Divine; el jabón y Sodoma.

Resultado de imagen de pink flamingos movie"
Divine siempre ha sido mi imagén del mal gusto

En algún momento de los años 90, poco después de la caída de la Unión Soviética, cuando aún rumiaba mis penas de desamor, y la vida era poco más que tambalearse entre borracheras, libros y algunas pocas películas, tuve conocimiento del mal gusto. Fue través de amigas y conocidos de la facultad de bellas artes. Ellos consumían productos muy poco habituales en mis circulos habituales- Jesus and Mary Chain, los Pixie, en música recuerdo ahora y el cine de de Derek Jarman y, oh, oh de John Waters.

La verdad es que con ellos demostraba una y otra vez lo timorato y pacato que puedo llegar a ser. Nunca entendí Pink Flamingos, siempre se me escapo que tenía de interés ese mal gusto pretendido, buscado y logrado. Ver a Divine supongo que lograba en mi el efecto buscado por Waters, escandalizarme. Yo pensaba entonces lo que ahora, que sólo cuando estuviera saturado de lo sublime tendría sentido lanzarme a esa piscina sucia de lo grotesco y de lo provocador.

Con Russ Meyer la cosa era aún peor, no llegaba la admiración de mis amistades a la de Waters, pero alguna cosa cayó. Y ni siquiera los enormes pechos de las actrices sirvieron para que tuviera algun apego por sus películas. Me parecían macarras, pornográficas, violentas y no se cuantos pecados más.

Pero todo esto sólo servía para ponerme bajo sospecha. Yo era mi propio inquisidor. Algo en mi no funcionaba, ni funciona, que me impedía disfrutar de lo que otros sí lo hacían. Había un freno de mano, pequeño burgues, leninista reacionario, católico conservador, que se yo, que me impedía ver todo aquello con otros ojos que los de la reprobación. Lo único que llevo con orgullo es que esa censura moral, ese desprecio por el mal gusto deliberado, que ni entendía, ni sabía apreciar, lo ejercía sobre mi mismo, no lo proyectaba sobre los demás. que me dejaran a mi con los devaneos religiosos y metafísicos de Dostoievski y Tarkovski, que aliviara mis desamores con pachangas como la de Subiola.

En estos momentos, casi ya en el 2020 me acuerdo de todo aquello, y todo por un puñetero juego de pesimo gusto. Coge el jabón o algo así, un juego que ha causado un pequeño cataclismo en las redes sociales y hasta promovido la apertura de un expediente por la Generalitat remitiendolo a la fiscalia que investiga los delitos de odio. Por supuesto por el tema del juego, un juego que pretende ser divertido con una broma carcelaria me imagino que de origen yanqui pero que en cierta manera forma parte del imaginario de todo quisqui. Esa supuesta broma no es tal que la violación en las duchas, así los jugadores deben evitar quedarse con la carta de jabón siendo el poseedor de dicha carta el sodomizado.

Pues sí, un tema de evidente mal gusto, deliberadamente de mal gusto. No es ninguna novedad en la historia de la humanidad. No sólo waters, también Rabelais, Sade han captado, y estos incluso con brillantez, los momentos menos elevados de la humanidad.

Es cierto que puedo entender la crítica a la banalización de la violación, pero lo que no entiendo es lo de la homofobía. las dos pecados más grandes que se acusan al juego. Las dos cosas que han llevado a leer cosas como que es un juego que vulnera los derechos (sic) o de la importancia de publicar contenidos responsables (resic).

Entiendo que se haga una lectura de genero, que la amenaza de la violación sobre todo para las mujeres está presente. Una realidad tangible y deprimente. Y entiendo que se echen pestes de este juego. Me cuesta ver sin embargo la homofobía. Es un juego destinado para varones heterosexuales para que se vean enfrentados a uno de su miedos atávicos, quien sabe si a la sospecha de si les gustaría de otra manera. entiendo que alguno se ría. Y también entiendo que ninguno después de jugar a esto va convertirse en un depredador sexual ni va a cambiar su visión sobre otras maneras de ver la sexualidad. Ningún elemento del juego tiene, en realidad, ninguna fuerza discursiva más allá dejugar con los elementos de cierto folklore audiovisual yanqui. (Como los de la película Agarralo como puedas 33 1\2, gracias @gandalf por la referencia). es posible que me equivoque, pero me gustaría saber de que manera es perniciosa jugar a este juego.

Lo que me hace pensar que hoy no sería posible películas como las de jJohn Waters o Russ Meyer, y vaya un moralista como yo estaría satisfecho, pero, ay de aquellos que aún hoy saben reirse de todo. No creo que estén en un buen momento. Si es que me imagino con problemas hasta los Monty Phyton si tocaran la llaga con algunos de los preceptos y actuaciones de los sacerdotes de nuestro tiempo.

Por cierto, que no descubran ese pedazo libro que es la Biblia, que aun a día de hoy se puede encontrar en el mercado, aún no lo han retirado y eso que más de uno ha dado pruebas de que lo pueda utilizar convenientemente mal. Ese libro contiene uno de los más grandes El Eclesiastes. Pero también la primera referencia, de hecho da el nombre, a la practica de los habitantes de Sodoma, la Sodomía. Dios cansado de la falta de moral de Sodoma y Gomorra (de esta no sabemos su pecado) decide retirarlas del mercado y manda a sus dos mejores y apuestos ángeles para salvar a Lot y su familia, los únicos que aun le respetan. Por supuesto tanta belleza es demasiado para los habitantes de Sodoma e intentan cepillarse a los agentes de Dios. Lot espantado ofrece a sus hijas vírgenes para que practiquen el estupro con ellas. Pero son rechazadas por la muchedumbre. Los ángeles, encolerizados deciden que la familia se marche sin mirar para atrás, la mujer de Lot no se resiste a la belleza del hongo nuclear y muere convertida en estatua de sal. Pero la historia no acaba ahí, más tarde las hijas aburridas y sin varón cerca para aliviar la soledad terminan por emborrachar al padre y cepillarselo naciendo de tan turbulento incesto dos de las tribus de Israel (muy borracho no debía estar para conservar el vigor a su edad). Esta maravilla de texto Genesis 18 y 19 no debe ser perdida por muy machista, homofoba que sea. Yo creo que el ser humano tiene más cabeza como para perderla por la biblia, ver a russ Meyer o jugar un juego de mesa chorra.

Jugar a quemar libros. Reforma y Contrarreforma en Here I stand

Pero dejadme, ¡ay!
que yo prefiera,
¡La hoguera!, ¡la hoguera!, ¡la hoguera!
la hoguera tiene… que sé yo,
que solo lo tiene la hoguera. (Krahe)

Uno de los aspectos que dotan de originalidad y sabor propio al juego Here I Stand es la guerra religiosa; la disputa entre Reforma y la Contrarreforma. Mediante ella el jugador papal y el protestante lucharan por la hegemonía en Europa mientras franceses, españoles, ingleses y otomanos hacen lo propio con armas más tradicionales.

Lejos de otros wargames o incluso del propio Here I Stand no se trata de enfrentar a huestes militares en un campo de batalla si no de convertir a una u otra rama del cristianismo cuantas más ciudades mejor. Para ello contaran con diferentes mecánicas de juego: Publicar tratados (teólogicos), traducir la Biblia, construir la Basílica de San Pedro, quemar libros, fundar universidades jesuitas más los diferentes eventos de algunas las cartas (como las 95 tesis de Lutero o la aparición de la imprenta). Desde luego son nominalmente fascinantes y ciertamente evocadoras. Pero básicamente son dos, casi idénticas, pero que Ed Beach ha tenido a bien diferenciar.

Hay otros pero este es el principal escenario de batalla entre protestante y papado.

En primer lugar: Expandir la reforma o la contrarreforma es casi lo mismo, se establece una zona linguistica, se calculan los dados que se tiran por cada bando y si el atacante obtiene la tirada más alta (suele valer el empate) convierte el espacio, y si es el defensor el que tiene el dado con valor más alto, permanece. Y esto se hace en dos o tres intentos de reforma o contrarreforma. Hay algún pequeño detalle que diferencia a los intentos de reforma y contrarreforma y así a los primeros, los protestantes, se denominan “Publicación de tratados” y a los segundos, los católicos “Quema de libros”.

Resultado de imagen de martin luther visit to rome
Quema de libros de Lutero en Roma

La otra gran mecánica religiosa del juego es convocar un debate teológico, esta vez sí el mismo nombre para ambos jugadores. Cada jugador tiene un set de teologos, unos mejores y otros peores, con unos bonus asociados. Ser el patrocinador de un debate (el atacante) tiene asociados beneficios y algun que otro perjuicio más sutil. Nuevamente nos encontramos dados en sus resolución, cada jugador tira tantos dados como le correspondan por el valor de su “debatiente “ y los diferentes bonus. Aquí no se compara el resultado más alto sino el número de 5 o 6 obtenidos, considerados “impactos”, el que más tenga gana el debate y convierte tantos espacios como la diferencia. Además puede ser el caso de que el perdedor sea quemado en la hoguera (el protestante) o caído en desgracia (el católico).

panfleto satírico protestante representando a León X como el anticristo

Expandir y debatir, esas son las dos principales características del juego religioso en Here I Stand. Y es un milagro, permitaseme la licencia que tan teológico me he puesto, que funcione. Y es que este juego tan particular convive con otro más tradicional que llevan a cabo las otras potencias, mucho más terrenales. Suele suceder que a los que juegan por primera vez y con el papado o el protestante no les termina de gustar, ven un exceso de dados y sobre todo comparan lo que hacen con los otros jugadores, el reino de la fe parece menos atractivo que la gloria del campo de batalla y de la conquista y exploración del nuevo mundo. A estas alturas lo que es a mi me resulta tan atractiva una potencia como otra. Quizá el juego religioso tenga más sutilezas que el de confrontación militar directiva, los debates en particular, lo que compense el reproche habitual de “juego de dos dentro del juego de 6”

Maria van Beckum en la hoguera, culpable de seguir la herejía protestante

Pero yo quería hablar del sesgo, de como este juego introduce un sesgo. O más de uno, pero en particular en el aspecto religioso. Llama la atención que una de las principales mecánicas, los intentos de expansión religiosa, se denomine para el protestante “Publicación de Tratados” y para el católico “Quema de libros”. Y es que ambos bandos quemaron libros y publicaron tratados. Para empezar quemaron la imagen de Martin Lutero en Roma en 1519 y sus libros tuvieron el mismo destino en Colonia, Cottbus, Halberstadt, Lovaina, Maguncia, y otras ciudades alemanas. Pero Lutero y Melachton tomaron represalias haciendo que sus seguidores quemaran las obras de oponentes como Johann Eck, Hieronymus Emser y Johann Tetzel. El mismo Lutero arrojó la bula papal de la excomunión en una pira en Wittenberg el 10 de diciembre de 1520. En Londres los libros de Lutero fueron quemados en 1521. La traducción al inglés del Nuevo Testamento de William Tyndale fue quemada en Cheapside Cross el 19 de noviembre de 1530 , más tarde quemarían al propio traductor, en Amberes en 1536.

Lutero arroja a la hoguera la bula papal de excomunión, pintura de Paul Thuman.

En cuanto a los debates religiosos, que en principio parecen una licencia de Beach. Al famoso debate de Lepizig de 1519 solo le siguió, en relevancia, el que tuvo lugar en Ratisbona en 1541 y luego estaban los unilaterales de Zwinglio en Suiza. No parece que tuvieran mucha trascendencia, o al menos no tanta como propone Here I Stand. Me cuesta encontrar uno sólo que o bien cayera en desgracia o bien fuera llevado a la hoguera tras un debate. Por que sí que es cierto que algunos de los protagonistas del juego acabaron en la hoguera, sobre todo ingleses, como Latimer y Crammer, cuando llegó Maria I al poder y condujo su sanguinaria conrtarrreforma. Poco después, su sucesora, Isabel I, la reina virgen, declararía a cualquier católico inglés culpable de traición por guardar obediencia a Roma. Pero no sería la hoguera su destino, ellos serían ahorcados, arrastrados y descuartizados. Sí que sería quemado en la hoguera Servet, por hereje. Pero la denuncia, o delación, fue de Calvino, el otro de los grandes reformadores, lo que demuestra que al humanismo le quedaba mucho por recorrer.

Resultado de imagen de Carthusian monks are hung, drawn and quartered
Monjes de la orden de los cartujos condenados a ser ahorcados, arrastrados y descuartizados en la Inglaterra de Enrique VIII (1535)

Pero no hay que olvidar y es cierto que la Reforma encerraba en si misma el germen que ha hecho posible una sociedad laica. Y aún con todo el tiempo pasado todavía se notan diferencias entre las naciones y estados que se mantuvieron fieles al catolicismo y aquellas que adoptaron las tesis de Lutero y los otros como él. Por eso perdono el sesgo, que algunos atribuirán a la pervivencia de la leyenda negra, pero realmente los paises católicos, su defensa de la fe, nunca resultaron especialmente edificantes. Sí, le perdono el sesgo, como le perdono las tan abundantes tiradas de dados. Here I Stand es un templo , una universidad, dedicado al juego histórico.

Los Poemas del Dixit. Sé todos los cuentos

IMG_0481

Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre…
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos…
y sé todos los cuentos.

León Felipe

Una reflexión de Michael Peck sobre la simulación y los wargames

Que recuerdos. Corría el año 2006, el año del descubrimiento del foro de la bsk.  Cuanta hiperactividad en esa página, allí, y en esos tiempos, se forjo mi alter ego en la red. Que idiota, pedante  y ansía viva que era. Vamos, lo mismo que ahora pero con 9 años menos. Era un foro de juegos de mesa pero había que hablar de los wargames, había que dar cuerpo al foro por esa parte. De aquellos tiempos recuerdo que entre google translator y yo tradujimos un artículo de Michael Peck El estado de los wargames.  Peck decía cosas, y sigue diciendo, mucho mejores de las que yo pueda decir. El es un profesional que ha llegado a trabajar para el Departamento de Defensa norteamericano y ha escrito para multitud de publicaciones, incluso en Forbes.

Michael Peck sabe de lo que habla cuando habla de wargames, y en una discusión en la red sobre la editorial Fresno Gamer´s Association hacía una reflexión sobre la simulación en los wargames.  Me parece muy didáctica, así que me permito reproducirla aquí. También esta vez hemos sido google translator y yo los que la hemos traducido.

Creo que estamos esperando un poco demasiado de las simulaciones. Son modelos y los modelos son simplicaciones de la realidad. Si no lo fueran, serían la realidad. Esto en cuanto a la teoría de simulación. Lo que esto quiere decir es que todos los juegos de guerra – ya sean comerciales o del Departamento de Defensa – siempre sufren de algún grado de abstracción, alguna concesión a la jugabilidad o las limitaciones del papel y del microchip. Sin embargo, ¿Esto es un problema? No se lee un libro sobre la Segunda Guerra Mundial, incluso una obra como “Un mundo en armas”, y se espera aprender todas las facetas del conflicto. Muchos de nosotros reparamos en que un libro es una especie de modelo, la representación que hace un autor de cómo y por qué se produjo la historia de la manera que lo hizo. Así es como veo los juegos de guerra. Son libros vivientes que reflejan las creencias y prejuicios del diseñador que vive. Si usted hubiera diseñado el juego, lo hubiera hecho diferente. Pero no lo hizo, así que no se queje al respecto. Usted puede ver que yo puedo aprender algo de cualquier juego. Puedo aprender geografía y órdenes de batalla, o tener una idea de las condiciones que llevaron a los mandos a tomar sus decisiones. Si no hay nada de eso, simplemente mirando el mapa, la colocación de las fichas,  preguntandome, “¿y qué vas a hacer ahora?” me da una idea. Hay algunos juegos que son de plano erróneos en sus representaciones. Pero ese no es el verdadero problema. La cuestión es que los juegos de guerra exageran sobre si mismos. Un juego es considerado como una “simulación realista de …”. cuando el sistema de juego en realidad se centra en algún aspecto de la batalla, tales como el mando y el suministro, a expensas de la simulación de alguna otra cuestión. Sin embargo, los jugadores se felicitan por el aprendizaje de lo que piensan que es una simulación definitiva. En ese sentido, y como  diría el Bardo de los Hexágonos, la culpa no es de los juegos, si no de nosotros mismos.  Michael Peck 7 de agosto de 2005 http://z7.invisionfree.com/New_Barker_Blog/ar/t112.htm

 

Pues sí, tomarse y vanagloriarse de un wargame como una simulación perfecta y completa es un error. Como también lo es criticarlo por no serlo. A los juegos, a cualquier juego, para criticarlos hay que entenderlos. Y entenderlos significa colocarlos en un contexto que nos supere a nosotros mismos. La crítica entonces seguira siendo benevola o despiadada pero crítica y no boutade personal.

 

 

Días de juego. Financiación en Patreon

No hay manera, se me ha metido Partenón en la cabeza en lugar de Patreon.

Ayer el alma mater de Días de Juego, Paco Gurney dio comienzo a la campaña de financiación de su podcast de juegos de mesa para la temporada 2015. Una charla online con sus oyentes que sirvió para que dar a conocer como quiere hacerlo, que expectativas tiene y acabar con algún posible recelo o dudas. Y lo que iba a ser una charla más o menos breve se convirtió en una fiesta de 5 horas.

Yo me preguntaba, ingenuo, como podría ayudarle. La verdad es que divulgar más allá del podcast no tiene demasiado sentido. ¿es bueno animar al publico para que escuche Días de Juego para que consiga mayor financiación? Desde luego que no. Una cosa es desear a Gurney lo mejor y que consiga la mayor recaudación y otra rozar el limite del spam.  Y un oyente de días de juego, ya sabe de la campaña y del valor que tiene para él. Así que en ese punto ojalá Días de juego tenga muchos oyentes y le vayan llegando mucho más de la vía natural, como suelen llegar las cosas por internet, interesándose por un tema y creandose cada cual su propia red de recursos.

En cualquier caso, es bueno dar a conocer que estas cosas ocurren. Ayer pensaba que días de juego era la primera web dedicada a los juegos de mesa que daba este paso y rápidamente comprobé que no; Exito Crítico y Harhead´s review, sendos canales de youtube ya están en Patreon, la formula elegida por Días de Juego para financiar su actividad. Poco a poco supongo iremos viendo más. Dicen que la industria de los juegos de mesa está creciendo, y es normal que la actividad que generan acabe por tomar formulas de profesionalización. Aunque esta sea a medias, las expectativas de financiación no pueden ser muy altas, Exito Crítico consigue 301 $ por capítulo, Harhead´s review 39 $ al mes y Días de Juego, que no lleva ni 24 horas en la plataforma, 120 $ al mes. No son cifras, ni de lejos, para que nadie piense en serio en dedicarse a esto de manera exclusiva.

Pero como dice Gurney, no tenemos cultura de rascarnos el bolsillo en los servicios culturales y todo esto quien sabe si poco a poco nos ira metiendo en la cabeza que no solo de likes vive el podcaster. Y que no es tan mala idea pagar por lo que consumes, sobre todo si es de manera voluntaria y satisfactoria.

Y una última cosa, antes decía que la financiación, o suscripción, que también puede ser vista así, era cuestión exclusiva de los oyentes de días de juego. No es del todo cierto. Me resulta fácil imaginar a quien le puede interesar suscribirse a Días de juego. Hay ya unas cuantas tiendas y pequeñas editoriales luchando por tener visibilidad en la red. No creo que ningún oyente se llevara la manos porque determinado programa se grabe desde la tienda x o una de las partida semanales se haga al juego y. Deberían investigarlo.

Y para terminar unos enlaces para hacerse una mejor composición de lugar:

Página web de Días de juego: http://diasdejuego.com/

Nacho Muñiz explica como funciona Patreon: http://nachoocejo.blogspot.com.es/2014/02/patreon-crowdfunding-20.html

Página de Patreon de Días de Juego: http://www.patreon.com/diasdejuego

 

y el video de Gurney explicandose el mismo

 

 

 

Ucrania en el universo del mediodia

descarga (14)

Es difícil, muy difícil, casi imposible conocer y comprender lo que está pasando estos últimos meses en Ucrania. Desde mediados de febrero practicamente no hago otra cosa que conectar con las agencias de noticias, prensa y cuentas particulares de las redes sociales de medio mundo que intentan contar su particular visión de la crisis ucrania.

¿Cuantos enlaces habré colgado sobre el asunto en la red? ¿cuantas sentencias petulantes habré firmado? ¿Cuantos bulos habré contribuido a difundir? Ser activo en la red no significa saber. Hablar de lo que fuera no supone comprenderlo. Ha habido quien incluso que utilice el blog para contar lo que allí está pasando. Pero yo no soy el más indicado para ello. Instalado en la comodidad de mi hogar, en mis prejuicios habituales a miles de kilómetros ¿Cómo puedo contar lo que allí ocurre? Es verdad que la red hoy nos proporciona acceso a otra información que de otra manera nunca hubiéramos visto, pero eso no es suficiente. Por ejemplo, hoy es Crimea la que dicta la información de los medios más habituales en nuestros hogares, Maidan, la revuelta que propicio los acontecimientos de Crimea, no es ya si no un tenue recuerdo en nuestros medio más cercanos. Y sin embargo Maidan sigue vivo, la actividad de Kiev, del nuevo gobierno ucraniano vive de Maidan. Y poco o nada sabemos de lo que allí ocurre.

El relato de los acontecimientos actuales mejor dejarlos a los periodistas y analistas. Lastima que ahora mismo en el campo de la información Rusia y Ucrania ya esten en una verdadera guerra. Ahora es la propaganda a lo que tenemos acceso, mentiras que ni se molestan en dar apariencia de verosimilitud. Dan por hecho que los consumidores de la misma ni nos molestaremos en cuestionarla, que tomaremos la propaganda en función del bando en que nos ubiquemos. ¿Cuantas mentiras he leído estos días? Ni lo sé,  y todas con el mismo principio, legitimar acciones ilegales. Como es la incorporación de Crimea a Rusia, como también es la legitimidad del nuevo gobierno ucraniano.

Siendo la realidad un terreno casi indescifrable otro recurso alternativo y legitimo podría ser la historia. Se podría Hablar de la creacción del estado de Ucrania, de 1848, la primavera de los pueblos, y de 1917, la desintegración del Imperio Ruso como fechas claves. Se podría contar la historia de Ucrania Occidental, de la república Popular de Ucrania, de la República de Donetsk-Krivoy Rog, un episodio que nos serviría para comprobar como fue Lenin una de las personas que más ayudaron a que la Ucrania de hoy en día se reconozca hoy en día como tal. E irónicamente son sus estatuas las que derriban algunos ucranianos.

Pero la historia de la creación de un estado nación es complicada y prolija. Y nuevamente hace falta saber para no ofrecer nada más que una versión sesgada que no haga si no apoyar lo que ya creíamos de antemano. Lo interesante es ofrecer la riqueza del proceso no la interpretación. Y desgraciadamente mi interpretación, por lo menos todavía, condiciona lo que alcanzo a saber de Ucrania.

Así descartadas las vías sociológicas, periodísticas o históricas ¿Qué me queda? Lo mismo de siempre; la peligrosa intuición, la sensibilidad que ofrece el consumo de literatura popular. Ahora mismo pienso que la mejor manera de acercarse a Ucrania, es la vía humana. No de entender lo que está pasando desde un punto de vista militante en lo político si no en lo humano. Y se me ocurre que no es tan dificil. Quizá sea descabellado, a mi no me lo parece tanto, pero un librito como Que difícil es ser Dios de Boris y Arkadi Strugatski nos pueden ayudar mucho más que cualquier editorial o analisis de un experto en el este de Europa.

Portada de la edición de Gigamesh de Que difícil es ser Dios
Portada de la edición de Gigamesh de Que difícil es ser Dios

Que difícil es ser Dios es un libro de fantastika, como llaman en el este de Europa a la ciencia ficción, escrito por los hermanos judío-soviéticos en 1963. cuenta la historia de un heroe trágico,porque es lo que es Anton Konstantinovich Malyshev, Don Rumata, el desencadenante de la masacre de Arkanar

La novela nos situa en el siglo XXII; la Tierra ha alcanzado la sociedad perfecta, la sociedad comunista. Ya no conoce las guerras ni las enfermedades ni las desigualdades sociales. El ser humano se dedica al descubrimiento del universo. Y una de las instituciones más importantes de la Tierra es el Instituto de Historia Experimental. La conquista del Cosmos lleva al descubrimiento de nuevos mundos poblados por humanos, pero aún un en un estado atrasado en la evolución de las sociedades.

Es en uno de esos planetas donde se inscribe la acción de Qué difícil es ser Dios. Anton, miembro del Instituto de Historia Experimental es enviado con una legión de medievalistas y otros científicos sociales a observar in situ las relaciones sociales y económicas del feudalismo. Su misión es observar, estudiar, y, en lo posible, paliar las victimas de las inevitables crisis de un sistema social tan imperfecto.

No se permite la injerencia directa pues tal cosa no serviría de nada. Es la historia la encargada de poner cada cosa en su sitio, solo cuando las piezas del puzzle encajen, “se cumplan las condiciones objetivas para el cambio” este se producirá. Anton adoptara la identidad de Don Rumata, un noble, y su preparación intelectual y física y el acceso a una tecnología ultradesarrollada le convertirán en una suerte de Dios.

Sin embargo, en la sociedad de Arkanar, uno de los pequeños reinos que surgieron de la desaparición del reino Estor , se produce una anomalía histórica. Las fuerzas feudales no son sustituidas por una pujante burguesía, en su lugar aparece una siniestra fuerza, la Santa Orden, una orden fanática religiosa que se emplea con métodos sin dudas fascistas. Los desvelos de Rumata por suavizar las condiciones del régimen feudal y salvar la vida de determinados artistas y científicos  supusieron la financiación y superavivencia de la más malignas de las fuerzas.

Pero ¿realmente se parece Arkanar a Ucrania? Lo cierto es que no cuesta mucho ver a ucrania como un estado que surje de la descomposición de un imperio. Nuestra historia medieval se suele comenzar la desaparición del Imperio Romano. Y no son pocos los indicadores sociales que nos dicen que Ucrania del año 1991 hasta ahora ha dado uno y dos pasos atrás. La estructura feudal de arkanar con un rey débil, asesinado por unos de sus nobles, tampoco está lejos de la Ucrania de Yanukovich y los clanes de los oligarcas.

Por desgracia tampoco parece que este lejos el paralelismo entre la irrupción de un insospechado fascismo; Svoboda Pravyi Sektor (el sector de la derecha) son la Santa Orden, perfectamente podemos hacer pasar a Don Reba por Dmitro Yarosh. Y la actitud de la Unión Europea por la del Instituto de historia Experimental. Ciegos, sordos y mudos ante los datos que se acumulaban, y lo que es peor, en última instancia instigadores y patrocinadores de los mismos. Y no, ni Rusia ni Putin pasarían por los fascistas; Rusia sería más bien el Ducado Irucano, el país vecino de Arkanar, surgido del mismo imperio caído y tradicional enemigo de Arkanar en sus guerras fronterizas.

Nosotros, como observadores, bien alimentados, bien formados, siempre a salvo en nuestros cobijos, estamos de cerca de Rumata. Cargados de buena voluntad pero incapaces. Quizá sea esa nuestra condena, observar y sentir el mismo dolor que Rumata. Sentir como en el año 2014 todavía semejantes nuestros se ven sujetos a fuerzas que la historia ya debía haber erradicado. Si hay que tomar un partido que sea el de los que sufren.

portada rusa de "la isla habitada"
portada rusa de “la isla habitada”

Arkanar, su novela Que difícil es ser Dios, se inscriben dentro del Universo del Mediodía, un universo creado a partir de algunas novelas de los hermanos Strugatski. La isla habitada es otra de ellas, otro planeta Saraksh, donde se estrella un joven soviético, Maxim y descubre una sociedad autoritaria, el país de los padres desconocidos, con muchas analogías a la de la unión Soviética en la Guerra Fría. Sus tribulaciones le llevaran a descubrir que el responsable del autoritaritarismo es Rudolf Sikorski, un maquiavelico miembro del Instituto de Historia experimental. Y que utiliza métodos más que dudosos para combatir el fascismo que está desarrollandose en un país vecino, el Imperio Isleño.  ¿Es rudolf Sikorski una imagen de Putin? ¿quizá de Stalin?. En cualquier caso la versión cinemátografico apostó por dar una imagen inspirada en fascistas a los gobernantes y policias del país de los padres desconocidos. Y casi parece que esa misma película ha servido de inspiración para los fascistas que hoy pasean por kiev.

islahabitadatest

Curiosidades.

Que dificil es ser Dios (1990)y La isla habitada (2009)tienen sendas versiones cinematográficas que han sido rodadas en Crimea y Ucrania.

-El pasado 27 de febrero se estrenó comercialmente en los cines de Moscú la última versión de Que difícil es ser Dios, que promete ser un fantástico ladrillo y que no tendremos la suerte de ver en las salas de este país

Intento de escape, Arco Iris LejanoQue dificil es ser Dios, InquietudLa isla habitada, El niño, El hombre del infierno, Escarabajo en el hormiguero, Las olas se extinguen en el tiempo; estas novelas de Strugatski son las que componen el Universo del Mediodía, aunque otros escritores han continuado escribiendo sobre ese mismo universo. Creo que solo dos de ellas; Arco Iris lejano y Que difícil es ser Dios son las únicas traducidas al castellano.

-Leer a los Strugatski es mucho más que leer novelas de ciencia ficción, o criticas a la Unión Soviética y el Stalinismo. Sobre todo es una critica a cualquier autoritarismo y fascismo y una reflexión sobre los limites de los seres humanos, mucho menos poderosos de lo que se creen.

un HeroQuest apócrifo

No diga plagio, diga homenaje. En Consejos de un plagiador

El peso de la propiedad intectual

Sigamos con El rayo que no cesa, el melodrama por entregas de este siglo XXI, el lanzamiento del heroquest 25 edition.

Por supuesto no tengo ningún dato nuevo que aportar a la polémica, es más creo que lo único que voy a hacer es volver a andar sobre mis pasos. Pero por primera vez siento que tengo las cosas más claras en este asunto. Por eso escribo esta entrada, para intentar ayudar a quien todavía tiene dudas de como interpretar este episodio.

La clave o la ayuda para entender de lo que estábamos hablando vino de manera accidental.; lanzanos, la última plataforma de crowfunding afirmaba desde su twitter que la campaña ahora se ajustaba a derecho, HQ 25 no era una copia era un tributo. En si la respuesta no me ayudaba nada ¿Cómo se distingue un tributo de un plagio? ¿cómo saber quien afirma que es un tributo u homenaje está diciendo la verdad?

Tributos, homenajes, son las palabras que habitualmente han ocultado o lo han intentado ocultar el plagio en el ámbito de las industrias culturales. Es un excusa socorrida.La utilizan todos los creadores; es difícil, casi imposible, crear desde cero, no inspirarse en absolutamente nada para hacer algo nuevo. Es una buena excusa, ya que también es difícil discernir en muchas ocasiones cuando el plagio es inspiración. Pero este no es lo que ocurre  en HQ25, no estamos ante un caso de creación si no de reproducción.

Aunque no lo sepamos en este país hay una legislación que reconoce y protege la propiedad intelectual. Como todas la leyes de nuestra sociedad es un marco que ocasiona claroscuros. Se puede y se debe interpretar esa ley ¿a qué responde? ¿a quién protege? ¿sirve para lo que se presenta? responder a esas preguntas puede llevarnos a cuestionar ciertos aspectos de la propiedad intelectual, pero en ningún caso salva lo que está acontenciendo con el HQ25. Por mucho que digan algunos HQ25 no es un acto de liberación cultural, no se está liberando nada de la garras de las multinacionales de los juegos de mesa para ofrecerselo al vulgo. No se está propiciando un libre acceso a la cultura, tan evidente como que se vende a 110 euros y tan flagrante como que se recurre al trademark como recurso legal. Dificilmente se puede justificar desde un punto de visto libertario nada de eso, aunque haya quien lo hace.

Hoy por hoy la esencia de la propiedad intelectual es proteger a los creadores y productores de las industrias culturales (vamos autores y editores) ya que se entiende que esa protección estimula la creacción de productos culturales. Habida cuenta que vivimos en una sociedad de mercado y no en una utópica sociedad socialista entiendo que la cosa no es descabellada, por muchas sombras, que las hay,  arrojen dudas sobre los derechos de autor y propiedad intelectual.

La legislación es clara, entre otras:

El titular de los derechos de autor goza de derechos exclusivos respecto de:

  • Reproducir la obra en copias o fonogramas.
  • Preparar obras derivadas basadas en la obra.

Pero hablamos del titular de los derechos, que no tiene porque ser el autor, bien puede haberlos cedido al productor (una practica, seguramente abusiva, que ha sido habitual en las industrias culturales) u otro.

De cualquier manera al autor siempre le quedan los derechos morales, que son permanentes, irrenunciables e imprescriptibles y basicamente es esto:

  • el derecho al reconocimiento de la paternidad de la obra (autoría) y el derecho de un autor a preservar la integridad de la obra, es decir, a negarse a la realización de modificaciones u obras derivadas de la misma

Para quien no le quede claro, una obra derivada es una segunda parte o una “actualización”, y no se puede hacer sin el consentimiento del autor. Exactamente lo que es HQ25 llamarlo tributo, homenaje, o lo que se quiera no hace que vulnere la ley de manera flagrante. Necesita de permisos que de momento no ha conseguido. La idea que yo acepté y di por buena, que bastaba con registrar una marca y hacer una actualización, es un disparate. Precisamente es el hecho de registrar la marca lo que convierte el supuesto homenaje en un acto de bucanero en toda regla. Es ahora cuando veo que lo que quizá era una buena idea en realidad es precisamente lo que marca el HQ25 como un acto de piratería. Y por favor que nadie me venga a hablar de Robin Hood que robaba las patentes a los ricos para darle juegos a los pobres.

Y que nadie me acuse de partidista, voy a dar ideas los corsarios, de legislación no tengo ni idea, pero es posible que en España haya un agujero legal, otro más, es posible que los juegos de mesa no estén sujetos a ley de propiedad intelectual. Los juegos de mesa no están reconocidos como industria cultural (los juegos de rol sí, al ser su formato el libro)y es posible que los autores no sean considerados como tales si no como inventores, cuyos derechos son menores (y que no se me pregunte el porque) o ni siquiera eso. Es posible que hablemos de autores más en términos románticos que en términos prácticos. Y desde un punto de vista legal sea totalmente licito plagiar juegos de mesa. No lo sé. Quizás estamos en el mismo derecho de llamarlo plagio u homenaje. En cualquier caso yo comienzo, a buenas horas mangas verdes, a percibir y a sentir lo inmoral del asunto. Es grave cargarse uno de los fundamentos de la industria cultural, sobre todo por que es afán de lucro lo que lo motiva, es el todo vale, es la burbuja, es el beneficio inmediato, es convertir en un erial lo que antes era una campo productivo.

Sé que existen en el ambito de la cultura obras derivadas sin el consentimiento del autor: Cervantes lo vivió en su carne. Antes de la segunda parte “oficial”  vió como se publicó Segundo tomo del ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha, que contiene su tercera salida: y es la quinta parte de sus aventuras, compuesto por el licenciado Alonso Fernández de Avellaneda, natural de la villa de Tordesillas. Es muy probable que eso animara y condicionara el contenido de la segunda parte. El Quijote de avellaneda tuvo éxito entre los lectores de la epoca y Cervantes se inspira y ajusta cuenta con Avellaneda. En cierto modo es un revulsivo, Cervantes no tenía ninguna ley que le amparara y tuvo que recurrir a su ingenio.

Otro caso mas reciente es el de Dmitri Shostakovich que toma una copla española “Yo te dare ”  de Araburu para hacer el celebre vals que luego sirvió de banda sonora en Eyes wide Shut de Kubrik. Otro ejemplo donde pasarse los derechos de autor por la patilla sirve para que la cosa mejore. El proceso creativo trasciende a los propios autores.

Pero si algo está claro a estás alturas es que lo que llaman homenaje no lo es. Que aquí, y demos gracias que sepan de miniaturas, el único amor que pueden demostrar y del que puede llegar a salir algo es en las figuras. Todo lo demás es un robo, un hurto. Y es posible que el hq25 finalmente vea la luz, si finalmente consigue que nadie le acuse de plagio y de vulnerar la propiedad intelectual, pero será un HeroQuest apócrifo que desde luego no va a valer los 110 euros que piden por él. Y por favor que nadie hable de homenaje, por lo menos que no corrompan el lenguaje.