Primer festival de juegos de mesa DAU. Barcelona 15 y 16 de diciembre

El cartel de DAu

 

Una entrada meramente informativa; el próximo fin de semana, el 15 y de 16 de diciembre, se celebra en Barcelona ciudad el primer festival de juegos de mesa DAU, organizado por el instituto de cultura del ayuntamiento de Barcelona.

DAU nace con vocación de feria, o lo que es lo mismo como punto de encuentro y de exhibición de los juegos de mesa. Una feria que espera tanto a los curiosos como a los más puestos en esta afición. Está por ver la aceptación que tendrá esta propuesta en el cargado calendario navideño. Pero ojalá sea un éxito.

El hecho de que lo organice un ayuntamiento de una ciudad tan importante como Barcelona ya es un indice de la importancia que van ganando poco a poco los juegos de mesa, y a la vez servirá seguro para que salga un poco de los círculos más habituales. Que haya banderines colgando de las farolas de la ciudad anunciando el evento se puede ver como una pequeña conquista de los espacios publicos. Ojalá que sirva para salir del gueto involuntario que se suelen convertir las aficiones minoratorias.

Pero ¿qué podemos encontrar en DAU? de momento sabemos que habra juegos y más juegos. Que editoriales y tiendas estrán allí. Con suerte podremos el Through the ages que edita Homoludicus en castellano (y que su llegada al mercado es inminente) o el Conflict of Heroes de DEVIRTítulos de los más esperados para el aficionado, pero ahí o no se acaba hay la oferta, cualquier persona podrá conocer, y jugarlos, por donde va el mundo de los juegos de mesa. Y más de uno se llevara una sorpresa; a idea preconcebida que se pueda tener de relacionar juegos de mesa con el Risk, o el Monopoly, saltara por los aires. Y descubrirá una nueva oferta en el abanico del mundo de la cultura.

En definitiva, ferias y festivales siempre han servido como lugares de difusión de ideas, la idea que ocupa DAU es hacer visible a la sociedad los juegos de mesa. Así que ya sabéis aprovechar la oportunidad. Y contad que un juego de mesa tiene una gran ventaja sobre otros productos. es propicio a la interacción. Los que paseis por allí más que folletos publicitarios os llevaréis unas cuantas partidas en el bolsillo. La mejor manera de descubrirlos.

Nos vemos en DAU, este fin de semana, en Barcelona en Fabra i Coats, muy cerquita de la estación de Sant Andreu.

Toda la información sobre Dau en http://www.totsobredaubarcelona.info/

 

p.S. El Instituto de Estudios Solarísticos estará en DAU, pero ya lo contamos en la proxima entrada

 

 

Token 7. Dale uso a tu ebook

revista Token 7

 

Ha vuelto a salir un numero de la revista Token, el septimo ya. Y se confirma lo que se anticipaba en el número anterior, su apuesta por el formato ebook. Token es una revista pensada para aquellos que disfruten leyendo y conociendo cosas nuevas, como pueden ser los juegos de mesa. Así que si tienes un ebook (uno de los regalos más populares de los últimos tiempos)y no le das demasiado uso, si te has olvidado de lo que es leer una revista,  si estás aburrido y no sabes que hacer o que leer, descargate Token y aprovecha el jueguetito. Por supuesto Token no es la única revista en formato ebook, hay muchas más dedicadas a infinidad de temas, descubrelas y dale uso a tu ebook.

Token 7 está dedicada a las Mil y una noches, y aunque se eche de menos algun articulillo más subido de tono, merece la pena, descragala en http://revistatoken.wordpress.com/2012/11/12/septimo-numero-de-la-revista-token/ Tu y tu ebook lo agradecereís.

Castelldefels. Hora 22.20

No quiero que mi blog se convierta en una crónica de sucesos. Todo el mundo sabra ya los detalles del terrible suceso que aconteció en la estación de RENFE la pasada noche de San Juan, sobre las 22.30. 13 personas, parece que todas ellas de origen sudamericano, perdieron la vida tras saltar del anden a las vías y ser arrollados por un tren.

No me gusta el juego macabro de señalar de quien es la responsabilidad última, ni señalar que fue una temeridad, ni siquiera unirme a un grupo de apoyo en facebook al desgraciado maquinista que arrolló al grupo. La noticia me parece más relevante si se mira desde otro punto de vista, viendo a las victimas y a las circunstancias sociales que rodean el fatal accidente.

De hecho hay una película italiana del año 1952, Roma hora 11, que ilustra a la perfección como abordar un asunto de estas características tan dramáticas. En la película Giuseppe De Santis (director) y Cesare Zavattini nos cuentan como un grupo de mujeres sufre un accidente tras venirse abajo la escalera donde esperaban una entrevista de trabajo.  El suceso realmente ocurrió, el 15 de enero de 1951, una mujer murió y muchas fueron mal heridas por la avalancha y la caída; más de 200 mujeres se habían agolpado en una estrecha escalera esperando el milagro en forma de puesto de trabajo, el hecho de anunciarse que no habría tiempo para entrevistar a todas parece que fue la causa.

De Santis y Zavattini utilizan el accidente para hacer cine social; reconstruyen el accidente preocupandose por los diferentes perfiles de la mujer italiana en la difícil posguerra italiana: criadas, prostitutas, mujeres de obreros en paro, todas con el denominador en común de querer salir de la miseria que les rodea. No sé si reconstruyen los perfiles desde la encuesta que siguió al accidente o desde la ficción, aunque creo que da igual.


Por eso me gustaría que el accidente de Castelldefels fuera utilizado de la misma manera. En estos tiempos de películas idiotas, de supervivencia económica, de desplazamientos forzados, de historias anónimas sepultadas por el mundial de futbol, o cualquier otro acontecimiento mundial irrelevante, alguien, algún estudiante de cine, de documental, algun cineasta intrépido debiera ver el filón que tiene. Contarnos la historia de aquellos que no la tienen, o mejor dicho, que la historia de aquellos a los que se la niegan. De la impaciencia en las vetustas instalaciones de las estaciones proletarias, de las ganas de escuchar música latina en la playa, del precio abusivo de los billetes de tren, de la juventud irreflexiva y atrevida. De como les afecta el paro, la emigración. De los que se han quedado llorando a los muertos. Lo que paso en Castelldefels nos puede servir para reflexionar sobre muchas cosas, no nos quedemos en una mezquina superficialidad.

5 minutos por juego. Videoreseñas

El nuevo portal "5 minutos por juego"

Ya sé que la actualidad del mundo del juego de mesa viene dada por el fallo del “IV concurso de creacción de juegos de mesa de Granollers”, la iniciativa de Oriol Comas y el ayuntamiento de Granollers que tanto reconocimiento merece. Pero la noticia está más que cubierta por los canales habituales, por ejemplo en el magnifico blog Vexillum y prefiero aprovechar hoy para saludar a 5 minutos por juego.

Hoy lo que quiero hablar es de videoreseñas, o como aficionados armados de una videocámara (imagino que familiar), un editor de imágenes ( que también será doméstico) y muchas ganas, presentan a la sociedad cibernética un juego a su antojo. Es una más de las posibilidades que ofrece el grado de sofisticación tecnológica que tienen nuestros hogares. Pero todavía es un espacio por definir, por lo que he visto hasta ahora. Aquí en Carpetovetonia las vídeo-reseñas parece que siguen el ejemplo anglosajón, que tienen en Tom Vassel (un misionero protestante que vive en Corea del Sur) su máximo representante. Son reseñas donde se explica un juego, sus componentes y la mecánica de juego; ideales para todos aquellos que prefieren que les expliquen las reglas (y la sola perspectiva de leerse un reglamento les horrorice, es decir  la inmensa mayoría), y también lo son para aquellos que quieren saber exactamente lo que esconde la caja antes de comprarlo. Aunque  a mi me producen cierto tedio, reconozco que útiles lo son y cada vez lo van haciendo mejor.

En castellano tras el trabajo de Mario Aguila, apareció Ketty (como curiosidad ambos son chilenos) para llenar el vacio que dejo la marcha del primero y cubren el terreno de las videoreseñas explicativas de manera excepcional, diría que mejor de lo que puede hacer Tom Vassel quien tiene unos vicios más que discutibles.

Ahora desde Barcelona, llega 5 minutos por juego, una nueva oferta para este tipo de colaboraciones. 5 minutos nace con un propósito muy claro, y muy difícil, presentar y explicar un juego en tan solo 5 minutos, todo un reto. Según sea el título a reseñar va a resultar una autentica proeza, pero de momento ya tienen dos títulos dentro de su particular reto, “Jamaica” y “Smallworld”. Viendo los dos vídeos es fácil comprobar que estamos ante algo diferente. Una realización ágil que no hace ascos de efectos de imagen y múltiples cortes, y un guión chispeante que se ve acompañado de una fantástica narradora. Desde luego es difícil decir que has aprendido a jugar tras ver el vídeo, pero sí que han conseguido transmitir la idea general del juego y, sobre todo, las sensaciones lúdicas que despierta. Y no menos importante es que está hecho desde el buen humor que suele acompañar a este tipo de juegos de mesa.

Francamente no me importa que tengan factura de videoclip o de anuncio promocional, es el tipo de lenguaje audiovisual que más se consume, y con diferencia. Estamos acostumbrados y lo digerimos con facilidad. Incluso muchas veces podemos constatar que hay anuncios y clips que superan a una teleserie o película tanto en imagen, guión  como realización. Y el hecho de que parezcan videos promocionales es inevitable. Desde hace mucho tiempo el boca-oreja es la mejor manera de promocionar un producto cultural. ¿quién no ha visto una película, leído un cómic o libro, escuchado una cinta por recomendación? Eso es promoción y los editores lo saben. A ellos les gusta ver que se habla de un juego, que se reseña en foros o en blogs, pero no son culpables de nada. Es una característica común a todos los productos culturales. Que un producto se reseñe en imágenes, en texto o sonidos siempre es promoción y marketing, ¿cuantas veces he escuchado en un foro especializado cuando aparece una reseña, una preview de un juego las broncas amistosas al autor de la misma?. El hecho de cambiar la forma de contar un juego, del tradicional, y a veces soporífero, “como se juega”a una forma más imprecisa, más ligera y más lúdica de reseñar me parece un acierto. Por poner un símil yo lo pondría con el de los programas de cocina en la televisión ¿quién aprende una receta de ellos? pero existen y tienen su público, como lo tienen los videoclips de Gorillaz y como puede tenerlo el de 5 minutos por juego, que transmiten lo más importante, lo divertido que puede llegar a ser jugar.

Por supuesto hay más alternativas, ya decía al comienzo que en casi todos los hogares tenemos el potencial para hacer videoreseñas. Yo también he pensado en más de una ocasión hacer alguna, con internet, una cámara de fotos, paciencia y un poco de talento, cualquiera puede hacerlo. En cuanto consiga talento y paciencia me pongo a ello. Los juegos de mesa me parecen en general muy fotogénicos, no hay más que ver la base de datos de la BGG, donde hay miles y miles de fotografías con juegos de mesa ( y escotes y gatos). Y hay muchos juegos, yo diría que la mayoría, que su experiencia de juego es narrativa. Pero sobre todo los wargames, con un par de fotos, y de textos de ambientación, se puede contar la “Operación Barbarroja”, la retirada de Napoleón de Rusia, el desembarco de Normandia, la guerra de secesión, el paso de los Alpes de Anibal, la tensión del combate callejero en Stalingrado, el palpito de las cargas de caballería en Sebastopol, etcétera, etcétera. Esas son las videoreseñas que a mi me gustaría ver o hacer. De momento me conformo con que los de Vexillum vuelvan a deleitarnos con un vídeo. me parece que hace tiempo que no sacan ninguno nuevo. (el vídeo de la batalla de Marne es suyo). Y si alguien quiere ver mis desafortunados esfuerzos ahí va la versión beta de “Kutuzov” hay ya una beta 0.3, pero entre que la subo a youtube y demás me dan las tantas.

Pero no hay porque lamentarse de momento tenemos a Ketty y a 5 minutos por juego, que son muy buenas opciones. Espero que sientan que su esfuerzo vale la pena, y sigan con su trabajo. Muchos lo agradeceremos. Y que no sé me olvide decirlo, en 5 minutos por juego están deseando conocer a los diseñadores anónimos para que puedan tener su vídeo presentación, algo que puede venir muy bien a quién desee dar a conocer su juego.

Angola. Una mancha de petroleo y una prisión.

Hoy (quizá ayer, pero todavía no he ido a la cama) he tenido la noticia del último desastre ecológico provocado por la explotación del petroleo, el vertido en aguas del Golfo de México de toneladas de crudo tras la explosión y posterior hundimiento de una plataforma petrolífera. Y todo eso venía ocurriendo desde el 20 de abril. Quizá por estar más atento a las consecuencias de las cenizas del volcán islandés de impronunciable nombre, pero lo cierto es que no sabía nada de lo ocurrido. Como en el caso del volcán las reflexiones parecen centradas en como afectara todo esto a la maltrecha economía global. Parece como si cualquier imprevisto, pero que siempre ocurren, fuera una nueva vuelta de tuerca en la gran crisis, un factor más para la depresión. Supongo que todo esto no es más que una muestra que la tan ansiada palabra, la “recuperación”, es más bien un deseo basado en la esperanza que en ningún plan concreto.

Por lo demás veo en la noticia lo de siempre; pescadores con sus familias que ven su medio de vida desaparecer, reservas naturales amenazadas, y grandes compañías, en esta ocasión BP,  que tendrán que pagar una indemnización millonaria (lo que no sé es si será suficientemente millonaria). Pero algo que formaba parte lateral de la noticia me ha llamado más la atención que el vertido en si y la frustración de los planes energéticos de Obama. En un vídeo del mismo medio donde consultaba la noticia se comentaba que el estado de Lousiana estaba preparando a sus reclusos para utilizarlos si hiciera falta para luchar contra la marea negra. Y se acompañaba con imágenes de esos presos del sur de Mississipi. Casi todos eran negros.

La prisión Angola en 1934

Y no es que no tenga nada en contra de que los reos desempeñen labores en beneficio de la sociedad o del estado. Me parece mejor eso que pudrirse en un patio y una celda con T.V. No, no era eso lo que me impresionaba, era la negritud de esos presos. Quizá por que en mi niñez disfrute con Mark Twain, con Tom Sawyer y con Huck, quizá por que uno de los pocos libros que había en casa de mis abuelos paternos era La cabaña del Tío Tom, no lo sé, pero esa imagén del sur de los EEUU volvió a aparecer en mi mente.  Una rápida consulta en google (Louisina+prisoners) me ha llevado al documental que justo ahora acabo de ver “The Farm. Life inside Angola”.  (La Granja. La vida dentro de Angola).

Angola, hoy en día

Angola es la prisión estatal del estado de Lousiana, también conocida como “La granja”. Es la cárcel de máxima seguridad más grande de los EEUU, con 5000 presos y 1300 funcionarios del estado. Pero también parece que es un pedazo de historia de los EEUU. Su origen es una plantación de esclavos, en su mayoría originarios de Angola, por eso su nombre. Angola fue propiedad de un esclavista de éxito y de cierta buena prensa, Isaac Franklin, después paso a manos de un tal Samuel Jones que arrendaba los terrenos para la ejecución de los condenados a muerte y utilizaba a los convictos de Indiana para enriquecerse, hasta que en 1901 el estado de Lousiana adquirió los terrenos y construyó la prisión de Angola.

Imagén del pasado reciente de Angola

Angola fue famosa por los abusos que cometió sobre sus inquilinos, siempre mayoritariamente negros. De cuando en cuando aparecían denuncias de las condiciones a las que se veían sometidos los presos, William Sadler, en 1940, y que había perdido un oído en la prisión, publicó “Infierno en Angola”. Más tarde en los años 50, 32 presos se cortaron los tendones de aquiles en protesta por la brutalidad y el trabajo inhumano que debían hacer. Pero no sería hasta 1972, el año en que la corte federal hace caso de los activistas de los derechos civiles, y se sanciona el caso Gates vs Collier, y se pone fin al “Trusty System” -donde un recluso obtenía privilegios sobre otros (se les empleaba literalmente como guardias de la prisión)- y de los abusos físicos, como azotar con cinturones de cuero a los presos que no habían recogido su cuota diaria de algodón. Desde entonces las cosas han cambiado, y entre otras cosas han hecho posible el documental “The Farm”.

Reos de la cárcel "Angola" regresan a sus celdas después de un día de trabajo

Lo que no parece cambiar demasiado es la composición étnica de los presos. Viendo el documental, en un momento donde aparece el típico autobus norteamericano, yo me imaginaba como todos esos mocetones: negros, jovenes, atleticos, malencarados perfectamente podían ser un equipo universitario de prometedoras figuras del baloncesto yendo a un partido de máxima importancia, lo que no acompañaba a ese pensamiento era el enrejado de las ventanas, ni las esposas en las muñecas.

Así aún sabiendo que los tiempos han cambiado y que son reclusos cumpliendo penas por delitos muy graves, cuando veía las fotos que National Geographic hizo en el 2008 de Angola, no podía menos que recordar “El planeta de los simios”. Con esos simios montados a caballo armados de rifles y esos seres humanos reducidos a condiciones “indignas”. Pero el hecho de ver que la mayoría de vigilantes son blancos y los prisioneros son negros condenados a trabajar como hicieron sus antepasados desde luego que ayuda a  tener una visión denigrante de lo que ocurre en Angola.

Pero Angola ha servido a varias películas más como fuente de inspiración; “La milla verde” , basada en la homonima novela de Stephen King. “Pena de muerte” de Tim Robbins y “Monster´s Ball” fueron parcialmente rodadas en sus instalaciones. Y supongo que la historia de “cadena perpetua”  guarda algo de relación. En los EEUU Angola es bastante más conocida que aquí. Son numerosos los cantantes que han includio a Angola en su repertorio. Aunque la que más me llama la atención es una tal Myshkin de New Orleans que tiene una canción llamada Angola, pero lo cierto es que ha servido como lugar de referencia para musicólogos y folkloristas en busca de melosdías y raices de la música negra de hoy en día, y también para algún que otro actor que quería pasar un día en sus celdas para sentirse en el papel de su próxima película.  Aunque en realidad ese nombre forma parte ya del imaginario americano, en su forma más coercitiva, en el 2008 y como consecuencia del desastre provocado por el tornado Gustav, el alcalde de New Orleans amenazó en 2008 con mandar inmediatamente a Angola a todos los que participaran en saqueos.