Before the Storm. No retrocedas al pasado.

Max y Chloe. Desde Tarrou y Rieux no vivía nada parecido.

Que dificil me resulta escribir sobre Before the Storm, el videojuego que sigue a Life is Strange. Llevo ya varios intentos de acercarme a esa obra y ni por asomo consigo acercarme a lo que quiero transmitir, algo así como un reproche y un reconocimiento.

El reproche es evidente, está dirigido a esta segunda parte, que es en realidad una precuela, y el reconocimiento, absoluto, para esa maravilla que es Life is Strange, ese juego que me hizo sentir lo que sólo han conseguido unos pocos libros y aún menos películas.

En realidad me figuro que me es complicado detenerme en Before the Storm porque lo yo quiero es hablar de Life is Strange. Es tan prescindible e intrascendente que ya lo he empezado a olvidar, es uno de tantos de esos momentos que uno dedica en esta vida a desaprovecharla.

La habitación de Chloe, por un momento pensé que volvería a Arcadia Bay

Es verdad que se nota un esfuerzo por parte de los encargados de hacer este juego, el estudio Deck Nine, de llegar donde llegaron los padres de Max y Chloe,los de Dontnod Enternaiment, que han intentado ser fieles a lo que se suponía era el pasado reciente de Chloe. Pero es que ese es uno de los grandes problemas de este juego. Se aprecia el esfuerzo por volver a Arcadia Bay al menos en que el jugador vuelva a ver a muchos de los personajes y alguno de los lugares que conoció en su primera visita. Y se aprecia el esfuerzo de ser parecido pero no idénticos, hay un par de escenas resueltas a lo Life is Strange, a buscar recursos narrativos poco habituales. Y no estarían nada mal si la historia que contaran nos importaran algo más que un pimiento. Y es que Before the Storm es un melodrama sobre adolescentes que no sabe salir de lo evidente y de lo trillado. Es cierto que Life is Strange anda al filo del precipicio, que parece que siempre está apunto de caer en lo que es Before the Storm, un dramón estomagante, pero siempre lo evitaba. En ese sentido la fallida precuela no hace si no dar más valor a lo que logró Life is Strange, que funcionara como funciona, que la empresa que acometieron no era fácil y los riesgos palpables.

Por otro lado ese pasado inmediato ya estaba contado en Life is Strange y mucho mejor, ya que era el jugador quien lo reconstruía. Y Before the Storm en cierto modo lo que hace es dar más detalle a lo que ya sabíamos. Como que el padrastro de Chloe era un cabronazo y Laura Palmer, esto, Rachel amber es ¿maravillosa?. Es curioso lo de este personaje, en el juego todo el mundo se pasa el rato diciendo que es maravillosa, pero no hay ni una sola cosa, ni un solo indicio en ella que le lleve al jugador a pensar lo mismo. Lo único que he visto yo es como consigue degradar a Chloe hasta convertirla en otra, en dejar de ser la que conocí en Life is Strange.

¿Chloe, eres tú?

 

Que diferente en Life is Strange, allí, a través de los ojos de Max vimos lo que había sido de Chloe los años que la primera estuvo en Seattle. Supimos que eran grandes amigas, pero también había un enorme reproche, Max había desertado, había abandonado a su mejor amiga cuando más falta le hacía. Con todo lo que significa la figura del mejor amigo en un adolescente. Jo, que me pare a pensar en los mejores amigos que yo he abandonado o que me han abandonado.  Bueno, en realidad no me pare, me columpie. Fue cuando me dí cuenta de lo mucho que estaba calando en mi el juego. En Life is Strange de cuando en cuando el juego da la oportunidad de “no hacer nada” la primera vez, creo, es con un columpio en la casa de Chloe, simplemente te subes y ves la hierba crecer. Fue una maravilla. Aparentemente no pasa nada, está tu personaje columpiandose, no hay dar teclas ni cliks de ratón y no tiene utilidad alguna. Y sin embargo, que momento zen, creo que se dice así, que momentazo de introspección, ya no era Max la que se columpia, era yo, era yo el que estaba aprovechando el balanceo del columpio para interiorizar todo lo que juego me ofrecía y a la vez enfrentarme a  algunas cosas que tengo mal enterradas en mi vertedero interior.

Aquí me columpie yo durante horas

En Before the Storm también está la misma opción de ver la vida pasar, sin embargo no funciona, no hay nada que te haya llevado a tener el estado de animo necesario para que tal cosa funcione. La primera vez sonríes porque te acuerdas de Life is Strange, la segunda te cagas en sus muertos porque vaya rollo.

Dicen que Life is Strange es un juego fácil, no sé donde han visto la facilidad, es un juego de tomar decisiones. Y no hay nada más difícil que eso. Si la decisión te implica por supuesto. Con Max me paso una cosa curiosa, empece por tomar las decisiones que yo creía que iban mejor para el juego, de alguna manera yo tomaba el papel de guionista, pero enseguida empece a tomar las decisiones que yo tomaría (no me pregunten por que, pero las siento diferentes) Ya no era el guionista, era yo el que estaba en Arcadia Bay. Me pregunto como demonios puede funcionar para que un cuarentón, anodino, gruñon, puritano,  vulgar y convencional tome con tanto entusiasmo las decisiones de una jovencita sensible y con cierta vena artística. Pero ahí no acabo la cosa, el personaje de Max poco a poco termino por calar, y eso supuso que ante cualquier decisión, terminaban por bullir en mi cabeza las discusiones entre Max, yo y el superguionista que luchaban por dar una coherencia a las necesidades de todos y del juego.

Todo esto termino por ponerme patas arriba, entregado a lo que el juego me ofrecía, dilemas morales, para mi no tanto para Max, y un par de golpes en la linea de flotación, dos mazazos que aquí no desvelare, pero que me llevaron a maldecir y adorar a los malnacidos guionistas de Life is Strange.

Nada de esto ocurre en Before the Storm, aquí uno se limita a elegir lo que simplemente le parece lo más oportuno para la trama. La distancia y la frialdad es lo peor que que le puede ocurrir a un juego de este tipo.

Before the Storm no es una precuela, es lo que es, una secuela que aprovecha del tirón de Life is Strange, en alguna parte alguien decidió que daría dinero, no me cabe duda, pero lo que no ofrece son las emociones que ofreció Life is Strange.

 

P. S. No lo he dicho, pero me enamore como un idiota de Max Chloe. Es terrible ser uno más de la inmensa legión, de no tener una oportunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s