Las reseñas perfectas

Reviewer_3_Alex_Cagan

Se debate en la red sobre las reseñas, probablemente a partir de algún episodio que poco tenga que ver con una reseña. Y en general percibo la sensación de que no es posible reseñar un juego hasta que se han jugado varias partidas. Tiene su lógica no lo niego, pero me parece que se escapa de la naturaleza de lo que es una reseña.

Me da la impresión que se le pide a una reseña que sea perfecta, que sea la reseña definitiva, que sepa ver todos y cada uno de los aspectos que cubre el juego, se le pide en definitiva que sea un estudio pormenorizado, y probablemente esto sea sin subjetividad y función crítica alguna.

Habrá que volver a insistir, una reseña no estudio, es una aproximación crítica y breve. Un ejercicio de síntesis y comprensión. Está claro que todos no sabemos sintetizar ni mucho menos comprender de la misma manera.

Pero no está lejos de imaginación que haya quien sea capaz de reseñar un juego, cualquier juego tras una sola partida. También sé muy bien que la mayoría no somos capaces de hacerlo. Muchos de los juegos a los que juego me exigen partidas de aprendizaje, no sé puede decir hasta la tercera o cuarta partida que realmente he jugado “una” partida.

Con todo que el común de los mortales seamos unos incapaces no debe cuestionar que un reseñador sea capaz de hacerlo. La reseña no es sólo un bonito nombre, también tiene unas pautas que cumplir. Y esas pautas exigen el conocimiento de lo que se reseña. Se puede ser todo lo gratuito que se quiera, con una o con veinte partidas, pero no será una reseña.

Hay quien pide que una reseña debiera contener el numero de partidas, supongo que para satisfacer los prejuicios del lector. Pero el lector debiera saber que dice mucho más lo que contiene la propia reseña que el número de partidas que se hayan jugado, de verdad que no cuesta nada suponer que se pueden leer malas reseñas con cientos de partidas y buenas reseñas con tan solo una en el bagaje.

Vuelvo a insistir que comprender un juego es la clave, y un ojo acostumbrado puede no tardar tanto como se espera.

Comprender un juego y hablar de él, aproximarse a él. Despertar un dialogo con lector a través de el juego. Y un dialogo crítico, que no es poca la cosa. Insistir en que una reseña debe ser exhaustiva, que debe contener todos los matices menores que tiene un juego no es su función. Más bien lo contrario, se me antoja que cuanto más exhaustiva más se desactiva su finalidad. A veces me parece que se llega a pedir ponerse en el lugar de mi tío abuelo Remigio, ese al que le gusta todo.

No, una reseña no es el dialogo entre el juego y todos su publico potencial, esa cosa que la haga el autor y el editor. Una reseña es exclusivamente el dialogo entre el reseñador y el juego. Es al reseñador al que le compete destacar tal o cual aspecto del juego.

Por último el lector debe comprender que cuando va a leer una reseña, va a leer una opinión fundamentada, no va a leer la palabra revelada sobre tal o juego. Ninguna reseña sustituye el criterio propio, pero si que lo enriquece. Hay muchos reseñadores que aciertan a ver cosas que nos pasan desapercibidas, pero no se le debe exigir esa perfectibilidad. Un ejemplo; el año 2006 o 2005 salió la primera edición del Twilight Struggle. Un buen reseñador con tan solo una partida habría dado cuenta de los principales puntos del juego. Seguro que hablaba para bien o para mal de la angustia de la gestión del mazo, del azar que en determinadas circunstancias podía tener consecuencias fulminantes, no hacen falta miles de partidas. Probablemente no caería en cuenta con tan solo una partida de la ventaja del jugador soviético que se ha ido corrigiendo en sucesivas ediciones. Pero aún omitiendo eso, no me cabe duda que se podría haber reseñado el juego con una sola partida. Reseñar no es fácil, por eso hay quienes necesitamos varias partidas, pero el objetivo no es otro que dialogar con un juego, y como con un libro no hacen falta más partidas que las que crea necesarias el que este dispuesto a hablar con el juego. No le pidas otra cosa que un dialogo.

Reseñas y reseñas

who_done_it
¿Y quién mató a la capacidad crítica? ¿está realmente muerta?

“Es el hablar efecto grande de la racionalidad, que quien no discurre no conversa.” Baltasar Gracián.

Bruno Faidutti, conocidisimo y prolífico autor de juegos, como Ciudadelas y Mascarada entre otros muchos, dedica su última entrada a la reseñas, más exactamente a reflexionar sobre ellas y criticar de esta manera la crítica. Y como él mismo dice lo hace desde una posición excepcional, ya que puede hacerlo desde la condición de jugador, autor, editor y crítico. Ahí es nada.

Faidutti se congratula del estado actual de los juegos de mesa, cada vez más cerca de otras industrias culturales como el cine, la literatura o la música, que se traduce en la aparición de más autores, más editores y más jugadores. Pero también en la llegada de un nuevo actor, el crítico.

Y es a este el que dirige su mirada. ¿Cómo se está  haciendo la crítica a los juegos de mesa en estos tiempos? Faidutti, como yo, es hijo de otra época, y reconoce el placer ¿morboso? de leer críticas de libros no leídos (y juegos no jugados) y le llama mucho la atención lo que es una percepción que también comparto, que cada vez más se utiliza el vídeo sobre el texto escrito para conversar con y sobre juegos de mesa.

En cualquier caso entiende que hoy a cuatro maneras de entender las reseñas.

  • Paráfrasis. Cuando el reseñador se limita a reexplicar las reglas. Faidutti se pregunta que sentido tiene salvo en juegos cuyo reglamento está mal escrito y es particularmente obscuro. Yo he visto vídeo explicaciones hasta del dobble.
  • Descripción. En este caso habla de la descripción pormenorizada de componentes y mecánicas de juegos. Donde el perpetrador, con el ejemplo de W. Eric Martin, llega a presumir de la libertad de elección que proporciona al comprador al no introducir sesgo alguno. Faidutti, como con las paráfrasis se aburre mortalmente con la descripción de juegos.
  • Notas. Aquí Faidutti aprovecha para entonar el mea culpa de lo que ha estado haciendo hasta hace poco. Una nota, según él, es una interpretación errónea de un juego, no hay test o diagnostico posible de medir sus valores.
  • Crítica. Por su puesto está es la manera de reseñar que más le gusta a Faidutti, aquí es donde habla de «la sensación de no haber perdido el tiempo» Vuelve al ejemplo de los otros universos culturales, del placer de conversar con los amigos sobre películas y libros y se pregunta ¿por qué con los juegos no?  No le gusta lo que suele ver en Tric Trac y sí lo que ha encontrado en Drake´s Flames o en Shut Up & Sit Down.  Por decirlo de algún modo  no quiere hojarasca en forma de explicación de reglas, lo que quiere son opiniones bien escritas o expresadas y argumentadas. Literalmente se salta todo hasta llegar a la opinión final.

La reseñas en castellano

Si bien Bruno Faidutti habla de las reseñas del mundo de habla inglesa y francesa, creo que es perfectamente aplicable al mundo de los juegos de mesa en castellano. En general, y salvo honrosas excepciones, las reseñas que hacemos son una amalgama de los cuatro puntos anteriores; tienen paráfrasis, descripción, notas y crítica.

Desgraciadamente es la crítica a la que menos importancia se da. A veces se omite y otra se solventa de manera fulminante como si tratara solo de decir si un juego es bueno o es malo a partir de dos o tres detalles. Cuantitativamente y cualitativamente la crítica que se construye de los juegos de mesa es pobre, incluso superflua.

¿Por qué ocurre esto? Se me ocurren varias causas de esta pobreza crítica. Quizá influya el hecho de que repitamos modelos que vienen de fuera. Normalmente nos llega lo que más trascendencia tiene, y ya hemos visto que no es un fenómeno de aquí, que lo mismo ocurre en la crítica francesa e inglesa. Y emulamos lo que creemos que son los cánones y la trampa mortal que se está convirtiendo lo de «lo útil». Es posible, ya digo que no es mi caso, que haya quien encuentre útil un «abriendo la caja/opening the box» o un «tutorial del pick a perro«. Como dice faidutti tiene que ser aburrido hacer algo pensando en que le será útil alguien, donde el dialogo está supeditado a variables pragmáticas, eludiendo lo que en el fondo son los juegos. Es posible que sean más vistas, más enlazadas y del agrado de una masa tibia de lectores/espectadores, quizá sea ese uno de los atractivos que lleven a hacerlas.

También está el hecho de que criticar un juego no es cosa fácil. Yo entiendo la crítica a un juego como un dialogo. Y que ese dialogo debe ser rico y abierto, que otro lector pueda incorporarse mentalmente ese dialogo con el juego y con el autor de la reseña. Para hacerlo hay que construir imágenes precisas que el lector pueda reconocer inmediatamente. Construir la imagen del tedio («Ese dragón blanco que se va haciendo cada vez mas grande en la habitación que no queda más remedio que hablar de él»), del entusiasmo, en suma de la emociones que proporciona un juego no es tarea sencilla. Hoy por hoy prácticamente solo se puede encontrar en Chema Mapundi y Su Yeti, y, quizá un escalón por debajo, en Exito Crítico y El dado de Jack. En los tres casos reseñan para hacer tangible eso tan etéreo que son las sensaciones de juego. De acuerdo no es sencillo, o no todos tenemos la misma facilidad para hacerlo, quizá eso sea un handicap para empezar a hacer reseñas críticas (toma redundancia) pero desde luego también sirve para distinguir una buena reseña del montón.

Es probable que para hacer un buena reseña sea necesario tener un buen bagaje en nuestra mochila. Cuando más certeras sean las comparaciones, las relaciones con otros juegos, con otros artefactos culturales mejores serán. Pero también es cierto que cuanto más reseñas (recuerdo que es critique en francés) hagamos más fácil será crear esas imágenes para esas sensaciones que ahora tanto nos cuesta expresar.

Y una última cosa, como me empeño en demostrar, por ser una reseña o una reflexión no tiene que ser necesariamente divertido, y supongo que se puede hacer una paráfrasis desternillante. Ahí entran las personalidad de cada uno, de el chispeante y de los que somos plomizos.

La entrada de Bruno Faidutti, mucho más interesante de lo que yo haya dicho: http://faidutti.com/blog/?p=5318

 

10 consejos para hacer reseñas de exito de juegos de mesa

solobeastgreentee

Aquí van unos interesantisimos consejos para todos aquellos que deseen ser influyentes reseñadores en el apasionante mundo de los juegos de mesa.

  1. Reseñaras un juego del que todo el mundo este pendiente. Estate atento al fenomeno conocido como hype, descubriras que publicar una reseña de un juego cuya publicación es inminente atraera como moscas a la miel. Nunca reseñes un juego que lleve más de un mes en las estanterias.
  2. En lo posible no reseñes juegos abstractos, a nadie le interesan.
  3. Dedica casi la mitad de la reseña a la calidad de los componentes, la gente quiere saber en que se gasta los cuartos, y eso solo lo dicta la calidad de los componentes. Pesa el juego y da sus medidas no solo en el sistema metrico internacional, las onzas, pulgadas y yardas conseguiran que tus reseñas se internacionalicen. Descubre si la madera de los meeples y cubitos es de haya o de roble, si la pintura aguanta más de tres lavados.
  4. Explica como se juega, todo el mundo va a saltar esa parte, pero le da empaque, cuerpo y solera a la reseña.
  5. Procura hacer reseñas positivas, el publico no está para más malos rollos. Si a pesar de todo haces una reseña negativa, procura dejar claro que es de lo peor que has visto nunca, de lo contrario no va a interesar a nadie
  6. Cuando reseñes, deja claro que eres un colega del consumidor. Utiliza termino cientificos como «pasote», «truño», «chulos» o «brutal».
  7. Que quede claro que la reseña es opinión, pero no cualquier opinión, es TU opinión, y todo el mundo esta deseando saberlo. «Me gusta», «me parece», «en mi opinión» «yo soy así» son coletillas obligadas. No construyas nunca de manera elaborada tu opinión, si se puede parecer que dices algo propio con un «a mi me gusta» no dudes en hacerlo, incluso mejor que uses martillos y similares para que quede claro lo original y propio de tu opinión.
  8. Nunca hables de otros juegos ni de otras opiniones. Además de ser más fácil ceñirnos al juego, un juego se entiende por si mismo, ay de aquel que se complique con absurdas comparaciones y reflexione más allá de lo que tiene entre manos.
  9. Una reseña, no lo olvides nunca, es una guía aseptica de compra. Entender un juego  de otra manera es un error que te va a restar prestigio e interes. Nadie quiere otra cosa que un empujón o no para comprarlo. Ni se te ocurra pensar que alguien que haya comprado el juego, incluso jugado, tenga ganas de ver que piensan otros sobre el material reseñado, no pierdas el tiempo inventando la rueda.
  10. Antes de decir nada sobre cualquier juego, consulta el ranking de la BGG todo lo que tenga una media de valoración de 6,9 debera ser reseñado en terminos laudatorios, hazlo o tu credibilidad se vera resentida.

Como escribir una reseña de un juego de mesa

Consejos doy que para mi no tengo.
Consejos doy que para mi no tengo.

Hace ya más de un año escribía Pero ¿qué es una reseña? No voy a insistir mucho en lo que ya decía en aquella ocasión, pero la percepción de que se entiende mal lo que es una reseña se ve acentuada. Lo normal, y en el mejor de los casos, es que donde leo reseña debiera leer Tutorial ¿Cómo se juega a …?. En el peor de los casos directamente son anuncios.

Es posible que la mala costumbre que tiene esta sociedad de no ser preciso con los términos haya llevado a pensar a quienes comienzan en esto que reseñar un juego es explicar un juego, y poco menos que por imitación se hayan visto implicados en la perpetuación del error. También es posible, aunque menos probable, que reseñar un juego es más difícil que explicarlo y que por pura comodidad y prestigio se haya vaciado al termino de su significado.

En cualquier caso, y pensando en los más jóvenes, en los más mayores, en los que se empiezan a sentir atraídos por los juegos de  mesa y como contarlos en la red voy a tratar de explicar como se debe realizar una reseña de un juego de mesa. Y manda huevos que sea yo el que haga esto; ojalá sirva de ejemplo a escarmentar y se publique en breve una guía para reseñas que me enmiende la plana.

Lo primero y más importante que tenemos que tener en cuenta: Una reseña da una idea clara y precisa de un juego a quien no lo ha jugado. Bueno en realidad no solo eso, también da la opinión del autor de la reseña sobre el juego. Es algo irrenunciable si una reseña quiere ser tomada como tal. Que nadie se asuste de dar su opinión sobre un juego; en los juegos de mesa, como en los libros y películas, el gusto personal es un factor importante, aunque no fundamental. El lector de la reseña ya decidirá por si mismo con la información que le des si el juego es para él. Pero solo llegara hasta el final de la misma si disfruta leyéndola, y eso no lo hará con pastiches edulcorados o biliosos.

  • Lo primero, lee muchas reseñas y no sólo de juegos. De libros se llevan haciendo muchísimo tiempo, suelen estar muy bien escritas. Pero cualquier producto cultural es susceptible de la reseña. Compruébalo, en la red hay multitud de reseñas estupendas.
  • Estructura la reseña de la manera clásica. Ya llegaran los tiempos donde uno se sienta con ánimos de innovar. La referencia es muy estable y ayuda a darla forma.
  • Juega mucho y reseña mucho. Con cada juego nuevo que juegues tendrás una referencia propia y con cada reseña los recursos literarios, que hacen falta, irán creciendo. terminaras por tener tu propio estilo y tu manera de entender los juegos. Serás reconocible por lo que cuentas y como lo cuentas.

Recuerda que una reseña no es un estudio pormenorizado de un juego, eso dejaselo a Misut Meeple, con  1000-1500 palabras debiera bastar y sobrar para reseñar un juego. La estructura clásica de la reseña que hablaba más arriba es esta.

  1. Título de la reseña
  2. Presentación. Donde se deben dar los datos juego gráficos. El título del juego nombre del autor, editorial, año de publicación y un sumario de los componentes del juego.
  3. Resumen del juego. Aquí hay que hacer un ejercicio de condensación, resumir y seleccionar las partes fundamentales de la mecánica del juego sin explicar el juego. Por ejemplo en  un juego de colocación de trabajadores, no tendremos que explicar ni el termino ni donde se colocan.
  4. Comentario Crítico. Con crítico no debemos entender lo que nos parece el juego, al menos no solo eso, aquí debemos ser capaces de detectar y destacar los puntos fuertes y débiles de cada juego de mesa.
  5. Conclusiones. Un punto que a veces se confunde con el cuarto, pero la conclusión debe ser una valoración global del juego.
  6. Enlaces. Estamos en la era de internet, una selección de enlaces a otras reseñas, a la ficha del juego en Board game Geek nunca está demás.

Dos son las principales dificultades de una reseña. No sé si por defecto de nuestro sistema educativo o por la naturaleza de los juegos pero muy poca gente sabe condensar y resumir bien. Una reseña tiene mucho de eso. A casi todos nos cuesta  no enredarnos de manera superflua con la mecánica de un juego. El dado de Jack es particularmente bueno en esto, con apenas un par de pinceladas consigue darnos una idea muy aproximada de como funciona el juego

La otra cuestión difícil para un principiante, y no sólo para él, ya que es la esencia de la reseña, es el de contextualizar un juego. Poder dar una opinión del mismo sin caer en la trampa del «a mi (no) me ha gustado» . Reducirlo a eso nos hace incapaces de dialogar con el lector, que evidentemente tendrá su propio gusto. Y es que de esa manera entiendo yo la reseña; como un dialogo a tres bandas, el que primero ha sostenido el reseñador con el juego y el que sostendrá después con el lector. O por decirlo de otro modo, el reseñador es un intermediario, que hace falta desde luego, pero que nunca debe olvidar que lo verdaderamente importante no es él, si no el juego y el lector, que son los que realmente se están buscando. Nunca hay que olvidar que la red potencia el narcisismo y nadie es inmune a él.

Pero ¿como ofrecer una visión propia y a la vez alejada? No sé responder a esa cuestión de manera adecuada si no es con ejemplos. Uno particularmente bueno lo dan las reseñas de Go Play Listen, allí las reseñas incluyen ¡albricias!  cuatro arquetipos de jugador imaginados por el reseñador. The dabbler (el ocasional), The trasher (el amante del plástico), The thinker (el que le gustan los euros duros) y The writer (el jugador intuitivo y con preferencia por la narración que ofrece el juego). Chris Marling afirma construir los arquetipos en base a sus experiencias con sus amigos, pero, y por si alguien no tiene esa diversidad en su grupo de juego, que sepa que no hace falta un ejercicio de investigación para saber que busca y que encuentra un aficionado en los wargames, o en los ameritrash, o los euros, o los familiares… Es un ejercicio saludable y divertido el ponerse en la piel de otro y tratar de empatizar con sus gustos, por alejados que estén de los nuestros, nos hace más sabios y tolerantes. Esta, la de Marling, es una manera de despegarse de uno mismo, hay otras muchas otras que no pasan ni necesitan de una ruptura tan clara. Se trata de ser capaz de cambiar el centro del eje de referencias de uno mismo. No solo de imaginar otros jugadores, también diálogos con otros juegos, con otros autores o referencias más inopinadas aún.

Un debate que divide a los reseñadores es la cuestión de las reseñas negativas, hay quien las ve como necesarias, los juegos no suelen ser baratos, y las más divertidas de hacer y otros que piensan que es un acto de vanidad. Hablar de un libro malo es inútil. El libro malo será olvidado. Además que, como bien lo dijo Auden, resulta un acto de vanidad. Encontrar sus defectos es alardear, presumir de nuestra inteligencia (Mabel Giammatteo)  .  Yo encuentro razonables ambas posturas así que cada uno elija como emplear su tiempo.

Y para terminar, el camino se hace andando, quizá alguien se atreva a seguir los consejos que aquí propongo, quizá se sienta encorsetado, quizá hasta frustrado. No son más que consejos, mis consejos. No pasa nada por no seguirlos, no ocurre nada por que seamos incapaces, todavía, de salir del «a mi (no) me gusta» . Lo importante es divertirse haciendo las reseñas, teniendo claro que son como algunos juegos de mesa, esos que se dicen que tienen una curva de iniciación elevada (no muy elevada, vale), hay que tener ganas y poner de nuestra parte hasta que la diversión llegue.

Algunos blogs donde encontraras buenas reseñas en castellano, alguno de ellos, como veras, tienen muy poco que ver con todo lo que he dicho más arriba.

Ludoscopia http://ludoscopia.es/blog/resenas/

The Black Meeplehttp://theblackmeeple.blogspot.com.es/p/resenas.html

Misut Meeple http://www.misutmeeple.com/p/resenas-asara-ciudadelas-3-ed.html

El Dado de Jack http://eldadodejack.com/archivo-de-resenas/

2 maracas D10 http://dosmaracas.blogspot.com.es/p/resenas_30.html

Jenga. Torres más altas cayeron

Venid, edifiquémonos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue al cielo. Hagámonos un nombre, no sea que nos dispersemos sobre la faz de toda la tierra.” Genesis 1.11

A punto de tocar el cielo (Foto: Adam sikorski, BGG)

El afán del ser humano por llegar lo más alto viene de muy lejos. Cuenta la Biblia que el mayor fracaso supuso la dispersión de la humanidad y la condena a hablar en diferentes idiomas.

No es un asunto baladí este de desafiar a los dioses. Pero como casí todo los temas lo podemos reproducir sobre nuestra mesa, y en lugar de despertar la ira divina lo que conseguiremos es reírnos a costa de los dedos torpes, de los propios y de los nuestros amigos

Da miedo decidirse. Y que pequeño se ve el Bausak al lado del Jenga

Jenga es uno de los juegos más famoso de los llamados de habilidad. Con un objetivo muy sencillo, partiendo de una torre se deben extraer de la misma las piezas que la lleven lo más alto posible. Esto se hace con 54 piezas de madera iguales, que al principio de la partida conforman una torre compacta de 18 hileras o pisos, cada una de ellas constituida por 3 de esas piezas.

Cada jugador deberá colocar una pieza, extraída de la hilera que quiera, salvo la más alta, y colocarla en esa última. Cuando ese último piso esta completo, esto es está formada por 3 piezas, se comienza una nueva hilera.

Evidentemente a medida que se adelgaza la torre esta tiende a ser cada vez más inestable. El jugador que derriba la torre con su pieza pierde, el último jugador que puso una correctamente gana. Nunca he visto una torre de 54 alturas, teóricamente la mayor posible (una pieza por piso), así que el empate no es una opción.

La única regla que hay para hacer esto que solo se puede tocar únicamente la pieza que se desea extraer y colocar.

El final del juego siempre es el mismo (Foto: Jeff M. BGG)

Valoración

Jenga es un juego que llama la atención a todo el mundo la primera que lo ve, con una caja que parece la de una barra de helado, esas maderitas tan cucas y esas reglas tan fácil de explicar, es un juego que lo pilla cualquiera. Y las partidas nunca duran demasiado.

Pero Jenga más que ser un juego de habilidad es un juego de los llamados party games. En Jenga la mecanica de juego es siempre la misma, extraer una pieza de abajo y ponerla encima, extraer y colocar. La única decisión que podemos tomar es si dejamos que un piso tenga una base de 1 pieza, o de dos. En función de si quitamos la pieza del medio o de las extremos.

El juego se hace repetitivo, una vez has jugado dos o tres partidas te cansas de lo que ofrece. Jenga está bien para impresionar un poco a tus amigos que no saben nada de juegos, que tienen la idea de que es algo sesudo y largo. El hecho de picarse para ver quien es el torpe que derriba la torre puede ser muy divertido si se toma con humor y desenfado. Aunque suele ocurrir lo que ocurre con estos juegos, que siempre aparece el que se da infulas, el que se pica y que quiere demostrar que es más hábil que un cirujano, como si fuera comparable. Jenga es un juego sencillo y asequible para cualquiera, es su principal virtud, no hay que ser demasiado hábil para jugar de manera decente. También esa es su limitación, que como juego está muy limitado.

Pero jenga cumple con esa premisa “de cada juego tiene su momento” y el momento del Jenga llega cuando se juntan entre cuatro y seis personas ajenas a los juegos de mesa; en las sobremesas de cenas con amigos, el alcohol multiplica la diversión de este juego, los participantes tienen mejor humor y peor pulso; en las fiestas de niños; en el comedor del trabajo, etc.

Jenga tiene rivales en su categoría, la de juegos de habilidad de colocación de piezas. Como el bausak, que con solo cambiar las formas de las piezas de madera, ahora serán diferentes e irregulares, hace que gane la riqueza del juego, o el bamboleo, donde el reto es mantener el equilibrio precario de las piezas sobre un gran plato de madera. Rivales aventajados es cierto, pero tampoco muy lejos de lo que ofrece el Jenga, de lo bueno y de lo malo. Y entre lo malo incluyo lo ruidosos que son;el estrépito que hacen al caer las piezas, por no hablar de las risas y de los gritos que se oyen durante la partida. Ni se te ocurra llevar alguno de estos juegos a unas jornadas donde haya jubones de esos serios, de los que gustan concentrarse en sus partidas, como caiga la torre pueden asesinarte.

Lo dicho un juego de mesa de sobremesas (Foto: Tom Verdonck, BGG)

Lo mejor

-su sencillez

-que gusta a todo el mundo en sus primeras partidas

-ideal para jugar con gente que ni sabe que es eso de los juegos de mesa

 Lo peor

-Partidas todas iguales

-Poco competitivo.

-Recoger el juego

 Ficha técnica

Autor: Leslie Scott

Año de publicación: 1982 (infinidad de reediciones)

Editor: MB, Borras, Symba Games, etcetera

Nº de jugadores: de 2 a 6 jugadores (mejor con 4)

Tiempo de partida: entre 30 segundos y 15 minutos

 

Donde Comprarlo

 Zacatrus vende el Jenga tanto en su versión oficial, la que lleva grabado Jenga en sus piezas, como e versiones más económicas. Entre los 11 y 23 euros.

mimesis.cat

filosofia, cultura y entretenimiento

The Players' Aid

Board Game Reviews, Reports, and Reflections.

Cesta de patos

Un poco de todo, mezclado: la vida, que dicen...

Hexagon Chronicles

Jugando a Wargames, entre otras cosas

Muchachita Lúdica

Reseñas de juegos de mesa

La Gaceta de los Tableros

Blog con reseñas y noticias sobre juegos de mesa

SLAVYANGRAD.org

No Limit to Our Anger (c) V. M. Molotov

La Orquesta Roja

Palabra clave: Wargame

1DD4

Cuatro jugadores, cuatro caras, cuatro puntos de vista.

EbaN de Pedralbes

Blog personal para mis frikadas

BUHOJUEGOS

Blog de Videojuegos

El jugad0r

"Por fin he regresado al cabo de mucho tiempo de ausencia. Años hace ya que nuestra gente está en Roulettenburg. Yo pensaba que me estarían aguardando con impaciencia, pero me equivoqué".

Por qué pierdo

Diario de una loser

el blog friki de Darth Txelos

las andanzas esporádicas de un friki sin tiempo para serlo

La Última Rápida

Juegos de mesa

Revista TOKEN

Visita nuestra nueva web: revistatoken.com

Punto de Victoria

Blog sobre Juegos de Mesa

El último dado

Hablando de juegos de mesa...