El servicio postal, los sellos y los carteros.

Sellos conmemorativos del centenario del sello postal ruso

Animado por el éxito de crítica, que no de público, de la anterior entrada, voy a continuar mostrando algunas de las formas que tienen los estados de introducirse en nuestra conciencia. Pero esta vez no será con un acto tan excepcional y grandilocuente como un funeral de estado, hoy le toca a un elemento mucho más vulgar y cotidiano como es el servicio de correos.

Logo de "correos" de Suecia, a la tradicional corneta añaden la corona de su monarquia

Es difícil rastrear los origines del correo, se encuentran testimonios de su practica en la antigua Babilonia, China, Asiria, Mesoamérica, la Grecia Clásica, etcétera, etcétera. Todos los naciones e imperios tenían necesidad de comunicarse lo más rápido posible y lo habitual eran los mensajeros a caballo o a pie, como hizo el legendario Filípides que corrió hasta la muerte los 40 kilómetros que separaban Maratón de Atenas para anunciar la victoria sobre de los persas.

Sobre, sello y matasellos conmemorativos del día de la Cosmonaútica en la Unión Soviética (1963)

Las cosas continuaron más o menos de esta manera durante muchos siglos, hasta que más o menos el siglo XV el servicio postal empezó a establecerse y a expandirse en Europa central y Gran Bretaña. Una familia noble alemana, Thurn and Taxis, consiguió el monopolio del servicio y llevar el servicio de correos desde Austria a España, desde los Países Bajos hasta Italia. El servicio era echo a través de postas repartidas por todo el continente y la corneta postal (o trompa de postillón) que utilizaban para anunciar la llegada  o salida del y del transporte postal (normalmente en caballo o carromato). Y aún hoy en día son multitud los servicios estatales de correos europeos que llevan esa corneta en su emblema.

Sello alemán dedicado a la familia Thurn und Taxis (1952)

Pero sería más tarde, en el siglo XIX con la revolución industrial y del transporte y con el aumento de la alfabetización cuando el correo termino por popularizarse. A partir de ese momento las cartas podían llegar más rápido, más lejos y ser leídas por cada vez más personas.  A estas alturas el servicio de correos era ya un servicio público que ejercía el estado. Y como tal se timbró y se gravó su uso. Y como ocurría desde hace tanto tiempo con las monedas, se vio que el sello era una excelente plataforma para la  propaganda estatal, los sellos ayudaban a que los sudbitos tuvieran una imagen del normalmente desconocido gobernante.

Serían los graves perfiles de los emperadores, reyes y príncipes quienes ocuparían los primeros sellos, pero no tardarían en añadirse el pretendido acerbo cultural, las hazañas deportivas, la fauna, la flora, la familia real, las personalidades más notables; todo ayudaba a dar apariencia de legitimidad al estado, en ese sentido son realmente espectaculares las series de sellos y matasellos de la Unión Soviética, impresiona la variedad y cantidad de motivos empleados. Pero no sólo los sellos serían los sellos los encargados de ayudar a la difusión del estado, también los empleados de correos ayudaban a transmitir esa imagen.

El genial Jaques Tati hace una de sus primeras incursiones como director con su divertidísima sátira “escuela de carteros” o las tribulaciones de un cartero de provincias en la cuarta républica francesa, en este corto se puede ver claramente como se parece un cartero francés a un gendarme, un tema que explotaría también en su segundo film “Día de fiesta”.

Y ya antes otro francés Julio Verne había visto todo el potencial jacobino del invento y  había parido al más famoso de todos los carteros, Miguel Strogoff, el correo del zar. Donde ni más ni menos una carta y un héroe sirven al imperio ruso para evitar caer bajo la barbarie tártara. Algo que solo tiene parangón, aunque bastante menor, con la novela de David Brin “El cartero” una novela posapocalíptica donde vemos a la humanidad recuperar lo mejor de si misma en el momento que restablecen el servicio postal. (Hubo una versión para el cine hecha por Kevin Costner, muy mal considerada, pero que, sin ser nada del otro mundo,  me pareció que se dejaba ver).

Lo que es en mi caso no tengo esa visión idealizada de las cartas o el cartero tan habitual, mi experiencia es reducida en ele genero epistolar; por un lado la experiencia frustrante de la infancia, que tan bien recoge Calvin y Hobbes, de esperar semanas lo que prometían el Cola- Cao o los yogures, preguntando día tras día ¿ha llegado ya?,

Más tarde llegarían los desastres del amor y darme cuenta que no era precisamente Pushkin o Bequer escribiendo cartas. Y luego…, luego llegó el correo electrónico y creo que no he vuelto a escribir una carta (recuerdo que en aquellos tiempos pensaba que era una estupidez para adolescentes, “hotmail”, “mail excite” eran los proveedores más populares, traducibles como correo caliente y con semejantes nombres no podía esperarse nada bueno de ello).

De todas maneras mi imagen del cartero se quedo en los dibujos animados, o en como un perro acosa al cartero (no entiendo muy bien por que si en mi casa y en mis diferentes habitats nunca ha habido jardín, pero eso lo primero que viene a mi cabeza cuando pienso en un cartero, supongo que vi demasiada televisión de niño). Hoy me comunico mucho más antés, quizá no existe el palpito de esperar una carta, y el buzón solo se llena de facturas, pero sin duda que escribo mucho más. Peor lo tiene el estado que cada vez tiene más difícil hacerse presente. y lo curioso es que no sé si eso es bueno o malo. (tengo argumentos para ambas cosas)

Lo cierto es que el tema es muy sugerente, a medida que escribo me vienen fragmentos de películas, de novelas que voy desechando, como las cartas que reciben los soldados en guerra, puro derrotismo mal visto por las autoridades castrenses. O la película (o novela) “El cartero y Pablo Neruda”  una idealización que no me es especialmente simpática, pero que entiendo que agrade a tanta gente. O la carta más popular de la literatura. O…

Y sí esta entrada también habla de juegos de mesa, son pocos los dedicados a este tema tan apasionante, tan sólo he podido saber de tres títulos y no he jugado a ninguno, pero me veo obligado a incluirlos en esta entrada.

Thurn und Taxis (2006) este juego, con tan ilustre nombre, nos lleva a la Baviera preindustrial, donde los  jugador deberan competir por tener la linea de postas más eficiente. Un juego que cuenta con expansiones que  trasladan la acción a otras regiones, como Roma. Ignoro si también cambia el sistema de juego o es pura cosmética.

Pony Express (Última reedición 2009) En esta ocasión nos trasladamos hasta el lejano oeste, en un juego que es básicamente una carrera en la que se utilizan dados y cartas, para llegar antes que los rivales y para ganar en los duelos. Un juego de azar y de faroleo.

Message to Czar (Mensaje para el Zar). Un juego inspirado lejanamente en la novela de Jules Verne Miguel Strogoff, el correo del Zar. Me da pena leer las malas críticas que ha recibido, es una de las novelas de aventuras de las que mejor recuerdo tengo. Un juego donde los jugadores representan gobernadores que deben conseguir que alguno de sus mensajeros sea el primero en llegar hasta el zar atravesando un difícil trayecto. Pero el juego parece muy abstracto para el tema que trata (una característica muy alemana, por otra parte).

Y eso es todo, termino con una canción enorme de Vladimir Vysotsky “Carta desde el manicomio”

1936 Guerra Civil. Un juego de Arturo García

Aprovechando que mañana se cumplen 70 años del final de la guerra civil española quisera saldar una cuenta pendiente de este blog, como es la de saludar la existencia de un juego llamado 1936 Guerra Civil.


1936 Guerra Civil es un juego diseñado y autoeditado por Arturo García que vio la luz allá por el año 2006 fruto de una pasión y una labor de investigación y desarrollo de años.

Como bien dice el nombre del juego,  1936 nos da la oportunidad de reproducir el conflicto que acabó con la Segunda República y determinó el destino de España durante más de 40 años. La guerra civil sigue siendo hoy uno de los temas narrativos más habituales dentro del cine, la novela y la televisión.

Por supuesto con los juegos ocurre algo parecido al resto del mercado editorial, en el año 2007 vió la luz España 1936 de Antonio Catalán y editado por Devir. Y está previsto el lanzamiento de otros dos juegos, probablemente para el proximo año, Triumph of Fascism del norteamericano David Dockter y Crusade and Revolution del donostiarra David Gomez Rellloso ( este, a pesar de ser diseñado en castellano será publicado en ingles por una de las grandes editoriales del mundo de los wargames).

Pero centremosnos en 1936 Guerra Civil que es, en cierto modo, un juego atípico. 1936 es, sobre todo, un juego de cartas para dos jugadores, donde los cuatro tableros incluidos tienen una mera función administrativa como marcadores de la situación de la partida. Pero las protagonistas indiscutibles son las cartas. Nada menos que 252 cartas incluye el juego, 126 para el bando nacional y 126 para el bando republicano.

Esas cartas pueden ser de

  • Personaje (desde tan conocidos como LLuis Companys a protagonistas menores como el Obispo de Salamanca Pla y Daniel)

  • Gestión (eventos como el billete repúbliacano de dos pesetas, la aparición de la radio oeste, la publicación del diario “El Pensamiento Navarro”, Carta Pastoral, etc…)

  • Ejército (como el batallón Lincoln, la Columna Libertad, la Divisón Littorio, la 1ª Bandera de Navarra, etc, etc.)

  • Objetivo, bien militares o políticos ( de los primeros ejemplos son Belchite, Madrid, Teruel,en cuanto a los políticos, la inflación, la profanación de templos, los nacionales)

Además cada carta señala la facción o facciones de su  bando a la que está adscrita.

Dentro de los nacionales están:  Militares, Monárquicos, Iglesia, Proetctorado de Marruecos, Bando Nacional, Falangistas, Carlistas, Ayuda Internacional, Ayuda Internacional Alemania, y ayuda Internacional Italia.

Dentro del bando repúblicano: Repúblicanos, Comunistas, Miliatres, nacionalistas Vascos, POUM, Bando Repúblicano, Socialistas, Anarquistas, nacinalistas Catalanes, Ayuda Internacional, Ayuda Internacional Soviética y Ayuda Internacional Brigadas Internacionales.

y será con esas cartas con las que juguemos nuestra partid. Cada carta tiene unos efectos sobre el juego, bien a favor de nuestro bando bien en perjuicio de nuestro rival. Esos efectos van desde el campo dilomatico hasta el militar psando por el ecónomico. La vistoria se obtendra consiguiendo cumplir  nuetros objetivos, que pueden ser militares o diplomáticos, o impidiendo que el rival cumpla los suyos.

La ecónomia no es por si misma ningún objetivo, pero habida cuenta que utilizar las habilidades o propiedades de la carta cuesta recursos siempre sera una opción a tener en cuenta, pudiendose mejorar nuestras condiciones o empeorar las de nuestro enemigo.

Otra consideración es que el mazo de juego debe ser diseñado por cada jugador antes de comenzar a jugar. Seleccionando del bando con el que vayamos a jugar las cartas que más acordes vayan con la estretegia que pensemos en emplear.

Es muy probable que aquellos que esten familiarizados con el sistema de juego de “Magic. The Gattering” encuentren más de una similitud, consumo de recursos, girar las cartas, cartas de combate, cartas queaumentan o disminuyen los efectos, etc… Es evidente que Magic es una influencia y hara que el salto a los que lo conozcan menos duro de lo que suele ocurrir con aquellos que son totalmente ajenos al mundo de las juegos de cartas coleccionables.

Y es que el punto negro de este juego es este,  la apariencia de complejidad que tiene. Quizá por los multiples codigos empleados en la carta, quizá por emplear mecánicas de juego que son totalmente desconocidas para una gran parte de la población. Normalmente se tiene la sensación primera de que es un juego que te sobrepasa. Es cierto que es un juego exigente, pero tiene dos puntos a su favor. Uno es su excelencia como juego, una vez dominado, fluye y transmite, y el otro su diseñador, Arturo García, empeñado en que la gente conozca su juego lo compre, y, sobre todo, lo juegue. Tiene una página web de promoción y apoyo a los jugadores noveles, para aquellos que se pierdan en su, un tanto confuso, libro de reglas, esta aquí. Pero lo mejor son sus demostraciones de juego. Periodicamente Arturo recorre la geográfia peninsular acudiendo a todos los actos que tienen algo que ver con los juegos de mesa. Un prodigio de didáctico, a la par que divertisimo, por ver como funciona de bien el juego, y por reirte con Arturo, con sus apreciaciones y sus juegos de palabras asombrosos.

Por otro lado si no se tiene la oportunidad de asistir a una de esas mágnificas demostraciones, no hay nada más recomndable que buscarse un buen amigo y comenzar los dos desde cero, siguiendo los mazos prediseñados que ofrece el reglamento. Con el tiempo ya seremos capaces de diseñar nuestro propio mazo. Y de dejar llevarnos por nuestras partículares obsesiones. Anda que no disfruté yo aquella partida con La Pasionaria como Presidente de la República, agotando los plazos para que la sublevación triunfase.

Otra cosa es el llamado transfondo histórico del juego, que normalmente es lo que más me interesa de estos juegos. Como no iba a tenerlo 1936 tratando los temas que trata. Lo mejor que es no repara en los tópicos, que el aútor ha investigado, ha buscado la manera más coherente, con el juego y con la historía, de introducirlo. Y todo encaja a las mail maravillas.

Un juego que me permito recomendar a todo el mundo. Y si alguién me hace caso, y se siente abrumado cuando vea el juego, que no desista, que no se deje llevar por una primera impresión, que lo pruebe con alguién, o que busque a Arturo, en la red, o en alguna de sus demostarciones.

Y me permito hacer publicidad gratuita, ya que es una autoedición con todas las díficultades que el mercado editorial impone a este tipo de aventuras. Cómo sé que Arturo no va a hacer ninguna fortuna de todo esto y su objetivo es otro, espero que comprendaís esta salida de lugar.

El juego se puede comprar, hasta donde yo conozco, en Barcelona, en la tienda JugarXJugar (Avg. Gaudí, 39 tfno. 93 436 64 47. Un paseo y una visita que yo recomiendo a todos los vecinos de la ciudad condal y alrededores.

o en las tiendas online

La PCra

Planeton Games

Draco Tienda

Más que Oca

Aunque creo que todos los puntos de distribución vienen en la propia página web del juego.

1936 Guerra Civil

Gazapos en los juegos. Paths of Glory

Es mi intención recuperar una de las secciones un tanto olvidadas de este blog. Mi idea era recurrir ocasionalmente a una cualquiera de las innumerables cartas que pueblan los juegos de mesa, sobre todo de los CDG, pero sin limitarme a ellos, y contar su pequeña, o gran historia.

Así esta tarde, buscando las proximas candidatas abrí la caja de Paths of Glory y una vez más volvi a reparar en la bandera de Rumania. Ese escudo canta como Placido Domingo en la Scala de Milán. Y ya puestos comprobé que de las 4 cartas con bandera que aparecen en el juego que tan sólo la bandera de Bulgaria es correcta, tanto la de Grecia como la de Italia son erroneas también.

En la carta de Rumania se aprecia un escudo que no cuadra, es ni más ni menos que la bandera de la Républica Socialista de Rumania (1965-1989). Lo propio para el juego, que recordemos transcurre en la Primera Guerra Mundial (1914-1918) debía ser la bandera del Reino de Rumania (1867-1948) que es exactamente igual que la actual, las tres franjas azul, amarilla y roja sin ningún escudo. Lo correcto sería esta:

Con Grecia y con Italia sucede lo mismo se han escogido banderas posteriores al periodo, aunque he de reconocer que en el caso de Grecia yo no tenía ni idea, y en el de Italia no me había parado a pensarlo.

En el caso de Grecia su bandera durante la Primera Guerra Mundial era la de la cruz blanca sobre fondo azul (1822-1969), siendo la bandera de la carta del juego la actual, vigente desde 1969, salvo un intervalo entre 1974 y 1978. La bandera de Italia de Paths of Glory también es la actual, y debía haber correspondido la del reino de Italia, que fué el emblema oficial de Italia desde 1861 hasta 1946.

Bandera de Grecia (1822-1969)

Bandera del Reino de Italia (1848-1946)
Bandera del Reino de Italia (1848-1946)

Lo cierto es que no ha sido un trabajo enciclopédico y he tirado de la via más fácil, la red, wikipedia, y, en especial, flags of the world, página que detalla pormenorizadamente casí todas las banderas que han utilizado los paises de este planeta. Desde luego ha sido una de esas cosas que se emprende con algo de tiempo libre y sin ganas de complicarse la vida. Pero también es cierto que me ha llegado a gustar descubrir, por ejemplo, cuando se añaden las nueve franjas horizontales a la bandera de Grecia, en 1967, por la junta militar, y que vienen a  ser “Έλευθερία ή Θάνατος” (E-lef-the-rì-a i Thà-na-tos) o “libertad o muerte”. Lo cierto es que esto de las banderas me ha gustado más de lo que en principio esperaba, en fin cosas de los prejuicios.

De todos modos esto no es más que un divertimento, que no pretende desmerecer lo más minimo a este gran juego, ni en su mecánica ni en su trabajo de investigación. Lo cierto es que las fotos (por que son fotos) que ilustran las demás cartas del Paths of Glory son estupendas, siempre intentando que guarden una relación con el evento que representan, cosa que no es siempre fácil. Pero si alguien conoce un gazapo de este estilo en algún otro juegoque me lo comunique, y ya veremos que comentamos por aquí.

Por cierto que en WWII: Barabarrossa to Berlin, también de GMT volvemos a encontrarnos con cartas de Italia, Bulgaria y Rumania, pero está vez sí que son las que corresponden, supongo que ya estarían al tanto del gazapo del Paths.

El último viaje del RMS Lusitania

El RMS Lusitania, transatlantico de lujo de 40.000 toneladas yque cubría la ruta entre Nueva York y las Islas Britanicas, fue botado el 7 de junio de 1906. Su carrera, como la del Titanic, termino bajo las aguas, en este caso tras el ataque de un submarino aleman el 7 de mayo de 1915.

Mañana se cumple 93 años del comienzo del último viaje del Lusitania. Un viaje en principio, rutinario, pero, y tras navegar sin incidencias durante 7 días, un submarino alemán U-20 torpeda y hunde, en tan sólo 18 minutos, a uno de los emblemas del capitalismo finaciero. 1198 pasajeros de los 1949 perecen. Los EEUU se acercan, pero no entran, al umbral de la 1ªGuerra Mundial.

El hundimiento del Lusitania, es un eslabón más en la cadena que llevaba a Europa a la Guerra Total, a la “era de las catastrofes” iniciada con los “Cañones de Agosto”. Efectivamente, el binomio conformado durante el siglo XIX por la unión de politíca y economía de los imperios europeos , solo contemplaba la destrucción total del enemigo. Sin reparar en cuentas. Torpedear un barco civil no es más atroz que la vida en trincheras o el uso del gas en el campo de batalla. Efctivamente una guerra “toatl” no llevada a cabo por “profesionales de la guerra” si no por pueblos enteros enarbolando sentimientos nacionales. Una guerra que satanizaba al pueblo “enemigo” y justificaba su destrucción. Una guerra que consideraba y aceptaba su pronlogación hasta el agotamiento final de todos los recursos, sin soluciones de compromiso.

La guerra submarina alemana en la 1ªGuerra Mundial, quizás el aspecto tecnólogico más relevante de esta guerra -Tanto el avión como el tanque fueron usados muy someramente- fue dirigida contra Gran Bretaña; una isla que recibía todos sus mercancias por mar. Los submarinos alemanes estuvieron a punto de estrangular la economía imperial britanica. Sin embargo muchos mercantes hundidos eran nortemaericanos, el Lusitania solo eran 40.000 de los millones de toneladas hundidas por los alemanes. Así la guerra submarina, junto al incidente diplomatico del telegrama Zimmerman, terminó por hacer que los EEUU, , el 6 de abril de 1917, casí dos años despues del hundimiento del gran crucero, entraran en la Gran Guerra a favor de los aliados. Y junto con ellos los amercianos sus recursos que a la postre resultaron decisivos en el derrumbe de las potencias centrales, por puro agotamiento y la victoria de los aliados.

El Lusitania en el Paths of Glory

Está carta es un claro ejemplo del diseño inteligente y concedor de la época de Ted Raycer. Lusitania es un evento del jugador aliado incluido en el mazo de “Guerra Limitada” que debe jugarse sí o sí como evento. Un evento que “sólo” sirve para aumentar el estado de la guerra y así cercar el paso a la guerra total de los aliados ( con su correspondiente mazo de cartas) como a Zimmerman ( y con él a las unidades americanas).

Un último apunte, me fastidían todas esas teorías conspirativas de corporaciones en las sombras del poder en los EEUU. El hundimiento del Lusitania, como los portaviones de Pearl Harbour, la explosión del Mayne en Cuba, las torres gemelas, el incidente del golfo de Tonkin están sujetos a ciertas sombras. Pero las guerras que hay detras de ellos responden a cuestiones más graves que las responsabilidades de unos pocos. Como Pericles en la Atenás clásica, la democracia-liberal siempre ha tendio que convencer a la opinión pública de la ncesidad de una guerra. Los motivos por los que EEUU entraban en guerra no eran solo los de Morgan y Rockefeller, aunque también. Y sobre todo, el Lusitania fue hundido por un submarino aleman, algun aleman apretó el botón en el marco de esta nueva guerra impersonal, atroz, que permite por un leve gesto lanzar una bomba atomica sobre Hiroshima, hundir el Lusitana, o accionar la camara de gas, pero impide clavar la bayoneta en las tripas del enemigo. Con razón la civilización fue puesta en entredicho tras la era de las catastrofes.

Guns of August

Paths of Glory

De nuevo una carta, esta vez del que ya es un clasico en los juegos de mesa ,Paths of Glory. Este juego no solo consolidó la nueva rama de los wargames ( los ya conocidos como “con motor de cartas”) si no que le doto de unas carceristicas que se han convertido en canonicas.

Guns of August

La carta más famosa de este juego es Guns of August, efctivamente la posibilidad de incluirla en la mano inicial de las Potencias Centrales (Alemania y Austro-Hungría) hace que la mayoria de las partidas comiencen con el evento asociado a esta carta, Los cañones de agosto.

El nombre de esta carta proviene de un popular ensayo de historia militar, nominado al premio Pulitzer en 1962 y escrito por Barbara Tuchman

Este libro se centra sobre todo en el frente occidental durante la Primera Guerra Mundial, en los enfrentamientos entre alemanes, franceses, britanicos y sus “primos” de la commonwealth y más tarde, americanos.

(añadido). Como bien dice Megadoux, Guns of August es también el título de otro clásico de los wargames, en esta ocasión de la legendaria Avalon Hill.

“El “frente occidental” se convirtió problabemente en la maquinaria más mortifera que había conocido hasta entonces la historia del “arte” de la guerra. Millones de hombres se enfrentaban desde los parpaetos de las trincheras formadas por sacos de paarena, bajo los que vivían como ratas y piojos. Durante días o semanas, la artillería realizaba un bombardeo incesante para “ablandar” al enemigo y obligarle a protegerse enlos refugios subterraneos hasta que en el momento oprtuno oledas de soldados saltaban por encima del parapeto, protegido por alambre de espino, hacia la “tierra de nadie”, un caos de cráteres de obuses anegados, troncos, barro y cadáveres abandonados, para lanzarse hacia las ametralladoras que, como ya sabían, iban a segar sus vidas.” E. Hobsbawm “Historia del siglo XX”

Si bien es cierto que la fecha de inicio de la Primera Guerra Mundial es la del atentado contra el archiduque Francisco Fernando en Sarajevo, esto es el 28 de junio de 1914, noo sera hasta el 4 de agosto de 1914 cuando los imperios se enfrenten, en la guerra “que terminaría con todas las guerras”, según la ideología dominante del momento.

Pero los cañones agosto no solo supisieron el inicio de las hostilidades, también supusieron el comienzo de la llamada “era de las catstrofes” y el fin de muchos sueños. Efectivamente, ” en ninguna otra centuria [el siglo XIX] han tenido los hombres y las mujeres tan elevadas y utópicas expectativas de vida en esta Tierra: la paza universal, la cultura universal a través de una sola lengua, una ciencia que no sólo porobaría sino que respondería a las cuestiones más fundamentales del universo, la emancipación de la mujer de su historia pasada, la emancipación de toda la humanidad mediante la emancipación de los trabajdores, la liberación sexual, una sociedad de abundancia, un mundo en el que cada uno contribuíria según sus capacidades y obtendría lo que necesitara. ”

Ataque con gas

Sin embargo los cañones de agosto devolvieron muchos a la realidad, lejos de la utopía, la humanidad se enfrentaba a la guerra total, y ntraba de lleno en la era de las catastrofes, culminada con las bombas atomicas en Hiroshima y Nagaski. Así “antes de 1914 las únicas cantidades que se medían en millones, aparte de la astronomía, eran las poblaciones y las finanzas. Desde 1914 nos hemos acostumbrado a utilizar esas magnitudes para referirnos al número de victimas. Desde 1914, la catástrofe masiva y los metodos salvajes pasaron a ser un aspecto pleno y esperado del mundo civilizado, hasta el punto de que enmascararon los procesos constantes y sorprendentes de la tecnología y de la capacidad humana para producir.” Eric Hobsbawm “la era del impèrio, 1875-1914”