Las porquerías de Cabo Cañaveral

En una escena de la película de Billy Wilder “El apartamento” la casera de Woody (_Jack Lemmon) reprocha el mal tiempo reinante a “las porquerías que hacen en Cabo Cañaveral”. Una más de las genialidades del guión del tandem I.A.L. Diamond y Billy Wilder. Con tan sólo una frase nos transmiten de manera convincente el carácter tradicional, gruñón y escéptico de la buena mujer. Cabo Cañaveral en aquellos años -“El apartamento” está ambientada en el años de su realización, 1960- estaba muy de moda. La Unión Soviética y los EEUU estaban embarcados en la carrera espacial que terminaría 9 años más tarde con el hombre en la luna. Los americanos realizaron entre 1955 y 1961 23 lanzamientos (7 de la misión “Jupíter” y 16 de la misión “redstone”), que acapararon las portadas de los periódicos y de los noticieros televisivos. No es de extrañar, por tanto, que la casera de Woody mostrara su preocupación por el mal clima reinante atribuyendeselo a la megalomania humana.

La verdad es que es a mi se antoja genial, una sola frase y consigue dos cosas, hacer un perfil de un personaje y arrancar una sonrisa del espectador. Y todas la películas del tandem son así, maravillas que debemos preservar en la memoria.

Pero a lo que iba, hoy, y a diferencia de entonces, Cabo Cañaveral apenas si dice nada, hoy en día se le llama “Centro Espacial Kennedy” y antes fue “Cabo Kennedy” (1963-1973) en honor al presidente asesinado y gran impulsor del programa espacial americano. Quizá me equivoque, pero es posible que el chiste pase desapercibido a espectadores desprevenidos. En mi caso no ocurrió y creo que fue gracias a las novelillas de detectives juveniles que leí hace muchísimos años. Me parece recordar que en la serie “Los tres investigadores” aparecía en más de una ocasión”Cabo Cañaveral” o “Cabo Kennedy” y, siempre, una “Ene del Te” -cogí gusto a aquello de N. del T.- se explicaba que Cabo Cañaveral era como se conocía antes a Cabo Kennedy.

Supongo que pasara con casi todas las actividades, un montón de películas, con infinidad de libros, de cuadros. Un pequeño cambio, y, ¡zas! de repente se nos hurta algo que no se había tenido en cuenta.  ¿Cuantos detalles nos pasaran desapercibidos como el de Cabo Cañaveral?.

Supongo que es inevitable, pero siempre nos quedaran los historiadores… y los blogs… y Willy Wilder.

4 thoughts on “Las porquerías de Cabo Cañaveral”

  1. Ah, las comedias de Billy Wilder. Y sus diálogos. Y los de Frank Capra, y George Cukor… Ayer volví a verme “La costilla de Adán” (con Hepburn y Tracy, qué parejón de actores), y lo alucinantemente de actualidad que es todavía…

    1. Hola Arantza ¿ya terminó el invierno?
      La verdad que Wilder está muy de moda en casa. El chaval no deja de ver “El apartamento”, “Primera Plana” y “En bandeja de plata”. Cuanto más las escucho, más redondas me parecen. No puedo decir lo mismo de “La costilla de Adán” la vimos hace algo un tiempo y no sé, tenía mejor recuerdo de ella, y aunque coincida contigo que el tema es “candente”, hay algo en la película que me parece que ya no funciona. Quizá soy más exigente, pero, como película, me pareció flojilla. No puedo decir lo mismo de “Capitanes Intrépidos” donde lo único que canta un tanto es el final.
      Un saludo

  2. Hola de nuevo,

    El invierno este año, muy raro, ha terminado con un mes de adelanto, y ya andamos en las lluvias primaverales. Es verdad que “La costilla…” ha envejecido un poco menos bien que “Qué bello es vivir” (una de mis pelis favoritas desde siempre), pero es que los dos actores son tan buenos que a mí se me olvida lo que ya no resulta tanto. Pero Wilder y Ford son intemporales. “Con faldas y a lo loco” y “El hombre tranquilo” siguen haciéndome reír tanto como siempre, y a los chavales a los que enseño también (demostrando una vez más que el buen cine no tiene edad). Yo creo que más de una de estas pelis ya la hemos visto (y re-visto) juntos, en el sofá de Borja o en el mío, ¿no? Qué buenos recuerdos. Y qué bien que vuestro chaval aprecie el buen cine. Besos a la “petite famille”.

    1. Si te contara lo que me cuesta hoy en día ponerme a ver una película. Creo que solo veo las que ponen en casa en el dvd y mal vistas, sin prestarlas demasiada atención. Hace ya tiempo que me dí cuenta que lo mio no es el cine, son algunas películas muy concretas pero que como medio de expresión para contar historias prefiero otros, no es normal que me gusten tan pocas películas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s