Copa “Twilight Struggle” Clasificación final

Ya está, concluyó, la primera copa “online” al juego Twilight Struggle de los usuarios del foro de la bsk. Alta participación, gran compromiso de juego por parte de los participantes. Y lo mejor que he ganado. Por fin gano a algo, no está mal. Por poner pegas, en este formato de juego, por eliminatorias con el bando preestablecido, el jugar con los soviéticos marca mucho. He visto pocas grandes partidas. Habra que mejorar lo de los emparejamientos para un futuro. Y también algun que otro problemilla con el modulo de vassal.
Próximo objetivo: Aumentar la participación y conseguir un patrocinador, aunque sea para un premio testimonial. Para una vez que gano algo.

Y está es la clasificación final

Y el hallazgo de challonge, la página generadora de torneos online, una de las cosas a destacar, una herramienta muy sencilla, que ofrece muchas posibilidades para que todo transcurra sin sobresaltos y casi sin esfuerzo alguno.

Y esta es la posición final de la última partida del torneo

La muerte de Bin Laden. War on terror 2001-?

2011 está siendo un año prodigo en acontecimientos, de esos que tanto gustan a los periódicos, y que parecen  determinar como será vista la era en que vivimos. El terremoto de Japón, las revueltas árabes y, ahora conocemos que, el 1 de mayo, el día del trabajador, Bin Laden murió bajo el fuego de un comando norteamericano.

No seré yo quien juzgue esta acción, que parece sacada del manual del mossad, no tengo ni idea de derecho internacional, ni siquiera tengo desarrollado un instinto democrático lo suficientemente fuerte como para alzar la voz contra semejante manera de actuar.

Imagen en primicia, el enfrentamiento entre los seals y Bin Laden en Pakistan. (tomada del modulo vassal para War on Terror)

El caso es que Obama parece que se ha apuntado un tanto, y ya hay quien, como Luis Prados, redactor jefe de internacional de EL PAIS se apresura a hablar del final de una era, la de la Guerra contra el Terrorismo, War on Terror, como la conocen los norteamericanos. No será el último que lo haga.

Nuevamente dejo mis dudas a un lado en cuanto a que el 11-S de 2001 realmente significaran un nueva era. Lo que es cierto es la explosión de jubilo que tantos ciudadanos norteamericanos han protagonizado tras conocer la muerte del líder de Al Qaeda. ¿De dónde viene; del odio, de la sed de justicia, del alivio por la amenaza a la seguridad nacional?

La portada del juego War on terror (imagen de la BGG)

En cualquier caso la muerte de Bin Landen traé a mi mente un juego de mesa, una de las últimas novedades de GMT Games, Labyrinth. War on Terror 2001-? Un juego para uno o dos jugadores, que representa el enfrentamiento en el mundo musulman entre la administración USA y los yihadistas. Un juego que se inspira muy lejanamente en el ya famoso Twilight Strugle. Las reglas de juego, en inglés, se pueden leer aquí.

Curiosamente el título completo del juego terminaba con un ?, en referencia a que era una guerra que no había visto todavía su final. Es muy probable que se utilice ahora este 1 de mayo como fecha de final. Quizá solo de la First War on Terror. El mundo no se detiene, la historia tampoco, y los procesos son más complejos que los acontecimientos. El día de mañana será muy parecido al pasado 1 de mayo, en cuanto al mundo musulman se refiere, sin embargo ¿quién sabe lo que realmente está ocurriendo?

Lo que sí que dudo es que es muy pronto para hacer como en el juego Labyrinth. War on terror. y proclamar la victoria de los EEUU sobre la yihad.

El debate de la cocina. La carrera por el electrodoméstico.

Nixon y Jrushchov debaten en el stand norteamericano (Moscú, julio 1959)

Ya han pasado casí 52 años desde que se produjo uno de los capítulos más amables -aunque de escasa trascendencia real- de la guerra fría, el conocido como Kitchen debate (debate de la cocina) y protagonizado por los entonces,  secretario general del PCUS, Nikita Jrushchov, y el vicepresidente de los EEUU, Richard Nixon.

Ambos dirigentes coincideron en Moscú con motivo de la inauguración exhibición organizada por los EEUU en el parque Sokolniki, y explicable en el contexto de distensión poststanilista. El muro de acero se abrió y los ciudadanos soviéticos pudieron contemplar (y admirarse con) el modo de vida norteamericano en un hogar medio. La exhibición tenía entre otras cosas una casa modelo de seis habitaciones, con una cocina que incluía los últimos adelantos técnicos en electrodomésticos de linea blanca, lavadora, secadora, cocina, frigorífico, cortadoras de cesped, pero también otros productos como los zapatos, cosmeticos, cereales del desayuno, refrescos, cadillacs descapotables, etcetéra.

Así de impresionaste luce la publicidas doméstica en los EEUU durante los años 50. Y que feliz está el ama de casa con su nevera repleta.

La verdad es que resulta extraño que los soviéticos permitieran semejante exhibición en su propia casa. El retraso de la Unión Soviética respecto a los EEUU en bienes de consumo era palmario. Pero quizá era cierta la confianza ciega (e injustificada) de Jrushchov en superar el nivel de vida occidental. “Ustedes son listos” -le espeta a Nixon- “pero tienen más de 150 desde su declaración de la independencia, nosotros apenas tenemos 40 años, y en una decada les sobrepasaremos y les diremos adiós”.

Pero el debate está en el terreno de Nixon y le es fácil dejar a Jruschov como un bravucón “cualquier trabajador puede comprar una casa como esa por 14.000 dolares”  (En aquellos momentos un trabajador estadounidense ganaba más de 100 dolares semanales). Las replicas del líder soviético son vagas y falsas “usted piensa que los rusos se quedarán estupefactos ante esta exhibición; pero el hecho es que casi todas las casas rusas recién construidas cuentan con este equipo. En Estados Unidos se necesitan dolares para comprar esta casa, pero aquí lo único necesario es haber nacido como ciudadano”. Tan sólo consigue poner en ciertas dificultades a Nixon ante la afirmación “esta casa hace más fácil la vida al ama de casa”, la respuesta es obvia “aquí no se observa el comportamiento capitalista hacia la mujer”, es decir en la Unión Soviética, la figura del ama de casa, del ángel del hogar” prácticamente no existía, no quiere decir esto que no fuera un país machista, ni que fuera el paraíso de la mujer, pero la imagen del ama de casa feliz y satisfecha por serlo, desde luego no se cultivaba y alentaba.

Pero el debate es un claro triunfo del vicepresidente que consigue trasladar la presión de la carrera armamentista a la carrera por el electrodoméstico, donde lleva una ventaja incuestionable, las vacilaciones de Jrushchev, y sobre todo la foto del debate, donde Nixon señala incisivo con su indice el pecho de Nikita, le sirven para que su imagen en los EEUU y pueda convertirse en el candidato republicano a las elecciones presidenciales del siguiente año, 1960.

La foto del "debate de la cocina". Realmente esta foto es lo único que realmente aporto el famoso debate, y tan sólo para consumo interno de la opinión pública norteamericana.

Pero Nixon no ganaría las elecciones de 1960, y Jrushchov sería destituido en 1964. Uno de los grandes errores de Jruschov, sería ese, comparar publicamente los logros y aspiraciones de la sociedad soviética con los de la americana. Stalin nunca lo hizó, se refugiaba en la pretensión de “crear algo nuevo”. Y Jrushchov nunca supo ver que la sociedad americana no satisfacía necesidades si no deseos. La sociedad que se contaba en los picapiedra, la de las barbacoas, boleras y técnica en el hogar era real. Y el comunismo se supone que satisface las necesidades. Tal y como diría Marx “Cada cual según su capacidad, a cada cual según su necesidad”. Pero la carrera de los electrodomesticos seguiría como hasta entonces, la civilización del consumo disparada y en la URSS, los toscos y rudimentarios, primeros electrodomesticos, como el frigórifico “Birius” o la lavadora “Riga”.

Lavadora soviética "riga"

Kitchen debate es también una carta del juego de mesa Twilight Struggle, el juego de GMT Games que simula la guerra fría entre las dos superpotencias. A día de hoy (por si acaso, observese la fecha)es considerado por la comunidad de aficionados a los juegos de mesa, como el mejor juego de mesa, no es que este muy de acuerdo con semejante distinción, pero ya hablé de este juego en este mismo blog, – hace ya más de dos años, pincha aquí para ver la reseña-.

Imagen de la carta extraída de la versión electrónica (vassal) del Twilight Struggle

Pero a lo que iba, Kitchen debate aparece en el juego, como una de las cartas más debiles del americano, tan sólo 1 punto de operaciones, y un evento que generalmente es dificil de poder ejecutar, dos puntos de victoria si el jugador americano controla más paises conflictivos y, sobre todo, y al modo que hizo Nixon con Jruschov, toca con el dedo el pecho de tu oponente.

Y hasta aquí la entrada de hoy, con mil ramificaciones que deja el tema de la carta que no he sabido tocar o que he preferido obviar, pero contento de haber vuelto a tocar el mundo de los juegos de mesa en general, y de la historia que se esconde detrás de alguna de las cartas de los llamados Card Driven Games.


El servicio postal, los sellos y los carteros.

Sellos conmemorativos del centenario del sello postal ruso

Animado por el éxito de crítica, que no de público, de la anterior entrada, voy a continuar mostrando algunas de las formas que tienen los estados de introducirse en nuestra conciencia. Pero esta vez no será con un acto tan excepcional y grandilocuente como un funeral de estado, hoy le toca a un elemento mucho más vulgar y cotidiano como es el servicio de correos.

Logo de "correos" de Suecia, a la tradicional corneta añaden la corona de su monarquia

Es difícil rastrear los origines del correo, se encuentran testimonios de su practica en la antigua Babilonia, China, Asiria, Mesoamérica, la Grecia Clásica, etcétera, etcétera. Todos los naciones e imperios tenían necesidad de comunicarse lo más rápido posible y lo habitual eran los mensajeros a caballo o a pie, como hizo el legendario Filípides que corrió hasta la muerte los 40 kilómetros que separaban Maratón de Atenas para anunciar la victoria sobre de los persas.

Sobre, sello y matasellos conmemorativos del día de la Cosmonaútica en la Unión Soviética (1963)

Las cosas continuaron más o menos de esta manera durante muchos siglos, hasta que más o menos el siglo XV el servicio postal empezó a establecerse y a expandirse en Europa central y Gran Bretaña. Una familia noble alemana, Thurn and Taxis, consiguió el monopolio del servicio y llevar el servicio de correos desde Austria a España, desde los Países Bajos hasta Italia. El servicio era echo a través de postas repartidas por todo el continente y la corneta postal (o trompa de postillón) que utilizaban para anunciar la llegada  o salida del y del transporte postal (normalmente en caballo o carromato). Y aún hoy en día son multitud los servicios estatales de correos europeos que llevan esa corneta en su emblema.

Sello alemán dedicado a la familia Thurn und Taxis (1952)

Pero sería más tarde, en el siglo XIX con la revolución industrial y del transporte y con el aumento de la alfabetización cuando el correo termino por popularizarse. A partir de ese momento las cartas podían llegar más rápido, más lejos y ser leídas por cada vez más personas.  A estas alturas el servicio de correos era ya un servicio público que ejercía el estado. Y como tal se timbró y se gravó su uso. Y como ocurría desde hace tanto tiempo con las monedas, se vio que el sello era una excelente plataforma para la  propaganda estatal, los sellos ayudaban a que los sudbitos tuvieran una imagen del normalmente desconocido gobernante.

Serían los graves perfiles de los emperadores, reyes y príncipes quienes ocuparían los primeros sellos, pero no tardarían en añadirse el pretendido acerbo cultural, las hazañas deportivas, la fauna, la flora, la familia real, las personalidades más notables; todo ayudaba a dar apariencia de legitimidad al estado, en ese sentido son realmente espectaculares las series de sellos y matasellos de la Unión Soviética, impresiona la variedad y cantidad de motivos empleados. Pero no sólo los sellos serían los sellos los encargados de ayudar a la difusión del estado, también los empleados de correos ayudaban a transmitir esa imagen.

El genial Jaques Tati hace una de sus primeras incursiones como director con su divertidísima sátira “escuela de carteros” o las tribulaciones de un cartero de provincias en la cuarta républica francesa, en este corto se puede ver claramente como se parece un cartero francés a un gendarme, un tema que explotaría también en su segundo film “Día de fiesta”.

Y ya antes otro francés Julio Verne había visto todo el potencial jacobino del invento y  había parido al más famoso de todos los carteros, Miguel Strogoff, el correo del zar. Donde ni más ni menos una carta y un héroe sirven al imperio ruso para evitar caer bajo la barbarie tártara. Algo que solo tiene parangón, aunque bastante menor, con la novela de David Brin “El cartero” una novela posapocalíptica donde vemos a la humanidad recuperar lo mejor de si misma en el momento que restablecen el servicio postal. (Hubo una versión para el cine hecha por Kevin Costner, muy mal considerada, pero que, sin ser nada del otro mundo,  me pareció que se dejaba ver).

Lo que es en mi caso no tengo esa visión idealizada de las cartas o el cartero tan habitual, mi experiencia es reducida en ele genero epistolar; por un lado la experiencia frustrante de la infancia, que tan bien recoge Calvin y Hobbes, de esperar semanas lo que prometían el Cola- Cao o los yogures, preguntando día tras día ¿ha llegado ya?,

Más tarde llegarían los desastres del amor y darme cuenta que no era precisamente Pushkin o Bequer escribiendo cartas. Y luego…, luego llegó el correo electrónico y creo que no he vuelto a escribir una carta (recuerdo que en aquellos tiempos pensaba que era una estupidez para adolescentes, “hotmail”, “mail excite” eran los proveedores más populares, traducibles como correo caliente y con semejantes nombres no podía esperarse nada bueno de ello).

De todas maneras mi imagen del cartero se quedo en los dibujos animados, o en como un perro acosa al cartero (no entiendo muy bien por que si en mi casa y en mis diferentes habitats nunca ha habido jardín, pero eso lo primero que viene a mi cabeza cuando pienso en un cartero, supongo que vi demasiada televisión de niño). Hoy me comunico mucho más antés, quizá no existe el palpito de esperar una carta, y el buzón solo se llena de facturas, pero sin duda que escribo mucho más. Peor lo tiene el estado que cada vez tiene más difícil hacerse presente. y lo curioso es que no sé si eso es bueno o malo. (tengo argumentos para ambas cosas)

Lo cierto es que el tema es muy sugerente, a medida que escribo me vienen fragmentos de películas, de novelas que voy desechando, como las cartas que reciben los soldados en guerra, puro derrotismo mal visto por las autoridades castrenses. O la película (o novela) “El cartero y Pablo Neruda”  una idealización que no me es especialmente simpática, pero que entiendo que agrade a tanta gente. O la carta más popular de la literatura. O…

Y sí esta entrada también habla de juegos de mesa, son pocos los dedicados a este tema tan apasionante, tan sólo he podido saber de tres títulos y no he jugado a ninguno, pero me veo obligado a incluirlos en esta entrada.

Thurn und Taxis (2006) este juego, con tan ilustre nombre, nos lleva a la Baviera preindustrial, donde los  jugador deberan competir por tener la linea de postas más eficiente. Un juego que cuenta con expansiones que  trasladan la acción a otras regiones, como Roma. Ignoro si también cambia el sistema de juego o es pura cosmética.

Pony Express (Última reedición 2009) En esta ocasión nos trasladamos hasta el lejano oeste, en un juego que es básicamente una carrera en la que se utilizan dados y cartas, para llegar antes que los rivales y para ganar en los duelos. Un juego de azar y de faroleo.

Message to Czar (Mensaje para el Zar). Un juego inspirado lejanamente en la novela de Jules Verne Miguel Strogoff, el correo del Zar. Me da pena leer las malas críticas que ha recibido, es una de las novelas de aventuras de las que mejor recuerdo tengo. Un juego donde los jugadores representan gobernadores que deben conseguir que alguno de sus mensajeros sea el primero en llegar hasta el zar atravesando un difícil trayecto. Pero el juego parece muy abstracto para el tema que trata (una característica muy alemana, por otra parte).

Y eso es todo, termino con una canción enorme de Vladimir Vysotsky “Carta desde el manicomio”

La voz de América. Tiempo de Jazz

Willis Conover, la voz del Jazz en la Unión soviética.

Volvemos con las cartas con historia, en esta oportunidad una del mazo del juego Twilight Struggle, el juego que simula la guerra fria que enfrento a la Unión soviética con los Estados Unidos de América. La carta en cuestión es “Voice of America” y que me permitira hablar, una vez más, de música en la URSS, esta vez Jazz y del cinismo que cubrió esta guerra donde unos decían luchar por la libertad y otros por el socialismo real.

la carta "Voice of America"

En el juego, “La voz de América” es una carta evidentemente norteaméricana, que se añade al mazo en el momento de la transición de “early war” a “mid war”. Es una gran carta para el jugador yanqui, no se elimina del juego al ser utilizada como evento, y permite retirar puntos de influencia soviéticos que de otra manera le resultaría muy complicado. Curiosamente, y contra lo que ocurrio realmente no está permitido jugarse sobre los países europeos. Y digo esto por que el principal objetivo de la Voz de America era la URSS, y luego, sus satélites.

La voz de América era, y es, una emisora de radio gubernamental que nació durante la Segunda Guerra Mundial y se utilizó sobre todó para dar cobertura informativa de los avances aliados en los territorios ocupados por los alemanes. Sin embargo el final de la guerra coincidió con el comienzo de la confrontación entre el bloque occidental y el bloque comunista. El telón de acero cayó, y el Departamento de Estado norteamericano pensó que la radio podía ser un arma tan eficaz como los misiles. Y oficialmente se declaro que su misión sería combatir la propaganda antiaméricana que el gobierno soviético hacía en la URSS.

En un primer momento se habilitó a buques de la armada como estaciones de radio “ambulantes” para conseguir transmitir a las regiones más alejadas. Pero Washington logró la colaboración de diferentes países europeos, entre ellos la España de Franco, donde instalar potentes equipos de transmisión. Al final de la guerra fría ya eran los satélites los encargados de transmitir los programas de “la voz de América”.

Es difícil de medir el impacto real de estas transmisiones, los boletines informativos, los testimonios de los avances capitalistas no impresionaron gran cosa a los ciudadanos soviéticos, al menos en los años 50 y 60 todavía estaban convencidos de que superarían a los norteamericanos y que si el régimen daba muestras de enfermedad, era cosa de una transformación desde dentro. Otra cosa era la música, buena parte de la programación de “La voz de América” era música de jazz, y eso volvía locos a muchos “ivanes”.

En radios como esta se escuchaba a VOA (fuente gulaghistory.org)

En palabras de Vladislav Zubok “La música y los programas radiofónicos norteamericanos ejercieron “suavemente” una enorme influencia en muchos jóvenes soviéticos. Antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial, el jazz y el swing norteamericanos habían sido objeto de repetidas prohibiciones en la Unión Soviética, y que se repitieron de nuevo cuando comenzó la Guerra Fría. Muchos jóvenes se acostumbraron a escuchar las transmisiones radiofónicas de la Voz de América de manera prácticamente exclusiva, debido a su programación musical. El número de aparatos de radio de onda corta presentes en los hogares soviéticos pasó de los quinientos mil en 1949 a los veinte millones en 1958. Al final de su vida Stalin ordenó que en 1954 quedara interrumpida la producción de aparatos radiofónicos de onda corta. Sin embargo, la industria soviética empezó a fabricar cuatro millones anuales de ese tipo de radios, principalmente por razones comerciales. Entre los programas más populares de la VOA destacaba Time for Jazz. Su pinchadiscos, Willis Conover, dueño de una fabulosa y profunda voz de barítono, se convirtió en el heróe secreto de muchos jóvenes de Moscú y Leningrado. Jóvenes que cantaban, sin entender buena parte de lo que decían, las canciones de Benny Goodman y Glenn Miller, y que escuchaban entusiasmados a Ella Fitzgerald, Louis Armstrong, Duke Ellington y las improvisaciones de Charlie Praker. Más tarde llegó Elvis Presley. Según distintas versiones, la VOA contaba con millones de radioyentes. En las tiendas no había discos de las estrellas de la música norteamericana, y conseguir uno se consideraba un verdadero milagro. A finales de los años cincuenta, las grabadoras empezaron a cambiar este panorama y permitieron un mayor acceso de la juventud soviética a la música occidental”. ( Vladislav Zubok, Un imperio fallido Ed. Crítica)

Poco puedo añadir yo a lo que dice Zubok, si acaso dejar constancia que Conover  también llevo éxitos como “Esta tarde vi llover” y enlazar con un par de “restos” documentales más:

manuscrito de Willis Conover de la programación Conover, Willis. Individual Program List 1967. UNT Digital Library. http://digital.library.unt.edu/ark:/67531/metadc108/. Accessed March 20, 2010.

U otro de sus programas, dedicado en exclusiva a Benny Goodman

Voice of America todavía existe hoy, su función sigue siendo la misma, se emite en 43 lenguas diferentes aunque no hay enemigos tan impenetrables como lo fue la Unión Soviética, en parte ayudado por las nuevas tecnologías, como los satélites e internet. No hace mucho se destruyeron las instalaciones que tenía Radio Liberty, la otra gran emisora anticomunista, que estaban en Cataluña.  La verdad es que desconozco el grado de colaboración entre VOA y Radio Liberty, pero apuesto que los grandes repetidores de Palls (Girona) sirvieron para llevar jazz hasta Moscú, mientras aquí, bueno mejor no hablar de lo que teníamos aquí.

Y al principio de la entrada hacía mención al cinismo, no sólo por colaborar con el Generalisimo, más bien por una cuestión que parece increíble. VOA, Voice of America, tiene prohibida su emisión en los EEUU desde 1952,en virtud a la ley Smith-Mundt, que prohíbe al gobierno federal el uso de los medios públicos como instrumento de propaganda en territorio norteamericano, a la vez que ampara la libertad de acción de las empresas privadas. Y aunque nunca ha sido reconocido oficialmente Voice of America era y es, propaganda. De hecho solo pueden acceder a sus contenidos congresistas, representantes de prensa, académicos y estudiantes con permiso para hacerlo.

Y para rematar la faena, hoy en día la Unión Europea tiene su particular “Voice of America”, se llama BelSat, y, como no podía ser de otra forma se encuentra en Polonia, el brazo del Departamento de Estado norteamericano en Europa, de hecho es financiado por el ministerio de exteriores polaco, la Unión Europea y el Departamento de Estado yanqui.. Su objetivo dar a conocer a Bielorrusia lo horrible de su régimen y las excelencias democráticas de Occidente.

Promo de Belsat

Promo de la Tv nacional de Belarús

Como se puede ver la guerra fría todavía no ha terminado en algunos sitios de europa (no digo nada de Cuba, o Venezuela, o China)

La rebelión de Tambov. Buntarstvo

I. Vladimirnov "Agitador en la aldea" 1922

Es el deber sagrado de los partisanos
El Barrer de la tierra como a la basura,
A los comunistas, los tiranos en el poder.
En Rusia truena:
A las armas, muchachos
Por la libertad vamos a morir!

(De una canción del ejército partisano del Partido de los Campesinos Trabajadores)

Con la entrada de hoy recuperamos una sección que ha perdido protagonismo en este blog, como era la de explicar la historia que tenían detrás algunas cartas que aparecen en los llamados “Card Driven Game”. No recuerdo bien si fue Roxelana la última protagonista de esta sección; si así fuera vamos a dar un salto de cientos de años y miles de kilometros ya que la carta de esta entrada es Buntarstvo (2) del juego “Triumph of Chaos” (2005, Clash of Arms). Buntarstvo es la palabra rusa para revuelta o rebelión.

Las revueltas contra los bolcheviques fueron bastante habituales, y el jugador blanco tendra en su mazo dos de estas cartas, Buntarstvo 1 que aparece en el mazo de 1919 y Buntasrtvo 2 que aparece con el mazo blanco de 1920. Buntarsto 2 es una carta que tiene mucha historia en sus lineas, dependiendo del azar puede activar bien la rebelión de Kronstadt, bien la Tambov, o con un poco de suerte ambas. Tanto Kornstadt como Tambov se merecen una entrada en este blog, pero al ser menos conocida la rebelión de Tambov voy a comenzar por esta última.

La catedral de Tambov (de wikipedia)

Tambov es un región que se encuentra a unos 500 kilometros al sudeste de Moscú, es un centro administrativo y sobre todo de gran riqueza agrícola. Tambov estuvo controlado por los bolcheviques durante buena parte de la guerra civil rusa, y debía ser una de las regiones que debieran soportar los cargas de alimentar y abastecer a la hambrienta población urbana de la zona “roja” en el contexto del llamado “comunismo de guerra”. En la medida que los campesinos de Tambov veían como cualquier excedente de grano era confiscado por las autoridades bolcheviques redujeron la producción. El aumento de la cuota de requisa y la mala cosecha de 1920 terminó por enfrentar a los campesinos de Tambov con los rojos, cuando en la aldea de Jitrovo se atacó al destacamento bolchevique encargado de recoger el grano.

Ivan Vladimirov "Retirada de grano a los campesinos"

Pero Tambov tiene algunas particularidades que lo distinguen de otros levantamientos campesinos, los llamados ejercitos “verdes” que luchaban contra la rapiña de los soldados blancos y rojos; en esta ocasión el movimiento lo lideró una organización política; la Unión de Campesinos Trabajadores, presidida por Tokmakov que abolió el poder soviético en la región y organizó una asamblea constituyente. También como suele suceder en estos casos, detrás de estos movimientos encontramos un liderazgo personal, similar al anarquista Majnó. A la rebelión de Tambov se la suele llamar al modo ruso Antonovchina recordando a uno de sus principales líderes Alexander Antonov, tal y como a la rebelión de Majnó se la conoce como la Majnochina. Pero en este caso el verdadero jefe político y militar de la rebelión de Tambov fué Piotr Tokmakov, antiguo general del ejercito zarista, y por lo que  parece que no ha sido él, si no Antonov, quién ha pasado a la historia. En el propio juego de Triumph of Chaos los ejércitos que pone en juego la carta de Buntarstvo se denominan “ejércitos de insurrección de Antonov I y II”

Piotr Tokmakov, el líder de la rebelión de Tambov

El programa de la Unión de campesinos trabajadores era un claro desafió a las autoridades bolcheviques y les acercaba mucho a posiciones de los ejércitos blancos. Se deseaba un final de la guerra civil negociado con las potencias extranjeras, una economía de mercado garantizada por estas mismas, etc, etc. (programa de la Unión de Campesinos Trabajadores)

Piotr Tokmakov reclutó unas fuerzas considerables,  a los campesinos se les unieron numerosos desertores del ejercito rojo, las fuentes los calculan en torno a los 50.000-100.000 miembros, organizados en dos ejércitos de infantería (Antonov comandaría el 2º ejercito) y uno de caballería.

Alexander Estepanovich Antonov, destacado miembro de la rebelión

La rebelión continuó, y alcanzó su punto álgido en febrero de 1921, cuando los rebeldes controlan prácticamente toda la región e interrumpen el trafico ferroviario entre Moscú y los Urales.  Pero en la primavera de ese mismo año, tras la derrota del general blanco Wrangel en el sur y el fin de la guerra polaco-bolchevique, Trotski tiene oportunidad de dirigir su atención a la zona rebelde. Y manda a Tujachevski y Antonov Osenko con la Cheka para acabar con la rebelión de Tambov.

Y ni Tujachevski ni Antonov se andarán por las ramas; se utilizaran armas químicas para desalojar a los partisanos de los bosques, se recluirá a los familiares de los rebeldes en campos de concentración, se harán rehenes en las aldeas  y serán amenazados con fusilarlos de inmediato a no ser que se entreguen los partisanos y se devuelvan las armas, etc, etc,

A finales de verano de 1921 los ejercitos de Tambov son derrotados, solo permanecen pequeños grupos de partisanos. Tokmakov ha muerto durante alguno de los combates y es enterrado en secreto. Antonov huye a los bosques y continua su lucha partisana hasta 1922-1924 donde muere en un enfrentamiento con la Cheka. Es enterrado en una fosa común junto a su hermano Dmitry.

La represión en Tambov llevó al internamiento en campos de concentración de 50.000 mujeres, niños y ancianos. Además se calcula que en torno a las 200.000 personas murieron en los dos años que duró la rebelión de Tambov.

Mujeres y niños rusos en 1920 (desconozco si son de Tambov, pero ilustran un artículo decidaco a ellos en "gulag"

La ironía del destino de Tambov es que 1921 fue el año del fin del “comunismo de guerra”, el 10º congreso del partido bolchevique de marzo de 1921 había aprobado la introducción de la NEP (la nueva política económica), que permitía a los campesinos vender sus excedentes. La NEP llegó demasiado tarde a Tambov.