrutar con otra cosa que no sea el acto fetichista de abrir un juego nuevo?
O quizá sean ambas, que los juegos sean cada vez más preciosas cajas que den ganas de abrir. Se produce lo que queremos, lo que nos anime a comprar más pronto que tarde una nueva caja.
Me imagino que desde un punto de vista empresarial no hay nada peor que un aficionado que juega una y otra vez a sus cuatro juegos. Quizá por eso los juegos sean más que nunca un tenue pasatiempo.
Hoy en día estamos atentos a la sorpresa, a la originalidad temática, a la producción de los componentes que a lo que el juego en si pudiera ofrecernos. Se busca un juego que se pueda abrir y jugar, que tengan las mismas oportunidades los novatos que los expertos, etcetera, etcetera. Se elimina la competitividad y el dominio de los juegos, y no por otra cosa que por vender más juegos. En realidad es peor aún, lo que se hace introducir una percepción negativa de todo aquel que aún piense que esforzarse con un juego no sea después de todo una cosa tan mala.

Sí, por supuesto, tengo la cara tan dura que critico lo que yo practico. Pero ocurre que cuando leo cosas como la que aparece en el blog de Ethelberto, me doy cuenta que eso es lo que yo pido, que disfruto cuando alguien habla de un juego que le importa. Y le importa tanto, que ha profundizado en el, que lo ha jugado, unas cuantas veces. Y me doy cuenta que estoy harto de encontrar en mi feed de juegos de mesa el anuncio de novedades que serán olvidadas al día siguiente de publicadas., de reseñas cada vez más convencionales, tan sólo preocupadas de dar parte de la última novedad. Es todo tan frío, tan consumista, tan impersonal, que me asusta.

Anuncios

Un comentario en “Guias de estrategia de consumo”

  1. Totalmente de acuerdo con todo. Y a eso le añadiría la cara dura de algunos reseñadores y “opinadores” a la hora de despellejar o endiosar juegos complejos con una (o media partida) a veces incluso mal jugada. De nuevo la circunstancia de la prontitud y estar en el candelero, sin esforzarse por hacer las cosas bien.

    Y obviamente no creo que sea culpa de autores o editores. Es culpa nuestra, de los consumidores.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s