Vampiros, epidemias y juegos de mesa

En el clasico del cine de Murnau, Nosferatu, las autoridades de Bremen, tras  registrar el barco que ha llevado al conde más famoso hasta su ciudad y comprobar que toda la tripulación ha muerto, llegan a la no tan erronea conclusión de que un extraña enfermedad ha llegado junto con la nave. Todo cuanto pueden hacer es advertir:

“La peste ha llegado. Cierren sus puertas”

Y es que estos días asistó alucinado al tratamiento que estan dando los medios de comunicación a la epidemia de gripe “porcina”. Y cuando digo todos, es que digo todos, desde las grandes cadenas de televisón hasta el más pequeño blog, pasando por los periodicos nacionales, radios locales o cualquier otra forma de expresión. Ni siquiera yo me he podido escapar al tema de moda. La culpa se la cargo ha mi suegra, que viviendo a 3.000 kilometros de su yerno, hija y nieta preferidos ha llamado preocupada por que había oído que en Barcelona se habían detectado algunos casos. Y si en un país como Bielorrusia están tan puestos al día con la evolución del virus v1n1 es que algo marcha mal. Y con lo de mal no me refiero a la epidemia, o pandemia, como prefieran llamarla.

Por supuesto que habra quien me acuse de banalizar una cuestión grave, ya que, de hecho, ha provocado la muerte de cientos de seres humanos.  Pero más grave es lo que hacen algunos de los medios de comunicación empeñados en aterrorizar a sus audiencias. Rapidamente la han comparado con la Gripe Española de la segunda decada del siglo XX, y nos han recordado los millones de muertos que provocó y como sus comienzos fueron tan suaves como las de esta.

Parece un chiste, la mortalidad provocada por la Gripe Española amenazan con detener a la industria de la muerte

Claro, pero uno no puede si no analizar las cifras, los datos estadisticos y sociólogicos, y se pueden comprobar varias cosas. Que en el primer mundo no pasa de una gripe fuerte que se salda con un tratamiento antibiótico, que se mueren sobre todo en países del tercer mundo o en zonas tercermundistas de los llamados paises en vias de desarrollo. Que en el mundo han muerto desde que se desató la pandemia más personas por accidente de coche que por gripe porcina. Que en España en el último año el paro ha crecido en 2.000.000 de personas, los que nos da unos 5.400 casos diarios, y contra esto no parece haber vacuna. Y el paro mortal no es, pero al que lo padece le provoca grandes quebrantos físicos y morales.

Las pandemias pertenecen al genero de “Mis terrores favoritos“, que diría el gran Chicho Ibañez Serrador, y los medios lo saben muy bien, y las catastrofes son siempre fuente de ventas -recuerdo una novelita que leí de adolescente protagonizada por un joven periodista alemán en la Republica de Weimar, sin tener nada que contar se inventa un terremoto, me parece que en Nicaragua, y le pone una alta cifra de muertos, si no no interesa- y si  es una epidemia, miel sobre hojuelas.

La literatura, el cine y, por supuesto, los juegos tienen muchos ejemplos de pestes y plagas. Los vampiros, los zombies no dejan de ser variantes de pandemias. Aunque hay ejemplos tan hermosos como La Peste de Albert Camus o Ensayo sobre la Ceguera de Saramago. Por supuesto hay best sellers como los de Crichton “El sindrome de andromeda“,  Stephen King “La danza de la muerte” que me lo han hecho pasar realmente mal. Y películas de vampiros, zombies y  pandemias varias hay incluso más que libros, aunque en mi recuerdo sólo sea capaz de destacar ahora Nosferatu de este genero.

Pero vamos con los juegos, las pandemias, o epidemias, han participado de la historia de la humanidad desde sus comienzos. Así no será de extreñar que aparezcan en los juegos de mesa que se etiquetan como de “simulación histórica”, y sus efectos van desde la categoria de desastre ha simplemente efectos testimoniales, depende del juego.

En Civilization, uno de los grandes clasicos de los juegos de mesa, la epidemia es una de los factores que pueden diezmar la población de nuestro recien nacido imperio. Como las ideas perniciosas, las epidemias se contraen con el contacto con los imperios rivales, y ese contacto es el comercio. Fuente de riqueza en la mayor parte de las ocasiones, pero que puede resultar en una autentica caja de Pandora.

Unos poco miles de años más tarde encontramos Onward Christians Soldiers juego dedicado a las tres primeras cruzadas, donde la peste, también en forma de carta, y el azar pueden acabar con más de un ejercito.

Parecido procedimiento sigue Machiavelli, el juego que recrea la política conspiradora de la época del renacimiento. Una tabla y unos dados pueden llevar la desgracia de la peste y el hambre a las ciudades más prosperas y tranquilas.

En la Era Moderna, concretamente en el periodo de la Reforma Protestante, está el mágnifico Here I Stand. Aquí las epidemias, también con forma de carta, juegan a favor de los jugadores. Una epidemia, como comprobó Cortés en las calles de Tenochtitlan, propicia las grandes conquistas. Y en este juego desencadenar la viruela supone un valioso modificador para colonizar el Nuevo Mundo.

Ya en el periódo contemporaneo podemos encontrarnos la famosisima “Gripe Española” en un juego como Paths of Glory. Fue durante la Primera Guerra Mundial cuando tuvo su periodo de actuación, y en Paths of Glory, no podía faltar, aunque fuera con las cartas de expansión. Una carta aliada cuyo evento produce el mismo efecto en ambos jugadores, no podran obtener reemplazos en el turno que está se juegue. Obviamente el jugador de las Potencias Centrales es normalmente quién más necesidad tiene de ellos.

Y por último, el Triumph of Chaos, juego dedicado a la Guerra Civil Rusa, donde el autor abraza arriesgadamente la teoría de los bolcheviques como iniciadores de la guerra bacteriologica contemporanea a cuenta de una epidemia de tifús. Sea como fuera la epidemia existió, y en este juego, el jugador bolchevique practicamente nunca jugara esta carta como evento. Demasiado azarosa -un 1 con un dado de 6- para gastar 3 valiosos puntos de operaciones.

Pero el juego más apropiado al tema no viene de ninguno de estos juegos pomposamente denominados como “simulación histórica”, no, en realidad estos días on propicios para jugar al Pandemic.

Pandemic pertenece a la escuela de los eurogames donde las virtudes de la mecánica de juego están por encima de cualquier pretensión de simulación real.

Pandemic es un juego donde los jugadores deberan colaborar para derrotar al propio juego antes de que la humanidad perzca victima de una pandemia. Más detalles de este juego en la estupenda reseña de WasQ en Charlas de Mecatol Rex.

Dos cosas para finalizar.

-Veo que en la mayoria de los juegos las epidemias se transmiten por carta, no olvideís compraros las fundas protectoras en vuestra tienda habitual.

- Leo por ahí que “plague” en inglés se traduce por peste, y que “pest” por plaga. Que curioso.

About these ads

5 pensamientos en “Vampiros, epidemias y juegos de mesa

  1. La cobertura mediática de la cacareada pandemia ha sido y sigue siendo un absoluto escándalo. Simplificando mucho la cuestión se ha creado un alarmismo a todas luces innecesario sobre un nuevo virus gripal relativamente benigno simplemente para “vender más”.

    Si hay alguna epidemia global auténtica y aterradora en todo esto no es sino la de la desinformación que se ha producido a pesar de (¿o quizás gracias a?) vivir en el mundo más y mejor informado y comunicado de la Historia.

  2. La desinformación ha sido la gran protagonista y en consecuencia los bulos se vonvierten en verdades.Cuando lo más sencillo seria admitir que:
    El virus de la gripe muta cada año y que cada 10-20 años se produce una mutación más bestia.
    Que esta mutación lógicamente incidira más en paises con un sistema sanitario deficiente y acomapañado de una falta de higiene, consecuencia lógica de los desequilibrios que soportan los paises del tercer mundo.
    Que los portadores del virus siempre son cerdos y aves de corral.
    No deja de ser curioso que la gripe española se iniciara en los Estados Unidos, con la sifilis ya paso lo mismo bautizandola con el nombre de los vecinos más “apreciados”.

  3. Buen artículo, es increíble lo bien que los medios sacan tajada de estas cosas, y lo bien que traga la gente (incluyome) con este tipo de cosas. Esta gripe , todavía ha matado bastante menos gente que la muere todos los años de la gripe “humana” o estacional y en el “primer mundo” (por llamarlo de alguna forma) está muy lejos de las cifras de los muertos en carretera o por suicidios. Pero eso claro, no es portada porque no vende y además no interesa a ciertos grupos de influencia (nunca mejor dicho). Que bien que los millones que nos dejamos en el famoso tamiflu que no servía contra la anterior gripe parece que si sirven contra esta y menos mal que no han caducado ;-).

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s