Ediciones Rotura en DAU. Entrevista con Arturo García.

Arturo Garcñia, 1936 Guerra Civil
Arturo García en plena faena (feria Jugar por jugar de Granollers)

Ya decíamos en la anterior entrada que los próximos 15 y 16 de diciembre se celebra el festival DAU de  Barcelona. Dentro del completito programa quiero destacar la presencia de la editorial Rotura, que esconde a Arturo García el editor y autor de 1936. Guerra Civil. No sé si está sumara la entrevista 1936 pero le he querido hacer una, para que le conozcáis un poquito más. Y sobre todo animaros a que aprovechéis que está en las jornadas y os juguéis una partida con él a su juego. Solo por eso las DAU se convertiran en unas jornadas inolvidables.

Arturo, eres ya un clásico de las ferias y festivales de juegos de mesa. ¿a cuantas has acudido?
¡Pff! Espera que mire mis notas y cuente…
Suman 39 eventos. He usado mi hoja de cálculo de gastos, con lo que igual alguna cosa por Madrid se me ha escapado al no implicarme gastos (recuerdo unas jornadas en un hotel organizadas por Generación-X, por ejemplo), así que seguro que he superado los 40 eventos.

¿Y siempre con el mismo juego?
Sí, siempre con “1936 guerra civil”, mi único juego creado y (auto)editado.
Para mí es muy difícil hablar “un poco de él”. Me podría pasar horas haciéndolo. 🙂 (esto último no hace falta que lo pongas ^_^)
“1936 guerra civil” se puede ver de varias formas. Es un juego, con las connotaciones lúdicas que ello implica. También es una obra en torno a la guerra civil –al igual que puede haber películas o libros– en un intento de ofrecer una visión panorámica del conflicto usando al máximo todo el potencial gráfico (cartelería y fotografía) que se encuentra en los archivos históricos, sin entrar a juzgar o explicar sino tan sólo a mostrar los elementos que tuvieron un papel en la contienda. Y también es una aventura personal, no planteada como negocio sino como reto de sacar adelante una tirada de 1936 ejemplares numerados.

¿qué se va a encontrar aquel que pierda el miedo en las jornadas DAU y se siente en la mesa de Ediciones Rotura? ¿qué es lo que haces en las demostraciones de “1936 guerra civil”? ¿enseñas a jugar? ¿lo vendes? ¿cuánto puede durar una sesión contigo?
La duración de las demostraciones que hago está sujeta al tiempo disponible de la persona o personas interesadas. Puedo ofrecer una visión general del juego en 10-15 minutos o podemos estar una hora y media jugando una partida completa. O algo intermedio. El juego no lo vendo yo porque decidí que no iba a hacerlo; yo lo promociono pero luego son las tiendas las que lo venden.

¿Cuantas demostraciones de “1936 guerra civil” habrás hecho? ¿tienes algún recuerdo especial de alguna de ellas?
Más de 400 (el dato se puede consultar en la ficha del juego en la BGG, aunque igual me falta alguna por poner). Recuerdo una en Lucca (Italia) en la que tuve que ir saltando entre el castellano, el inglés, el francés y el italiano según mis oyentes iban entrando y saliendo de la mesa. Fue estresante aunque también divertido. También recuerdo con cariño la que hice al nieto del general Rojo.

¿Usas la misma copia de demostración que en la primera ocasión? Si es así ¿cuando el juego termine su vida comercial ¿piensas donar esa baraja a un museo o evento tipo la subasta benéfica de Ayudar Jugando?
Para las demostraciones uso el mismo ejemplar desde el principio, aunque le he tenido que reemplazar la caja (se termino por resquebrajar) y algunas cartas (que en un momento dado desaparecieron mientras me ausenté de mi mesa en unas jornadas). Pero el grueso de las cartas, los tableros y los manuales vienen siendo los mismos desde el principio. Y tras más de cuatrocientas partidas, se conservan bien (precisamente no les he puesto fundas para ver el deterioro). No sé lo que haré cuando se venda toda la tirada. Lo de Ayudar Jugando es una idea, ya les doné unas láminas del juego usadas durante el proceso de fabricación hace un par de años.

La verdad es que eres una rara avis dentro del mundo de los juegos de mesa. Es algo que ganamos todos los que hemos podido asistir a una de tus demostraciones. Pero ¿no sería más cómodo para ti fiarte al marketing on-line y el supuesto poder de las redes sociales tipo Facebook o Twitter ?¿o hasta para eso hace falta ser un “grande”?
Intento hacer mis demostraciones lo más amenas posibles. Con más de 400 a mis espaldas ya me salen de forma casi automática. He intentado hacer uso de Internet y de las redes sociales para promocionar el juego. Por eso grabé unos vídeos en los que presento y explico el juego. A Twitter llegué tarde, pues ya no suceden tantas cosas alrededor de mi juego como al principio. En Facebook tengo vinculado el número de fans a la publicación de ampliaciones gratuitas para descargarse por Internet. Mi experiencia es que si yo no me implico en la promoción personalmente, nadie (o casi nadie) lo va a hacer por mí. La promoción es fundamental para cualquier producto, independientemente de la calidad que tenga. Y la promoción es tiempo, esfuerzo y dinero, con lo que para alguien que se ha autopublicado como es mi caso no es sencillo.

1936. La Guerra Civil trata un tema que enciende pasiones pero yo tengo mis sospechas de que no está bien visto jugar con según que bando. Me parece que tú te ofreces para jugar con los nacionales ¿has encontrado quien haya insistido en que prefería que jugaras con los republicanos? Me parece también que has recorrido buena parte de la geografía española ¿encuentras diferentes maneras de acercarse al juego según el territorio? ¿y los catalanes en particular?
Yo suelo jugar con el bando nacional porque, como bando sublevado, empieza la partida. Desde el punto de vista de enseñar a jugar a alguien prefiero tener yo la iniciativa, me resulta más eficiente a la hora de explicar. En general todas las personas que se han acercado a “1936 guerra civil” en un evento de juegos son conscientes de que no deja de serlo y que, por tanto, una cosa son las ideas políticas que uno pueda tener y otra lo que ocurra durante la partida y con qué bando juegue cada uno.

No he encontrado diferencias en la aproximación al juego desde un punto de vista geográfico, más allá de cierta curiosidad o conocimiento de algunos personajes o eventos vinculados con el lugar en cuestión. No digo que no existan esas diferencias, pero a mí las personas a las que he ido enseñando con el paso del tiempo no me las han transmitido de manera significativa.

No voy a preguntarte por tu bando preferido si no por tus cartas ya sean de eventos o personajes del juego. ¿tienes alguna a la que tengas especial cariño?
Yo sí tengo un bando con el que me identifico. Aunque más que el bando al completo, con una de sus facciones y no tanto con las otras. Pero como no me preguntas por ello, no te digo cuál es. 🙂

No le tengo un cariño especial a ninguna carta como elemento del juego. Sí le puedo tener simpatía a algún personaje o a algunos símbolos que aparecen en el mismo.

Y siguiendo con las cartas, las imágenes que ilustran cada una de las cartas se corresponde con una fotografía real. ¿de dónde las sacaste? ¿qué tiempo te llevo solamente el buscar esos fotos?
Todas las imágenes están sacadas de diferentes archivos. La mayoría provienen de la Biblioteca Nacional de España (Madrid) y del Archivo General de la Administración (Alcalá de Henares). La mayoría de imágenes son fotografías, pero también hay carteles. A la búsqueda de imágenes le dediqué muchas jornadas de mis vacaciones y días libres allá por los años 2002-2003 (sobre todo, también en los años posteriores). Yo creo que me debí de ver más de 100,000 imágenes entre los distintos archivos que visité. Me hice con una colección de reproducciones de algo más de 1000 y luego finalmente seleccioné 252 para el juego editado.

Y para terminar Arturo García y los juegos de mesa

¿te consideras un autor de juegos de mesa o autor del “1936 guerra civil” a secas’
Mientras no se demuestre lo contrario, lo segundo. Como casi cualquier aficionado (me atrevería a decir), tengo ideas para juegos anotadas en cuadernos (físicos o digitales), pero ninguna ha pasado de los primeros niveles de conceptualización salvo “1936 guerra civil”.

¿cuales son tus juegos preferidos?
Con los amigos suelo jugar a juegos como 7 Wonders, Dominion, Saboteur, La Resistencia, Bohnanza, Dixit, Ra… De vez en cuando algún Caylus, Puerto Rico o Alta Tensión… También me gustan juegos como el Ubongo, el Catán o el Carcassone. Todos muy alejados de lo que es “1936 guerra civil”. Tengo una colección de entre 150 y 200 juegos.

¿como ves el mundo de los juegos de mesa?
Sin duda mejor que hace unos años. Pero en España aún no hay masa crítica para que de verdad haya industria y sigue habiendo mucho voluntarismo (y me ahí me incluyo). Ojalá siga creciendo la afición. También veo un riesgo porque me da la impresión de que se editan muchos juegos y no sé si hay mercado para todos ellos, lo que podría suponer que alguna editorial desapareciera en algún momento (no tengo datos, sólo una percepción). El hecho de que cada cierto tiempo cierre una tienda física tampoco es buena señal.

¿A quien regalarías estas navidades el “1936 guerra civil”?
Independientemente de las fechas y de costumbres que pueda compartir o no, creo que las personas que aprecian mi juego son tanto los jugadores que buscan un juego rico en detalles y profundo (que no complejo, aunque aparente serlo) con el que disfrutar muchas horas como aquellas personas interesadas en la historia y en particular en la guerra civil, que pueden disfrutar de toda la ambientación (las imágenes, los textos históricos que acompañan a las cartas, etc). Una persona en la que se den ambas circunstancias lo disfrutará doblemente, pero se puede disfrutar del juego lúdicamente obviando su ambientación histórica (he conocido casos) y también se puede disfrutar como una “mini enciclopedia” obviando su parte lúdica (también he conocido casos).

¿que tema te gustaría ver en un juego de mesa (y no me vengas con la guerra civil)?
No echo en falta ninguna temática en especial. Los eurogames nos han enseñado que lo que sostiene un juego es, sobre todo, su mecánica. Hemos podido jugar a buenos juegos con temáticas de lo más curioso que a priori no nos habrían llamado mucho la atención.
Y eso ha sido todo. Muchismas gracias Arturo y los que puedan que lo disfruten en DAU, a él y a su juego. Incluso de sus anagramas y sus juegos de palabras y de números, que mira que le gustan.

MI copia (dedicada) de 1936 Guerra Civil

1936 Guerra Civil. Un juego de Arturo García

Aprovechando que mañana se cumplen 70 años del final de la guerra civil española quisera saldar una cuenta pendiente de este blog, como es la de saludar la existencia de un juego llamado 1936 Guerra Civil.


1936 Guerra Civil es un juego diseñado y autoeditado por Arturo García que vio la luz allá por el año 2006 fruto de una pasión y una labor de investigación y desarrollo de años.

Como bien dice el nombre del juego,  1936 nos da la oportunidad de reproducir el conflicto que acabó con la Segunda República y determinó el destino de España durante más de 40 años. La guerra civil sigue siendo hoy uno de los temas narrativos más habituales dentro del cine, la novela y la televisión.

Por supuesto con los juegos ocurre algo parecido al resto del mercado editorial, en el año 2007 vió la luz España 1936 de Antonio Catalán y editado por Devir. Y está previsto el lanzamiento de otros dos juegos, probablemente para el proximo año, Triumph of Fascism del norteamericano David Dockter y Crusade and Revolution del donostiarra David Gomez Rellloso ( este, a pesar de ser diseñado en castellano será publicado en ingles por una de las grandes editoriales del mundo de los wargames).

Pero centremosnos en 1936 Guerra Civil que es, en cierto modo, un juego atípico. 1936 es, sobre todo, un juego de cartas para dos jugadores, donde los cuatro tableros incluidos tienen una mera función administrativa como marcadores de la situación de la partida. Pero las protagonistas indiscutibles son las cartas. Nada menos que 252 cartas incluye el juego, 126 para el bando nacional y 126 para el bando republicano.

Esas cartas pueden ser de

  • Personaje (desde tan conocidos como LLuis Companys a protagonistas menores como el Obispo de Salamanca Pla y Daniel)

  • Gestión (eventos como el billete repúbliacano de dos pesetas, la aparición de la radio oeste, la publicación del diario “El Pensamiento Navarro”, Carta Pastoral, etc…)

  • Ejército (como el batallón Lincoln, la Columna Libertad, la Divisón Littorio, la 1ª Bandera de Navarra, etc, etc.)

  • Objetivo, bien militares o políticos ( de los primeros ejemplos son Belchite, Madrid, Teruel,en cuanto a los políticos, la inflación, la profanación de templos, los nacionales)

Además cada carta señala la facción o facciones de su  bando a la que está adscrita.

Dentro de los nacionales están:  Militares, Monárquicos, Iglesia, Proetctorado de Marruecos, Bando Nacional, Falangistas, Carlistas, Ayuda Internacional, Ayuda Internacional Alemania, y ayuda Internacional Italia.

Dentro del bando repúblicano: Repúblicanos, Comunistas, Miliatres, nacionalistas Vascos, POUM, Bando Repúblicano, Socialistas, Anarquistas, nacinalistas Catalanes, Ayuda Internacional, Ayuda Internacional Soviética y Ayuda Internacional Brigadas Internacionales.

y será con esas cartas con las que juguemos nuestra partid. Cada carta tiene unos efectos sobre el juego, bien a favor de nuestro bando bien en perjuicio de nuestro rival. Esos efectos van desde el campo dilomatico hasta el militar psando por el ecónomico. La vistoria se obtendra consiguiendo cumplir  nuetros objetivos, que pueden ser militares o diplomáticos, o impidiendo que el rival cumpla los suyos.

La ecónomia no es por si misma ningún objetivo, pero habida cuenta que utilizar las habilidades o propiedades de la carta cuesta recursos siempre sera una opción a tener en cuenta, pudiendose mejorar nuestras condiciones o empeorar las de nuestro enemigo.

Otra consideración es que el mazo de juego debe ser diseñado por cada jugador antes de comenzar a jugar. Seleccionando del bando con el que vayamos a jugar las cartas que más acordes vayan con la estretegia que pensemos en emplear.

Es muy probable que aquellos que esten familiarizados con el sistema de juego de “Magic. The Gattering” encuentren más de una similitud, consumo de recursos, girar las cartas, cartas de combate, cartas queaumentan o disminuyen los efectos, etc… Es evidente que Magic es una influencia y hara que el salto a los que lo conozcan menos duro de lo que suele ocurrir con aquellos que son totalmente ajenos al mundo de las juegos de cartas coleccionables.

Y es que el punto negro de este juego es este,  la apariencia de complejidad que tiene. Quizá por los multiples codigos empleados en la carta, quizá por emplear mecánicas de juego que son totalmente desconocidas para una gran parte de la población. Normalmente se tiene la sensación primera de que es un juego que te sobrepasa. Es cierto que es un juego exigente, pero tiene dos puntos a su favor. Uno es su excelencia como juego, una vez dominado, fluye y transmite, y el otro su diseñador, Arturo García, empeñado en que la gente conozca su juego lo compre, y, sobre todo, lo juegue. Tiene una página web de promoción y apoyo a los jugadores noveles, para aquellos que se pierdan en su, un tanto confuso, libro de reglas, esta aquí. Pero lo mejor son sus demostraciones de juego. Periodicamente Arturo recorre la geográfia peninsular acudiendo a todos los actos que tienen algo que ver con los juegos de mesa. Un prodigio de didáctico, a la par que divertisimo, por ver como funciona de bien el juego, y por reirte con Arturo, con sus apreciaciones y sus juegos de palabras asombrosos.

Por otro lado si no se tiene la oportunidad de asistir a una de esas mágnificas demostraciones, no hay nada más recomndable que buscarse un buen amigo y comenzar los dos desde cero, siguiendo los mazos prediseñados que ofrece el reglamento. Con el tiempo ya seremos capaces de diseñar nuestro propio mazo. Y de dejar llevarnos por nuestras partículares obsesiones. Anda que no disfruté yo aquella partida con La Pasionaria como Presidente de la República, agotando los plazos para que la sublevación triunfase.

Otra cosa es el llamado transfondo histórico del juego, que normalmente es lo que más me interesa de estos juegos. Como no iba a tenerlo 1936 tratando los temas que trata. Lo mejor que es no repara en los tópicos, que el aútor ha investigado, ha buscado la manera más coherente, con el juego y con la historía, de introducirlo. Y todo encaja a las mail maravillas.

Un juego que me permito recomendar a todo el mundo. Y si alguién me hace caso, y se siente abrumado cuando vea el juego, que no desista, que no se deje llevar por una primera impresión, que lo pruebe con alguién, o que busque a Arturo, en la red, o en alguna de sus demostarciones.

Y me permito hacer publicidad gratuita, ya que es una autoedición con todas las díficultades que el mercado editorial impone a este tipo de aventuras. Cómo sé que Arturo no va a hacer ninguna fortuna de todo esto y su objetivo es otro, espero que comprendaís esta salida de lugar.

El juego se puede comprar, hasta donde yo conozco, en Barcelona, en la tienda JugarXJugar (Avg. Gaudí, 39 tfno. 93 436 64 47. Un paseo y una visita que yo recomiendo a todos los vecinos de la ciudad condal y alrededores.

o en las tiendas online

La PCra

Planeton Games

Draco Tienda

Más que Oca

Aunque creo que todos los puntos de distribución vienen en la propia página web del juego.

1936 Guerra Civil