La Legión Checoslovaca en los juegos

Una de las historias más epicas, con sabor a esas novelas de aventuras del siglo XIX, tuvo lugar hace 90 años. Sus protagonistas fueron checoslovacos, desertores y prisoneros que abandonaron el ejercito austrohungaro y fueron armados por el Imperio Ruso en su lucha contra las potencias centrales. La Revolución Rusa y con ella el tratado de Brest Litovsk, les dejo fuera de lugar. Inmersos en plena Guerra Civil Rusa, tuvieron que recorre miles de kilometros en ferrocarril acechados y temidos por los bolcheviques y los generales blancos. Debían volver a su pequeño país, a luchar contra el dominio de Viena. Durante el año largo que estuvieron atravesando la inmensa Rusia Checoslovaquia surgió como país. Y ellos, con el tesoro encontrado, el tren cargado con el oro del zar pudieron comprar a Trotski su regreso y fundar el banco nacional.

Lucharon a lo largo de toda la linea ferrea sin ser derrotados en ninguna ocasión, conviertieron sus vagones en sus hogares, y vivieron una de las más formidables aventuras.

A la Legión Checoslovaca, normalmente llamada Legión Checa, omitiendo a los eslovacos tan protagonistas como los checos, aparece en algunos juegos de mesa, sobre todo los dedicados a la Guerra Civil Rusa, pero también en alguno de la Primera Guerra Mundial.

En Paths of Glory (GMT, 1999) y no hasta la ampliación de la Guía de juego (2001), aparecen desempeñando un discreto papel.

En Rossiyia 1917 de la editora francesa Azure Wish, La legión es ya un formidable contingente de díficil control. Un juego denso y díficil como acostumbra la editora francesa.

Y también, como no en Triumph of Chaos, los checoslovacos son un objetivo para el blanco, pero a costa de los aliados occidentales y de los siberianos.

Y ahora unas imagenes relamente espectaculares de la epopeya de Legión Checa en el “salvaje este”

Solarística.

Solaris.

Solaris es un planeta lejano, pero próximo a la vez. Se encuentra en un sistema binario (esto es cuenta con 2 soles) de una manera extravagante, Sin ser atraído por uno u otro de los soles, las investigaciones científicas apuntan a que el propio planeta (un inmenso oceano) goza de una “conciencia” que rige la órbita del planeta.

Estamos pues ante el ansiado “contacto”. Desgraciadamente todo intento de comunicación con los billones de metros cúbicos del océano han fracasado, nadie sabe como hacerlo. Pero no se puede considerar un fracaso, Solaris puede cumplir una función extraodinaria, puede servirnos como espejo, donde la Humanidad se refleje como tal.

Así esta sección recogerá todas aquellas pruebas de que somo más que meros individuos, que somo parte de algo más general y que ocupamos un lugar en eso que algunos todavía llaman historía.

El comienzo.

Hola a todo el mundo.

Hoy comienza un nuevo blog, otro más. Con más dudas que certezas, como un proyecto por definir.

Seguro que este, como tantas otras bítacoras virtuales, no es más que una tribuna donde lanzar al vacio virtual, las inquietudes de uno. Por supuesto reconozco que este blog seguira contribuyendo al desprestigio generalizado de esta nueva forma de expresión escrita. No pretende ser un diario, y no tengo la “desvergonzada” intención de contar nada intimo. Los diarios deben ser privados.

Así pues cumple la función de página web, como no la tengo, ni sé progamarla, me conformo con la sencillez y accesibilidad del blog.

Y sí, este sera lugar un pretencioso. Por que pretendo utilizarlo con el interes mesianico que me caracteriza. Y lo hare a partir de lo que llena mis ratos de ocio en estos ultimos tiempos, los juegos de mesa. Sí en principio puede parecer, quizá lo sea, una “boutade” más de esas que proliferan en la red, como la música progresiva, la jardineria, el veganismo, la cocina, o el scalestrix. Da igual, seguro que hay que tener ese punto de cara dura para dar importancia en lo que uno cree, para atreverse a escribir con la esperanza de ser leído.

Pero volvamos a los juegos de mesa, una aficción iniciada en la infancia, drasticamente interrumpida en la adolescencia y vuelta a recoger más de 15 años despues. Mucho han cambiado los juegos desde entonces, y bastante he cambiado yo. Por supuesto me siguen interesando sobre todo los wargames aunque no solo juegue a estos. Pero los que más van a aparecer en este blog seran los primeros. Son los que mejor permiten incorporarlos a una narración, a una historia que los abarque. Los que permiten hablar de episodios, sucesos, o personajes, como La Reforma Protestante, el hundimiento del Lusitania o el anarquista ucraniano Nestor Majnó.

Así los juegos de mesa abriran camino a las historias, otro eje del blog, renunciando explicitamente a la Historia con mayusculas, pequeñas narraciones a aquellos momentos en que le mundo cambió o estuvo a punto de hacerlo. También.

También, pero más díficil de encajar, daran pie a la Solarística, lugar donde se intentará buscar ese espejo donde se refleje la Humanidad, esta vez sí, con mayusculas. Quizá este sea el lugar más personal de todo el blog pero se hara un esfuerzo por no llenarlo de lugares comunes o anecdotas intrascendentes.

En fín que hoy comienza, pero veamos cuanto dura.